jueves, 14 de mayo de 2009

EL CONVITE


Leo que se está preparando la edición en castellano de El convit (El convite) de Edicions La Campana. Su autor, Miquel Pairolí, consiguió una novela fascinante que atrapa desde las primeras páginas.
Junio de 1939. El matrimonio Forest está angustiado por la suerte de su hijo, un anarquista encarcelado y a la espera de ser sentenciado a muerte. Deciden escribir implorando ayuda al comisario Carpentier al que conocen superficialmente como vecino de veraneo. Poco después les llega una sorprendente respuesta: Carpentier les invita a su casa a cenar en compañía de su esposa, su hija y el novio de esta, un oficial del ejército franquista. Los Carpentier han vivido en la entonces colonia española de Guinea y de ahí se han traído al cocinero, Nemune, que preparará unos extraños platos muy condimentados.
Durante la comida los Carpentier muestran un comportamiento inquietante: estallan en carcajadas sin motivo aparente y despliegan un repertorio de bromas privadas que desconciertan a los Forest y crean una atmosfera cada vez más tensa y cargada.
Hacia el final de la velada Carpentier propone pasar a la salita de fumadores. En aquella estancia angosta y oscura lo primero que ve la señora Forest es el cuerpo embalsamado de Edu, un chiquillo negro que había trabajado como sirviente para los Carpentier en Guinea. Pronto los Forest descubrirán que el traslado del comedor a la siniestra salita ha sido el primer paso de algo semejante a una bajada a los infiernos.
La portada que en su momento presentó Edicions La campana era bastante anodina –letras negras sobre fondo blanco y poco más- así que he hecho esta falsa portada para el blog.