jueves, 5 de agosto de 2010

TERROR AÑOS 70


No sé porqué, pero sé que vendrá. Suenan tres golpes en la puerta. Al otro lado aguarda una criatura que parece un cadavérico cruce entre Georgie Dann e Iggy Pop. Se presenta:
-Soy el Espíritu del Terror de los años 70.
Pongo música apropiada –Rasputín de Boney M- y le ofrezco un whisky.
-Soy más bien de sustancias ilegales –dice mientras lía un porro con dedos sarmentosos-. Oye, Borgo: tú entraste en mi década a los nueve años y saliste a los diecinueve. Tengo entendido de que eras un fan de las películas de terror.
-Bueno, yo aún conocí los cines de reestreno y me curtí con mis amigos en programas dobles, algunos bastante demenciales. Nos gustaban las películas de Paul Naschy que podían ser más o menos malas pero nunca aburrían… aunque las delicatesen eran las producciones Hammer. Disfrutaba como un enano sobre todo si salían Christopher Lee o Peter Cushing. Ahora tengo varias en DVD y paso buenos ratos viéndolas.
-¿Y cuáles son tus Hammer preferidas de los 70?
-Cualquiera con Christopher Lee como Drácula, y eso que Drácula 73 era malísima, pero Lee me sigue pareciendo el mejor Drácula del cine. También me gustan Cronos, cazador de vampiros y Frankenstein y el monstruo del infierno. Recuerdo una simpática: Cuando los dinosáurios dominaban la Tierra ¡hablada en troglodita! El día que la estrenaron en el cine Capitol un programa humorístico de la radio dijo que a los veinte primeros espectadores les regalarían un diccionario Español-Troglodita y muchos picaron. Delante de la taquilla un grupo de espectadores reclamaba a gritos su diccionario.

-¿Recuerdas alguna sesión memorable? –me pregunta el Espíritu pasándome el canuto.
-“No profanar el sueño de los muertos” en un cine al aire libre de Benidorm el verano del 75. ¡Benidorm era un sitio alucinante en los 70! Como si estuviera preparado, un murciélago se posó sobre la pantalla justo al empezar la proyección. Se les coló una copia sin censurar y el público alucinó cuando los zombis destripan en vivo a una actriz ¡Además se le veía una teta! A la salida dos grises (policías) aguardaban al dueño de la sala, no sé si por las tripas o por la teta.
A los catorce años me dejaron ir a una sesión golfa en un cine muy cerca de casa: La matanza de Texas. Me senté al lado de una pareja. Cuando aparece por primera vez Leatherface y asesta un golpe a su víctima con una maza de matarife se oyeron dos gritos: la chica había clavado sus uñas en el antebrazo de su novio… y el mío. Esto me dio la idea para mi relato Tres espectadores que puse en mi blog en octubre.
-Catorce años… ¿No tenías problemas para entrar en los cines, Borgo?
-Casi nunca, era más bien alto para mi edad y tenía un rastro de algo parecido a barba. La taquillera del cine ABC –la más borde de Barcelona- no me dejó entrar a ver El Exorcista. Solución: después de una semana sin afeitarme la vi en otro cine. Uf, qué mal me lo hizo pasar Linda Blair.

-¿Quieres destacar alguna película de mi época?
-Una poco conocida: La leyenda de la Mansión del Infierno. Magnífica. Cuando supe que se basaba en la novela de un tal Richard Matheson fui persiguiendo todo lo que aquí había publicado. Quién me iba a decir que un día ilustraría la portada de su novela más famosa: Soy leyenda.
-Supongo que tu vocación de pintamonas viene de los cómics de entonces.
-¡Vampus, Rufus, Vampirella…! Los editaba Ibero Mundial Ediciones. Un día, echándole morro, me presenté en la sede de la calle Cerinyola. Les dije que quería ser dibujante y si, por favor, me dejaban ver la editorial. Fueron muy amables. Me enseñaron unos originales de Pepe González. Cuando les pregunté porque tardaba tanto en salir el próximo número de Vampus –el 21- me dijeron que estaba retenido por la censura y me regalaron un ejemplar. “No digas a nadie que te lo hemos dado nosotros”. Aún lo guardo.
- Más películas, Borgo. Que había mucho de bueno en mi década.

-La Profecía. Cuando la encuentro por casualidad en televisión me digo: “La veré un ratito”, pero no puedo dejarla hasta el final. El abominable Dr. Phibes. También Alien, claro, y…
Interrumpo mi lista al ver que el Espíritu mira furtivamente hacia la ventana mientras se rasca la entrepierna de sus pantalones acampanados.
-Ha sido un placer, Borgo, pero debo irme. El gallo ha cantado y el caballo ha relinchado.
-Estamos en el centro de Barcelona, no puedes haber oído nada de eso. –Pero ya vuelvo a estar solo en la habitación. El Espíritu me ha dejado un dulzón perfume de sándalo y un canuto humeando en el cenicero. Decido dar una última calada pinchando la colilla con una aguja, como en los viejos tiempos. Pongo música de nuevo: El Año del Gato, de Al Stewart.

10 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Amigo Miquel, suscribo cada uno de los títulos aquí tratados. Recuerdo cuando emitieron "No profanar el sueño de los muertos" en "Mis terrores favoritos" y como Chicho Ibañez Serrador y el director de la película advertían sobre la dureza de la misma, lavándose las manos en una jofaina llena de sangre.

miquel zueras dijo...

Lo recuerdo, Cahiers. Entonces me acordé de aquella noche veraniega en Benidorm. "No profanar..." al fin y al cabo una explotion de "La noche de los muertos vivientes" era bastante gore para la época. Salía también Arthur Kennedy, uno de mis secundarios favoritos. Borgo.

Quimerico Inquilino dijo...

Hrmosos recuerdos e ipagables los que comentas de "No profanar...". A mí la década me pilló más jovencito (pero poco). Me dió para ver alguna de Naschy y de Cushing , el Tiburón de Spielberg o Pirañas de Dante. Eso sí, acompañado siempre por mi inconsciente padre que se ganaba luego las regañinas de la responsable madre por llevar al niño a ver esas pelis.

miquel zueras dijo...

Sí, Quimérico, era la época de Tiburón, La Guerra de las Galaxias... al principio también me acompañaba mi padre al cine y con él vi "Dr. Jeckill y el hombre lobo", una de las delirantes películas de Paul Naschy. Mi padre al salir del cine me dijo: "A mi que me den White Zombie, con Bela Lugosi". Era su peli de terror preferida. Borgo.

Quimérico Inquilino dijo...

Precisamente con la de "EL Dr. Jeckill y el Hombre-lobo" me dió un ataque de histeria en el momentoi en que se transforma en el ascensor y ataca a la enfermera y tuvo que sacarme mi padre de allí volando entre lloros, jajajja...
Grandísima película la de White zombie, ya lo creo. Tu padre sí que sabía. Y lo dejaremos ahí antes que alguien nos grite: ¡Abuelos el inistón!! XD

Saludos

joanbcn dijo...

Querido Borgo, recuerdo dos pelis que no llegue a ver, pero me las expliacron con todo lujo de detalles, como se explicaban antes las pelis, durante los patios en el cole...y pondría la mano en el fuego que me las relatastes tu. Eran "Pánico en el Transiberiano" y "La amenzaza de Andrómeda". Fue como ver las peliculas en vivo...

miquel zueras dijo...

Hola, Joan: qué buenos ratos se pasaban contando pelis en el patio del colegio. Sí que fui yo el de "Pánico en el Transiberiano", seguro porque me la tragué tres veces en poco tiempo, vaya peliculón (seguro que ahora no me parecería lo mismo) Pero no debía ser yo el que te contó "La amenaza de la Andrómeda" porque ésta ya la vi más crecidito. Borgo.

Oigres Led Séver dijo...

Yo aquello a mi manera también lo viví en el pequeño cine que era mi habitación de niño nocturno. Viendo la dos hasta las cinco de la mañana, o un programita de antena tres, noche de lobos. Y despues dormía para levantarme una hora antes del exámen de vete a saber que.

En una de estas ocasiones vi esa azulada película, la matanza de texas, bueno, no voy a decir que pocas, porque muchas noches era un pequeño acojonado con una sabana mágica que me protegía y una televisión, pero puedo asegurar que es una de las veces que mas miedo he tenido en mi infancia.

Pero ya para terminar los monstruos que más miedo me daban y de nuevo coincidimos en uno, eran Drácula en mi portal( me refiero al de mi vivienda de entonces) y Freddy Cruger que realmente aparecía en mi sueños, en fin, ahora me asusto tan poco por estos asuntos y tanto por otros, que lo echo de menos.

Oigres Led Séver dijo...

Menudos ladrillos, me has emocionado con el tema.

Ah otra película curiosa que en algún momento me recordó a la matanza de Texas fue Motel Hell, (minuto 2:45 y sólo para quien la conozca)

http://www.youtube.com/watch?v=BGS-cDLH9eg&feature=related


Y que estos chicos que hacen videojuegos llevaron a un juego estupendo "Manhunt" (esto también es el final del juego, aviso.)


http://www.youtube.com/watch?v=pQMFjijzbFU


Perdón por los ladrillos.

miquel zueras dijo...

Como echo de menos "Noche de lobos" y Joan Lluis Goas con su "Buenas lunas, criaturas de la noche". Ya no hay programas así y en su lugar nos ponen a Belén Esteban que da más miedo. Ese Drácula en tu portal ¿no te ofrecía Sugus? Y muchas gracias por los enlaces,Oigres. Los veré y luego me pongo a preparar una entrada con la visita del Espíritu del Terror de los 80. Borgo.