sábado, 10 de julio de 2010

LA BESTIA DE OMAHA


Ayer sentí curiosidad por saber que había sido de Heinrich Severloh apodado La bestia de Omaha y supe por internet que murió en el 2008. Para los que no la conozcan voy a explicar su historia y de paso enseño una nueva portada que me han encargado para otro libro de Sven Hassel.

Severloh era un soldado alemán que el 6 de junio de 1944 defendía el nido de ametralladoras 62 de la playa Omaha en Normandía. Era el mejor tirador de la unidad y su teniente –al que idolatraba- le ordenó resistir a toda costa y vaya si lo hizo: a las 5 de la mañana empezó a disparar y 9 horas y 12.000 cartuchos más tarde aún seguía disparando. Fue el primero en abrir fuego y el último en disparar. Su ametralladora se calentó tanto que la hierba a su alrededor quedó calcinada y mientras su arma se enfriaba seguía disparando con su fusil. De las 2.500 bajas americanas en la playa de Omaha se calcula que casi la mitad se deben a Severloh. Cuando los tanques llegaron a la playa comprendió que no podría hacerles frente, abandonó su posición y fue capturado unas horas más tarde.
En el campo de prisioneros proyectaron un noticiario en el que por primera vez oyó hablar de La bestia de Omaha como le bautizó la prensa americana. Naturalmente prefirió no revelar a nadie la identidad de aquel tirador.
Las pesadillas por lo vivido aquel 6 de junio le persiguieron durante años. Leyendo el libro de Cornelius Ryan El día más largo Severloh vio el nombre del soldado David Silva –por entonces sacerdote en Alemania- que fue herido en su sector, probablemente por el mismo Severloh. Se hicieron amigos y Silva le convenció de que quizás le ayudaría dar a conocer su historia. Severloh concedió en 1977 una entrevista a un periodista de Der Spiegel revelando la identidad de La bestia de Omaha. El artículo conoció una gran repercusión y hasta se rodó un telefilme basado en aquel día de junio del 44 que nunca olvidaría Severloh.

6 comentarios:

bill dijo...

Encima le consideraran un criminal de guerra y todo.

miquel zueras dijo...

Bienvenido a Borgo, Bill. Hombre, a pesar del sobrenombre que parece el de un asesino en serie yo creo que Overloh no fue un criminal de guerra. Era un simple soldado que le tocó estar en medio de aquel fregado y cumplió las ordenes que le dieron. Además, siempre declaró estar traumatizado por lo vivido aquel día, como muchos supervivientes de las guerras. Borgo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Un buen ejemplo de que la historia la escriben los vencedores. Quizás a Basilone se le habría como "La bestia de Guadalcanal" de haber ganado los nipones. Totalmente de acuerdo contigo Borgo en que Severloh simplemente fue un soldado que cumplió con su deber.

Por cierto, no sabía lo del telefilm ¿Sabes el título o dónde encontrarlo?

Un saludo

miquel zueras dijo...

Hola, Reisman: creo que la serie The Pacific -que no he podido ver- dedicó un episodio a John Basilone. He rebuscado por internet y no he encontrado apenas datos de ese telefilme sobre Severloh; sólo que fue una coproducción entre Francia y Alemania de 1981 y que se filmó en blanco y negro para darle un aire retro y de paso aprovechar escenas de documental. Intentaré averiguar algo más. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Con retraso, pero aqui estoy. Conocía la historia de este soldado, aunque no sé si es la misma, también aparecia una similar en un documental de la BBC realizado en el 60 aniversario del desembarco en Normandia, aunque el soldado en cuestión había sido herido en el dedo de una mano y evacuado.

Por cierto, una vez más, enhorabuena por la portada, me estoy haciendo un auténtico "fan" de tu estilo visual.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Von Kleist. El telefilme que conozco es un Docu-Ficción con una entrevista a Severloh intercalada con escenas rodadas en blanco y negro con actores recreando la vida en el bunker de Normandía. Me alegro que te guste la portada, a ver si los ingleses se animan y me encargan más. Saludos. Borgo.