lunes, 16 de octubre de 2017

TARÓN Y EL CALDERO MÁGICO, LA PELÍCULA MÁS DESCONOCIDA DE DISNEY

 Y la más terrorífica. A fines de los setenta los Estudios Disney estaban dirigidos por Ron Miller, el yerno de Walt, que decidió captar al público juvenil. Lo intentó con Tron (1982) la primera película con animación digital que fue un fracaso en taquilla, aunque luego se ganara el status de película de culto.
Miller depositó su confianza en Taron, basada en los cinco libros de ‘Las Crónicas de Prydain’ del escritor Lloyd Alexander.
 Don Bluth, director de animación, admiraba la fallida El señor de los anillos (1978) que Ralph Baksi rodó con el sistema  Rotoscopio, que permitía pintar sobre personajes reales consiguiendo mayor realismo. Bluth intentó contratar a Baksi pero éste sólo aceptó hacer algunos bocetos y sí, se nota la mano de Baksi en el personaje del Rey Horned. Su aspecto cadavérico, con ojos llameantes, y su voz (John Hurt, en el original) aterrorizaron a los niños de la época.
 En el equipo de animadores se encontraba el joven Tim Burton que pasó bastante del tema y dedicó la mayor parte del tiempo a preparar bocetos para su proyecto Pesadilla para antes de Navidad .
Taron y el caldero mágico (1985) destila un clima de esquizofrenia, pues junto a los característicos e infantilizados secundarios disneyanos (la cerdita Hen Wen) desfilan zombis, muertos decapitados…  
 Otro ejemplo del malditismo de la película es su protagonista femenino, Elena, que a pesar de ser princesa nunca ha sido incluida en el elenco de princesas Disney.

La película se saldó con el mayor fracaso de taquilla en la historia de los estudios (no apareció en  video hasta 1988, trece años después)  y el nuevo director de Disney, Mike Eisner, decidió dirigirse al público infantil. La jugada le salió bien, apostó por La sirenita (1989) que fue un exitazo.
EL GATO DE SCHÖRINDGER
En Big Bang Theory se menciona a veces este experimento: un gato en el interior de una caja sellada con una cápsula de veneno que puede romperse. Hay el 50% de posibilidades de que eso ocurra. Por eso, según la lógica cuántica, durante un tiempo el gato está a la vez vivo y muerto.
¿Pero y si al abrir la caja el gato se ha convertido en zombi? ¿Cómo afectaría eso al experimento? Se admiten teorías.

Ya tocaba una receta:
 POLLO A LOS VEINTE DIENTES DE AJO
Se prepara con un pollo entero, vaciado y listo para asar.
Frotar enérgicamente el pollo con aceite y sal gruesa.
Rellenar con veinte dientes de ajo (ni uno más ni menos o ya no sería esa receta y tendría que llamarse de otra manera) medio limón y una hoja de laurel.
Rociar con cava o vino blanco y dejar en el horno a 250º. Estará listo en 45 minutos esparciendo un delicioso olor por la cocina. Conviene rociar el pollo con su jugo durante la cocción. En fin, más fácil imposible.






36 comentarios:

JLO dijo...

Lo rico y potente que debe ser ese pollo!!!! El gato envenenado un poco menos 😏... Me hiciste dar hambre...

Esa película Disney si que es desconocida, justo coincidimos en Burton para una entrada... Saludos!!!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es una película que creía recordar, pero parece que no. Parece interesante por lo que reseñas, parece injustamente olvidada esa princesa. Con participación de Tim Burton, puede ser interesante.

Recuerdo eso del gato cuantico, alguna vez lo he incluido en algún relato de Duality.
La explicación de Sheldon me pareció incompleta, a pesar de su genio científico.

Saludos.

abril en paris dijo...

Una rareza para Disney, sí señor, pero por eso es curioso reseñarla. Daba más miedito que otra cosa. No me extraña que no tuviera el mismo tirón que otras mucho más "dulces". En casa se hizo la colección de cromos, creo recordar. Tampoco me extraña lo de Tim Burton.

La Sirenita es un antes y un despues, y su BSO ganó Oscar.

Ese gato de la caja es átipico, es decir se metería pero no tardaría en rascar y sacar la cabeza..¡ menudos son ellos!:)

El pollo ? ¿ no resultará un poco fuerte? Receta ideal para ahuyentar vampiros jaja ;)

Un abrazo, Miquel

Anónimo dijo...

Hola Miquel
Lo cierto es que Disney tiene fama de bueno-blandengue que no se corresponde con la cantidad de zonas oscuras que también tenía. Podríamos hablar de la paradoja Walt Schrödinger ¡O,incluso, que ese pollo tenía muchos ajos!
Un saludo, Manu3l.

Melmoth el errabundo dijo...

Ay, mi querido Miquel, como siempre, nos dejas un post rico y lleno de referencias por todos lados. A mediados de los ochenta pude comprar en Gigamesh los cinco volúmenes de Lloyd Alexander de la editorial Martínez Roca con unas portadas suculentas. Disfruté mucho de esta obra, tanto como con la película, aunque debo decir que me gustó mucho más la obra literaria. En la película al personaje lo llaman Taron y en la obra de Alexander lo llaman Taran. Taran, Taron, como la canción de la vaca lechera. Taran es un porquerizo y no le gusta lo que hace porque lleva sangre azul y él no lo sabe, es curioso como el tema se repite a lo largo de la historia del cuento tradicional europeo. Le ocurre lo mismo que a Luke Skywalker, que trabaja de granjero y la cosa no le cuadra. Es como cuando leímos al maravilloso Conde de Lautréamont en Los cantos de Maldoror donde dice: “Soy hijo del hombre y de la mujer, según lo que se me ha dicho. Eso me extraña. ¡Creía ser más!”. Pues eso; uno cree ser más cuando se es pequeño, y ya ves, ahora con cincuenta y tres tacos y ando en el paro y sin cobrar. Qué asco de vida, como diría Mel Brooks en aquella simpática película. Tron no me gustó nada cuando la vi en su momento, era muy aburrida donde te asfixiabas dentro de un mundo horteramente diseñado por lo que era todavía la timidez de los videojuegos actuales, además del vestuario, que era igualito a los pijamas que me regalaba mi tía Micaela. El señor de los anillos de Baksi tampoco me gustó nada, prefería la obra de Tolkien. Es más, tampoco me satisfizo la de Peter Jackson, con aquellos personajes que eran mera caricatura de los reales. Por dios, ese Legolas bajando las escaleras con un escudo como si fuera un monopatín, además de añadir un fragmento de la música de Regreso al futuro como guiño. Me encanta la estética de Tim Barton y su libro publicado en Anagrama: La melancólica muerte del Chico Ostra, con dibujos incluidos, me parece una maravilla. Lo del gato de Schörindger siempre me pareció muy divertido, pero contigo me parece todavía más. ¡Un gato zombi! Eso lo vimos en Cementerio de animales de King, pero no a través de la incertidumbre y la teoría de la mecánica cuántica. El observador debe imaginar porque la caja está cerrada. ¡Pues que la abra y a tomar por saco el misterio! Tu gato zombi, como un muñeco de resorte, complace tanto al que no observa como al que observa. Ni vivo ni muerto. Simplemente un zombi. Lo mismo ocurre con la observación de las estrellas. Muchas de ellas están muertas, pero seguimos viendo su luz que es el tiempo que ha tardado en llegar a nosotros. ¡Estrellas zombis! Desde luego. ¡Cuando se mueren se convierten en agujeros negros y luego engullen todos sus sistemas solares!
¡Pollo a los veinte dientes de ajo! Qué es ¡un pollo vampiro! Plato delicioso.
Un fuerte abrazo, amigo mío.

Clementine dijo...

Me encanta, si cambias la receta, ya no se llamaría así :)
Buena y variada entrada, Miquel, no sabía ni lo del gato ni todo lo que cuentas sobre Tarón.
Ni que Tim Burton dibujara.
¡Muchos besos y feliz semana, Borgo!

Folk dijo...

Supongo que como en muchos otros campos artisticos, en ocasiones sucede que un film de animación puede no estar estrenada en su momento idoneo, es posible que una pelicula que lleve ese halo de malditismo, pueda años despues de cuando se estrenó y con una nueva distribución y nueva publicidad convertirse en un exito...

he currado muchos años en el mundillo de la animación y pienso que la hiperpromoción hace mucho para que la gente se abalanze al cine a ver una pelicula de animación (y con esto no quiero decir que un film hiperpromocionado no haya de tener calidad), en el caso de "El caldero magico", no creo que fuese un problema de promoción, quizá ,entre otras razones, falló que familias que la habian visto no recomendasen a otras familias que fuesen a verla...no se

por ejemplo en nuestro pais seguramente menos gente ha visto "Puerta del tiempo",o "Cher ami" que "Tadeo Jones"...

"Cher ami" es una pelicula que llevó varios años de trabajo , realizada en los estudios "Acció" , y en cambio no se puede decir que fuese un exito de taquilla, debido seguramente a que no pudo tener la distribución y promoción con la que cuentan films que tienen apoyos de grandes grupos mediaticos, pero "Cher ami" es una muy buena pelicula de animación que desde luego no tuvo el exito que hubiese merecido todo ese ingente trabajo...

"Chico y Rita" tambien es una muy buena pelicula de animación, pero en cambio igual tampoco se puede decir que haya tenido el exito de taquilla que merecia.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, JLO! Este pollo está buenísimo, los ajos y el toque de limón le dan muy buen sabor. El gato no me lo comería, sería dar gato zombi por liebre.
Sí, ya me he pasado por tu blog. También me gusta "Big Fish", desde luego más que sus películas posteriores. La última, la de Miss Peregrine, empieza muy bien pero acabó por aburrirme lo que no me había sucedido nunca con Burton.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! La recuerdo como una película chocante, infantil a ratos y terrorífica otros con escenas que recordaban a los Jinetes Negros de la versión de Bakshi. Quizá la "Oveja negra" de Disney fue infravalorada. La intervención de Burton no se ve por ninguna parte, entonces era un dibujante más del equipo.
Yo es que no acabo de comprender lo de la lógica cuántica, como soy de letras... esperaba que Sheldon me lo aclarara, pero el experimento es curioso.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Burton ya mostró un comportamiento extraño en los estudios Disney, se encerraba en un armario para hacer sus bocetos y cosas así. Lo leí en un prólogo de su excelente libro de cuentos e ilustraciones "La melancólica muerte del Chico Ostra", te lo recomiendo.
Ese Eisner tenía buen ojo pues después de La Sirenita estrenó grandes éxitos como "El Rey León", la más taquillera de la historia de Disney.
A mi gato le encantan las cajas, lo demostró en mi última mudanza aunque no habían cápsulas de veneno dentro.
Qué va, queda muy sabroso ese pollo, yo le añado un poco de laurel o tomillo.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Manu? Por supuesto que Disney tenía sus zonas oscuras, me decepcionó que no hubiera ninguna alusión en la película "Al encuentro de Mr. Banks". La escena de los demonios en "Fantasía" provocó pesadillas en muchos niños de entonces. Quizá Disney habría convertido al gato de Schrödinger en un personaje de dibujos animados, un gato Félix que hablara con acento alemán.
20 dientes de ajo para ser exactos...
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Melmoth! Recuerdo las portadas de esos libros de Alexander, no los leí pero un aficionado a la saga me contó que en la película hicieron "La Opción Alatriste", meter todos los libros a partes (sobre todo de los dos primeros) sin plantearse hacer secuelas.
A quien tampoco le gustó nada la película fue al futuro director Eisner que "infantilizó" la trama temiendo que la clasificaran para mayores de 13 años. Eso disgustó a Don Bluth, el jefe de animación, que se largó de Disney para hacer "Nymh, el mundo secreto de la señora Brisby". La melancólica... es un libro sublime, lo tengo en una edición inglesa con prólogo del gran Edward Gorey.
Ah, sí... recuerdo el gato horrendo que volvía de Pet Sematary. Y al prota no se le ocurre nada mejor que enterrar allí a su mujer. Los hay que no aprenden.
Gatos Zombi y pollos anti-vampiros bien cargados de ajos, buena combinación...
Abrazos, amigo!!!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Clementine? Claro, y lo mismo si llevase diez o cuarenta ajos... si son veinte por algo será.
Tarón (Taran en el título original, curioso) fue una fallida película pero yo habría dado cualquier cosa por compartir tablero de dibujo con Tim Burton. La de anécdotas que podría contar...
Muchos besos y muy feliz semana!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Folk! Es posible que el público aún no estuviera preparado para "películas de terror para niños". Ya ves el éxito que tiene actualmente la serie de libros "Escalofrios" y una serie de animación como "Hora de aventuras" sería impensable en la TV de hace diez años. La Disney convirtió Tarón en un hibrido que no convenció ni al público infantil ni al adulto.
Debe ser apasionante trabajar en una película de animación. Me interesé por el anuncio pidiendo dibujantes para Palo Alto donde preparaban "Chico y Rita" pero lo encontre poco creativo, sólo podía hacer fondos y al estilo de Mariscal.
No he visto "Cher Ami" -aunque conozco la historia de esa paloma mensajera- pero sabía que fue un trabajo con mucho esfuerzo (como todos los largos de animación) y que las críticas fueron buenas pero falló la distribución. Creo que el director y dibujante Miquel Pujol había trabajado en la Disney.
Saludos!
Borgo.

Belknap dijo...

¡Hola, Mr. Borgo! Conozco el film del que habla pero me lo debo, me pondre en su busqueda, luce muy interesante; en cuanto al famoso: Gato de SCHÖRINDGER, y perdon si meto la pata porque fisico no soy, es uno de los pilares de la fisica cuantica y universos alternativos, en caso de que le interese, le recomiendo que lea la excelente novela de Frederik Pohl: la Llegada de los Gatos Cuanticos, no tiene desperdicio; por ultimo, me agendo su receta, la cual ya me abrio el apetito. Saludos.

Frodo dijo...

Desconocia por completo esa película, hasta hace un rato. Muchas gracias por anoticiarme Miquel.
A ver si entendí la receta: se rocían 20 ajos con un frasco de veneno y se lo frota contra un gato hasta que se rompa y luego se lo coloca en una caja que contiene la cabeza de Walt Disney rociada de limón?

Abrazo Borgo!

Doctora dijo...

Yo tenía Taron y el caldero mágico en VHS, pero de niña nunca me gustó. Hace unos meses la encontré de casualidad por la red y me la descargué. Volví a verla pensando que ahora me gustaría más, pero fue aún peor.

El dibujo es cojonudo, sobre todo el malo y sus dragones, pero la historia es un sin sentido. Se nota que en el guión metió mano mucha gente, y el resultado es un híbrido muy extraño, con personajes infantiles enfrentándose a villanos muy chungos en una especie de versión Hacendado de El señor de los anillos.

Saludos ;)

JLO dijo...

Llegará bien por encomienda ese pollo? Ja...

David dijo...

El problema de la peli es que sin estar mal, no está tampoco bien y no termina de decantarse por ser una peli de aventuras infantil o dejar ese género. Se deja ver (mis hijos la veían siendo bastante pequeños), pero no está entre mis clásicos de Disney porque no creo que esté tan bien. Y momentos más terroríficos creo que hay en otras pelis Disney. A mí, el momento en el que una rata entra en la casa en La dama y el vagabundo me parece brutal. Eso de un bebé en la cuna y pensar que una rata puede morderle sí que me da miedo. La misma semana que vi en el cine "La dama y el vagabundo", vi también "Henry retrato de un asesino" y chico, lo que no se me quitaba de la cabeza era: Joder, una rata de alcantarilla que podría morder a un bebé y no los continuos asesinatos de Henry...

miquel zueras dijo...

Hola, Mr.Belknap! En Argentina se estrenó como "El caldero mágico" sin el Tarón o Taran según el país. Yo me voy a poner a la busqueda de La llegada de los Gatos Cuánticos. Ya conocía a Pohl, el autor, por su "Mercaderes del espacio", muy bueno.
Que disfrute con el pollo y sus veinte dientes (suena a pollo mutante)
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo! Uf, esa receta parece una versión ultra psicotrónica. Quizá un día me planteó un libro con recetas alucinantes, habré de ponerme en serio con las ilustraciones y tomar algo "que me inspire". Seguro que de la caja sale algo peor que el gato zombi juntado con Disney criogenado.
Abrazos, amigo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora! Tron quedó como un producto extraño pues el productor Miller desbarató el proyecto causando la marcha de Don Bluth que siempre se rodeó de buenos dibujantes. El jefe de los estudios, Miller, ya tenía un pie en la calle pues era responsable de varios fracasos algunos inmerecidos como la muy de culto "Tron" y la simpática "El dragón del lago de fuego". Sí, Tarón quedó como una versión barata e infantiloide de la obra de Tolkien.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, JLO! Yo no me fiaría mucho, cuando vivía en Buenos Aires y me enviaban dulces desde España o llegaban en mal estado o simplemente no llegaban... Me temo que si pides que te envíen el pollo llegará en un estado parecido al del gato zombi.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, David! Tarón se resintió mucho de la absurda manía de los productores de mezclar cerditos parlantes y criaturas del Averno. No se vio ese equilibrio de cine de terror infantil para adultos.
Uf... si Cujo fue el perro más chungo del cine aquella rata era la más siniestra que paseó por una pantalla. Con esos saltitos y los ojos que llameaban en la oscuridad, y la cunita... Cuando vi esa película yo era un niño y aún se publicaba la sensacionalista revista de sucesos "El Caso" y de vez en cuando salía un titular tipo: "Rata mordisquea las orejitas de un bebé en su cuna" Eeecs...
Saludos!
Borgo.

Chechu Rebota dijo...

La vi cuando era un crío y me gustó mucho, pero nunca más he vuelto a visionarla y no se si me volvería a gustar. Hace unos meses descubrí que era una adaptación literaria y me entraron unas ganas terribles por leer los libros, así que desde entonces he intentado encontrarlos, especialmente por páginas como iberlibros.

Nunca me habia planteado la posibilidad de que el gato terminara siendo un zombie y es una lástima que en la serie no hagan esa broma.

Otras de tus recetas que se va a mis libretas. Ya te contaré como me ha quedado cuando la haga.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! No creo que te guste mucho. No leí los libros de "Las crónicas de Prydain" pero los que sus seguidores me dijeron que la adaptación fue muy chapucera, y es que no se pueden resumir cinco libros en una película. En Barcelona seguro que los encontrarías en la librería Gigamesh, muy popular por aquí entre los amantes de ese tipo de libros y curiosidades.
Si el gato saliera convertido en zombi sería un nuevo planteamiento para ese experimento y te recomiendo ese pollo "al perfume de ajos", es fácil de preparar y muy bueno acompañado de patatas asadas al horno.
Saludos!
Borgo.

RECOMENZAR dijo...

Hola Querido. me encanta venir a tu rincón; primero te leo luego, leo los comentarios inusual en mí. Le dedico tiempo a analizar lo que escribes. Es como llegar a un planeta diferente,con Magia!!!!!Tus textos son nuevos no sé nada de ellos.
Los comentarios largos de gente que sabe tanto de lo que escribís, que comenta porque quiere comentar sus ganas. Ya ves
"Sos una experiencia religiosa " para mi
No sabia que habias vivido en Mi Tierra querida......
¿Sos argentino????

BESO

Chechu Rebota dijo...

Quizá si vuelvo a verla se convierte en uno de mis placeres culpables.

miquel zueras dijo...

Hola, RECOMENZAR! Gracias por venir, siempre me animan mucho tus comentarios. Yo viví un año y medio en Buenos Aires, en el barrio de Caballito. Me enamoré de una mina que estudiaba diseño de joyas y cuando me preguntó si me iría allá le dije: "Contigo al fin del mundo". Vivía como un argentino más, paseando por el parque de Palermo y callejeando por San Telmo y sus cafés como El Dorrego. Tengo muy buenos recuerdos y quiero creer que una parte de mí es argentina.
Besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Tranquilo, aquí en Borgo tienes un lugar para confesar tus placeres culpables y lo que sea, faltaría más.
Saludos!
Borgo.

Nury ruri dijo...

Pues me ha picado la curiosidad por la peli. Así que intentaré buscarla aunque me temo no sea fácil.
Qué hambre me ha entrado con esa receta!
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! Es una de las películas más extrañas de la Disney. El presupuesto empezó a irse de madre, el guión se llenó de secundarios infantiloides y, para rematar las cosas, la dirección de la compañía cambió.Intentaron captar a los jovenes que preferían los juegos de rol pero no coló.
Te aconsejo esta receta de pollo con patatas fritas o al horno, queda muy bien.
Saludos!
Borgo.

Éowyn dijo...

Hola Miquel,

Gracias por darme a conocer esa peli de Disney. "Tron", me encantó en su día. La vi muy orignal.

Hace unos días vi un episodio dónde hablaban del Gato y me resultó de lo más curioso. Si el minino se convierte en Zombie, sería algo terrorífico. Pero por otro lado, me gustaría. Ya que soy muy fan de este animalito.

Ese pollo tiene que estar riquísimo! Anto la receta para hacerla.
Un beso!

miquel zueras dijo...

Hola, Éowyn! Me parece una película interesante porque muestra un intento de la Disney por cambiar su estilo aunque los productores no confiaban en ello.
A mí también me encantan los gatos. Las ventajas de uno zombie es que nunca se muere como me pasó con mi último gato que me dejó hecho polvo. Es la vida...
Ese pollo le gustó mucho cuando se lo hice a una pareja de amigos ingleses a pesar de que no les suele gustar el ajo (o eso dicen) con los vampiros no sé si funcionaría igual.
Besos!
Borgo.

Reportero A Letargo En Suleyken. dijo...

Muy amena entrada, apreciado B o r g o . Deseo resaltar El Gato De Schrödinger, pues soy seguidor suyo desde "ni me acuerdo" Tanto es así que algún que otro microrrelato e incluso un poema tengo perdido por mis históricos archivos con tal motivo. Tú has planteado para esta calistenia mental cuántica, un aspecto tan acertado como simpático. Y es cierto, a mi parecer...si se para uno a pensar además de Los Zombis, en Los No Muertos, sería más complicado que las pláticas escolásticas de Las Edad Media. Lo dicho, me encanta tu aportación a quienes somos "Gatos" "in pectore".


¡ M i a u !

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Reportero? Schrörindger nos proporcionó uno de los experimentos más pintorescos como siempre que hay animalitos por medio, como el Perro de Pavlov. Espero que encuentres esos textos, me gustaría mucho leerlos. Me gustan mucho los gatos y había considerado escribir algo sobre un minino zombi, pero Stephen King ya se me adelantó con su "Cementerio de animales".
Saludos felinos!
Borgo.