jueves, 8 de julio de 2010

AVA GARDNER ERA COSA FINA


Siento una debilidad especial por Mogambo y es que fue la primera película que recuerdo haber visto de niño. Me impactó mucho la escena de las canoas atacadas por hipopótamos, por entonces daban una serie de dibujos -Pepe Pótamo- y creía que esos animales eran grandotes pero bonachones como él; ni me imaginaba que pudieran ser agresivos.

Acabo de leer el libro de John L Mahin In África with John Ford. Mahin fue el autor del guión de Mogambo y cuenta curiosas anécdotas del rodaje. Esta es mi preferida: Ava Gardner y Grace Kelly paseaban por los alrededores y se fijaron en tres massai que las observaban bajo la sombra de un árbol. Ava le dijo a Kelly: “Me pregunto si la tendrán tan grande como dicen”. La virginal futura princesa enrojeció sin responder. Ava se dirigió hacia los massai y Kelly se quedó horrorizada al ver que la morena le bajaba el taparrabos a uno de ellos. Ava echó un vistazo, regresó junto a Kelly –dejando atrás a los massai partiéndose de risa- y le comentó: “No está mal, pero Sinatra la tiene más grande.”

4 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Pues, por lo que cuenta los personajes de ambas féminas en "Mogambo" eran muy parecidos a los de la vida real. Por cierto ¡Cómo está Ava en esta película!

joanbcn dijo...

Se dice, se cuenta, se rumorea que Kelly cuando era princesa no era tan virginal...Parece ser que tenía cierta predilección por muchachos más jovenes que su alteza el Principe de Mónaco. Vaya, que era un loba con piel de cordero.

miquel zueras dijo...

Cahiers: Ava está aquí que se sale. Si yo fuera hipopótamo también me la querría comer. Mahin cuenta en ese libro que Ava tuvo sus más y sus menos con John Ford. Un día en pleno rodaje le gritó. "¡Yo soy más irlandesa que usted y también más hijaputa así que cuidado conmigo!" Ava desde luego era de armas tomar. Borgo.

miquel zueras dijo...

Lo cierto, Joan, es que Kelly describió a Ava Gardner en su libro de memorias como "una mujer horrible que hablaba con la entrepierna..." También parece que durante su carrera en el cine tampoco era muy virginal pues se fue al catre con la mayoría de sus compañeros de reparto. En "Crimen perfecto" repartía su tiempo entre Ray Milland y el secundario Anthony Dawson que hacía el papel de su fustrado asesino. Borgo.