jueves, 18 de agosto de 2011

DIRK BOGARDE EN UN EXTRAÑO WESTERN


El demonio, la carne y el perdón (The Singer, not the Song, 1961) es un extraño y atípico western británico filmado en Málaga dirigido por Roy Ward Baker, director de la primera película protagonizada por Marilyn Monroe Niebla en el alma y uno de los más emblemáticos de la productora Hammer (¿Qué sucedió entonces? Las cicatrices de Drácula...)
El padre Keogg (John Mills) llega a un pueblo cercano a la frontera de Méjico dominado por la tiranía del bandido Anacleto (Dirk Bogarde) El conflicto entre ambos estallará pronto agravado por la presencia de la bella mejicana Locha de Cortinez -¿pero en que estaría pensando el guionista cuando eligió los nombres?- interpretada por Mylène Demongeot.

El padre Keogh y el bandido Anaclero se sentirán intelectualmente atraídos (y yo diría que no sólo intelectualmente) e iniciarán una lucha dialéctica para ganarse el uno la confianza del otro. Bogarde, obligado por la productora a aceptar un papel rechazado por Marlon Brando, introdujo de manera sutil con la complicidad de Ward Baker una notable carga gay en la película visible no solo en las miradas y gestos que dirige al sacerdote, también por la indumentaria del bandido con unos ceñidísimos pantalones de cuero negro -idea sugerida por el actor- y por la escena final en la aparecen ambos abrazados. Estos elementos tan transgresores para la época convirtieron El demonio la carne y el perdón en un título de culto.

Uno de los elementos que hace más atractiva esta extraña película es la imprecisión y aparente desprecio con que está dibujado el momento temporal en que transcurre: a pesar de la llegada inicial del padre Keogh al pueblo en un viejo autobús, el relato parece temporalmente situado en la época del Far West; pero tan sólo hasta bien avanzada la narración advertiremos la presencia de elementos contemporáneos (la filmadora que utiliza el prometido de Locha que viste de manera contemporánea con falda corta y además conduce un jeep). Es decir, el relato se sitúa en una dimensión no realista otorgándole un ambiente irreal y casi mágico.

43 comentarios:

Worc dijo...

Tengo la sensación de haberla visto de más joven, sobre todo porque recuerdo ese ceñido cowboy y esa miradita pillina. Y lo que comentas de la salvajada temporal me atrae mucho, si puedo la veré, y así de paso a ver si recuerdo si la vi o no.

Un abrazo.

Clementine dijo...

Esta película la conozco sólo de fotos en libros o revistas de cine porque nunca he tenido la oportunidad de verla. Y no porque no tenga curiosidad porque además Bogarde es uno de mis actores favoritos (incluso en papeles tan atípicos en él como éste) y también me encanta como actor John Mills. De acuerdo contigo, vaya nombrecitos les han puesto a los personajes, lo que es a Bogarde no le pega nada. Besos, Miquel.

Alimaña dijo...

Me pasa como a Clementine, he leido cosas sobre ella pero no estoy seguro de si he llegado a verla. Una sugerencia que me atrae muchísimo, gracias Miquel,
Y es que de siempre me han gustado las películas que juegan con las épocas... de esas atemporales que a veces despistan, anque si son bien llevadas quedan estupendas, y no como aquella llamada Wild Wild West... para gustos ya sabes... jajajaja

Isabel dijo...

Tampoco la conocía ni de oídas, tienes razón con los nombrecitos, no me van demasiado los westerns pero este debe ser muy peculiar y además rodada en Málaga, increible, me dejas helá, jeje. Besos

Mario dijo...

Un western atípico sin duda, con el uso de un ómnibus y con vaqueros "gays", encima uno religioso pero no me sorprende ya que Da Vinci ya hacía cosas raras a escondidas, no está mal para ver algo experimental anclado a lo clásico, Bogarde con esos pantalones ajustados si que pone la nota curiosa, los nombres son terribles, Anacleto, Locha de Cortinez, pero rescato el título, "el cantante, no la canción" o la traducción al español. Ciertamente lo vería. Un abrazo.

Mario.

PEPE CAHIERS dijo...

A lo mejor Bogarde estaba preparando su papel para "Muerte en Venecia".

ATTICUS dijo...

Creo que no la he visto y ademas nunca fui muy fan de Bogarde.
La 1ª que vi de el es "El sirviente",que ahi si que esta bien.

Sincopada dijo...

Aish, Zueras.....¡¡¡así desconectamos!!!, mal vas, tío. Yo me la estoy (ejem) downloading) mirando de comprar (otro ejem)...tengo irresistibles ganas de verla, ya sabes que ese hombre me turba. Precisamente ayer, durante la laxitud de una tarde tórrida en la estepa lleidetana, me vi "El Sirviente"....¡¡¡por favor, casi me da algo!!. Hay una escena en la cual la mirada de Dirk es taaaaaaaaan libidinosa que aún tengo que reponerme. Ese hombre estaba magnífico le pusieran donde le pusieran, estaría sexy hasta haciendo de Torrente.

Kissessssssssss cuídate!!!.

miquel zueras dijo...

Hola, Worc. Sí, el modelito, la mirada y esos movimientos felinos consiguen un bandido ...peculiar. Lo de la transgresión temporal conseguía un efecto interesante, como si fuera otro planeta ambientado en el Oeste al estilo Star Treck. Hay muchos enlaces por donde descargar la película. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine. A mí también me encanta Bogarde sobre todo en "El sirviente". Desde luego no es uno de sus papeles más acordes con su estilo aunque consigue recrear un personaje insólito, me pregunto como lo hubiera hecho Brando. Desde luego, vaya nombres. El nombre de Bogarde me trae recuerdos de las historietas de Vázquez. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Vaya truño Wild Wild West. No respetaba en absoluto la esencia de la serie que era un Oeste fantástico, onírico con casas encantadas y pueblos fantasma. La verdad es que esa atemporalidad es desconcertante pero le da un aire muy original. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Isabel. Ésta es una de las mejores escenas de la película, cuando Locha huye en el día de su boda con el bandido pero no a lomos de un caballo precisamente. "Seré tu amante, bandido..." Yo creo que ninguno se tomaba la película muy en serio, sobre todo Bogarde y Waker. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mario. Lo de Locha de Cortinez parece un nombre de personaje de cómic como los que leía de niño. Hay una escena que alude al título, cuando Bogarde le dice a Mills mirándole fijamente que prefiere el "cantante" (el sacerdote)a la "canción" (la religión) El título en español consigue darle un aire aún más surrealista para un western que habla sobre todo de la redención. Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Podría ser que Bogarde empezara a estudiar su personaje por tierras malagueñas y de Granada pues también filmaron parte en Las Gabias. Me preguntó si ese look no debió inspirar aquellos "Hermanos Malasombra" de los Chiripitifláuticos. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Atticus. Acabo de revisar "El sirviente" y sin duda es una de sus mejores películas. En ésta Bogarde y Ward Baker se lo debieron pasar pipa añadiendo elementos equívocos en el guión y el pobre Mills sin enterarse -nunca mejor dicho- de que iba la película. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sincopada. Vi esta película con un grupo de amigos en plan sesión cineclubera y cuando apareció Bogarde con esas trazas se oyeron bastantes suspiros ahogados entre los espectadores y no lo esperaba de más de uno (tranquilos, no pongo nombres) Quién sabe, igual se te aparece Anacleto contoneándose por la tórrida estepa lleidatana que también es un paisaje muy de western. Kisses. Borgo.

El Chus dijo...

Pues me la tengo ver, definitivamente... El título es bestial (ambos). Grazie mile, Zueras!!

Clementine dijo...

Es que Dirk Bogarde, además de un actor excepcional (sin decir una palabra te transmite ya un montón de cosas) era un señor muy atractivo, muy elegante y muy personal. Y muy inteligente e irónico, y estas dos cosas juntas te dan para mucho. Y no, no soy su madre, pero siempre le he admirado ya no sólo como actor, sino también como persona.

miquel zueras dijo...

A ti, Chus. El título es sólo un detalle más para una película bastante extravagante. Si te la tomas con humor seguro que te gustará. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine. Un gran actor desde luego y más cosas. Pintaba, había publicado poesía y novelas (hay la posibilidad de que me encarguen la portada de una de ellas "A Gentle Occupation", me haría mucha ilusión) y era un gran erudito en música clásica. Además fueron muy interesantes sus experiencias en la Segunda Guerra Mundial donde conoció los campos nazis, algo que le afectó muy profundamente. Besos. Borgo.

Clementine dijo...

Yo tengo esa novela suya y "Más allá de Sunset Boulevard" (eso sí, pendientes de leer las dos) y no tengo más porque no me he topado con ninguna otra.
Si te encargan esa portada (yo ya me estoy concentrando...) no dejes de decírmelo. Ya ves tú, una novela escrita por Bogarde e ilustrada en su portada por Zueras. Eso sí que me haría ilusión a mí. Besos, Miquel.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Marcos Callau dijo...

Recuerdo este western pero no sé cuándo ni dónde lo ví. Por cierto, "Niebla en el alma" la ví hace poquito. Me gustó. Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Clementine: ten por seguro que te haré saber enseguida si me encargan esa portada, yo ya estoy cruzando los dedos. Por cierto que si lees esa novela y tienes alguna idea o sugerencia para el dibujo de la portada será muy bienvenida. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Marcos? Es una buena película con una inusual Marilyn en el papel de una niñera psicótica, además sale Richard Widmarck, actor con una gran presencia como ya he visto en tu excelente post sobre "El beso de la muerte", una joya del cine negro. Abrazos. Borgo..

Sincopada dijo...

.....más quisiera yo, Zueras, aish...(lo iba a pasar realmente mal a los 38 grados al sol que estamos hoy).

Kisses (¡desconecta, coño!).

miquel zueras dijo...

Por eso mismo, Sincopada. Echándole imaginación puedes hacerte la ilusión que estás en el desierto de Sonora con Anacleto, chumberas y serpientes de cascabel.
Y aquí en esta masía de relajación tengo bastante tiempo libre así que le voy dando al blog con mi portatil. Ya habrá luego ocasión de desconectar. Muchos kisses. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Ostras, es verdad, los Hermanos Malasombra, y Locomotoro, el Tío Quiles, Valentina, el Capitán Tan Tan, Barullo, Poquito y mucho...!!!!

miquel zueras dijo...

Cahiers: "Somos malos, Malasombra, somos malos de verdad. Somos como una espina que sólo sabe pinchar. ¡Y más malos que la quinaaa!" Yo me crié con esas cancioncillas... así he salido. Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

Cahiers, Miquel, que yo también he salido así... y a mucha honra. ¡Qué tiempos!

miquel zueras dijo...

Es verdad, Clementine. Mucho peor lo tuvieron la generación posterior que crecieron con... Leticia Sabater. A saber esos como habrán salido. Besos. Borgo.

David dijo...

No la he visto, pero había oído hablar de ella.
Un saludo.

Clementine dijo...

Esa generación posterior sí que lo tuvo chungo. Yo me libré de verla yo de pequeña pero no de trabajar con ella en la tele... claro que sólo fue un día, no duró mucho el suplicio. Besos.

Möbius el Crononauta dijo...

No la he visto, y por lo que veo, tiene tela. Pues el nombre de la chica me encanta jeje

saludos

miquel zueras dijo...

Hola, David. La verdad es que como película es flojilla pero gana mucho si te la tomas por su parte más surrealista y delirante. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¡Clementine! ¿Trabajaste con Leticia Sabater?!¿Con la Okey, McKey? Esa experiencia tienes que contarla en un post y con todo lujo de detalles, por favor. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Möbius. Como mínimo el nombre de la chica es original, yo al menos nunca he conocido a una Locha (Lucha sí, es corriente en Méjico) y menos una Cortinez. Aquí un bandido llamado Anacleto lo tendría dificil para que lo tomen en serio. Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

Noooo, no hacía ella entonces de Okey McKey, era un programa que presentaba con Enrique Pérez Simón, ni me acuerdo de cómo se llamaba, igual tú sí. Y fue sólo un día, afortunadamente no me da ni para un post.
Pero sí te puedo invitar a una entrada que saqué sobre mi experiencia televisiva:

http://arcanoelio.blogspot.com/2011/05/mi-camara-de-television-y-yo.html

Seguro que te identificas con un montón de cosas, que para eso compartimos a los Chiripitifláuticos. Besos.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine. Muchísimas gracias por hacerme conocer tu entrada. Qué experiencias más interesantes y divertidas has tenido en los platós. Recuerdo casi todos los programas que mencionas: "625, Líneas" "Dibuja 2" "Rockopop..." Qué buen actor es Zarzo y qué descacharrante debió ser trabajar con Faemino y Cansado. Y Toharia con su "Viva la ciencia" y Prat... ¿Qué se habrá hecho de Míriam Díaz Aroca? Fue el primer amor platónico de uno de mis sobrinos.
Gracias por ayudarme a revivir tantos recuerdos entrañables con esos programas. Besos. Borgo.

FATHER_CAPRIO dijo...

Bueno, me ha entrado un cierto complejo. Ni he oido hablar de ella ni, evidentemente, la he visto. Una vez más mis carencias al descubierto (ja,ja).
Bueno, por esto mismo leo a los compañeros de fatigas cinéfilas. Para aprender.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, FATHER CAPRIO. Bueno, no hay nada que reprocharse, no es de las más conocidas de Bogarde y en sus memorias el actor la despachaba en un pis-pás, por lo visto no se sentía muy orgulloso de este western con título estrambótico. Saludos. Borgo.

Quimérico Inquilino dijo...

Es cierto, western marciano donde los haya... A su lado otros raros como "Sol rojo" o "Shalako" se quedan en muestras clásicas, jajaj...

Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, Quimérico. Dos buenos westerns atípicos: "Sol rojo" con samurais, supongo que aprovechando la moda de la serie "Kung Fú" pero es una buena película. También me gustó "Shalako" con Brigitte Bardot y una partida de aristócratas cazadores, bastante interesante. Saludos. Borgo.