domingo, 14 de noviembre de 2010

CUANDO TÍO VAMPUS SE PUSO BARRETINA


En 1975 el dibujante Josep Mª Beá consiguió el Premio Warren al mejor guión para cómic con esta curiosa historieta ambientada en Catalunya que se publicó aquí en el número 25 de Vampus. Las flores del mal (The Accursed Flowers) cuenta la historia de Jordi Valls, un hombre que no puede llevar solo las duras tareas del campo y siembra en su huerto raíces de manaire, de las que brotarán unos duendecillos trabajadores.


Al día siguiente le despiertan un ejército de manaires que le reclaman trabajo al grito de: Que farem ara? (¿Qué hemos de hacer ahora?) Lo malo es que si pronuncian esa frase tres veces y su amo no les ordena ninguna tarea saltan sobre él y lo despedazan.


Los manaires trabajan incansablemente y, claro, como esos duendecillos no conocen los días festivos ni las vacaciones al final termina pasando lo que se veía venir para desgracia del pobre Valls.

16 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Buena fórmula la de los duendecillos. Los parados de España tendremos que aplicarla sobre el gobernante de turno.

Licantropunk dijo...

Recuerdo sus historias de la taberna galáctica. Un grande.
Las historias de duendes siempre son metáforas de la condición humana, como cualquier otro personaje mitológico. Y estos, claro, tomaron el palacio de invierno.
Saludos.

Alimaña dijo...

¿Donde están esos duendecillos? Necesito un par de ellos para hacer arreglos en casa y estos me solucionaban la tarea en un santiamén...

miquel zueras dijo...

Sí, Cahiers, y cuando acaben las faenas preguntar tres veces ¿"Qué hacemos ahora?" Y si no responden a tiempo pues hala, a hacerlo menudillos. Quizás sería el único modo de lograr el pleno empleo. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Conozco a Beá desde hace años y es un gran artista y aún mejor persona. Canal + quería adaptar en una serie sus historias de la taberna galáctica aprovechando los decorados de "Acción mutante",lástima que el proyecto no salió adelante. Interesante esa teoría de los duendes y la condición humana. Borgo.

miquel zueras dijo...

Pues lo tiene crudo, Alimaña: las semillas de "manaire" crecen en una cueva del Montseny -según la leyenda- custodiada por espantosos monstruos que se quedan inmóviles cuando suenan las 12 campanadas de la noche de San Juan. 12 segundos para encontrar las semillas y largarse a toda mecha. ya me vendrían bien unos cuantos duendes ahora que he de pintar la casa. Borgo.

Wolfville dijo...

Que gran historia era esta, amigo zueras. Y que metáfora para el resto del hispanismo ¿eh? Mucho traernos al mundo para trabajar y partirnos la espalda cuando en realidad deberíamos estar comiéndonos a los amos, antes de que ellos se coman nuestra cuenta corriente, irpf´s varios y demás.

Saludos!!

Chocolat Soul dijo...

Jajaja sorprendida me hallo... Nunca me hubiera imaginado que una barretina daría tanto de sí...!

Mr. Lombreeze dijo...

Ostras, me ha encantado el argumento y me ha dado un poco de yuyu, la verdad.
Es que combinar lo cotidiano con lo extraordinario es lo que más terror me da. No sé, me daría más miedo ver una oveja comiéndose a una vaca que ver a un zombie.

El Abuelito dijo...

Esta la publicó de las primeras de Warren, recuerdo muy bien cuanto me gustó en su día... acababa por entonces de darse a conocer con aquellas historietas de "Sir Leo" que aparecían en el primer "Drácula" de Buru Lan... y era don Beá de lo más moderno, entonces...

miquel zueras dijo...

Hola, Wolfville: estos "manaires" sí que eran unos revolucionarios. los amos dando de comer a los trabajadores... literalmente. Borgo.

miquel zueras dijo...

Chocolat: eso es cosa del genial Beà que le puso barretina al tío Vampus. A mí me ha parecido que el decrépito vampiro tenía un cierto aire al Mitllet, el del "Palau". Borgo.

miquel zueras dijo...

Pues quén sabe, Mr. Lombreeze: con esto de las ovejas clones y el pienso transgénico no sería raro ver una "oveja loca" repartiendo bocados por ahí. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abuelito: qué recuerdos aquella publicación "Drácula" de Gasca con Maroto, Enric Sió, Beà... creo que el gran Alfons Figueras también publicaba allí. Beà tenía por entonces un estilo abigarrado y muy personal. Borgo.

Salvador dijo...

Me parece que la vi en su versión española, pero hace ya tanto tiempo...

miquel zueras dijo...

Hola, Salvador: ese Vampus, si la memoria no me falla, se publicó aquí en otoño del 74. Lo guardé mucho tiempo pero lo perdí en una de tantas mudanzas, qué pena. Borgo.