sábado, 24 de septiembre de 2011

LOS NEGROS AGENTES DE LA NOCHE


He conseguido convertirme en el cronista oficial de la macrogira por Europa de Succubus, el grupo liderado por la cantante Elisa Bathory. No ha sido fácil formar parte de su séquito, durante su gira anterior me convertí en un solícito servidor que les conseguía todo lo que querían a horas imposibles, desde alcohol hasta sustancias ilegales pasando por los más insólitos pedidos.
Viajamos durante el día en una enorme caravana con cristales ahumados. Esta noche actúan en París, la primera etapa. El grupo parece poseído por una vitalidad sobrehumana que les lleva a tocar sin descanso hasta el alba.
Al día siguiente nos alojamos en un hotel de Glasgow. Poco antes del concierto nos reunimos en la habitación de Elisa que se pasa horas golpeando los bongos dejándose guiar por una salmodia obsesiva mientras apura un gran vaso de jugo de tomate. Mañana nos espera Berlín.
En su actuación de Berlín el grupo consigue un éxito apoteósico a pesar de que mucha gente no sale de sus casas. Los periódicos hablan de un misterioso asesino que desangra a sus víctimas. En sórdidos callejones han aparecido cadáveres blancos como el mármol. Durante una tarde lluviosa, mientras los músicos duermen en sus habitaciones, cotejo en el ordenador las reseñas de la prensa sobre la gira y las páginas de sucesos. Hay un rosario de muertes entre París y Berlín. Cadáveres que aparecen al alba, cuando la caravana de los Succubus enfila la ruta hacia la siguiente ciudad.
La última actuación ha sido en Praga. Cenamos copiosamente y me siento mareado por el vino cuando subo a la caravana. El sol se pone por el oeste tras una gran nube rojiza. Siempre es de noche con los Succubus. Recuerdo ahora un pasaje de Macbeth: Los buenos seres diurnos languidecen mientras los negros agentes de la noche despiertan buscando sus presas. El africano Zel, uno de los músicos, toca un extraño instrumento aborigen. Elisa aporrea sus bongos ahora cantando en un incomprensible idioma gutural. El vehículo se está llenando de humo y todo tiene un extraño aspecto delicioso y letal. Seguimos avanzando por una carretera envuelta en niebla hasta que Elisa dice: “Hay una avería, tenemos que bajar”. Comprendo. Camino hacia la oscuridad dispuesto para el sacrificio. Mientras me rodean intento calcular cuantas horas de gloriosa música producirán los litros de sangre que alberga mi bien alimentado cuerpo. Lo último que veo es la boca golosa de Elisa y la lengua que recorre sus rojos y gruesos labios.
El resto de los músicos aguardan su turno.

41 comentarios:

Isabel dijo...

Miquel, qué tétrico! me suena a despedida de soltero pasada por alcohol y antros de mala muerte de los que te sacan la sangre, jaja. Me ha encantado el relato y por supuesto la ilustración. Besos.

miquel zueras dijo...

Gracias, Isabel. Bueno, la verdad es que tenía ganas de volver a los relatos oscuros después de ponerme tierno con la historia del huevo. No hubiera estado mal un vampiro en la despedida de soltero aunque sí que vi fantasmas, un montón. La idea del relato me vino al ver un grupo con un nombre que me cautivó: "Van Helsing y los Estacas" Genial ¿eh? Besos. Borgo.

Worc dijo...

Moooooola mucho Borgo!!! Ojala tus relatos tuvieran pizcas de realidad en cuanto a lo paranormal se refiere, creo que es lo que le falta al mundo, al real me refiero...por cierto ¿eran vampiros o demonios sin más, o puedo elegir yo?, porque si es así prefiero vampiros por supuesto. Por mi puedes retomar durante mucho tiempo los relatos oscuros, se te dan muy bien.

Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Worc. Me alegra muchísimo que te haya gustado y puedes adoptar el personaje que más te guste -como esos juegos interactivos- pero los vampiros ya están bien para crear música con sangre. Recuerda lo que decía Lugosi: ¡Escuche esa música, son los hijos de la noche". Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! ¡Qué relato más escalofriante! Yo desde luego no lo hubiera escrito en primera persona por lo miedosa que soy. ¡Que contradicción!, soy super-miedosa y sin embargo me encantan estos relatos, y no digamos las pelis de terror.Por cierto en la historia, tu ya debiste sospechar casi desde el principio ¿no? porque raritos eran un rato, y si añadimos las noticias de los asesinatos.....yo creo que me los hubiera dejado en la "estacada", antes de tiempo. Besos.

miquel zueras dijo...

Hola, SqSmaravillosa. Claro que se veía venir pero es que el narrador es un fanático de la música de ese grupo. Vamos, alguien capaz de dar su sangre por ellos... literalmente. Tuve una época en que quizás habría hecho lo mismo por los Talking Heads, qué tiempos. Besos. Borgo.

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Y ahora..¿es un no muerto? o se lo comieron además de beberselo jejejejeeee

PEPE CAHIERS dijo...

¡Ostras Miquel, al principio pensé que estabas relatando tu ultima experiencia laboral, no me he dado cuenta de que era un relato hasta que comienzan los asesinatos!. Pensé, que trabajos más raros se busca este hombre...

Lluís Bosch dijo...

Entre los grupos del hardcore y del trash hay cantidad de nombres que merecen una atención especial (cinado ni un areverencia). Por lo tanto, también merecen una ilustración digna de sus palabras tètricas.

miquel zueras dijo...

Pues a saber, Lorenzo. Quizás se hicieron un estofado con él. Seguro que luego se convirtió en un zombie "machaca" que ayudaba a montar los escenarios. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Pues la verdad es que no sería uno de los trabajos más raros que me he buscado ¡ja, ja! Aunque por el momento no he quedado muy desangrado. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Lluís. La verdad es que he pensado mucho en el estilo musical que podría tener este grupo. He pensado en "Missing Persons" un grupo ochentero con una neo gótica cantante de la que nadie creo que se acuerde. ¿O sí? Saludos. Borgo.

Quimérico Inquilino dijo...

macabro, macabro... pero me ha gustado mucho el mini-relato. Eso es llevar tu condición de gruppie hasta las últimas consecuencias...

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Quimérico? Desde luego, un buen gruppie es capaz de entregar hasta su última gota de sangre por su grupo favorito. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clementine dijo...

“Siempre es de noche con los Succubus”… Genial relato, Miquel, pero por mí también te puedes poner tierno de vez en cuando. Me encanta la portada. Besos, Borgo.

Aris dijo...

Este relato vampiresco supera todos los anteriores, en un principio me he creido que te habias iniciado de manager dejando el dibujo a un lado! que susto!

Marcos Callau dijo...

Vaya trabajo que te has buscado acompañando a este grupo. A buen seguro has hecho tuya la frase de dar la vida en una gira... Hasta la ultima gota de sangre!

Fanny Riffel dijo...

Muy buen relato!! Me encantó!Tiene todos los ingredientes.Muy buena ilustración también!Saludos

EleKtroTxail dijo...

jajaja qué bueno este relato!

Salud!

deWitt dijo...

Joer, jajajaja, hasta Berlín me lo creí a pie juntillas, pensé que estabas de gira!! jajajaja!
Me ha encantado! A veces me olvidó de lo que me puedo encontrar aquí ;-)
Genial!


Saludos

El Tirador Solitario dijo...

A mi me ha pasado igual que a Cahiers, pensaba que estabas narrando tus nuevas andanzas laborales, ja,ja,ja. Me ha encantado el relato, pero esas cosas pasan por regar una cena en Praga con vino, teniendo la Zalaty Bazant a la alcance de la mano...

natsnoC dijo...

Pues otro más junto con Cahiers, Tirador y deWitt que pensaba que estabas en una de tus colaboraciones. Luego con los asesinatos he pensado que seguramente estaba equivocado...

Aunque con esto de que los posts se pueden programar y tu famosos insomnio empiezo a dudar.

Gran relato. Muy poco sutiles los Succubus dejando un rastro tan evidente, pero me ha gustado mucho.

miquel zueras dijo...

Gracias, Clementine. Hoy tenía un día algo siniestro pero volveré pronto a "enternecerme". Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

No, Aris, no me veo de manager para nada. Además recuerda que mis post autobiográficos suelen incluir receta. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Marcos? Como dijo el desaparecido Kurt Cobain hay que dejarse la sangre y las vísceras en el escenario. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Me encanta que a tí te haya encantado, Fanny. Nos seguimos leyendo. Muchos saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Saludos, Elektro. Espero que te gusten también más relatos que aparecerán por aquí. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, deWitt. ¡Ja, ja! Otro que se ha creído que era autobiográfico, esto pasa por escribir mis relatos en primera persona. Falta la receta: dados de sangre fritos con berros, los probé una vez y estaban ricos. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Tirador. Hombre, pues irse de gira con los Succubus debe ser interesante... pero arriesgado. He tenido que consultar en Google y he visto que se trata de una cerveza. Hay muy buenas cervezas por la zona de Praga, tendré que pasarme un día. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, natsnoC. Sí, es extraño que la policía aún no encontrara ninguna conexión entre el rastro de víctimas y ese grupo neo gótico. Y es que sutiles no lo son, desde luego. Saludos.Borgo.

David dijo...

No sé dónde, leí una historia parecida. Y me acuerdo de Boris Vian, no me digas por qué... ¿Algo de jazz? Pero el final es muy-muy similar.
Un saludo.

Sincopada dijo...

Jejejeje, pues yo apostaría por que el relato es hasta medio cierto.....Zueras, que te conviene un poco de color, tío, que parece que cierren la playa por obras cuando vas a tu pueblo!!!.

Kissesss.

Einer dijo...

Me ha gustado mucho. Al principio yo también pensé que te habías pillado un curro nuevo y nos contabas tus aventuras por tierras germanas pero ya veo que es sólo un relato de terror. Es sólo un relato, ¿verdad? ;D

ethan dijo...

Muy buen relato, sólo resta saber si serás uno de ellos y pronto tocarás el bajo.
Saludos!

jordicine dijo...

Doncs sembla una feina xula, no? Records, Miquel Zueras.

miquel zueras dijo...

Hola, David. Supongo que te refieres a una historia inconclusa de Boris Vian "Too Hard for Be Bop" con un grupo de jazz formado por vampiros. Quise adaptar ese relato en cómic con mi amigo el guionista Sánchez Abulí encargado de los diálogos pero al final el proyecto no salió adelante. No recuerdo bien la historia original y me he basado más que nada en el cómic que preparamos para Glenat. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sincopada. Quizás es por eso que últimamente no me reflejo en el espejo lo que es bastante incómodo para afeitarse. Ve encargando un collar de ajos por si acaso. Kisses. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Einer. En realidad lo que pasó es que el grupo estaba formado por mortales y yo los convertí en vampiros a todos, je, je. Una pequeña licencia. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ethan. Sólo sé tocar -y no muy bien- la pandereta. Me temo que lo tengo crudo para formar parte de ese grupo. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

I tant, Jordicine. Esser vampir i fer una gira per Europa deu ser fantàstic i no has de pensar en les despesses del mengar. Salut. Borgo.