sábado, 23 de mayo de 2009

LECTURAS SETENTERAS


Es una curiosa sensación cuando te encargan una portada de un autor que ha estado, en cierto modo, ligado a tu infancia. En los años setenta los libros del autor germano-danés Sven Hassel no faltaban en la mayoría de estanterías españolas haciendo compañía a Papillon de Henri Charrière y Archipiélago Gulag de Solzhenitsyn; aquel libro que todos tenían pero que no conozco a nadie que lo hubiera acabado.
Wheels of terror (Ruedas de terror) es el nombre de las ediciones inglesas del libro aquí conocido como Los panzers de la muerte que, según los seguidores de la obra de Hassel, es el mejor de la serie en que este autor describe sus supuestas experiencias en el frente ruso integrado en un batallón disciplinario alemán. Digo supuestas porque los libros de Hassel están bastante cuestionados como obra autobiográfica pues abundan algunas incongruencias; entre ellas, personajes que mueren y luego resucitan en plan aquí no ha pasado nada como el sargento Bloom - alias Barcelona Bloom-, un excombatiente de la guerra civil española.
Lo cierto es que su primera obra, La legión de los condenados, conoció un éxito avasallador y se tradujo a multitud de idiomas. Hassel se estableció en Barcelona y continuó escribiendo. Su última -e infumable- novela es El comisario publicada en 1985. Hassel decide entonces trasladarse a Marbella donde lleva una vida a lo J.D. Salinguer, retirado del mundo y negándose a conceder entrevistas. Hay quien dice incluso que el ya nonagenario escritor ha fallecido pero el hecho no ha sido anunciado públicamente… en fin, un misterio más en la polémica biografía de Sven Hassel.