sábado, 16 de julio de 2011

SIENTE A UN MAFIOSO EN SU MESA


Leo, el cocinero del restaurante Battipaglia´s en Chicago, sonríe a Al Capone que está sentado en una mesa con cuatro guardaespaldas.
-Big Al, hoy tengo un plato nuevo que aún no le he puesto nombre, pero que estoy seguro de que le va a encantar.
Media hora después un satisfecho Al Capone se limpia cuidadosamente con una servilleta. Cuando se mete un puro en la boca un bosque de encendedores llamea ante él. Es un plato de pasta muy bueno, quizás siciliano, con una salsa que seguro es de almejas. Pero algo no le cuadra así que llama al cocinero.
-Leo… ¿Qué has hecho con las almejas? No he visto los caparazones.
-¿Almejas, Big Al? Le vongole sonni stanno nel mare! (Las almejas se han quedado en el mar)
Al Capone, que es algo lento de reflejos, permanece unos instantes en un perplejo silencio que inquieta a sus guardaespaldas hasta que celebra la respuesta con una sonora carcajada: ¡Las almejas se quedaron en el mar! Hasta Pat, el nuevo guardaespaldas irlandés ríe de buen grado al notar relajarse la tensión a pesar de que no entiende una palabra de italiano. El plato ya tenía nombre.
El resultado de mezclar estos ingredientes es un plato de pasta con una salsa que sabe a almejas… pero sin almejas. Esto hace el plato más económico, lo cual es interesante en estos turbulentos tiempos de crisis.
Rallar una zanahoria, picar una cebolla, 2 dientes de ajo y perejil. Freírlo todo muy lentamente en una sartén y añadir 4 filetes de anchoa aplastándolos con un tenedor hasta convertirlos en pasta. Verter un vaso de vino blanco y remover hasta conseguir una salsa cremosa.
Cuando los espaguetis ya estén cocidos en abundante agua salada y escurridos es el momento de mezclarlos con la salsa.



Esta violenta escena es de la magnífica Chicago años 30 (Party Girl, 1958) de Nicholas Ray y está basada en una anécdota real:una cena que Al Capone celebró con el gran capo Giuseppe Guinta. Siguiendo las indicaciones de Al la mesa había de tener forma de herradura (símbolo de la suerte) y no podía faltar ninguno de sus elementos rituales: el pan (que significaba la unión) la sal (la valentía) el vino (sangre y fidelidad) y el ajo (el silencio)
Capone y Guinta habían tenido sus más y sus menos y se suponía que celebraban un ágape de reconciliación. El menú fue cien por cien siciliano: caponata (berenjenas con tomate, orégano y alcaparras) ricotta frita, bucattini con sardinas, pauru marinati (pescado a la albahaca) y de postre los extraordinarios cannoli de Palermo.

Al llegar a los brindis Al Capone sacó de debajo de la mesa un bate de beisbol y sin mediar palabra se dirigió hacia Guinta. Capone esperó pacientemente a que Guinta rezase un padrenuestro antes de abrirle la cabeza con un certero golpe.
Uno de los asistentes a esa cena era el joven ayudante de Al Capone Salvatore Lucania (Lucky Luciano). Su muerte fue más apacible: un ataque al corazón en el aeropuerto de Madrid donde acababa de beber uno de sus 15 cafés diarios. En sus bolsillos encontraron un mechero de oro con esta dedicatoria: “A mi querido Lucky. Su amigo en la familia, Frank Sinatra”.
La escena del restaurante es una de mis preferidas de El Padrino. La tensión entre Pacino, Hayden y Lettieri llega a ser casi insoportable.

40 comentarios:

Aris dijo...

que buena la escena! Es que el Padrino es el Padrino...me encanta la comida italiana pero no puedo comer porque engorda un montón...y algunos los mata!

miquel zueras dijo...

Pues sí, Aris, que se lo digan a Sterling Hayden y Al Lettieri que ni levantarse de la mesa pudieron. Por cierto que en la novela el policía corrupto (Hayden) pide en ese restaurante "Vitello tonatto", ternera con una salsa de crema de leche, atún y alcaparras que debe también engordar lo suyo. Borgo.

Clementine dijo...

Esta escena de "El Padrino" me ha impresionado siempre, entre otras, por lo bien hecha que está. Monstruoso aquí Sterling Hayden y qué grande Pacino siempre. También me encanta "Chicago, años 30", inolvidable.
Una entrada de lo más completa, Miquel, con ilustración de la casa y receta y todo, como debe ser. Besos.

miquel zueras dijo...

Gracias, Clementine. Estas son las entradas que más me gustan también, completitas, con su ilustración y su receta y si se puede añadir alguna escena antológica de cine, mejor. Te recomiendo esta receta sencilla pero muy buena. Besos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

La anécdota de las almejas es verdadera?. Pues yo no sí si hubiera tenido valor de decirle a Al Capone que las almejas se quedaron en el mar; menos mal que le pareció gracioso. La pelicula que citas no la he visto, pero creo que aparece en ella Cyd Charisse, que es una de mis bailarinas favoritas. Me has despertado el deseo de ver alguna película de este tipo, o sea mafiosilla, y empezaré por esta. Un beso.

Marcos Callau dijo...

Maravilloso repaso culinario al miundo de la Mafia. Me apunto la receta de la salsa de almejas, sin almejas. La anécdota de Frank Sinatra con Luciano es verídica y se supone que fue uno de los muchos regalos con los que el cantante intentó agasajar a sus compatriotas. Lucky Luciano era un héroe para todo italoamericano nacido en aquella época. Cuando Sinatra tuvo la oportunidad de conocerlo en persona, en La Habana, no lo dudó un instante. Auguri, Miquel.

Sincopada dijo...

Il Padrino....La Famiglia....lástima de sesión de tarde revisionista q me perdí el sábado pasado.
Las pelis de mafiosos me encantan, una de las que más es "Muerte entre las flores", en la cual también hay una escenita muuuuy tensa en un bosque, con una banda sonora excepcional.

Kissesssssss.

maslama dijo...

¡qué post más emocionante! personalmente, tiendo a simpatizar mucho más con los mafiosos cinematográficos que con policías, detectives, justicieros y otros buenos chicos de la pantalla, que suelen pasearse con cara de tontos y la verdad y la razón en la mano.. Otra de mis favoritas: Uno de los nuestros

besos,

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

No sabía que Luciano había muerto en Madrid, mira por donde.

Por cierto, ¿como consigue usted que los videos de You Tube luzcan tan grandes?, a mi me quedan más pequeños en el blog...

miquel zueras dijo...

Hola, SqSmaravillosa. Esa anécdota es verídica (con algo de mi cosecha) y es que Al Capone solía apreciar las bromas de la gente que apreciaba como el cocinero Leo.
Chicago años 30 es una película muy buena que además era muy querida por Cyd Charisse porque le dio la oportunidad de demostrar que podía ser una competente actriz además de bailarina. Besos. Borgo.

David dijo...

La escena de El Padrino me encanta (y debo confesar que Party Girl no la he visto).
Por lo demás... yo soy muy mal gourmet, Miquel (ja,ja).
Un saludo.

Mario dijo...

Me gustan las historias de gánsters reales y ficticios, he visto cuanta película he podido de Capone y Luciano, esa escena del bate de beísbol pensé que era ficción pero según cuentas ha sido verdad. Lo de Luciano era un caso especial, dicen que era un tipo muy calmado, un tipo cerebral, era el opuesto de Capone que era temperal y mujeriego. Luciano era el típico hombre de familia. Un abrazo.

Mario.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Pues hace un par de años hize para unos amigos los platos de esa famosa cena de Al Capone excepto los cannoli pues no encontré los conos almendrados. Si quieres puedo pasarte las recetas.
Debió ser sin duda muy interesante el encuentro de Luciano y Sinatra en La Habana, recuerdo a El Padrino-2.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sincopada. "Muerte entre las flores" es una absoluta obra maestra ya desde el principio con esas imágenes del sombrero rodando por un bosque. Es Coen puro, como sus relatos. Aquí empezó la colaboración de Steve Buscemi con los Coen que dijeron que contrataron a Buscemi por su parecido con Peter Lorre. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, maslama. Me encanta "Uno de los nuestros" para mí superior a la sobrevalorada "Casino". La vida cotidiana de un mafioso con sus problemas conyugales, los vecinos... David Chase reconoció haberse influenciado con esa película para crear los guiones de "Los Soprano". Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, David. Es una secuencia que parece calculada al segundo. Lettieri empieza a ponerse nervioso cuando el camarero tarda en abrir la botella del vino y la tensión va "in crescendo". Yo tampoco soy gourmet, qué va, mis platos son sencillos pero eso sí: me encanta comer. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Lorenzo. Luciano se dirigía desde Nueva York hasta Palermo y el avión hizo una escala técnica en Madrid, parece que sabía que su fin se aproximaba y fue a despedirse de sus parientes.
Con los videos pulso "Compartir" y luego "Insertar" con el Mozilla Firefox procurando que su tamaño sea el corriente: 425 X 349. Espero haber sido de ayuda. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mario. Es como tú dices. Luciano trabajó de contable para Capone, era el cerebral, también entendía de leyes. El personaje de Robert Duvall en la saga de El Padrino está basado en Luciano. Abrazos. Borgo.

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Perdone don Miguel, pero no me sale. Supongo que compartir en la pagina de you tube. Eso me sale, pero donde lo inserta, en que parte, que casilla. Supongo que copia el enlace y lo inserta pero como donde...puede ser mas explicito?...

miquel zueras dijo...

Hola, Lorenzo. Bueno, primero le doy a "compartir" luego "insertar" copio el código que aparece entonces (perdón, ese paso me lo he saltado antes) y lo pego en la página que voy a publicar. Creo que no me he dejado nada. Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Buena forma de engañar al gusto en tiempos de crísis. Por cierto, a partir de "El padrino" en cuantas películas se habrá dejado algún regalito en la cisterna del WC.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. En tiempos de crisis hay que estimular la imaginación. No recuerdo ahora ninguna película concreta pero sí que se han encontrado muchas cosas desde entonces en esas cisternas. Además me encanta el momento en que Pacino espera al ruido del tren para abrir fuego. Es uno de mis momentos preferidos de todo el cine que he visto. Saludos. Borgo.

natsnoC dijo...

Veo que la aficción por de las pelis de gangsters es algo compartido entre tu audiencia, Miquel. Como no podía ser de otra manera, comparto esa aficción y la devoción por "El Padrino".

miquel zueras dijo...

Hola, natsnoC. Este fin de semana me hice una sesión maratoniana en DVD de "El Padrino" con unos amigos: las tres de un tirón. Naturalmente preparé los espaguetis con almejas (en el mar)y "arancini di riso" bolas de arroz rellenas de tomate y carne picada, es una receta siciliana. Por cierto, dentro de dos semanas me iré a Dinamarca ¿me recomiendas una cerveza de allí? Borgo.

Lala dijo...

Gran entrada amigo Miguel, contigo comienzo de nuevo a leer los blogs que sigo. Ya he vuelto de vacas, como he publicado ayer en mi blog. Esta semanita, siguiendo tu recomendación, me pondré a escribir alguna reseña.

Que grande el padrino, no me canso de verla. Curiosamente volví el sábado de vacaciones y lo que hice por la noche.....entre otras muchas cosa, jajaja!! fue ver otra peli que me encanta "uno de los nuestros" con un enorme bol de palomitas y la luz apagada.

En cuanto a esa receta de almejas sin almejas!! me la apunto para hacerla, la pasta me chifla y no me engorda porque la quemo toditaaaa!!!

Besotes

miquel zueras dijo...

Bienvenida de nuevo, Lala y espero que hayas disfrutado de tus vacaciones. Como le decía a maslama "Uno de los nuestros" me encanta y me gustó más que "Casino" otra contribución de Scorsese a su tema favorito.
Este finde he vuelto a hacer esta receta y le he añadido aceitunas negras deshuesadas y alcaparras, quedó muy bueno. Besos. Borgo.

Möbius el Crononauta dijo...

Creo que era Coppola quien dice que siempre debe haber una buena receta en las películas.

Ah, esa escena es tan mítica que siempre sospecho de los que van al baño en los restaurantes italianos

miquel zueras dijo...

Hola, Möbius. En cada entrega de El Padrino hay una escena en la cocina con receta incluida, me encanta la primera de la serie cuando Al Martino enseña a Pacino a preparar unos ñoquis marinados.
Yo creo que en los lavabos de los restaurantes italianos tendría que haber un "cacheador" como aquel chiste del tocador de señoras. Saludos. Borgo.

Einer dijo...

He bostezado justo antes de leer el título de la entrada y con los ojos llorosos he leído Siente a un famoso a su mesa y he pensado: ¡Qué bien, hoy Miquel nos a hablar de Plácido! Pero en lugar de famoso era mafioso, mucho mejor, dónde va a parar.

La entrada me ha encantado, me gusta mucho que metas recetas. Los cannoli deben estar...

Bueno, solo una cosilla más. Si Luciano estuviera vivo y leyera lo de ayudante de Capone te mandaba asesinar seguro. ;D Eran amigos pero de ayudante nada.

miquel zueras dijo...

Hola, Einer. Ja, ja, qué buena película Plácido... fue un detalle que la pasaran en la 2 las últimas navidades. Los cannoli son deliciosos con esa crema de ricotta y naranja, lástima que cerraron la pstelería siciliana de mi barrio y ya no encuentro los conos almendrados. Saludos. Borgo.

EleKtroTxail dijo...

Una entrada estupenda!

La receta de la falsa salsa de almejas me tiene intrigadísimo...La voy a probar sí o sí;P
Salud!

miquel zueras dijo...

Bienvenido a Borgo EleKtro Txail. Gracias y te recomiendo ese plato de pasta, ya ves que es muy fácil de preparar. Ya me dirás qué tal, te lo recomiendo con un buen tinto. Saludos. Borgo.

ethan dijo...

También recomiendo la peli LUcky Luciano de Rosi, se cuentan los años que pasó desterrado en Napoles hasta su muerte, efectivamente de un ataque al corazón.
Saludos!

Lluís Bosch dijo...

La casualidad ha querido que el día en que leo tu apunte tenga todos los ingredientes para montar el plato de almejas sin almejas, así que hoy toca pasta al estilo Capone.
La escena de El padrino... perfecta!

miquel zueras dijo...

Me alegra verte de nuevo por aquí, Ethan. Conozco esa película, muy buena, para mí la mejor de Rosi junto a "El Caso Mattei". Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Pues que aproveche, Lluís. Conviene tener siempre en casa algo de pasta, cebolla, ajo y zanahoria con lo que se puede hacer platos muy buenos. Si además tienes aceitunas negras y alcaparras quedará estupendo. Saludos. Borgo.

Worc dijo...

Que gana hace la caponata. Me encanta esa mezcla entre la historia para acabar recetando el plato de la semana. Una gran escena la del Padrino, un escenario inmejorable para matar o ser asesinado...con la pasta y la salsa de pomodoro.

Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Worc. La caponata es deliciosa, reuerda cortar la berenjena y dejarla reposar una hora con sal para eliminar su amargura (aunque quizás seas un buen cocinero y ya lo sepas) Los restaurantes italianos son un buen escenario para comer y para el crimen. Esas escenas con gángsters abatidos sobre un plato de fetuccini... pero claro, en un Pizza Hut no es lo mismo. Saludos. Borgo.

Worc dijo...

Discutible lo del Pizza Hut, sino recuerda Demolition Man donde todo los restaurantes se llaman así...gracias por el consejo culinario, las berenjenas me enloquecen, sobre todo rellenas...un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Worc. Uf, hace mucho que no he visto Demolition Man y no recordaba ese detalle. Qué buenas las berenjenas rellenas y la mousaka... a veces me preparo pasta con berenjenas salteadas en ajo y aceite. Saludos. Borgo.