lunes, 1 de febrero de 2016

¡CUATE, AQUÍ HAY TOMATE!

¿Alguna vez se han metido en una bañera repleta de zumo de tomate? Yo una vez, en México.
Nos habíamos ido Laura, mi pareja de entonces, su hermano Carlos y su novia Gloria a una casita de su familia en la sierra de Cuautepec; un lugar donde muchos defeños de la capital se refugian de los rigores de la estación seca de noviembre-mayo.
 Yo estaba arrancando las malas hierbas del jardín cuando advertí unos negros y furtivos ojillos negros que me observaban desde un seto de cicutas. Era un animalito que hasta ahora solo había visto en documentales, una mofeta de lustroso pelo negro con dos bandas simétricas de color blanco en el lomo. Me acerqué hasta una prudente distancia para verla mejor, en ese momento la mofeta dio un rápido giro, se apoyó sobre sus patas delanteras y levantó la cola. Cuando me di cuenta de lo que se proponía ya era tarde.
Disparó un líquido amarillo pálido que me empapó la camisa. Un hedor acre, de una fetidez insoportable asaltó mi nariz. Entré corriendo en la casa. Laura, Carlos y Gloria estaban sentados en un sofá viendo la tele, nada más llegué se taparon la nariz con las manos.
-¡Jíjoles!!! – exclamó Laura- ¿Dónde te has metido, güey?
-¡Me ha rociado una mofeta!
-¿Una qué…? –recordé que estaba en México.
-Un zorrillo.
-Órale, sal al jardín que vas a apestar todita la casa –me dijo Carlos dándome empujoncitos con una revista enrollada-. Quédate aquí en el jardín, extiende los brazos, que te dé el aire. Ahorita tomo el auto y voy al 7- Eleven a por zumo de tomate.
-¿Ahora te vienen ganas de tomar un Bloody Mary?
-No chingues, pendejo. El zumo de tomate es lo mejor para quitar el tufo a zorrillo.
Mientras Carlos se alejaba con su ranchera Ford me quedé en posición de espantapájaros. Empezaba a oscurecer. De noche las serpientes de cascabel salen a cazar y en esta sierra las había a montones. Solo faltaría que una me mordiera para redondear un día perfecto con la fauna local. Sentí un escalofrío que parecía bajar silbando por las colinas de Cuautepec.
Respiré aliviado al oír chirriar la grava. Carlos descargó cuatro packs de seis botellas de zumo de tomate. Laura se me acercó con un cesto en la mano y un paño empapado en perfume cubriendo su nariz.
-Carlos está llenando la tina con zumo. Apúrate, habrá que poner una lavadora solo con tu ropa y dejarla tendida cinco días, nomás.
 Dejé toda mi ropa en el cesto y me volví corriendo hacia la casa. Carlos estaba vaciando el último frasco. Entré en la bañera. Recogí algo de zumo de tomate en un vaso y me lo eché por la cabeza. Me miré en un espejo; parecía Carrie en su fiesta del instituto.
Llevaba un rato en aquel baño untuoso cuando irrumpieron en el cuarto, doblándose por las carcajadas, Carlos, Laura y Gloria. Carlos se había traído del 7-Eleven una botella de mezcal y se habían tomado ya unos cuantos tragos. Soy pudoroso y no me hacía mucha gracia que me vieran con mis ejém… cosas medio sumergidas en tomate. “Fíjense. Parece un perrito caliente con cátsup”, dijo Laura señalando ya se imaginan qué.
-Órale, comadres –dijo compasivo Carlos, alargándome un platito con un vaso de mezcal, una rodaja de limón y un montoncito de sal con chile-. Dejemos a nuestro hediondo amigo –y dirigiéndose a mí-: quédate ahí un rato, para que el tomate entre en los poros.
Se fueron. Alguien puso música. Después de todo, no se estaba tan mal flotando en zumo, con un vasito de mezcal con gusano y oyendo Psyicho Killer de los Talking Heads.

GILDA (Chorradilla)

 Sergio Banderilla tiene un bar de pinchos y montaditos y, además, es conocido en el barrio por su pasión por el cine clásico. Su local está lleno de carteles y fotos de Rita Hayworth.

Su especialidad –por supuesto- es el pincho Gilda, al que añade un toque especial. Cuando alguien pide en la barra una Gilda, Sergio se la sirve y acto seguido le propina al cliente un bofetón. Ocurrencia que en su bar es acogida con gran regocijo por la clientela. 

¿RECUERDAN A PEPE LE PEW?

Sí, seguimos con mofetas. Pepe es un personaje de los Looney Tunes de la Warner. Un zorrillo francés que galantea a la gata Penélope pero su olor corporal no ayuda mucho. El actor Johnny Depp declaró que para interpretar su personaje Jack Sparrow de la serie de Piratas del Caribe, se inspiró en Pepe le Pew. Ahora este zorrillo vuelve a estar de actualidad pues se anuncia para este verano el estreno de su primer largometraje con la voz de Mike Myers (Austin Powers).
Anteriormente Pepe la Pew ya había ganado un óscar en la categoría de mejor corto de animación por Razones sentimentales For Scintemantal Reasons(1949)



45 comentarios:

ricard dijo...

Con el tomate y la salsa de tomate mantengo una relación ambigua. Me gusta la salsa de tomate con el bacalao o los macarrones pero no me gustan el pan con tomate ni el zumo de tomate bebido. Y un baño de esas características me produciría alergia, estoy seguro. Fíjate que cuando veo fotos de la tomatina de Buñol me pongo enfermo. Si me viera metido en esa fiesta podría morir de puro asco. Claro que lo del olor a zorrillo tampoco debe ser muy agradable.

Saludos.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Ricard? A mí me gusta la salsa de tomate a la italiana, con tomates pelados de lata y unas hojas de albahaca. No creas que me apetecía mucho tomar ese baño pero habría hecho cualquier cosa con tal de librarme del olor a glándula de mofeta que es, de lejos, lo más nauseabundo que he olido en mi vida.
Una vez fuí a la tomatina, olvidé el consejo de llevar gafas de nadador y me ardían los ojos que no veas...
Saludos!
Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

¡Qué cosas le pasan amigo Zueras! No se si le dejaron una hogaza de pan de pueblo para que mientras procediera al mojeteo oportuno, claro que ese tomate tendría un sabor un tanto peculiar, al estilo mofeta.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers! Uy, yo ni hubiera mojado pan ni habría hecho una boloñesa con ese tomate... menos mal que por nuestros parajes no se ven esos bichos y uno puede ir a buscar rovellons (níscalos) al monte con tranquilidad.
Saludos!
Borgo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

¿Realmente funciona ese método o es algo que se dice de gusto o por Internet, que es una variante? ¿O será algo que inventaron para hacerte una broma?
Extravagante anecdota, que sin embargo te creo. Para ser una ficción, habría terminado con una de las mujeres se habría metido con vos, por exceso de trago o por haber sido rocíada por la misma mofeta. De hecho, podrías convertirlo en ficción, con algún final así.

Saludos.

David dijo...

Claro que me acuerdo de Pepe Le Pew. De hecho, me estaba acordando de él mientras leía tu historia con la mofeta-zorrillo y el baño de tomate.
Lo que no te haya pasado a ti...
Un saludo.

Ana Bohemia dijo...

Buenísima la anécdota, Miquel, y lo siento por ti, pero muy cómica, te he imaginado en esa bañera cual loca-Carrie despechada y me ha entrado la risa tonta.
El corto de Pepe Le Pew me ha hecho recordar, jaja, y he comprobado que sigue poniéndome tan nerviosa como entonces, ayy.
A propósito, no sabía yo que el tomate era tan potente como para hacer desaparecer el olor de una mofeta, ¡lo que se aprende!
Saludos
:D

Licantropunk dijo...

"El zumo de tomate es lo mejor para quitar el tufo a zorrillo". Cuando escucho ese tipo de frases siempre me quedo pensando en quién fue el primero al que se le ocurrió la solución. ¿Fue una afortunada casualidad, como el descubrimiento de la penicilina? ¿Hubo una plaga de mofetas en Buñol? ¿Si Johnny Deep se inspiró en una mofeta para su papel del capitán Sparrow, en qué lugar deja eso a Keith Richards, otra de sus mentadas influencias para hacer del pirata? Preguntas, preguntas.
Saludos.

Éowyn dijo...

Hola Miquel!
Vaya mala suerte con el zorrillo. No sabía yo que el zumo de tomate quitaba ee olor que tiene que ser de lo más desagradable. Lo que se aprende oye! La serie de dibujos me encantaba.

Saludos!

Belknap dijo...

¡Hola Miquel!, ¡Dios, que anecdota! Hay dias en que la mala suerte ronda, y despues del baño, ¿se fue el olor? y ¿la ropa hubo que quemarla o se le fue el olor? Pepe Le Pew,maravillosos personaje que me hizo pasar gratos momentos. Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Sí, sí que funciona! Me dijeron que era por el ácido natural del tomate más algunos aditivos (he olvidado cuáles) que suele llevar el zumo. Por cierto que está muy bueno en los Bloody Mary y el Cubanito (con ron blanco en lugar de ginebra) Pues hubiera sido interesante que a alguna de mis compañeras de piso le hubiera salpicado la mofeta y tuviéramos que compartir bañera... creo que sí lo usaré para algún relato, se podría titular "Sexchup".
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, David! También pensé mucho en el viejo Pepe le Pew, se me pasó por la cabeza entrar en la casa gritando: "Mon Dieu, un zoguillo apestoso!!! pero en aquel momento no estaba para muchas bromas con lo mal que olía el fluido de mofeta.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Ana? Desde luego parecía Carrie recién llegada del baile pero oliendo mucho peor, seguro. Fred Quimby hizo ganar muchos óscars para los estudios Warner (El alcalde de Springfield se llama Quimby, otro homenaje de los Simpson) creo que el de Pepe fue el primero.
Yo no lo veía claro, pero sí que es cierto lo del tomate para esfumar la fetidez de la mofeta. Lo bueno de viajar es eso, se aprende mucho.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk! Los de Buñol están ya inmunizados contra el hedor de las mofetas. Me imagino que ya lo usarían los indios americanos que tenían su experiencia con las mofetas y los tomates.
He leído en Google que Johnny Deep declaró haberse inspirado en Pepe le Pew para la forma de hablar del pirata Sparrow mientras que para el físico siempre tuvo como modelo a Keith Richards; una buena combinación.
Saludos!
Borgo.

Josep dijo...

A poco se me queda la mandíbula desencajada, Borgo, de la risa que me ha entrado al leer tu relato del encuentro con esa mofeta. No dudo que el tomate surta efecto, porque cuando vas a recolectarlo, la suciedad de las manos únicamente se va cuando te las frotas con tomate.
Pepe le Pew siempre me pone de los nervios, quizás por ese doblaje que le han dado...
Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola,Éowyn! Vaya, impresionante esa niña gótica de tu foto de perfil. Ahora ya lo sabes por si un día sufres el ataque de una mofeta.
Los dibujos Warner siempre fueron para mí los mejores, bueno, seguidos de cerca por la Pantera Rosa. Qué época para los cartoons...
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr.Belknap! El olor -indescriptible- se fue, pero la ropa tuvieron que lavarla a temperatura máxima (la camisa era de algodón y quedo hecha un guiñapo) y luego dejarla tendida cinco días para que se aireara.
Un gran personaje Pepe le Pew. Su voz, Mel Blanc en el original, decía que se inspiró en el Charles Boyer de "Pepe le Mokó".
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Josep! Me alegra mucho saber que te has divertido con mi incidente-zorrillo. Vaya, no sabía eso de que el tomate quitaba esa suciedad. Mi tío tenía un pequeño huerto con tomates y me encantaba el olor cuando empezaban a madurar al sol. Me gustan mucho esos secos, italianos, macerados en aceite.
Pepe le Pew hablaba con una curiosa mezcla de francés macarrónico y doblaje latino, el de los dibujos que veíamos los niños de mi época.
Saludos!
Borgo.

Éowyn dijo...

Mi foto de perfil no es una niña gótica :( Es Éowyn, sólo que se ve extraña porque va con un traje verde y está algo lejos y claro, parace lo que no es!
Buen día!

miquel zueras dijo...

Buenos días, Éowyn! Anda, pues es verdad... es Miranda Otto. Eso me pasa por mirar el ordenador sin mis gafas progresivas a las que no me consigo acostumbrar.
Saludos!
Borgo.

Clementine dijo...

Jajajajajaja... me chifla la chorradilla de Gilda... Una vez más te superas, Miquel. La historia de la bañera de tomate es muy... Borgo. Geniales tus dibujillos y qué buenos recuerdos me trae Pepe Lepew :)
Muchos besos, genio.

abril en paris dijo...

Deberías escribir un libro, Miquel..jajaja ¡ah no, que ya lo has hecho! jaja
Tremenda forma de entrar en materia y en situación, salsa de tomate cuate..jaja XD
¡Qué divertidos los dibus de la Warner, sí me traen recuerdos.
Lo de las Gilda tambien se dice por aquí y están buenísimas, pero lo de la bofetada ¿es en serio?..por aquí no damos tortas..sólo a los insolentes que se pasan con el vino peleón jaja

Saluditos, Miquel

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Y en ese bar las bofetadas se las llevan -a diferencia de la película- tanto hombres como mujeres, que ahora vivimos tiempos políticamente correctos.
Me alegra mucho que te haya gustado esta entrada tan tomatera y mofetil.
Besos y buen finde!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Pues sí, aunque esa experiencia no la cuento en el libro. Me sentía como un tallo de apio nadando en Bloody Mary.
Curioso, a todos los niños de mi clase nos gustaban los personajes Warner. Bugs, Lucas, el diablo de Tasmania (mi favorito) pero con Pepe había división de opiniones, o te gustaba o lo odiabas a muerte.
Pues creo que no sería mala idea montar un bar de pinchos cinéfilos. Con el "Bela Lugosi" (tapa de goulash) te podrían dar un mordisquito cuando lo sirven.
Saludos!
Borgo.

Chechu Rebota dijo...

¡Uy! Debe ser horrible que una mofeta te rocíe, pero al menos tienes una anécdota divertida que contar.
La mofeta Pepe era uno de mis personajes favoritos de los looney Tunes, así que a ver como se las apañan con la peli.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Ya lo creo que es horrible, y muy, muy apestoso.
Pepe me encantaba, casi tanto como el diablo de Tasmania y aquel marciano vestido de romano, mis personajes Warner preferidos. Tengo curiosidad por ver la peli y en V.O. pues Mike Myers tiene mucha habilidad para recrear voces distintas, como su ídolo Peter Sellers.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Ya lo creo que es horrible, y muy, muy apestoso.
Pepe me encantaba, casi tanto como el diablo de Tasmania y aquel marciano vestido de romano, mis personajes Warner preferidos. Tengo curiosidad por ver la peli y en V.O. pues Mike Myers tiene mucha habilidad para recrear voces distintas, como su ídolo Peter Sellers.
Saludos!
Borgo.

Doctora dijo...

¿Pues entonces cómo le llaman en México a los zorros?.

Lo del zumo de tomate es muy famoso, es un método curioso. Me preguntó quién sería el que descubrió que amortiguaba esa peste. Imagino que sería un tipo desesperado por los ataques mofetiles, que se sumergía en cualquier cosa hasta que dio con la clave. Se bañaría en zumo de naranja, de limón, de melocotón hasta acertar?

Me encanta Pepe Le Pew, como el demonio de Tasmania, la bruja verde y Marvin el marciano. Son, junto al Coyote, mis personajes preferidos de Warner.

deWitt dijo...

Jajaja! Lo de Carrie en la fiesta del instituto me ha encantado! Mira que me gusta el tomate pero nunca me ha dado por tomarlo en baño, claro que nunca me he encontrado con una mofeta!

Abrazo

Charly Hell dijo...

Tienes anécdotas que yo ni siquiera habría imaginado. Un baño en zumo de tomate porque una mofeta te atacó. Yo pensaba que eso sólo pasaba en las películas!!! Nunca he visto una y si algún día me la encuentro, la saludaré desde lejos.

De Pepe Pew siempre me fascinó una cosa, la facilidad con que las gatas negras acababan con una raya blanca pintada en el lomo. Siempre había un cubo de pintura a mano. Hoy a Pepe se le acusaría de acosador (y con razón).

Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora! En México los llaman zorros que por algo es el país donde don Diego de la Vega cabalgaba con su mascara y capa negras repartiendo justicia, aunque en el Norte también los llaman "coyotitos".
Yo creo que eso del tomate se pierde en la noche de los tiempos. Lo debió descubrir algún indio zapotaca cuando en Europa aún no se conocían los tomates ni las mofetas.
¡"Marvin el marciano!" Ahora recuerdo su nombre. Esos personajes eran muy divertidos ¡Ya no se hacen dibujos así! (Comentario de viejuno)
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

Hola, deWitt! Si, parecía Carrie o Jeniffer Jason Robards en "Los odiosos ocho", todo empapado de rojo. Si hubiera añadido sal, tabasco y algo de apio y vodka sería como bañarse en Bloody Mary.
Un sabio consejo: ¡Evita las mofetas!
Saludos.
Borgo.

miquel zueras dijo...

DeWitt: quise decir "Jenifer Jason Leigh" Bueno, al fin y al cabo eligió ese nombre artístico por Jason Robards al que consideraba un padre adoptivo.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Charly? Mantente alejado de las mofetas. "Quien se acerca a mofetas, acaba oliendo como ellas", no sé si hay un dicho parecido pero ahí va.
Pues no vas desencaminado. Para promocionar el largometraje de Pepe le Pew el canal Cartoon de la televisión estadounidense ha emitido ese corto y les han llovido mensajes de protesta alegando que lo que hace Pepe con la gatita Penélope se considera hoy un acoso en toda la regla. Son otros tiempos... puede que a Pepe ya le toca saber lo que significa un "No".
Saludos!
Borgo.

UTLA dijo...

Estimado Mr. Borgo,

¿Usted por tierra mexicanas? Que coincidencia. Que bueno el relato de la mofeta, perdón, quise decir zorrillo; y del embadurnamiento posterior con salsa de tomate. ^^

¿Carrie tú? Jajaja eres buenisimo, que ocurrencias. me troncho con esta entrada.

Pues si, el zorrito ese Pepe lo recuerdo, aunque hoy día podria ser considerado un poco baboso.

Un abrazo Miquel.

miquel zueras dijo...

Me alegra verte, UTLA. Sí, pasé casi un año en México. Un país maravillosos pero difícil de adaptarse, es como (y perdón si me pongo cursi) una amante que no te acaba de corresponder del todo.
La verdad es que todos nos acabamos tronchando. El mezcal y algún producto exótico para fumar tienen esas cosas. Ya se sabe, cuando eres joven...
Pepe era un acosador que donde ponía el ojo no paraba hasta conseguir lo que se proponía, como he visto en algunos italianos en la Costa Brava. Buf, qué insistentes que llegan a ser.
Abrazos, amigo!
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

La situación debía de ser graciosa,sobre todo para los que te estaban viendo. Tengo oído que el olor que te puede dejar la mofeta es horrible,menos mal que esos bichos no proliferan por aquí, lo que no sabía era lo de la salsa de tomate.
El ver el vídeo de Pepe Pew me trajo buenos recuerdos de mi niñez, me gustaba igual que " el coyote" siempre corriendo, ya no se hacen dibujos como aquellos, ahora todo es diferente.
Por cierto pasé un rato divertido viendo el vídeo.
Saludos Miquel
Puri

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! El olor que sueltan las mofetas es, sencillamente, espantoso. Cuesta de explicar. Lo de la salsa o zumo de tomate me ha recordado a la película "Atlantic City", en la que Susan Sarandon trabajaba en un puesto de pescado y se quitaba el olor rociando su piel con zumo de limón.
Es un buen vídeo, ganó un Óscar nada menos. Echo de menos los dibujos de la Warner, es verdad que no se hacen dibujos como aquellos, ¿no podrían convivir los dibujos anime japoneses con estos personajes Warner? Sólo por ver los paisajes desérticos del coyote ya valen la pena.
Saludos, Puri!
Borgo.

Frodo dijo...

Cada tanto nos llegan imágenes de la tomatina española, pensé que esta entrada venía por ese lado. Me sorprendiste con todo lo mexicano.
Pepe Le Pew! que gran personaje, una marca registrada eso de la gata negra que pasaba sin querer por debajo de un pincel de brocha gorda blanca y se convertía en una zorrina perfecta para Pepe.

Abrazo!

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Frodo? Fue una buena temporada la que pasé en México pero recuerdo con mayor cariño mi estancia en Buenos Aires, es una ciudad mucho más amable.
Qué buenos eran todos los personajes de la Marvel... curioso lo de la gatita Penélope, siempre tropezaba con un cubo de pintura blanca que alguien se dejaba por ahí y entonces se convertía en objeto de deseo de Pepe.
Chau!
Borgo.

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

Me parece que engañaron de mala manera al protagonista de la bañera con jugo de tomate, je, je. Muy buena historia, Borgo.
En mi zona lo llaman zorrino, y es una verdadera plaga: los hay a montones, en medio de la pampa húmeda argentina. En los viajes que periódicamente y por cuestiones profesionales, hago a una ciudad vecina a Rauch, cada tanto aparece en la ruta el olor apestoso a zorrino. Y una vez, lamentablemente, pisé uno de ellos volviendo a Rauch y el olor quedó impregnado en las ruedas del auto. Terrible.
Desconocía lo del Oscar de Pepe Le Pew, mirá vos.
Excelentes las ilustraciones.
¡Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, Juan Esteban! No sabía que había zorrillos o zorrinos en Argentina, aunque apenas salí de Buenos Aires con excepción de Mar de Plata y un rápido viaje a General Acha, en La Pampa. Por lo visto los de allí también huelen muy mal. En México también vi un animalito muy curioso: la zarigüeya, se cuelga con la cola de los árboles y sorbe la sangre de sus víctimas.
Pepe también ganó un Óscar como su compañero de la Warner Bugs Bunny.
Saludos!
Borgo.-

Nury ruri dijo...

¿Y es realmente efectivo lo del zumo de tomate? ¿Y lo del bofetón en el bar es cierto? Ja, ja... increíbles y divertidas historias.
Y cómo olvidar los Looney Tunes!! Qué buenos recuerdos!!
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! Pues sí que funciona y yo que no lo tenía muy claro... es una mezcla del ácido natural del tomate y no sé que aditivos que llevan los zumos. En aquella bañera me sentía como un berberecho... Ese bar no existe pero tendría que existir. Además la clientela masculina -a diferencia de la película- también se lleva su "soplamocos", todo muy políticamente correcto.
La de sesiones de Looney Tunes que nos hacíamos mi hijo y yo. Ahora -¡Ay!- ha sido ganado por el manga.
Saludos!
Borgo.