domingo, 21 de agosto de 2011

EL POMBERO, UN MONSTRUO GORRÓN


Dicen que quienes se encuentran con el temible wendigo pierden su alma, la irlandesa Juanita Dientesverdes se come a los niños y el yeti sigue haciéndose el escurridizo. Entre los seres fantásticos un caso especial es el Pombero, el desdichado que paseando por la selva del norte de Argentina se cruce en su camino éste le pedirá tabaco negro. Esto es lo que hace el Pombero, algo tan familiar como gorrear tabaco. Eso sí, quien no se lo dé sufrirá las consecuencias: su ganado se dispersará, los muebles se estrellarán contra las ventanas y el Pombero se le aparecerá en mitad de la noche con la forma de un asno sin cabeza.

Isabel Sarli es todo un mito en Argentina. Esta morenaza que gasta un 135 de talla de sujetador protagonizó nada menos que 30 largometrajes con su marido, compañero de reparto, director y mánager Armando Bó. Embrujada (1969) es sin duda el más delirante de todos y tiene al Pombero como estrella invitada; por cierto que viendo su maquillaje se nota que no andaban sobrados de presupuesto. En esta escena el Pombero ronda por la selva en busca de alguien que le solucione lo de fumar por el morro pero se encuentra nada menos que a Isabel Sarli tumbada desnuda sobre una estera y el monstruito decide beneficiársela. Supongo que una vez consumado el acto el Pombero jadeante, aún tendido sobre la estera, se acercará a la Sarli y le susurrará al oído:
-¿No tendrás un Ducados, por casualidad?


36 comentarios:

Isabel dijo...

Jajaja, pero si lleva una máscara, no tenían para maquillaje, se gastaron el presupuesto en la gallina. Alucino!!

miquel zueras dijo...

Hola, Isabel. Fijo que eso es una máscara adquirida en una tienda de juguetes. Hay que reconocer que la gallina actúa muy bien, se la ve muy natural. Besos. Borgo.

Licantropunk dijo...

Pues no creas, que por un trujas hay ocasiones en las que mataría a alguien. Bueno, hubiera matado a alguien, que ya ni negro ni rubio ni .
Saludos.

Clementine dijo...

Flipante, Miquel. Mira que intento venir preparada... pues siempre me sorprendes. No conocía yo a este ser tan fantástico, menuda pinta el del video... Besos.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Hombre, un trujas, años hacía que no oía esa palabra. Ja, ja. Yo también he sido fumador y recuerdo esa época en la que hubiera dado lo que sea por algo que echara humo aunque no sea el pombero. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine. El pombero es un ser de leyenda muy popular en Argentina y Uruguay y lo representan velludo, de mirada maliciosa y tocado con sombrero de paja, poco que ver con el de la película. Eso le debió pasar a esa chica por no llevar tabaco encima. Besos. Borgo.

ricard dijo...

Lo que está claro es que el montador de la película debía llevar dias sin tabaco y con un mono del copón.

Hace años se estrenó en Barcelona con cierto éxito por el cachondeo que propiciaba la película "Carne" del dúo Isabel Sarli-Armando Bo. A la pobre la encerraban en un camión de ganado y se la beneficiaban por turnos.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard. La verdad es que en esa película la cámara parece en algunos momentos manejada por un demente por los giros y las tomas tan extrañas que hace. Yo vi "Carne" en el cine Maldà, era toda una experiencia con todo aquel público entregado -muchos argentinos entre ellos- aplaudiendo las escenas y los increibles diálogos de Sarli. Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Desde luego que en vestuario no se gastaron la mayor parte del presupuesto, no (me pregunto si la careta la compraron en los chinos de aquella época)... al menos -eso sí- a ella se la ve limpita.

De todos modos es curioso como a veces hasta en las grandes películas de terror se cuelan efectos especiales cutres, como por ejemplo en el Drácula original, de Bela Lugosi, hay unos murcielagos de serie Z a los que se les ven prácticamente hasta los hilillos que mueven las alas. Cosas del cine.

Saludos

Lluís Bosch dijo...

El Wendigo según Blackwood me parece uno de los mejores cuentos de terror escritos, y en el cine me encantó la interpretación que se hace en "Ravenous". Una rara reinterpretación del vampiro metafísico que se acerca mucho a "Evil Dead" de nuestro querido Sam Raimi.

miquel zueras dijo...

Hola, Von Kleist. Espero que hayas pasado un buen verano. La caracterización de ese Pombero está a años luz de los efectos que desplegaba Rick Baker en "Un hombre lobo americano en Londres" la revisé hace poco y aún impresionan.
Recuerdo esos entrañables murciélagos de goma. Siempre me ha hecho gracia en las versiones de John Carradine que un murciélago se transformara luego en un señor con chistera y capa.
Saludos y bienvenido por aquí. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Lluís. El dibujo de la cabecera es precisamente mi dibujo para una edición de "El Wendigo" de Algernoon Blackwood, un excelente relato, sobre todo en esa escena nocturna en torno a una hoguera.
Soy de los pocos a los que "Ravenous" les pareció excelente. Una visión muy interesante del wendigo en su parte más atávica y antropófaga. Además está la banda sonora de Michael Nyman. Borgo.

Von Kleist dijo...

Gracias Miquel

La verdad es que el verano ha pasado bastante bien, y las dos semanas de vacaciones ni te cuento de rápidas, un placer estar de vuelta.

Pd. Te deje un comentario en tu entrada "Desenfreno y chuches" (absolutamente genial, por cierto).

Saludos

miquel zueras dijo...

Gracias, Von Kleist. Me alegro que lo disfrutaras. Ah, también hay una entrda que te podría interesar es: "Ramree, la mayor masacre causada por animales" de la que seguro ya habrás oído hablar. Saludos. Borgo.

Quimérico Inquilino dijo...

Jajaja, Embrujada, ¡qué película! No recuerdo gran cosa, salvo a la Sarli, por supuesto y ese maquillaje qu mencionas, jajaj

miquel zueras dijo...

Hola, Quimérico. No me sorprende en absoluto, la Sarli y ese "maquillaje" es lo que todo el mundo suele recordar de esa película. Je, je. Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Pues hoy con la prohibición del tabaco lo tendría crudo. Eso si, probablemente causaría el caos en el ministerio de Sanidad.

El Tirador Solitario dijo...

La verdad es que la caracterización del Pomboro es espectacular, ni Ed Wood lograría algo tan entrañable. Eso sí, la Sarli es una mujer de rompe y rasga, si señor...

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Me parece que al Pombero le trae al fresco las prohibiciones y eso de que "El fumar produce impotencia" como advierten en los paquetes de tabaco. Ahora el Pombero si fuera a la ciudad tendría que limitar sus paseos a las terrazas de los bares. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Tirador. El maquillaje del Pombero sí que es espectacular pero más aún lo es la Sarli. Ya me gustaría compartir un pitillo con ella aunque no fumo. En youtube hay testimonios de gente que aseguran haber visto al Pombero, hay gente para todo. Saludos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo!. Es cierto que en cada lugar cuentan con una leyenda de este tipo, pero creo que en este caso más que terror, causa un poco de gracia. El pobre monstruo debe estar desesparadamente enganchado...hoy en día con enseñarle la cajetilla igual te lo quitabas de encima...es que esas fotografias que han insertado en los paquetes le quitan las ganas hasta al más fiero.Besos y un saludo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, SqSmaravillosa? Creo que ese pobre Pombero sufre la adicción de la nicotina como los vampiros con sus dosis de sangre. Las fotos de las cajetillas son cada vez más espeluznantes. Cuando estuve en Estados Unidos aparecía en los paquetes de tabaco la foto de Steve McQueen y es que allí publicaban fotos de famosos fallecidos a causa del tabaco. Besos. Borgo.

Alimaña dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alimaña dijo...

De tonto no tiene un pelo el pombero ese. Sin duda fue seducido por los impresionantes atributos que porta la buena señora.
El antídoto mas eficaz contra él es contratacar dándole un "celtas" sin boquilla. Infalible remedio

Saludos Miquel

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Está claro que ser un monstruo no tiene nada que ver con ser tonto, al menos con el Pombero. Ostras, Celtas sin filtro, un pariente mío los fumaba y decía que se hubiera podido construir una cabaña con los troncos que le habían salido. Saludos. Borgo.

Sincopada dijo...

Un monstruo libidinoso y que además fuma.....¡¡eso es un chollo!!...¿se puede pedir a los reyes magos?...ahora podría confesar una fantasía eróticofestiva que me ronda hace años con otro monstruo...pero casi que no, estamos en horario infantil.

Kissessss.

Fanny Riffel dijo...

JAJAJAJA,genial,justamente ando preparando un post sobre la Coca;esta entrada va a servir de enlace.
Pero la verdad,señores: está Isabel Sarli "así",y ustedes se fijan en el maquillaje del Pombero!Por favor!
Y en "Carne",mencionada por Ricard,está la famosísima frase:la están violando por turnos,y cuando llega el tercero o cuarto,ella le increpa : "Canalla!Qué pretende?" jajjajaa,pero qué va a pretender???

Belknap dijo...

Mr. Borgo, tan famosa es la Sarli que en la primera pelicula de Michael Caine como el espia britanico Harry Palmer aparece un poster de una pelicula de esta actriz, saludos y muy buen post.

Mario dijo...

Lo de los monstruos que tal imaginación la de la humanidad, éste que pide tabaco parece un asaltador de carreteras convertido en leyenda popular. Será nuestra proximidad a la fabulación que es ancestral. No hace mucho me he comprado pequeños cuentos sobre leyendas populares escritas contemporáneamente, vampiros, fantasmas y similares, espero leerlo pronto que me ha provocado tras leerte. El Wendigo es tremendo cuento. Un abrazo.

Mario.

miquel zueras dijo...

Hola, Sincopada. Pues sí, un monstruo lascivo y encima fumador. No te preocupe describir tus fantasías que aquí en Borgo siempre serán bienvenidas por muy erotico festivas que sean. Kisses. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Fanny. Es verdad, a los amantes del cine de terror a veces se nos va un poco la pinza. Con Sarli bañándose en las cataratas de Iguazú y aquí hablando de maquillajes. Por supuesto que recuerdo esa escena de "Carne". La vi en el cine Maldà de Barcelona, cuando Sarli dice eso de "¡Qué pretende?!" las carcajadas se debieron oir hasta en Puerto Madero. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Belknap y desde luego que desconocía por completo ese dato. La Sarli se merece eso y mucho más. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mario. El Pombero es un ser muy famoso en la zona norte de Argentina y en Uruguay y Paraguay. Seguro que deben ser muy interesantes esos cuentos sobre leyendas. En mi tierra tenemos al "Merma" un duendecillo que se divierte extraviando a los viajeros en los bosques y apareciéndose como una hermosa mujer al borde de los alcantilados que sus víctimas descubren demasiado tarde. Abrazos. Borgo.

Worc dijo...

Qué cosa más mala...de monstruo y de película, ni su pechonalidad consigue atraer...yo personalmente me quedo con el chupacabras.

Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Worc. Huy, el Chupacabras mexicano (aunque dicen que fue en Panamá la primera vez que lo vieron) con ese nombre me pregunto que le habría hecho a la Sarli si se la encontrara... ¿Le pediría un Winston? A ver cuando tiene el Chupacabras su película que ya toca. Saludos. Borgo.