jueves, 14 de octubre de 2010

LOS CHAMPIÑONES NOS INVADEN


Braulio respondió al anuncio y le enviaron un paquete con el texto: Guardar en lugar oscuro y húmedo en una caja con serrín. En realidad todo era un astuto plan para dominar el planeta Tierra mediante hordas de mutantes champiñones asesinos.
Cuando Braulio se dio cuenta ya era tarde.

11 comentarios:

RAFA V dijo...

Me pido salvar al mundo. Al ajillo están buenísimos, los champis.

Crowley dijo...

Otro que se apunta a la salvación a base de salteados.
UN saludo

Gárgola dijo...

Yo me armaré con mis mejores armas para salvar al mundo, mi sartén y mi estómago, jejejejee.

Alimaña dijo...

Existe un episodio de "Historias para no dormir" con ese mismo argumento (cambiando champiñones mutantes por champiñones hipnóticos) jajaja. Lo subí hace algun tiempo al emule en Terrorfantástico, su título es "La Bodega". Si tienes tiempo y no lo has visto no te lo pierdas...

Fanny Riffel dijo...

Me anotooo,pero con salsa de puerros...hay que sacrificarse para salvar al mundo...

miquel zueras dijo...

RAFA, Crowley, Gárgola, Fanny: me apunto a la brigada Caza champillones al ajillo. De paso os doy mi receta de salsa de champiñones: después de lavados y cortados saltear los champiñones en la sartén con un poco de vino blanco, añadir crema de leche, sal y pimienta y triturar en la batidora. Queda muy bien con pasta o pollo a la plancha. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Champiñones hipnóticos... eso promete, Alimaña, y más tratándose de "Historias para no dormir". Intentaré encontrar ese episodio. Gracias. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Esto me recuerda cuando de pequeños nos daban unos cuantos gusanos de seda y luego las mariposas ponían una cantidad bestial de huevos.

miquel zueras dijo...

Yo también criaba gusanos de seda, Cahiers. Luego vinieron los "diablillos de mar", supongo que, como todo, iba a modas. Cuando era niño mucha gente se apuntó a la cría de champiñones, sobre todo parados intentando hacer negocio. Borgo.

Mr. Lombreeze dijo...

Jejejejejejejejeje.

miquel zueras dijo...

Encantado de verle por aquí, Mr. Lombreeze. Cuidado con las pizzas con champiñones.Borgo.