domingo, 1 de agosto de 2010

SPLICE: EN EL QUINTO PINO


Estoy cabreado. Esperaba impaciente la llegada de Splice, de Vincenzo Natali - el director de la magnífica Cube- producida por Guillermo del Toro. En Barcelona se ha estrenado en los cines Diagonal Mar, Heron City, La Maquinista y Lauren Sant Andreu; estas cuatro salas tienen algo en común y es que todas están donde Cristo perdió el gorro, tres de ellas en centros comerciales.

Esto me ha recordado a los Simpson. Cuando la Familia Amarilla quiere ir de compras o ver una película tiene que subir al coche y hacer kilómetros hasta en centro comercial de Springfield donde tienen el cine y comercios como el Zurdorium de Flanders y el despacho del incompetente abogado Lionel Hutz. Yo preferiría que Barcelona fuera una capital de estilo europeo con cines en cada barrio pero me temo que va camino de convertirse en una réplica de Springfield -sin los Simpson- donde haya que ir al quinto pino para ver los estrenos en los Mall, sobre todo si siguen cerrando los cines del centro, como el Rex.
También me huelo que la gente que no tenga vehículo própio -como es mi caso- preferirá bajarse las películas por internet facilitando el cierre de las salas que aún quedan fuera de los centros comerciales. En fín, un circulo vicioso.

10 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Creo que empieza a cerrarse el circulo que se inició a principios de los 80 con el cierre de las primeras salas de cine. Es el fin de una época.

RAFA V dijo...

Bueno, el cine de palomitas y gafas de plástico bien se corresponde con la arquitectura chusca de los centros comerciales… Que por cierto son un invento americano: casan muy bien con ciudades nuevas, sin centro histórico, trazadas con tiralíneas y con distancias infinitas (tipo Springfield, sí), propias de una cultura que tiene que consumir (empezando por el petróleo y los coches, y siguiendo con la visita de fin de semana al centro comercial y la hamburguesería…). Los europeos no hacen más que seguir sus pasos, aunque el tema del centro comercial lo han sufrido más España o Italia, más propicios a una invasión de este tipo que Francia o Reino Unido, que se protegen con un patriotismo (y una economía y una historia) dignas de elogio. He dicho.

miquel zueras dijo...

Recuerdo que a principios de los 80 en mi barrio había 9 salas y dos años después ya no quedaba ninguna. Una lástima, las recuerdo con nostalgia. No me convencen los cines de galeria comercial (y menos si están tan lejos) seráporque nunca me ha gustado el tufo de las palomitas de caramelo ni esos vasos gigantes de Coca Cola aguada. Borgo.

miquel zueras dijo...

Suerte tiene, Rafa V, de vivir en la civilizada Inglaterra. A mí, el único centro comercial que me ha ustado es el de la película "Zombie" de George Romero con sus galerías repletas de zombies deambulando. Y es que los "Mallrats" siempre me han recordado un poco a los zombies. ¿Porqué será? Borgo.

Quimerico Inquilino dijo...

Ay! El progreso. No sólo Barcelona, todas las ciudades se han convertido en dormitorios para que los días de ocio vayamos a esos mega-centros.
Afortunadamente en mi ciudad el ayuntamiento compró uno de esos cines de barrio y le hacen la competecencia al Centro comercial. Es una sola sala contra las 11 de la multi-sala pero también con una programación más exquisita: Allen, Scorsese, Polanski, Haneke...

miquel zueras dijo...

Qué suerte, Quimérico. En mi ciudad todavía susibsten algunos cines (pocos) así: Verdi, La Filmoteca... por cierto que hay la posibilidad de que dibuje la portada de The Tenant, la versión inglesa de la novela de Topor "El quimérico inquilino". ¡A ver si tengo suerte! Borgo.

Quimerico Inquilino dijo...

Fíjate que cuando revisé tu estupendo trabajo como ilustrador pensé "que estilo más apropiado para ilustrar los relatos de Topor". Estoy seguro de que te considerarán la opción más acertada. Tu portada de "El terror de Dunwich" de lo mejor que he visto en cuanto a obras de Lovecraft.

miquel zueras dijo...

Gracias, Quimérico. En septiembre saldrá una nueva portada que hice para una editorial de aquí (por fín!) de un libro de Lovecraft: Los mitos de Thulhu. Parece que al final eligirán para la portada de "El quimérico inquilino" un dibujo de Topor, no me sorprende pues Topor era un gran dibujante. Eso sí: ¡qué buena era la película de Polanski! ¿eh? La debo haber visto al menos ocho veces. Borgo.

Quimerico Inquilino dijo...

Vaya, pues lo lamento. Pro sí, era difícil competir conel mismísimmo Topor. La peli personalmente creo que es de lo mejor de Polanski que es mucho decir.
Yo precisamente ando también enfrascado en una adpatación de "La sombra sobre Innsmouth", aunque en mi caso el terreno en el que me muevo profesionalmente es el teatro...

miquel zueras dijo...

¡La sombra sobre Innsmouth! Es uno de mis relatos preferidos de Lovecraft. En mi entrada del 14 de noviembre publiqué la portada que hice para este relato y también un vídeo musical basado en La sombra... Eso de la adaptación al teatro suena muy interesante. Ya me tendrás al corriente. Borgo.