miércoles, 1 de julio de 2009

DRY MARTINI



Ya estaba tardando en sacarlo. El Rey de los Cócteles. El que más literatura ha generado: desde Dorothy Parker que decía aquello de “al tercer Martini ya estoy debajo de la mesa, al cuarto, debajo de mi anfitrión” o James Bond con su célebre frase: “agitado, no removido”; aunque 007 tomaba sus drys con vodka en lugar de la más tradicional mezcla con ginebra.
No hay que tomar las medidas muy al pie de la letra aunque la tendencia es usar cada vez menos vermut, siempre seco, eso fijo. Así es como lo preparan en Boadas:
Llenar medio vaso mezclador con hielo. Echar 45ml. De ginebra y 15ml. De vermut y remover. Verter en una copa de cóctel helada y decorar con una aceituna. Curiosamente si se emplea para adornar una cebollita en lugar de aceituna este cóctel cambia de nombre: se convertirá en un Gibson.