jueves, 3 de diciembre de 2009

HASTA SIEMPRE, NASCHY


En el invierno del 76 me topé con el hombre lobo. Le pregunté tímidamente si me firmaba un autógrafo “¡Pues claro, majete!” – me dijo-. Después Naschy se fue corriendo hacia la roulotte del maquillaje. Le esperaban tres horas con la cabeza encajada entre un molde de escayola para que ningún movimiento hiciera caer los pelos tostados de camello que le ponían uno por uno.
Yo estaba en un campamento muy cerca del rodaje de La maldición de la bestia. Una delirante película en la que se encuentran el yeti y un licántropo llamado Waldemar Daninsky. En aquel rincón del Pirineo catalán que simulaba el Himalaya correteaban Paul Naschy, el también recientemente desaparecido Víctor Israel y unos cuantos extras orientales reclutados entre los entonces escasos restaurantes chinos de Barcelona. El autógrafo –ay- lo perdí después de tantos años y algunas mudanzas.
En 1996 Paul Naschy acaparó las portadas de los suplementos dominicales al coincidir el estreno de su película Licántropo y la publicación de sus memorias: Memorias de un hombre lobo. Tenía curiosidad por ver qué tal le sentaban los años 90 al infortunado Daninsky pero la película solo estuvo un fin de semana en cartelera. Un año después la vi por televisión, en la 2, presentada por Naschy y un despistado Terenci Moix que enseguida reconoció que no sabía muy bien qué pintaba allí.
Sé que Jacinto Molina- Paul Naschy quería ser recordado como un Karloff o un Lugosi, pero yo lo veo más bien como un Ed Wood a la española. Un hombre que hacía las películas que él quería: cine de género; una tercera vía entre las españoladas y la inaccesibilidad de Erice o Saura.
En Borgo siempre se te recordará, Naschy. Seguro que ahora estarás en un café, bajo la luna llena, en compañía de tu admirado Larry Talbot.

16 comentarios:

El Abuelito dijo...

¡Arrea! ¡En el Himalaya, con el Hombre Lobo y el Yeti! ¡Menudo campamento que se corrió usted!

Esa fue la primara película de Waldemar que vi, y me encantó por desvergonzada y porque detrás se veía a un fan irredento del fantaterror clásico, como yo.
Aunque solo fuese por eso, siempre habría que recordar a don Jacinto.

miquel zueras dijo...

El campamento era muy aburrido y con un monitor pelmazo pero a medio kilómetro tenía el paraiso: el hombre lobo, el yeti y Víctor Israel que en la película hacía de guía alcohólico y estrábico; ideal para ir por el Himalaya.Yo,la primera película que ví de don Jacinto, fue "La furia del hombre lobo" donde aparecía por primera vez una mujer-lobo. Borgo.

Ordel dijo...

Hola Borgo! Yo también entre en el universo Naschy con LA FURIA DEL HOMBRE LOBO menuda peli, cuenta Naschy que el director Zabalza se pasaba el día empinando el codo.
Por cierto, conservo una copia de esa emisión por TV2 de LICANTROPO, tendría que revisarla pero creo que estaba por ahí Cayetana Guillén Cuervo

Un saludo.

miquel zueras dijo...

Qué peliculón La furia... y quizás el mejor cartel de la serie Daninsky. Esta, y la sicotrónica "El jorobado de la morgue" son las dos películas de Naschy que tengo en DVD.Puede ver tranquilo su Licántropo pues -si no recuerdo mal- no aparecía Cayetana. Por cierto que ya se ve por youtube el trailer de "La herencia Valdemar", la película póstuma de Naschy (se estrena el mes próximo) y no tiene mala pinta. Saludos. Borgo.

Ordel dijo...

Hey Borgo! He encontrado la grabación, tal vez sea de otro programa diferente al que comentas, esta interveción es en VERSIÓN ESPAÑOLA de TV2 no se de que año es pero debe ser finales de los 90, lo presentaba Cayeta y estaban invitados Luis Vigil y Terenci Moix, aparte de Naschy. Hicieron un coloquio interesante. Voy a ver si lo ripeo y lo subo a YouTube, es buen momento para recuperar material sobre nuestro hombre lobo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Ordel? Sí, ese debió ser el programa que ví en la 2. La memoria me falla pues ni recordaba a Cayetana ni al entrañable Luis Vigil, colaborador de Terror Fantastic, Vampus y creador de la revista Fangoria. Adelante con su homenaje a Naschy, se lo merece. Borgo.

Salvador dijo...

"La maldición de la bestia" la pasaron en Sitges en el año 1975. O sea que no le vistes en 1976. En "Vudú" se sacó un reportaje de su rodaje y de unas pruebas de maquillaje en este mismo año.
En Sitges le dieron el Clavel Medalla de Plata al mejor actor y en el cine El Retiro cuando leyeron los premios el público comenzó a silbar y a patalear en el mismo momento en que Naschy entraba en la sala. Al encontrarse con la monumental pitada exclamó: "¡cómo me pitan esos cabrones!"
La segunda parte de esta película, "El asesino de la luna llena" no se rodó. Profilmes dejó de contratarle. Recibí una carta de Naschy que me decía: "los de Profilmes, después de exprimirme como un limón me han dado la patada y me han echado a la calle. Sólo les interesa las tetas y el culo de Nadiuska y marranadas de esas"

miquel zueras dijo...

Si usted lo dice, Salvador, debió ser en el 75. La verdad es que no estaba seguro del año al 100 por 100. (Estas neuronas...) Recuerdo una entrevista en la que Naschy decía estar muy dolido con Profilmes después de hacerles ganar mucho dinero con el hombre lobo y esvribir guiones con unos plazos de tiempo imposibles (recordaba un poco a lo del maquillador Jack Pierce de la Universal) Profilmes dejó el fantástico y apostó por el destape como la peli de Nadiuska que ahora Ordel describe en su estupendo Cine de medianoche. Borgo.

Salvador dijo...

Las últimas películas del género fantástico de Profilmes funcionaron muy mal en taquilla. Al menos eso fue lo que me dijeron en la productora.
Por otra parte habría que conocerse al propio Naschy y su complicado carácter que fue en realidad lo que le cerró muchas puertas.
Yo trabajé con él en cuatro películas. En la cuarta no coincidimos afortunadamente.
El fantástico español tuvo un tirón al principio pero luego la fórmula se fue desgastando. Y ya se sabe que en cine manda la taquilla y no los gustos de unos fans que en España son muy radicales pero que en realidad son muy poca gente numéricamente que es lo que cuenta.
A pesar de todo lo que declaró, la verdad es que tratar con él era muy difícil y a veces imposible.
Los profesionales del cine no somos Job, ese personaje bíblico al que Dios enviaba toda clase de calamidades para probar su fidelidad.

miquel zueras dijo...

¡Cuatro películas con Naschy! Seguro, Salvador que puede explicar anécdotas muy interesantes no solo del actor sino del cine que se hacía entonces con tanta carestía de medios... Por cierto, algo había oido sobre el caracter irascible de Naschy. Borgo.

Salvador dijo...

Irascible es poco. guardo mejpor ecuerdo de Sebastián D'Arbó, Ignasi P. Feré, Antonio Verdaguer, los Makinavajas, Juan Piquer y un rodaje de George Lucas con Terry Jones en la calle San Pablo de Barcelona que fue de alucine.
Con Naschy sólo tuve malos rollos.
Hizo una película en el Delta del Ebro llamada "La batalla del porro".
Cuentan que, y eso es verdad, que no tenía memoria. Hacía de capitán chusquero y debía aprenderse unas frases. Utilizaba una grabadora en la que leía el texto y lo escuchaba una y otra vez.
Cuando filmaban la escena, un técnico apretó la tecla y se oía la voz de Naschy diciendo "Yo, el capitán Mataraña, os digo que...".
El desaparcido acto, al oír la grabadora se enfureció y empezó a gritar indignado: "¡Que se calle ese gilipollas! ¿a que le doy una leche?".
No se daba cuenta que la voz que escuchaba era la suya.

miquel zueras dijo...

¡Qué alu-cine! Piquer Simón,D´arbó... El rodaje con George Lucas y Terry Jones -nada menos- supongo que sería el de la serie El joven Indiana Jones. Recuerdo el rodaje en el Barri Gotic con unos puestos de mercado. Ví "La batalla del porro" en el lugar más apropiado: en un cine cutre de Ceuta, durante la mili. Borgo.

Salvador dijo...

http://espanoladasyole.blogspot.com/

Y en rodajes en los que yo no trabajé estuve en "El coloso de Rodas" de Sergio Leone y "El Cid" en Peñiscola. Peroe ntonces era un crío.

Por cierto, la gata de la foto se llama Luna.

miquel zueras dijo...

El Cid... aquellas superproducciones de Bronston debían ser impresionantes. Un amigo mío estuvo de extra en 55 Días en Pekín. ¡Ah, encantado Luna! Mi gato se llama Gatony, como el de los cómics de Josep Maria Beà. Borgo.

Lazoworks dijo...

Que suerte tuvo de estar en aquel rodaje, Mr. Borgo, y que mala suerte que perdiera el autógrafo!!
Yo lo vi bastantes veces por Sitges y siempre me pareció muy simpático y accesible!

miquel zueras dijo...

Hola, Lazoworks. Fue una gran experiencia para un amante del cine de terror como era yo de niño. Naschy fue muy atento, muy distinto de lo que oído de gente que trabajó con él que decían que tenía un caracter irascible. Saludos. Borgo.