jueves, 14 de junio de 2012

PALMO MÁS O MENOS (RELATO)

Dedicado a Isabel del estupendo blog PELICUARIO que me dio la idea para este relato.



Ofidio Villegas era un apasionado de las serpientes. Un amigo le facilitó la dirección de una granja donde vendían clandestinamente especies exóticas, allí tenían una Ophiophagus  (literalmente: serpiente que devora serpientes) de casi tres metros de longitud. Quitaron la calefacción del terrario para que la serpiente entrara en letargo y Ofidio pudiera llevársela a casa.

Una noche Ofidio se despertó bruscamente. Dos puntos luminosos brillaban en la oscuridad de la habitación, la serpiente le observaba desde los pies de la cama. No había cerrado bien el terrario. Se acercaba, sus ojos ahora eran como chispas eléctricas que irradiaban agujas luminosas. El animal fue reptando por la cama hasta situarse completamente paralelo a Ofidio. Parecían mirarse frente a frente. Su ancha mandíbula se apoyó en la almohadilla mientras su largo cuerpo escamoso se extendía sobre la colcha dejando la cola enroscada en el suelo. Ofidio no se atrevía a moverse. Los ojos del reptil emitían ahora anillos concéntricos que se desvanecían como pompas de jabón,  se acercó un poco más y sacó su lengua bífida cosquilleándole la nariz.

-Es una muestra de afecto –pensó Ofidio-.¿Porqué no? Hasta las serpientes pueden demostrar cariño como otras mascotas.

Quizás la serpiente tenía poderes hipnóticos, el caso es que Ofidio entró rápidamente en un dulce y profundo sueño barbitúrico mientras los vidriosos ojos de la bestia seguían observándole fijamente.

Al situarse frente a Ofidio la serpiente ya había comprobado que podría digerirlo sin problemas. Le sacaba un metro, palmo más o menos.

En cuanto esté profundamente dormido me enroscaré en su cuello hasta asfixiarlo y lo engulliré. Será muy fácil.   

      



56 comentarios:

maslama dijo...

juas, a Ofidio le salió más cara la mascota de lo que esperaba.. le pasa por tener un nombre tan apetitoso

besos,

miquel zueras dijo...

Hola, Maslama. Mal día para Ofidio cuando a su serpiente le dio por tomar medidas. Eso con los mininos no pasa. Besos. Borgo.

Charly Hell dijo...

Ya había oído eso (que tiene toda la pinta de una leyenda urbana) de la serpiente que se tumba paralela al dueño o dueña en lo que parece un gesto cariñoso y en realidad es que lo está midiendo para ver si "le cabe" jejejeje.

La definición de tu amigo sobre la película es buenísima!!! jejejeje. A ver la tercera, si, a ver si le ponen "antes de merendar", "antes de que suene el despertador" o similar.

Un saludo.

Clementine dijo...

Ofidio Villegas... Este nombre lo llevarían en el cine López Vázquez o Alfredo Landa. Las pasiones deben ser mínimamente controladas, que luego pasan estas cosas... Besos, Borgo.

FATHER_CAPRIO dijo...

Bueno, pensaba que la cosa iba de Las Trinca Sisters, " Palmo mas o palmo menos..."

Por cierto, Ofidio nada te envidio...


Saludos.

Lluís Bosch dijo...

El relato divertido, y además me has dado a conocer un nuevo blog. Ya lo dicen: nunca te acuestes sin haber aprendido algo. Para un maestrillo, eso debería ser su única biblia. Salud!

abril en paris dijo...

¡Uhi qué miedito ! No me gustan nada las serpientes..uffff tan frias tan silenciosas...¡ me estremezco !
Un relato de terror y humor negro jiji

Saludos

Isabel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcos Callau dijo...

Por un momento se me ha representado Kaa, la serpiente de "El libro de la selva", sobretodo cuando le aparecen esos círculos concéntricos en sus ojos. Dicen que las serpientes miden el cuerpo de su víctima antes de engullirlo. De hecho, las parejas que tienen un bebé y una serpiente, deben dedshacerse de la serpiente cuando ésta, desde el terrario, se extiende midiendo la longitud de la cuna. Y es una historia real. Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Charly. Eso de tomar medidas antes de engullirlo es un poco lo que hago yo con los "cojonudos" de los bares de Castilla: rebanadas de pan con chorizo y huevo de codorniz que se han de comer de un bocado. Saludos antes de cenar. Borgo.

ricard dijo...

Por eso yo no tengo mascotas en casa. Un saludo.

Lost Boy dijo...

Muy buen relato y muy entretenido y si antes no me gustaban las serpientes....ahora menos

un saludo

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine. Sí que es un buen nombre para uno de esos actores o también para un personaje de culebrón latinoamericano ¿no? Hay pasiones que matan y hasta se te comen. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, FATHER. Ah, sí aquella canción que en su letra original decía: "No ve d´un pam, no ve d´un pam. Triiii-lirulirú" Pero este relato lleva serpiente incluída. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Lluís. Te recomiendo de verdad el blog PELICUARIO. Lástima que ya no le dejen poner descargas como antes pero siempre habla de películas muy interesantes. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril. Las serpientes suelen provocar una mezcla de atracción-pánico. Tan sibilinas, susurrantes... como Kaa de "El libro de la selva". Un amigo mío tiene una pitón de dos metros y me dijo que le daba besitos, toma ya. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Ahora veo que es una historia más real de lo que pensaba. En la escena de los círculos concéntricos me imaginaba a Kaa que en la versión original le ponía voz el gran Sterling Holloway, el que puso voz a Winnie Pooh. ¡Mírame a los ojoooosss! Fzzz... Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

Hola, Ricard. Bueno, yo he tenido perros, gatos, pajaritos y ahora un cuervo de peluche pero era poco probable que alguno se me comiera. Los mosquitos sí que se me comen vivo últimamente. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Lost Boy. A mí no me gustan ni como primer plato. En México probé serpiente y tenía un sabor entre bacalao y pollo pero una textura correosa poco agradable. Saludos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo!A mi me encantan todos los animales, pero hasta el punto de tener una serpiente por mascota me parece a mi que no.Mejor están en su hábitat; tengo entendido que en el Amazonas hace unos años aún se encontraban serpientes que acababan de tragarse literalmente a un ser humano, generalmente niños. ¡Horrible!Besos querido Borgo

Sr.Pérez dijo...

Como es la "serpiente que come serpientes" y se metía en la cama de Ofidio, pensé que le iba a comer la serpientilla del amor (cosa que al fin y al cabo, también acabaría haciendo).
Muy bonito el relato, me he acordado de la serpiente-sombrero de "Le petit prince" con Ofidio Villegas en su interior, dirigiéndose al trabajo dando saltitos, envuelto por la piel del reptil.
-Bonitas botas, pantalones, camisa, cartera...etc... de piel de serpiente Ofidio!
- Gracias, señorita Moneypenny.

fiona dijo...

Ufff, no me gusta tener como mascota a ningún animal con el que no puedas interactuar, para qué te sirve una serpiente???

A mí no haría falta que me midiera, podría comerme por duplicado si quiere, jajaj

1besico!

Roy Bean dijo...

Muy bueno borgo. Sobre todo que tengo especial sensibilidad hacia las serpientes (las de dos patas también)
como Indiana Jones, el mero hecho de que haya una en mi habitación aunque sea de 5 Cmts. me quita el sueño. Espero tenerlo olvidado esta noche, sino seré otro Ofidio a la plancha.

saludos
Roy

Isabel dijo...

Hola Miquel, muchas gracias, aunque podías aclarar que te di la idea pero porque te conté esta historia, no porque sea una víbora, ¿o psssssí? (estoy sacando mi lengua bífida)
Besos mussol, como te descuides te engullo, ¿tu talla era M, L, XL? jajajaja.

CINEXIM dijo...

Escuché lo que se supone que es una leyenda urbana de dos personas diferentes que tenían un amigo que...

Me ha gustado mucho lo relatado!!!

Por cierto magnífica la portada de Nero Wolfe!!!

Feliz Finde!!!

PD: ainssssssss cuanta razón tienes. Alaska y Mario siempre han pretendido tener un rollo-Tommy-Lee-Pamela-Anderson que no me acabo de creer. El reality me encanta, sin embargo.

Aris dijo...

prefiero mi periquito, como mucho te pica un poco, pero te aseguro que es incapaz de comerme, nos llevamos más de 79 kg

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. No llego a la fóbia de Indiana Jones pero las serpientes no me hacen gracia. Un amigo mío tiene una pitón y ha de alimentarla con presas vivas -un ratón- una vez por semana. Yo me desharía de la serpiente y me quedaba con el ratoncito. En un reportaje del National Geographic mostraron fotos de una anaconda que se había tragado entero a un pescador. Ecs. Muchos besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sr. Pérez. Hombre, es que una serpiente de casi tres metros con la pilila de Ofidio -por muy bien dotado que estuviera- no tenía ni para el aperitivo.
Ah, sí, cuando el Principito va a parar a África y encuentra una serpiente que le dice "Buenos días", yo ilustré esa escena para un libro de texto. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Fiona. Yo es que soy de gatos, sin dudarlo. Lo de comerte por duplicado ¿significa comerte primero de cintura para arriba y el resto para cenar? ¿O al revés? Besicos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Roy. Bueno, en las noches frías no debe ir mal una serpiente enroscada al cuello en plan bufanda siempre y cuando no sea una de esas que asfíxian. Pensándolo mejor no quiero ningún ofidio en mi cuarto, ya tuve uno de dos patas. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Isabel. Gracias a ti por proporcionarme la idea. No, no ers una serpiente de lengua bífida aunque no te quedaría mal una colita con cascabel para hacer ring-ring. Engulle, engulle. ¿Me pongo salsa tártara por encima? Besos, mussol. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, CINEXIM y también te deseo buen finde. Me confieso adicto del reality Alaska y Mario. Lo que decía: ¿Viste cuando están a punto de irse de viaje? Alaska le hace a Mario el equipaje como una mamá preparando la mochila del cole para su hijo. Son increibles. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Aris. Uf, ya puede ir haciendo medidas tu periquito, claro que bien picadito como en los canelones... Saludos. Borgo.

WOLFVILLE dijo...

Yo no hubiera picado con lo de "serpiente que come serpientes". Suena a rollo Lorena Bobbitt XDD

Un saludo, maestro!!

Javier Simpson dijo...

Creo que las serpientes no tienen esa extraña facultad (para ellas ;-P) de demostrar demasiado cariño; le ocurre parecido a otros animales, como el escorpión :-D
El relato tiene un final agónico. Durillo. Me ha gustado, miquel.

Un saludo

Víctor M. Lázaro dijo...

Si hubiera sido Harry Potter en vez de Ofidio otro gallo cantaría, por eso de que hablaba con las serpientes (Pársel)...Por cierto no se si conocías aquel que dice: mujer bilingüe busca hombre bipene...

Un abrazo.

Alimaña dijo...

Las serpientes adoptadas como mascotas no creo que den mucho cariño.
Gary, el hamster de mis hijos si, palmó la semana pasada después de matar a su compañero/a de jaula a la avanzadísima edad de 3 años... Una tragedia para los pequeños, pobrecitos.

Por otro lado sería una muerte muy dulce la del relato. Ofidio, (bonito nombre) no sufriría en absoluto...
¿Conoces el chiste de "me han dicho que te mueres"? Buenísimo

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Wolfville. Vaya personaje la Lorena que le dio al gato el miembro de su marido, ese John Wayne Bobbit -vaya nombrecito- un ex marine que rodó películas porno, supongo que le cosieron el chisme. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Javier. Quizás sea egoista pero me gustan los animales que dan muestras de cariño como los gatos o los perros. Supongo que ya conoces aquella historia de: "No puedo evitarlo ¡soy un escorpión!" Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Ja, ja. Hola, Víctor. Pues no, no conocía ese de la mujer bilingüe. Los que se lo montan bien son los caracoles que podéis tener sexo cuando queréis, pillines. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Siento lo de tu hamster. Quería tener uno de niño pero cuando supe que las hembras se zampan a sus crías me cortó el rollo.
No conozco ese chiste pero me he acordado de Tono, el humorista de La Codorniz. Sus amigos fueron a verle en su lecho de muerte y cuando se iban les dijo: "Perdonad que no os acompañe a la puerta pero es que me estoy muriendo". Genio y figura. Borgo.

Möbius el Crononauta dijo...

Será que el tamaño sí importa (a veces)

miquel zueras dijo...

Hola, Mö bius. Aquí sí que importa, desde luego. O engulles o no engulles. Son increibles los calamares que pueden tragarse una presa tan grande como ellos. Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Es que con ese nombre no se podía aspirar a otra cosa. Entre ofidios anda el juego. Por un momento, pensé que el relato tomaría alguna dimensión sexual...

Alimaña dijo...

Ahí va el chiste.
Dos hombres van solos cruzando a pié el desierto. Allí una serpiente venenosa le pica en el pene a uno de ellos. Inmediatamente el compañero llama por teléfono al médico preguntando que se puede hacer al respecto. El doctor le responde que debe limpiar y chupar la herida para extraerle el veneno.
Este se dirige compulgido al amigo y le suelta: "Paco...me han dicho que te mueres".

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Es curioso que no sea el primero en relacionarlo con algo erótico pero es que la serpiente es un claro símbolo sexual -femenino, concretamente- soñar con serpientes siempre se ha interpretado como símbolo del erotismo y la tentación en muchas culturas. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Ja, ja, muy bueno, Alimaña. Creo que tengo que renovar con urgencia mi stock de chistes que ya está obsoleto. Ahora te envío una portada que he hecho que tiene relación con el género de los Infectados. Saludos. Borgo.

El Tirador Solitario dijo...

Es bien sabido mi poco interés por los bichos, domésticos o no, de compañía o a distancia, pero al leer el relato, recordaba alguna portada de Whitesnake, donde alguna serpiente se lo montaba muy bien con alguna maciza!!

miquel zueras dijo...

Hola, Tirador. Yo recuerdo el disco de los Whitesnake "Lovehunter" de mi hermano con una insinuante serpiente blanca en la portada. No era muy fan de su música pero reconozco que tenían portadas muy buenas, qué tiempos aquellos antes de los CD. Saludos. Borgo.

Pablo Daffari dijo...

Jajajaja. ¡Qué mal rollo!
Por cierto, muy bien elegido lo de "Ofidio".

miquel zueras dijo...

Hola, Pablo. Es que con un nombre como ese estaba escrito que te debían gustar los reptiles. Saludos. Borgo.

Ricardo Miñana dijo...

Inquietante relato Miguel,
ha sido un placer leerte.
que tengas una feliz semana.
saludos.

miquel zueras dijo...

Gracias, Ricardo y bienvenido a Borgo. También re deseo muy feliz semana. Saludos. Borgo.

Licantropunk dijo...

Ay, pobre serpiente. Qué quieres que le haga, es una serpiente. Y a un tipo que se llama Ofidio lo suyo es que le pasen estas cosas. Muy buen relato.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Gracias, Licantropunk. Es verdad, no había caído en la fábula del escorpión y... ¿era una rana? "Lo siento, soy un escorpión". La naturaleza puede ser cruel. Saludos. Borgo.