miércoles, 16 de septiembre de 2020

 El profesor Hugo Refractivo está exultante. Mañana se dirigirá a Estocolmo para recibir el Premio Nobel por su descubrimiento: la Invisibilina, una sustancia que convierte a cualquier ser en invisible. Hugo ha llevado a cabo el proceso consigo mismo y ya tiene preparado su frac. “Causaré sensación entre los asistentes cuando vean un frac flotante agradeciendo el premio” - Piensa Hugo que siempre ha tenido sentido del espectáculo. En ese momento entra en el cuarto Una, su mujer.

-¡Hugo, me tienes más que harta! –.le recrimina Una-¡Meas fuera de la taza del váter y dejas el suelo perdido!

-Compréndelo, cariño –se disculpa Hugo-. No puedo dirigir correctamente el chorro de la orina porque no lo veo.


  Una sale de la habitación dando un portazo dejando a Hugo aturdido mirando el frac. Lo ha desplegado completamente sobre la colcha y tiene un aspecto inquietante, como si su dueño se hubiera volatilizado en una explosión nuclear. “Tengo que arreglar esto” –se dice, y entonces recuerda que Susan Storm, la Mujer Invisible de los Cuatro Fantásticos, tiene una web en la que comenta y aconseja sobre las vicisitudes de la invisibilidad. Hugo le escribe pidiendo una solución a este problema y Susan no tarda en responderle:

-Mi querido profesor, haz como yo: mea sentado.

-¡Claro, eso es! –Hugo aplaude alborozado a la pantalla del ordenador.

Al día siguiente, Hugo agradece emocionado el premio entre ensordecedores aplausos de los invitados, aunque éstos sólo ven su frac y sus gafas de carey. Tras un breve discurso Hugo empieza a bajar la escalera entre el escenario y el patio de butacas y entonces se precipita escalones abajo dándose un buen trompazo.

Otro problema, qué difícil es bajar una escalera cuando uno no se ve los pies.

FIN

Otro descubrimiento del Profesor Sibelius.

Frodo nos enseña lunfardo:

Bienvenido un nuevo personaje ¡Segis!
RECETA: ENSALADA NIZA. Foto:Silvina.

Muy refrescante. Con huevo duro, atún, anchoas, rábanos, lechuga de cualquier tipo, tomates cherry y -opcional- unas pipas de calabaza pasadas por la sartén.

lunes, 7 de septiembre de 2020

JUSTICIA CAFETERA

 

El empresario Vito Expreso abrió  un Starbucks en el casco antiguo. Poco después recibió una invitación a cenar en el local de la Asociación de Cafeterías del barrio. “Estarán interesados en abrir más franquicias” –se dijo Expreso.

La cena se celebró en la sede de la asociación, en ese momento cerrada por cortesía de su  presidente, el señor Trifásico. Los otros comensales eran el señor Moka,  la señora  Bonka, el señor Torrefacto y el señor Recuelo; todos propietarios de cafeterías en la zona.

 La esplendida cena finalizó con una degustación de Kopi Luwak, el café más caro del mundo, elaborado con grano digerido y luego evacuado por civetas de Indonesia,  los jugos gástricos del animal le otorgan un sabor muy especial (NOTA: ese café existe de verdad) Expreso se retrepó en su silla:

-Soberbio café. Acaramelado con notas de chocolate. Una delicatesen… Expreso se interrumpió al advertir que los cuatro hosteleros le miraban con expresión grave y curiosidad de entomólogos.

-Se lo ha tomado hace quince minutos –farfulló enigmáticamente la señora Bonka consultando su reloj-. Creo que ya ha pasado suficiente tiempo.

-¿Tiempo? ¿De qué hablan? –preguntó Expreso desconcertado.

-Esto no es una cena amigable, señor Expreso –atajó el señor Trifásico-. Somos los miembros de un tribunal encargados de librar este barrio de lacras como el Starbucks.

-¿Tribunal? ¿Están locos? –Expreso notó la primera punzada fuerte.

 -Y la sentencia es que usted está a punto de morir envenenado –aclaró lúgubre el señor Torrefacto-. Ese café cagado por civetas llevaba batracotoxina, un veneno letal producido por ranas colombianas. Nosotros le acusamos…

-… de servir brebajes con nombres de payaso de circo como frapuccino, mocalatte y caramel macchiato a algo tan respetable como es el café   –intervino el señor Moka.

-De albergar en su establecimiento clientes impresentables. Una caterva de pedantes tumbados en sofás dándoselas de escritores con sus ordenadores portátiles.-añadió la señora Bonka-:” ¡Mírame! Soy el nuevo enfant terrible escribiendo mi gran novela con un Rapsberry Passion Tea en la mano…” ¡Qué asco de gente!

-¿Y qué es eso de darte un vaso con tu nombre? –clamó el señor Recuelo-. ¡Cómo los perros que han de beber en su cuenco que pone “Pulgoso” o “Rin Tin Tin”!!!

Pero Expreso ya había empezado a poner los ojos en blanco antes de caer desplomado. La batracotoxina es fulminante.

Como ya habían convenido, se presentaron poco después los hermanos Wan y Tun, propietarios del restaurante chino El feliz Chop Suey y se llevaron el cuerpo inerte de Vito Expreso. Qué bonita es la solidaridad entre comerciantes de barrio.

FIN

EL SAGAZ PROFESOR SIBELIUS


Frodo con su mítica sección HUMOR ARGENTINO


RECETA: CALAMARES ENCEBOLLADOS. Foto: Silvina


Después de cortar la cebolla ponerla a freír en aceite con fuego mediano. Añadir un poco de sal y remover hasta que la cebolla se vea blanda. Entonces añadir los calamares cortados en anillos. Remover, subir el fuego y verter coñac. 

Remover todo para que el alcohol se evapore y añadir crema de leche o nata para cocinar.

Tapar la sartén o cazuela y dejar cocer los calamares con la salsa 15 m. con el fuego al mínimo.

Recomiendo acompañar el plato con arroz.

 


viernes, 28 de agosto de 2020

ENFRIAMIENTO GLOBAL. Y más cosas...

 

Mi vecino instaló el aparato de aire acondicionado al revés. Se enfrió todo el exterior. Al día siguiente el hombre del tiempo apareció en televisión muy confundido: "Estamos en verano y se supone que hoy iba a hacer calor."

MELMOTH: VACACIONES OBLIGADAS BAJO PENA DE MUERTE


 Se ha dictaminado en todo el planeta viajar en agosto, y el que no lo haga, se le aplicará la pena de muerte. Dos meses antes de las vacaciones la gente va al psicólogo por la angustia de los viajes. Los psicólogos preparan a los pobres desgraciados a enfrentarse con las temibles vacaciones: el estrés que representa preparar el equipaje, los aeropuertos, los vuelos cancelados a última hora, los controles de temperatura, los robos, la masificación en los cruceros y el no ver nada de interés en un mundo destruido, feo, repetitivo, rutinario, masificado, decadente, falso, decorativo, carísimo, de mala calidad, mal servicio, cansancio, aburrimiento y soportando todo el día a la pareja y a los niños. En este mundo la gente está loca por volver a casa y deshacerse de los críos y de sus parejas. Veamos un típico encuentro semanas antes de agosto.

-Hola, Julia. ¿Adónde te ha tocado ir este año de vacaciones? – le pregunta su mejor amiga con pena.

Julia le responde como si de un funeral se tratara:

-Acapulco, hija, Acapulco.

-Te acompaño en el sentimiento. Menuda catástrofe. Se dice que se ha vertido millones de litros de líquido fecal en sus playas...

- ¡No me lo recuerdes! Y a vosotros, ¿dónde os ha tocado ir?

-Ay, realizar un recorrido a pie por las cenizas del Amazonas.

Ambas se abrazan y se ponen a llorar desconsoladamente. Julia dice entre sollozos que a su hermano, cuñada y sobrinos les ha tocado ir en un crucero que ha estado en alta mar durante dos meses con veinte mil pasajeros confinados por la tragedia de la covid-19; y lo peor de todo es que no será desinfectado.

En el diario El país hay un artículo que habla sobre la catástrofe ocurrida en Acapulco titulado “Acapulco lucha contra el desastre”, y allí se dice: “El ansia por salir cunde entre los turistas...”.


 Ahora la isla Mauricio está cubierta de mierda negra. Antes del desastre había un montón de turistas que ya tenían reservados los hotelitos, sombrillas de hojas de palmera muerta, cócteles de daiquiris en copas cónicas y toda la parafernalia que se requiere para ser un auténtico y odioso guiri. ¡Noooooo! Han gritado las gordas y blancuzcas marujas tatuadas. Y ahora ¿qué coño hacemos? Se les ha denegado la devolución del dinero y las agencias de viajes no se hacen responsables aduciendo que la isla Mauricio no ha cerrado el parque temático y que se puede ir allí.

- ¡Pero si todo está negro de petróleo! - Gritan las gordas blancuzcas tatuadas cargadas de hijos y con el colesterol por las nubes.

-Lo sentimos, gordas – dicen los tipos y tipas de las agencias – Las autoridades competentes no han declarado “zona de catástrofe” y no estamos obligados a devolverles su dinero. No sé si ustedes, aparte de comer como guarras, tatuarse hadas en los hombros, parir como conejas, mojar el pan en la salsa y no tener ni el más mínimo conocimiento de geografía, que Mauricio, no es solo el nombre del personaje de aquella horrorosa serie española llamada Aída, sino que también es una nación insular en el océano Índico, y no solo por sus playas, lagunas y arrecifes, sino por su “Parque Nacional Gargantas del Río Negro”. Y ahí es donde van a ir, sebosas repugnantes y por la gloria de mi madre, porque podrán contemplar con toda su majestuosidad, y como su propio nombre indica, el buque japonés MV Wakashio ha colaborado con la causa vertiendo 3.800 toneladas de combustible y 200 toneladas de gasóleo en el nombre de “Gargantas del Río Negro”. Además, putas gordas, no sé si saben que allí hay una especie muy curiosa de zorros voladores. A esos no los van a ver, porque han volado sabe Dios hacia dónde.

Este relato está a la espera de la siguiente catástrofe…

FIN

 
EL PROFESOR SIBELIUS SE ENFADA


¡VUELVE FRODO Y SU HUMOR ARGENTINO!


LA RECETA: FAJITAS MEXICANAS

Foto: Silvina.


 Necesitaremos: pechuga de pollo o un bistec de ternera (me gustan las fajitas mixtas) 1 paquete de tortillas de trigo. 1 bote de salsa para tacos Old El Paso. 1 sobre de sazonador para fajitas. Cebolla, Pimiento rojo. Queso cheedar en láminas.

Sofreír en aceite o en la plancha el bistec y el pollo cortado en tiras finas. 

Saltear en la sartén la cebolla y el pimiento. Cuando se vean cocidos añadir 2 cucharadas soperas de sazonador y remover. Agregar la salsa (también puede quedar bien sin salsa o con un poco de concentrado de tomate) En una sartén grande pasar las tortillas.

Sobre las tortillas poner 1 lámina de queso y el guiso de pollo, bistec, cebolla y pimientos.

Envolver las fajitas y a servir. Recomiendo unas gotas de tabasco.


viernes, 14 de agosto de 2020

EL GUIRIVIRUS

 

Sucedió así: una extraña plaga se extendió por Barcelona y sólo atacaba a los turistas. Los gérmenes se apoderaban de un turista, en cuestión de segundos éste quedaba reducido a un esqueleto y esos billones de virus quedaban libres para atacar a otros extranjeros. Lo más insólito es que ese ejército de bacilos nuevos únicamente actuaba dentro delos límites de la ciudad. No se daban casos entre los turistas de las playas o el campo.

El secretario informó de todo esto al alcalde, un hombre de mediana edad con permanente cara de sosiego, como si la cara no encajara en los huesos.

-Bien-… dijo el alcalde- Que los turistas supervivientes refugiados en los hoteles sean desalojados en vehículos con filtro antigérmenes  y trasladados a los aeropuertos fuera de la ciudad.

 Mientras los hoteleros se desesperaban y los bacteriólogos estudiaban posibles vacunas contra la epidemia ya conocida como el Guirivirus, los ciudadanos salían a recuperar su espacio por una ciudad más vacía y silenciosa.

-Señor alcalde –dijo el secretario días después-: la gente está inquieta y descontenta.

-¿Es que echan de menos a los turistas? –el alcalde alteró su permanente cara de sosiego.

-Tienen la sensación de vivir en una ciudad fantasma –informó el secretario-. Un decorado de cartón piedra sin gente y con tiendas de souvenirs. ¿Quién compra ahora platitos con la Sagrada Familia o castañuelas con dibujos de toros?

-Hummm… -el alcalde cerró los ojos y se frotó el puente de la nariz.

Y aquí es donde entro yo: Horacio Histrión, actor en paro e hijo del secretario del alcalde. Mi padre me ha enchufado en el casting del ayuntamiento para representar a turistas que se pasean por la ciudad. Esta mañana somos unos cuarenta reunidos en torno al director que nos reparte los papeles:

-Tú –me señala a mí-, harás de turista que se queda embobado frente la carta de los helados. Tú, de turista borracha de sangría que se baña en una fuente pública. Tú, de turista con camiseta pasada de moda de Ronaldo. Tú…

FIN

¿Creían que se habían librado de mis chistes malos?

Melmoth nos plantea un interesante dilema al viajar en avión: 

ACROFOBIA

Personalmente, encerrado en un espacio diminuto y con suerte al lado de un pequeño ventanuco, no tengo tanto la sensación de que estoy volando; en todo caso, puedo suponer que alguien y algo me están llevando de un sitio para otro por el cielo, partiendo de la tierra llana para volver a la bendita tierra llana. Y rogando en todo momento para que este trayecto sea lo más plácido y corto posible.

 Lo que más me consuela de mi incurable acrofobia es que no soy el único en la tierra (nunca mejor dicho). Para algunos pasajeros de avión no es fácil aceptar el hecho de que durante unas horas se encuentran más altos que el Everest, a otras les resulta insoportable estar encerrados en un habitáculo de reducidas dimensiones sin apenas poder moverse y sin ver nada más que los techos de las nubes en el caso de ser un afortunado con ventanuco.

Me gusta ver pasar los diminutos aviones, apenas un destello ante la omnipresente mirada del sol. Me gusta, en los atardeceres, cuando la estela va cambiando de color rosa a magenta según avanza la puesta de sol, suele ser un momento mágico para mí. Nunca, desde mi infancia hasta ahora que soy una persona aparentemente más que adulta, he podido sustraerme a la visión de los aviones arando el cielo preguntándome: ¿CREEN QUE ESTÁN VOLANDO O QUE VAN DENTRO DE UN APARATO QUE VUELA?

EL PROFESOR SIBELIUS HA ESCRITO UN POEMA

LA RECETA: TALLARINES A LA FIORENTINA

Necesitaremos: tallarines, salsa de tomate, crema de leche, cebolla, setas secas, jamón dulce, (o lacón o  jamón canario)

Mientras hierve el agua salada y se cuece el agua para las setas, dorar en una sartén la cebolla cortada bien fina, añadir salsa de tomate, escurrir las setas reservando un poco del agua de la cocción e incorporarlo al sofrito junto con el jamón cortado a tiras delgadas. Bajar el fuego al mínimo. Añadir la crema removiendo con una cuchara de madera. Sazonar con sal y pimienta. Cocer la pasta al dente, escurrir y  servirla con la salsa.

Buon appetito!


lunes, 3 de agosto de 2020

LA EXTRAÑA LLAMADA


Flechazo en la barra de la coctelería DALEK. Udo y Lina piden dos Manhattan y se disponen a intercambiar sus números de teléfono. Udo dice:
-Dejé el móvil en casa cargándose, éste es el número: 555675 399.
-Vamos a ver si no me has engañado -dice Lia con un guiño marcando el número.
-¡Pero si no hay nadie en casa -ríe Udo. La risa se queda en suspenso al oír un chasquido y leer los segundos que corren por la pantalla, alguien ha contestado.
-Hola. Es una comprobación -responde Lia-. Sí, te lo paso.
Udo se acerca el móvil al oído. Una voz familiar atraviesa el hilo telefónico estallando en el auricular. Es su propia voz:
-Hola. Soy tu yo del futuro... y deberás coger el teléfono porque te llamarás desde el pasado. Ahora cuelgo.
Después de otros dos Manhattan Udo y Lia ya han olvidado el incidente. Practican sexo apasionado en la cama de Udo. Éste tiene la inquietante sensación de ser observado. "Bueno, piensa, soy yo mismo. Es casi como hacerlo frente a un espejo. 
Al mediodía Lia se ha ido y el yo del futuro sale desperezándose del cuarto de invitados. "Viajar por el tiempo es como viajar treinta horas en clase turista." -dice.
-Oye, ¿tengo algún futuro con Lia? Es una fiera en la cama.
-Lo siento. No puedo intervenir en el pasado, eso trae consecuencias catastróficas. ¿Puedo quedarme un tiempo? Pago la mitad del alquiler.
-Vale -asiente Udo.
FIN
Y por si alguien se anima:
CÓCTEL MANHATTAN
Hielo. 2/3 Whisky. 1/3 Vermut rojo.
Mezclar y servir en copa de cocktail.
LA FRIOLERA. UN EXPEDIENTE-X
FRODO Y SU MORDAZ HUMOR ARGENTINO

EL GRAN MELMOTH VUELVE CON SUS PERDIDOS Y EXTRAÑOS (Hoy no hay Sombra)

Un Perdido se pasó la vida buscándose así mismo, y cuando creyó encontrarse, no supo qué hacer con los dos.

***

Un Extraño se aventuró a la búsqueda de la Verdad Absoluta, pero no sin antes preparase como era debido. Se fue a comprar los utensilios al Capitán Tapioca y al Decathlon. Se puso en marcha y la encontró de inmediato y allí se quedó, desprendiéndose del uniforme de explorador y colocándose las zapatillas de estar por casa.

***

RECETA: HUMMUS DE GARBANZOS.

Ligera, exótica y muy fácil de preparar. Foto: Silvina.


Necesitaremos: 200 gr. de garbanzos cocidos. Tahín (crema de sésamo, se encuentra en los grandes supermercados o locales de comida exótica) Pimentón. Zumo de limón. 2 dientes de ajo. Aceite de oliva.

Introducirr los garbanzos en un cuenco de batidora con 2 cucharadas soperas de Tahín, los ajos, 1 cucharadita de pimentón picante. 2 cucharadas soperas de aceite de oliva. 1 cucharada de café de zumo de limón y (opcional) 1 puñado de semillas de sésamo.

Triturar todo hasta formar una salsa cremosa. Disponer en cazuelitas y dejar reposar en la nevera 1 hora como mínimo. Mojar en pan de pita o verduras cortadas en bastoncitos.

Y les dejo con la siempre optimista Mariví:





martes, 21 de julio de 2020

LA MÁQUINA DEL TIEMPO... y más cosas


Basado en un relato de Fredric Brown.
Herbert George Wells, recostado cómodamente en un sillón, termina de leer el periódico y decide dar un corto paseo. Es una bochornosa tarde de finales de verano. Al pasar por delante de la casa de su vecino Alosius Hetz -un brillante científico de origen checo- ve la puerta de su taller-laboratorio abierta, seguramente para mitigar el calor. En ese momento Hetz, que conoce a Wells y también su obra, se asoma e indica al escritor que se acerque con gestos que denotan gran excitación. Wells tiene que bajar dos escalones que crujen y entonces descubre un extraño artefacto.
-¡He creado la máquina del tiempo! -anuncia Hetz con voz entrecortada por la emoción.
-¿Y cómo funciona? -pregunta Weels vivamente interesado.
-Hay que poner aquí la fecha a la que se quiere viajar y tirar de esa palanca -responde Hetz-. Hay que poner aquí la fecha a la que se quiere viajar y tirar de esa palanca -responde Hetz.
-¿Y cómo funciona? -pregunta Wells vivamente interesado.
-¡He creado la máquina del tiempo! -anuncia Hetz con voz entrecortada por la emoción.
Wells tiene que bajar dos escalones que crujen.
 El escritor y el científico están sentados uno frente al otro enfrascados en una partida de ajedrez que no jugarán hasta dentro de tres meses. Es un frío día invernal y los troncos arden en la chimenea bajo los adornos de Navidad. Hetz avanza su torre y sonríe:
-Pero, claro, ahora tengo que hacerle unos ajustes para una mayor precisión -dice.
-¿Y cómo funciona? -pregunta Wells vivamente interesado.
-¿Y cómo funciona? -pregunta Weels vivamente interesado.
-Hay que poner aquí la fecha a la que se quiere viajar y tirar de esa palanca -responde Hetz-. Hay que poner aquí la fecha a la que se quiere viajar y tirar de esa palanca -responde Hetz.
-¿Y cómo funciona? -pregunta Wells vivamente interesado.
-¡He creado la máquina del tiempo! -anuncia Hetz con voz entrecortada por la emoción.
Wells tiene que bajar dos escalones que crujen.
El escritor y el científico están sentados uno frente al otro enfrascados en una partida de ajedrez que no jugarán hasta dentro de tres meses. Es un frío día invernal y los troncos arden en la chimenea bajo los adornos de Navidad. Hetz avanza su torre y sonríe:
-Pero, claro, ahora tengo que hacerle unos ajustes para una mayor precisión -dice.
-¿Y cómo funciona? -pregunta Wells vivamente interesado.
FIN
El profesor Sibelius se ha ido de vacaciones, pero vuelve Frodo y su HUMOR ARGENTINO:
MELMOTH: EL HOMBRE DEPRIMIDO

 Un hombre sexagenario se presenta en la consulta del médico y le habla de sus problemas. Se siente triste y abatido; nada le atrae ni le interesa en la vida y su permanente melancolía se transmite a su entorno, que sufre por ello.
- ¿Has probado a viajar? – le pregunta el médico tras haberle examinado.
-Yo no paro de viajar – responde el hombre deprimido -. Toda mi vida no es más que un viaje.
-Aparentemente no tiene usted nada grave.
-Ya lo sé.
-Habría que sacudirlo, interesarle en algo. Mire, tengo una idea. ¿Y si fuera usted al circo? Sí. Hay un payaso muy famoso que se llama Popoty. Seguramente habrá oído hablar de él. Según parece, nadie se resiste. Debería usted ir a verle. Podría venirle bien.
-No puedo – dijo el hombre.
- ¿Por qué?
-Porque yo soy Popoti.
FIN
LA RECETA: POLLO CON SALSA DE CEREZAS
Venga, a aprovechar que es época de cerezas. Foto: Silvina.
Deshuesar las cerezas -es algo pesado, recomiendo hacerlo escuchando música- y luego sofreír los trozos de pollo.
Cuando el pollo se vea doradito reservarlo en un plato, sazonar con sal y pimienta y en el mismo aceite freír cebolla picada.
Cuando tome color añadir las cerezas, remover, verter un vaso de vino blanco (también se puede hacer con cava o jerez) y dejar reducir un poco.
Triturar la mezcla de vino, cebolla y cerezas en la batidora. Volver a poner el pollo en la cazuela y añadir la salsa de cerezas.
Tapar la cazuela, cocer 20m. con el fuego al mínimo (o cocer en el horno 20 m. a 200º ) y servir.

viernes, 10 de julio de 2020

ABDUCIDA


El hombre vestido con severo traje color pizarra y chaleco a juego es cliente habitual. La camarera del restaurante, después de saludarle con una sonrisa, le conduce hacia un acuario donde nadan crustáceos vivos.
Con gesto adusto, como el sumo sacerdote que elige la doncella para el sacrificio, el hombre de severo traje color pizarra señala una langosta con el índice: "Esa de ahí".
Diestramente la camarera atrapa la langosta con una redecilla y se dirige a la cocina mientras el hombre de severo traje color pizarra toma asiento en el comedor mientras le sirven una copa de cava y unas aceitunas para amenizar la espera.
Al llegar a la cocina la camarera deja caer la langosta en un cubo de agua salada mientras el cocinero filipino saca una langosta del congelador. Luego sirven esa langosta al cliente de severo traje color pizarra con una fuente de salsa tártara.
Ya se han ido los últimos clientes y el restaurante cierra sus puertas. La camarera se arrodilla frente al cubo, atrapa a la aturdida langosta y -plouf- la devuelve al acuario.
La langosta se posa sobre la gravilla al lado de un enrome  bogavante con las pinzas sujetas con cinta aislante. Agitando nerviosamente las antenas le dice:
-No te lo vas a creer... ¡Me han abducido!!!
FIN
EL PROFESOR SIBELIUS CONVERSANDO CON EINSTEIN
MELMOTH: EL FUTURO EN UNA FOTO
Una maestra de colegio anuncia a sus alumnos al final del curso que, al día siguiente, irá un fotógrafo. Para convencerlos de que posen, les muestra una fotografía del año anterior, donde posa ella en medio de otros alumnos, y les dice:

- ¿Veis? Luego, cuando miréis la fotografía del colegio, diréis: mira, esta es Rosa, que se ha convertido en una actriz de cine, ahí está Javier, que es ministro, y ahí José, que ahora es un importante científico…
Uno de los niños pone un dedo en la fotografía y añade:
-Y esa es la maestra, que está muerta.
FIN
¿Un poco más de Melmoth? EXTRAÑOS, SOMBRAS Y PERDIDOS
Cuanto más grande me hago, más abarco – le dijo la Oscuridad a una Sombra que huía sin ningún tipo de esperanza.

***
Reía jocosa la Sombra de antaño creada por el gran astro Sol, y fue castigada y denigrada a la luz de las farolas.
***
Un Extraño envejecido contemplaba cómo las cosas por las que había perdido su vida se volvían a reciclar para las nuevas generaciones de Sombras, Extraños y Perdidos
***
LA RECETA: EL IMAN SE DESMAYA
El nombre de la receta se refiere a un imán otomano que se desmayó de puro placer al probar este plato.
Cortar berenjenas por la mitad, ponerlas en una fuente con la piel hacia arriba y cocer 15m. en el horno a 220º.
Vaciar la pulpa de las berenjenas con cuidado de no cortar la piel. Sofreír en una sartén la berenjena con cebolla cortada fina, salsa de tomate, 2 dientes de ajo cortados en láminas y carne de ternera picada. Rellenar las berenjenas con la mezcla.
En la receta original se cubren con pan rallado para gratinar, yo la prefiero con queso.
Gratinar 5 minutos y a servir.