sábado, 3 de octubre de 2009

3-D


Como decía más o menos Rod Serling en el inicio de cada episodio de La Dimensión Desconocida: “no, no le pasa nada a su ordenador…” Es que es una foto en 3-D. También cumple –como la primera edición de Playboy- su 55 aniversario la película House of Wax (Los crímenes del museo de cera, 1954) el primer largometraje en 3-D. No deja de ser irónico el hecho que se la encargaran a un director –André de Toth- al que le faltaba un ojo y por lo tanto no podía percibir el efecto tridimensional.
Recuerdo la primera película que vi “en relieve” como decían entonces: Carne para Frankenstein, de Andy Warhol (aunque el creador del famoso retrato de Marilyn decía que él se limitó a poner su nombre en los créditos). Fui con unos compañeros del colegio. El cine estaba a tope, nos sentaron en la primera fila y nos daba mucha risa el girarnos para ver a todos los espectadores con aquellas gafas de cartón blanco con un lente verde y otro rojo. Si guardan una de esas gafas en casa podrán ver como es debido esta escena de Los crímenes