viernes, 16 de octubre de 2009

¿DIGA?


En la guía telefónica de Nueva York había, antes de la II Guerra Mundial, veintitrés abonados cuyo nombre era Hitler. Después, hubo veinticuatro.”
(Microrrelato de Fernando Marías)

En 1940 residían en Berlín 73.000 judíos que iban perdiendo prácticamente todos sus derechos. En julio se les retiraron sus contratos telefónicos y solo pudieron conservar su teléfono los médicos y los abogados. La guía telefónica de Berlín de ese año aún contaba con 5000 judíos en sus páginas. En su última edición durante la guerra, la guía de 1941, únicamente aparecían 520 judíos.
El 18 de abril de 1941 a las 17.52 horas suena el teléfono en el apartamento berlinés de Menahem Saltzman. Un minuto después ya ha agotado todo su repertorio de maldiciones.
Sólo 520 judíos en la guía y tenían que llamarlo cuando estaba en la ducha, enjabonado hasta las cejas.
Y encima querían hacerle una encuesta sobre una conocida marca de cigarrillos.