jueves, 27 de agosto de 2015

¿PORQUÉ LOS BARES CHUNGOS SON LOS ÚNICOS QUE NO CIERRAN EN AGOSTO? (Relato)

Malta Lúpulo tiene mucha sed y ninguna cerveza en la nevera, así que sale al aire sofocante de ciudad, lleno de olores desagradables y música tribal.
Su local favorito –el Bar Bitúrico- cierra en agosto, y el único que encuentra abierto por los alrededores es uno que hasta ahora había evitado por su nombre de payaso de un circo cutre: Bar Kokó. El nombre de los bares es importante para Lúpulo. Entra en el bar desierto. El dueño, apoyado sobre el mostrador con un brazo formando una L, tiene el aspecto enfermizo de alguien que acaba de viajar 100.000 años luz por el espacio en clase turista.
 -Hola. Una cerveza, por favor – dice Lúpulo. Despacio, muy despacio, el dueño alza la cabeza y emite un gruñido poco alentador.
“Qué sed”, piensa Lúpulo sentándose en un taburete frente a la barra sintiendo el cosquilleo de las cansadas piernas.
 El dueño coge una jarra, le pasa un trapito con parsimonia y la coloca bajo el surtidor, pero al bajar el pedal se oye un quejumbroso sonido.
 -Se ha terminado el barril. Voy a buscar otro al almacén.
 -Da igual –se apresura Lúpulo-, tomaré una mediana.
 -No están frías, la nevera no funciona bien.
El dueño desaparece por una puerta. La sed sume a Lúpulo en un estado de ánimo apagado y somnoliento. El dueño tarda. Lúpulo pasea la mirada por el local, por cada ladrillo, cada trozo de pintura descascarillada, los apliques de hierro, la barra pegajosa de cerveza en la que apoya los codos. Al fin reaparece el dueño resoplando con un barril de 20 litros. Agarra el manguito del surtidor y lo ajusta a la válvula del barril. Echa unas tiradas de espuma en un gran vaso hasta que empieza a salir cerveza. En ese momento entra en el bar una estampida de rubicundos turistas gritando algo parecido a Sangría, Please!!! Arrasan con las sillas, se suben a las mesas, se zarandean, se pegan entre ellos y de pronto se van dejando a uno muerto; se ha desnucado al caer de la mesa.
El dueño del bar, que ha contemplado toda la escena con la mano apoyada en el tirador, deja escapar un suspiro, empuña una escoba y barre el cadáver hacia la calle. Luego se queda pensativo como intentando recordar qué se proponía hacer.
 -La cerveza –…  susurra Lúpulo.
 El dueño vuelve a ponerse tras la barra. Llena con eficacia una jarra, la deja sobre un charco de cerveza,  y como en una película a cámara lenta la jarra se vuelca sobre el fregadero.
“Esto ya es demasiado”, piensa Lúpulo. “Tendría que irme o decir algo pero cuando topo con la mirada amorfa del dueño me quedo mudo, a saber porque.”
¡Por fin! El dueño le sirve su cerveza. Lúpulo se la bebe en dos tragos. Cuando deposita la jarra sobre la madera un espasmo de aire turbio le cosquillea la garganta. Deja suspendida la mirada sobre una bandeja de salchichas, cilindros cartilaginosos que nadan en un mar caliente y triste. Le viene una arcada y el dueño le dice:
 -Son tres con cincuenta –y Lúpulo estalla.
 - ¡Para cobrar sí que te das prisa, cabr… Broaajjsss…!!!
Lúpulo no termina su frase. Vomita ruidosamente sobre la camisa del dueño del Bar Kokó.

¡ESTA PELÍCULA ES LA CAÑA!

 Lo que hacemos en las sombras (2014) es una comedia de culto neozelandesa. Un falso documental sobre unos vampiros que comparten piso. Tienen que enfrentarse a problemas cotidianos como las tareas domésticas y no poder entrar en algunos locales nocturnos por no estar en la lista ya que los vampiros sólo pueden acceder a sitios donde han sido invitados. Divertidísima, pero en nuestro país ha tenido muy mala distribución. No se la pierdan este próximo mes en que estará disponible en DVD.




40 comentarios:

ricard dijo...

¡Qué inquietante, el camarero es NETOL!

En agosto, no sé, pero un bar abierto en domingo en un barrio de Barcelona donde no queda ni dios, oscuro y profundo, habitado por un camarero aburrido y un cliente que podría ser un vampiro, puede ser lo más deprimente del mundo, lo digo por experiencia (y que conste que yo sólo entré a por tabaco).

En fin, no sé la película pero el tráiler es divertidísimo. Me apunto la recomendación.

Saludos.

León dijo...

Buen relato. Si es que cuando no entramos en un bar, es por algo. ..
En cuanto a la recomendación, ya había oído de ella, pero ti comentario solo hace que suba enteros en lista de pendientes! !!
Saludos

Belknap dijo...

Mr. Borgo, muy buen relato y muy buenos dibujos; el film de vampiros lo tengo pendiente. Cordiales saludos.

Éowyn dijo...

Un estupendo relato. El camarero es inquietante, con cara de pocos amigos y algo pasota! Algo que no se aleja de la realidad porque al menos yo, me he encontrado con alguno así.
En cuanto a la peli, la vi anoche como te dije. Es divertidísima, me reí mucho. Tiene puntazos buenísimos.
Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard! El viejo Netol es uno de mis íconos preferidos de la publicidad con su inquietante sonrisa.
Yo creo que hay algo sospechoso en los bares que no cierran en agosto, por algo será... y la película te la recomiendo, es muy divertida.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Exacto, León. Es lo que decía antes al amigo Ricard. Esos bares son auténticas trampas urbanas.
Yo lo pasé muy bien con esta película que se estrenó en Barcelona casi de tapadillo en una única sala, pero el "boca-oreja" funcionó.
Saludos!
Borgo.

karin rosenkranz dijo...

Muy divertido el relato. Suele pasar, que el tiempo se detiene cuando mas urgente queremos algo. Sea donde sea.
En julio, en una de esas tardes de calor infernal, he tenido esa misma sensación de sed, y después de beberme casi un litro de agua con gas, me causó un efecto malísimo y acabé vomitando.
Apunto el nombre de la peli.
saludos

Doctora dijo...

Me ha gustado que barriese el cuerpo del turista hacia la calle como si fuera una polilla muerta :P

David dijo...

El relato está muy bien. Tiene gracia. Y las ilustraciones también. Gracias por la recomendación.
Un saludo.

David dijo...

Ah! Y sí, ricard (a quien solías confundir conmigo) tiene razón en lo de Netol, pero añadir también que uno de los clientes es el Dubonnet.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Y ese era su bar preferido. O el dueño del bar tuvo un pesimo día atendiendo o al personaje le gustaba sufrir, para que ese sea su bar favorito.
Es peor que de Moe de Los Simpsons, donde la cerveza Duff no suele faltar.

Clementine dijo...

Un relato basado en la realidad... tal cual, y geniales tus ilustraciones, me ha sonado mucho una de ellas ;)
Me apunto el título de esa película, tiene buena pinta.
Feliz finde, Borgo, y muchos besos.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Una historia verídica,en plena canícula es normal que se comporte así el personal,para eso es un bar " chungo" , los bares de pueblo en verano son matadores,pueden ser verdaderos almacenes de cadáveres sudorosos,sedientos de birras.
Como siempre Miquel lo de los nombres está genial a cada cual mejor ,y las ilustraciones son de diez, se nota tu maestría.
La película la estuvieron echando en mi ciudad y pasé de verla, no me tenía buena pinta, pero ahora que tu la recomiendas esperaré al DVD.
Besos
Puri

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

Definitivamente no iría a ese bar, ja.
Qué buenas ilustraciones, Borgo.
¡Saludos!

arantza alvarerz dijo...

Miquel, he estado en ascuas todo el relato, expectante, he empiezado bien, pero con cada cosa que le pasa, aumenta mi sed, y hasta que no lo termine no puedo beber un vaso grande agua, ufffff.
Bonito desenlace, después de barrer el muerto a la calle, que puedes esperar del dueño del bar, que sea Netol el que te de un trago de limpiametales, jajajajajajajajaja, tampoco le ha pasado nada tan malo, sólo ha gomitado.
Me encanta la ilustración del bar.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr.Belknap! Muchas gracias y le recomiendo sin reservas esta divertida comedia-falso documental de vampiros compañeros de piso.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, ´ÇEowyn? Por desgracia, creo que todos nos hemos encontrado alguna vez con uno de esos bares que no se explica uno como siguen abiertos, que parece que el camarero te esté haciendo un favor. Todo está basado en la realidad menos lo del muerto0, de momento...
Esa película resultó una sorpresa agradable en la insulsa cartelera veraniega. ¡Yo me iría con ellos a compartir apartamento!
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Karin! Yo tengo clara una cosa: normalmente cuanta más sed tienes más tardan en servirte la bebida en los bares. Alguna extraña maldición, supongo. Veo que pasaste por una experiencia parecida a la del pobre Lúpulo.
Me gustó tanto la peli que quiero repetir por DVD. Las escenas con sus rivales, una banda de licántropos, no tienen desperdicio.
Saludos!
Borgo.

Licantropunk dijo...

El título de esta entrada no es una pregunta, es una certeza: así es. Claro que dónde va ir de vacaciones ese camarero: como en el bar en ningún sitio. Y muchas ganas de ver la película de vampiros que mencionas, le eché el ojo hace tiempo pero por la cartelera de mi ciudad no se si llegó a pasar y si lo hizo fue muy rápida. Al DVD, sí señor.
Saludos.

abril en paris dijo...

La realidad supera la ficción.. Nada como tener que entrar por "necesidad" a uno de esos baretos.. echas la pota..aggg
Lo más divertido es el careto de ese camarero..y el nombre Lúpulo.. A ver ¿ qué va a tomar si no?
Muy bueno, Miquel.
Me apunto la peli.
Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, amigas y amigos borguianos! Disculpen el retrasio en ir contestando pero he tenido problemas tecnicos que ya voy solucionando.
Hasta ahora!
Borgo

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora! Lo que me gustaría es un drástico camarero que barriera a los guiris rubicundos que piden sangría a gritos hacia la calle como polillas muertas, que suena muy poético, verdad?
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, David! Gracias, me alegra que te guste y es verdad lo de Dubonnet, uno de esos logos clásicos que me encantan. Buena pareja hace con el viejo Netol del dibujante Castedo (creo).
Saludos!
Borgo.

Shilmulo dijo...

La película tiene una pintaza, estaré muy atento al lanzamiento en DVD. Gracias por descubrirmela.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Si Lúpulo tenía tendencias masoquistas ese era su local idóneo.
El bueno de Moe, en el fondo, no es tan malo quitando las plagas de cucarachas y su afición a sacar el rifle de debajo del mostrador; pero al menos hay cerveza Duff.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Clementine? Es que no falla, cuanta más sed tengo más tardan en ponerme el vaso a mi alcance. Me ha pasado de todo: barriles agotados en el momento justo, cortes de luz, invasiones mongolas (bueno, aquí he exagerado un poco)
Verás como esta película te gusta. Tiene un humor que recueda a las series inglesas (The Young Ones) de épocas pasadas.
Besos y que hayas pasado un finde muy bueno!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! Uf, ese retrato de los bares de pueblo con plagas zombies es terrorífico... con cadáveres e intrusiones de moscas con una TV al fondo con el partido a todo volumen.
Me alegra mucho que te gusten el relato y los dibujitos, la verdad es que me he divertido mucho escribiéndolo.
No entiendo como pasó esa película con tanto disimulo, y en pleno verano. Era como un oasis entre la previsible cartelera veraniega.
Besos, Puri!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Juan Esteban! Al menos tú no pasas calor aunque quizás tengas algún bar parecido en tu vecindario. Yo tengo más de uno de auténtica pesadilla, para salir "barrido" del bar.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Arantza! Cuando uno está desesperadamente sediento un bar puede ser el mejor y a la vez el peor de los sitios donde encontrarse.
Al menos debe ser el bar más limpio del barrio. El dueño barra cadáveres mientras el servicial Netol saca brillo a los vasos, la barra y todo lo que se ponga por delante.
Gracias, Arantza y muchos besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Es muy cierto lo que dices, puede que ese camarero se sienta tan desterrado en la canícula de la ciudad como Lúpulo y los dos necesitan su refugio, un bar con un barril repleto de cerveza y aire acondicionado.
"Lo que hacemos en las sombras" merece ser recuperada en DVD, mejor que entregarse al pirateo, creo yo, pero a ver si los exhibidores tienen más ojo.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril. Hay un poquito de realidad en el relato, un día entré muy sediento, tardaron una eternidad en servirme un vaso y lo tomé tan deprisa que me vinieron mareos. Pues sí, se llama Lúpulo y, de segundo apellido, Cebada. Lógico.
Muchas gracias, Abril, y espero que te gusten esos vampiros urbanos.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Shilmulo! No falta de nada en esta película: su esclava humana, bandas callejeras de licántropos, rituales, sus lios sentimentales... para mí fue todo un descubrimiento.
Saludos!
Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Me recuerdan a muchos bares y tabernas de finales de los 70 y principios de los 80. Enchapados en azulejos, toneles de vino apilados en su propia mugre, camarero, al cual se le llamaba maestro, con el palillo en la boca o la oreja, que te servía como única tapa aceitunas, cuyos huesos pisabas en el suelo en un mar de serrín y servilletas usadas.
Tomo nota de esa película.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers! Seguro que, además esos bares tenían nombres nefastos. En un bar que se llame Olé mi tierra (en mi barrio había uno) la cerveza me sabría a rayos. Juraría que en ese bar vi algo moviéndose dentro de una aceituna. No creo que fuese el relleno. Al camarero le llamaban -normalmente a gritos- Jefeeee!!!
Ya veo que casi nadie ha visto "Lo que hacemos..." y no me extraña con su pésima distribución. A mí, me encantó.
Saludos!
Borgo.

Josep dijo...

¡Tres cincuenta una jarra! ¡Ni que fuera una pinta! No me extraña que no cierre en agosto: tiene precio de timador... ¿no estará en las ramblas, el bar koko? XDD
De hecho, el netol era más barato y más útil...
La próxima vez que vaya a un bar miraré con lupa las salchichas....

Incremento el número de los que no teníamos idea de esa película de las antípodas. Tomo nota.

Un abrazo.

p.d.: en serio: en agosto, una tarde cualquiera, con unos amigos, hicimos el test de la patata brava, Horta vs. Sarrià. Ambos repletos y buenas birras.
Para mí, the winner, Horta.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Josep? Justo, precios de Ramblas o Territorio Guiri que es lo que impone en agosto. Netol era entrañable con su permanente sonrisa de oreja a oreja.
Ya me pondré a recorrer bares de Horta en busca de buenas bravas porque me encuentro con cada cosa... patatas recalentadas con catsup picante y cosas por el estilo. En Sant Gervasi, en el bar Montesqiu (Nombre horrible, por cierto) de la calle Mandri hacen unas bravas muy buenas con su salsa secreta.
Abrazos!
Borgo.

Josep dijo...

Borgo: justo a la salida del metro, cabe la Plaça Eivissa: Frankfurt Júlia. Lo de estar a pie de metro es una ventaja por si la sesión se alarga y no hay ganas de conducir a la vuelta...
Cerquita está el Quimet, pero todavía no lo he catado..

miquel zueras dijo...

¡Gracias, Josep! Apuntado queda. He oído hablar mucho y bien de los bares de la Plaça Eivissa por los que hace mucho tiempo que no me paso.
Saludos!
Borgo.

Nury ruri dijo...

Ay esa peli! Fue una de las propuestas y votadas en una asociación de cinéfilos a la que estoy apuntada y a la que nunca puedo ir (un poco absurdo pero bueno). Cada mes se propone una temática y en base a ella la gente propone pelis, se votan y las cuatro más elegidas se proyectan. Me la perdí, claro. Yo me limito a proponer y votar porque el horario de proyecciones me viene fatal. El tema creo que fue "falsos documentales". Me hablaron muy bien (por supuesto muy friki, eso ya se presupone). A ver si ahora que sale en vídeo...
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! Debe ser interesante esa asociación cinéfila. A mí me encantan los falsos documentales ("Mockumentury" creo que los llaman) de Christopher Guest (Very Important Perros) y similares como el curioso "El proyecto de la bruja de Blair" o "Its Happened Here" del que hablé en una entrada sobre una Inglaterra ocupada por los nazis.
Saludos!
Borgo.