jueves, 1 de septiembre de 2011

VUELTA AL TAJO


Primero de septiembre, día de vuelta a la rutina laboral. Hasta los silenciosos trabajadores de Metrópolis acuden al trabajo acompañados de la inquietante música de la Penguin Cafe Orchestra. El nombre del grupo se le ocurrió a su lider Simon Jeffries tras ingerir pescado en mal estado, tuvo fiebre y alucinaciones y una noche se despertó gritando: "Bienvenido al Café Pinguino. Te diré cosas al azar".


Un uno de septiembre fue mi primer día de trabajo en la sección de embalaje de un almacén enorme y siniestro, con goteras y murciélagos. Los trabajadores veteranos solían contar a los nuevos histórias de ratas gigantescas y accidentes misteriosos. Me dijeron que un vigilante del turno de noche había enloquecido, creía que el porexpan que usábamos como material de relleno -allí lo llamábamos ganchitos- eran seres inteligentes y con malas intenciones. Esta historia la he llamado:
LA NOCHE DEL POREXPAN VIVIENTE

30 comentarios:

Aris dijo...

que bueno el cómic. "seguimos con el plan, General?" je je.
En un trabajo que estuve me contrataron para sustituir a un trabajador que aún estaba allí y no me podían decir cual. Había uno que lo hacia fatal y pense debe ser ese. Pues no. Ese era el hijo del jefe y sustitui a uno que trabajaba genial pero les habia pedido aumento de sueldo....

miquel zueras dijo...

Hola, Aris. Pues también es buena tu historia. Grave error eso de pedir aumento de sueldo. En mi caso no me extrañó que el anterior vigilante nocturno se transtornara, su cabina estaba en el rincón más oscuro y siniestro del almacén. ¡Brrr! Saludos. Borgo.

Sincopada dijo...

Qué duro es volver al curro, pero....¡¡más duro es si todavía no te has ido!!. No me dais ninguna pena, so perros todos, no veo el momento de pillar mis vacaciones, hombre ya!!.

Kisses.

miquel zueras dijo...

Hola, Sincopada. Sí, claro que es algo muy perro. Bueno, de hecho yo ni estoy trabajando ni de vacaciones del todo porque era el único de la Agéncia disponible para hacer portaditas en agosto, algo así como un limbo laboral. Espero que pronto te lleguen las vacaciones ¡Guau! Kisses. Borgo.

Clementine dijo...

Genial historia y portada, Miquel. Y sí, esa música del video es inquietante pero mola. Con goteras ¿y murciélagos? Eso sí que es inquietante... Besos, Borgo.

El Chus dijo...

Juas... Siempre me he preguntado porqué no hay películas de terror sobre el Porexpan...

miquel zueras dijo...

Gracias, Clementine. No me hubiera extrañado nada que en aquel almacen tan tétrico me encontrara embalado al monstruo de Frankenstein como en "Abbot y Costello contra los fantasmas". Me gustan mucho los de "Penguin..." y las postadas de sus discos eran geniales. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Chus? Me imagino el título de este nuevo mito del terror "The curse of the Porexpan" producida por Spielbarg y con ejércitos de porexpan invadiendo nuestro planeta. Saludos. Borgo.

natsnoC dijo...

¿Pero acaso tú te has ido? Porque el otro día vi muchos posts pendientes de las semanas que no me he conectado.

Me ha gustado mucho el comic ese estilo tira dominical. ¿Llegaste a hacerte con el de Crónicas Ucranianas?

miquel zueras dijo...

Hola, natsnoC. He hecho salidas cortas pero me he llevado conmigo el portatil para seguir editando cosas en el blog. Sí que he conseguido hacerme con el álbum de Igort y me ha gustado mucho. He leído que en el Espacio Sinsentido de Chueca tienen expuestos algunos originales, intentaré acercarme por alli cuando me pase este mes por Madrid. Saludos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! Yo trabajé en la década de los noventa como expendedora de billetes en una estación de autobuses que se había inaugurado allá por los años veinte y que tenía tras de si montones de historias siniestras. Por ejemplo se decía que uno de los fundadores se había suicidado justo en la planta de arriba donde yo atendía a la gente, y no veas cuando me quedaba sola oía pasos y ruidos todo el rato. Una vez me decidí a subir, y cuando estaba en el último escalón escuché un ruido que no pude identificar y que me hizo bajar las escaleras tan rápido, que ni el mismisimo Jesse Owens me hubiera alcanzado. Al final me deje el trabajo, más que por el miedo a los muertos, por lo insoportable que era aguantar a vivos maleantes y gamberros. Tu historia siniestrilla como a mi me gusta. Besos

miquel zueras dijo...

Hola, SqSmaravillosa. Uf, vaya sítio siniestro en que te tocó trabajar. Por aquí tenemos el Apeadero de Terrassa, una estación con un buen historial de suicidios y apariciones misteriosas, pero sin duda los vivos suelen ser siempre los más dañinos. Me alegra que te gusten mis historias siestrillas, estoy dándole vueltas a un par más a ver que sale. Besos. Borgo.

ATTICUS dijo...

Buen comic Borgo.
Yo trabaje en una residencia de ancianos y de noche de vez en cuando me quedaba a cuidar de ellos
y tenia a uno que me contaba cada cosa que era para escaparse de alli corriendo,jajaja.Ahora me rio
pero alli no me hacia mucha.

miquel zueras dijo...

Hola, Atticus. Las residencias de ancianos también dan mucho material como aquel artículo que leí sobre un gato que siempre se acostaba al lado del residente que iba a morir aquella noche. Tremendo. Saludos. Borgo.

José Fernández dijo...

Hostias, la Penguin Cafe Orchestra! Ya ni me acordaba de estos tíos. Habra que rebuscar por ahi. Este tema que pones siempre me parecio graciosisimo.

miquel zueras dijo...

Bienvenido a Borgo, José Fernández. Me gustaban mucho los temas de la Penguin, fue una lástima que el grupo se disolviera al morir Jeffries. Encontré casualmente este video y pensé que Metrópolis y su música congeniaban muy bien. Saludos. Borgo.

Isabel dijo...

Por comer pescado en mal estado... que punto. me gusta mucho la viñeta, tiene un toque lúgubre. Besos

miquel zueras dijo...

Hola, Isabel. Qué envidia, yo me intoxiqué comiendo ostras pero no salió de ahí ninguna obra maestra como la Penguin Cafe Orchestra. Me alegra que te guste la historia, de un almacén de embalaje sólo se pueden dibujar cosas lúgubres aunque no he puesto murciélagos. Besos. Borgo.

Mario dijo...

La película Metrópolis es tan clara en sus postulados que sorprende que en un mundo tan capitalista sea considerada obra maestra, su carga política es tan fuerte que siempre me sorprende esa valoración, no porque me oponga porque me gusta la mirada de ese tiempo, es parte del arte. Y sobre trabajar en un almacen, cierto que cuando uno está en un lugar rutinario siempre aparecen una que otra locura anecdótica, la risa reconforta y la imaginación es el último bastión del hombre libre, me has recordado a la película El Resplandor, gran película de terror. Un abrazo.

Mario.

Layna dijo...

Pues sí, septiembre marca la vuelta a la normalidad. Me ha encantado tu portada y la tira cómica..y eso que no soy de cómics..Un abrazo y feliz septiembre

JLin dijo...

Lo único bueno de no haber tenido vacaciones es que uno no sufre el síndrome postvacacional, así estoy yo, tan contento (o jodido) com ohace quince días jajaja
Feliz vuelta a la rutina :-)

saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Mario. Seguramente esa cr`tica hacia el capitalismo de "Metrópolis" se vio diluída por su final feliz que es lo que menos me gusta de la película.
Ese vigilante nocturno le faltó poco para acabar como el Jack Torrance de "El resplandor" fijo, suerte que pidió la baja a tiempo. Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Layna. Lo bueno de septiembre, al menos para mí, es que volvemos a encontrarnos por la blogosfera. Me alegra que te hayan gustado los dibujos. Abrazos y feliz otoño. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, JLin. Bueno, al menos eres inmune al llamado "Síndrome postvacacional", peor son los que no lo tienen por no encontrar trabajo, claro. Bienvenido de nuevo por aquí. Borgo.

Marcos Callau dijo...

Si es que el turno de noches para los vigilantes es muy malo. Te lo digo por experiencia..jejeje O te entretienes en algo o escuchas hablar hasta a las paredes. Un abrazo Miquel!

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Es verdad, ya debes saber lo que lleva eso de los turnos de noche, aunque escritores como Jack London y Dasniel Hammet aprovecharon sus horas de vigilancia (en un puerto el primero, en un almacén el segundo) para preparar sus primeras obras. Saludos. Borgo.

Worc dijo...

Hola Borgo!!! Defcon-5 para tan poco trabajador...ahí te has pasao ;) me ha gustado mucho la viñeta, dibujas de p*** madre!!!

Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Worc. No, no, lo de Defcon-5 es que ya se proponen invadir la Tierra que esos porexpan llevan muy malas intenciones y el vigilante sólo ha sido el primer paso. ¡El porexpan nos ataca! Saludos. Borgo.

Fanny Riffel dijo...

Tres palabras:"El Último Turno",el relato de Stephen King.Siniestro.
Muy buenos la portada y el comic,Miquel,y muy buena también la anécdota de SQMaravillosa.
Saludos!

miquel zueras dijo...

Gracias, Fanny. Ahora no estoy seguro si he leído este relato de Stephen King, lo más probable es que sí.
Desde luego es muy potente la experiencia de SqSmaravillosa, seguro que King sacaría un buen material de aquí. Saludos. Borgo.