domingo, 17 de mayo de 2009

LA TERNURA DEL MONSTRUO



Nunca una escena suprimida ha dado tanto que hablar. La escena en que el monstruo de Frankenstein, después de tirar unas flores a un lago arroja a la niña para comprobar si también flota, fue eliminada por petición del director James Whale y el protagonista Boris Karloff al considerar que era demasiado brutal para el público de 1931. Un error; pues eliminaba toda referencia a la candidez natural del monstruo. La escena se encontró en los archivos de la Universal y se incluyó en las posteriores ediciones en DVD de Frankenstein. Y es que los monstruos también tienen su corazoncito y por eso he querido dibujarlos en la barra de un bar compartiendo confidencias.