jueves, 27 de febrero de 2014

PERO... ¿QUÉ PORQUERÍAS COME LA GENTE EN EL FUTURO?

The Big Bang Theory. Leonard y Sheldon comen costillas con salsa barbacoa:
-(Leonard): ¿Crees que en el futuro habrá chuletas de vaca?
-(Sheldon): En el futuro la comida será gelatina. Las vacas estarán muertas o… serán nuestros líderes.

 En Blade Runner vemos a Deckard (Harrison Ford) el caza-replicantes refugiándose de la lluvia ácida en un mugriento puesto callejero.  Bajo la enfermiza luz de neón levanta cuatro dedos y dice: “¡Cuatro, con tallarines!” (Noodles, en la versión original) pero cuatro… ¿qué? ¿Ternera, pollo, rata de cloaca? Deckard agarra unos palillos de dudosa limpieza (los frota entre si antes de empezar a comer) y engulle sus tallarines acompañados de sus cuatro “no se sabe qué”, seguro que no debe faltar el glutamato. A juzgar por su expresión la comida sabe a rayos.  Estamos en el año 2019; de aquí a cuatro días.
 En la cinta de Kubrick 2001: Odisea del espacio vemos a los astronautas  Bowman (Keir Dullea) y Poole (Gary Lockwood) disponiéndose a comer un menú supuestamente preparado por la computadora HAL9000. Cada uno tiene enfrente una bandeja con algo parecido a adoquines de colores vivos: naranja, verde intenso y un cubo de color sangre (supongo que la proteína cárnica que se menciona en el libro de Clarke) Todo tiene un aspecto liofilizado, aséptico, nada apetitoso. En el espacio no hay lugar para un sofrito a fuego lento.
 Alien, el octavo pasajero (1978) La tripulación del Nostromo se sienta a la mesa para celebrar con un banquete el despertar de Kane (John Hurt).  En la mesa sólo se distingue algo parecido a corn flakes y una ensalada de algas. Los comensales no tienen muy buena opinión de la comida pues Parker (Yaphet Kotto) anuncia: “Lo primero que haga cuando vuelva será comer, pero comida de verdad”. ¿Cómo qué? ¿Un MacDonalds? ¿Un Soylent Green, la galleta que come Charlton Heston en Cuando el destino nos alcance (1973) cuyo ingrediente secreto son cadáveres?  No es extraño que cuando a Kane le da el telele todos crean que se trata de indigestión. “¿Qué te pasa muchacho? –dice Parker-. La comida es mala pero no hay para tanto.”
Esta famosa escena la parodió con mucha gracia Mel Brooks en Spaceballs. (La loca historia de las galaxias) John Hurt vuelve con el mismo personaje, y el bicho también:
   En el siglo XXXIII habrá MacDonalds; así lo demuestra esta foto de El quinto elemento (1997) un futuro con Bruce Willis en una trama inspirada en los cómics de Moebius.

 Lo que sí dudo es que en esa época se preparen platos como este:
GAMBAS EN GABARDINA
 Para 4 personas: 24 gambas, 1 huevo, 6 cucharadas de harina, 1 vaso de cerveza, aceite, 1 limón, perejil.
Pelar las gambas y sacar la cabeza pero dejando la parte final de la cola.
Batir el huevo ligeramente en un cuenco, añadir la harina y  la cerveza removiendo sin parar para que todo se mezcle bien (la cerveza es el toque secreto de los rebozados, así quedan  esponjosos) Sazonar con un poco de sal y una cucharada de perejil picado.
Sujetando las gambas por la cola se van sumergiendo una por una en esta mezcla. En una sartén echar una buena cantidad de aceite y cuando esté muy caliente freír las gambas hasta que se vean bien doradas.  Al retirarlas del aceite dejarlas encima de papel de cocina para absorber el exceso de grasa.
Servir con rodajas de limón.
 Nada mejor que una ensalada verde para acompañar este plato.




44 comentarios:

Eva Letzy dijo...

Primero decirte que al leer HAL9000 tuve miedo, jaja, es que me da miedo esa computadora.
Una mejor que la otra las pelis que mencionas, y es verdad, todo lo que comen tiene pinta de asqueroso. Yo igual te digo que por vivir la experiencia del espacio me la re como esa comida fea (¡es que me encantaría ir al espacio!).
La de Spaceballs tengo pendiente de ver...
Me voy a preparar la receta.
Beso

C. Noodles dijo...

Creo que a todos nos pasaba lo mismo. Cada vez que veíamos estas películas pensabamos, que diantres comeremos en el futuro. Menos mal que ha quedado en nada, aunque el puñetero glutamato y la gelatina hagan estragos por muchos lugares.

Me imagino en 2001 comiendo esas riquísimas gambas gabardina, tremendo!!

Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Eva. Es que HAL es muy inquietante: "Por favor, no me desconecte...¿Le canto una canción?" A mí también me gustaría ir al espacio pero entre lo mal que se come y tener que hacerme pis en el traje no me convence mucho.
Esa receta se la hice a mis compañeras de piso en Buenos Aires. Compré las gambas en el bonito Mercado de Progreso donde había muy pocos puestos de pescado. Creo que tres o cuatro.
Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Noodles. Me temo que, culinaiamente hablando, el futuro no pinta muy bien. Pastillas, gelatina, cubitos de colores... Aprovechemos ahora que hay gambas, fricandó y muchas cosas ricas.
Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Amigo Zueras, le garantizo que para los que no nos gusta cocinar no sería mala idea una pastillita con un guiso o paella concentrada. Para algunos, lo de hacer todos los días un menú es un tedio. Otra cosa es comer todos los días de restaurante. Yo firmaría eso sin duda, y si ponen comida casera aún mejor.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Lo del menú no me sorprende viendo la poca imaginación de muchos locales que parecen no salir del arroz a la cubana y el bistec a la plancha. Aunque la comida no parece muy buena tiene su aquel comer en ese puesto de Blade Runner entre lluvia ácida y tubos de neón. Todo muy cinematográfico.
Saludos. Borgo.

Mara Miniver dijo...

Y yo que no he probado eso de la cerveza... Espero que en el futuro siga habiendo jamón ibérico, boquerones fritos y salmorejo. Creo que con eso me conformo. Un abrazo.

Doctora dijo...

En el utópico futuro de "Demolition man" en el 2032 han prohibido la sal porque es nociva para la salud.
Luego Stallone baja a las cloacas donde los rebeldes le dan una hamburguesa. Cuando le dicen que es de rata sigue comiendo y afirma que está buena.

miquel zueras dijo...

Hola, Mara. Con la cerveza o el agua con gas en la masa los rebozados quedan muy bien.
¿Has visto la película "Soylent Green" con Heston y Edwar G. Robinson? Los solomillos lo guardan en cajas fuertes en los bancos. Igual harán lo mismo -espero que no- con el jamón y el salmorejo en el futuro.
Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora. ¿Hamburguesa de rata? Pues igual Stallone no notaba la diferencia con la Hamburguer King´s Size o lo que sea de MacDonalds, a saber de qué estarán hechas. Puede que hasta sean buenas y todo.
Saludos. Borgo.

abril en paris dijo...

A mi siempre me tiró para atrás precisamente ese hecho, en Blade Runner el futuro te da más bien grima.
Marty Macfly(Regreso al futuro) como solo llegó hasta nuestro presente digamos que no acertó en nada porque eso de los alimentos hechos con un hidratador de alimentos?¿? no sé bien a qué se referia pero no está presente en nuestros dias ni en nuestas cocinas.
Y si hay que comer como los astronautas..puff
Esperate que no volvamos para atrás y tengamos que salir a cazar el venado o criar nuestras gallinas si queremos comer huevos fritos y pollo al ajillo.
Por mi, si los McDonalds desaparecen como que no voy a llorar..:-P

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Abril. "Soylent Green" (me encanta esa película) y "Blade Runner" (también) fueron de las primeras películas en presentarnos un futuro mugriento y contaminado, muy alejado de la versión aséptica y esterilizada que se veía en la ciencia ficción de entonces. Desde luego sería un problema tener que cazar la comida con lo cómodo que es comprarla pelada y despiezada en el mercado aunque en un restaurante aiático casi tuve que perseguir la comida por la mesa.
Saludos. Borgo.

Chechu Rebota dijo...

Es evidente que la pastillita de paella o patatas fritas nos ahorraría tiempo pero ¿y lo orgulloso que se queda uno cuando tiene invitados y les gusta lo que se ha cocinado para ellos?

miquel zueras dijo...

Eso es verdad, Chechu. La buena cocina es la que se hace a fuego lento. En Marruecos un cocinero me dijo: "Este cordero se ha cocido cuatro horas. Podría hacerse en la mitad, pero no sabría igual." Hasta Bender en "Futurama" cocina de vez en cuando.
Saludos. Borgo.

Alimaña dijo...

¡Ay válgame, payo! Si llego a los 70 años y debo empezar a tragarme esas cosas, pediré asilo, agarraré las maletas y me empadronaré en alguna remota comarca de Extremadura o Teruel. Cerca de los buenos jamones, of course jajaja...

Por cierto, en la estación espacial de Robledo de Chavela conservan algunas guarrerias que tomaban Armstrong y compañía en sus viajes por el espacio... La pinta que tiene esa "comida" es lamentable.

Un saludo Miquel

Belknap dijo...

Mr. Borgo, hace ya un rato que llegue del trabajo, en cualquier momento ire a cenar, y sabe una cosa: ¡que entrada tan rica! Cenare pollo al horno con papas fritas made in home. ¡Que momentos cinematograficos! Saludos, nos leemos, ya me llaman.

Clementine dijo...

Extraordinaria esta entrada, Miquel, y no me refiero sólo al "exquisito" menú. Qué buen repaso cinematográfico, la escena de la parodia de John Hurt es buenísima, como él, le acabo de ver en su Calígula de la serie "Yo, Claudio", todo lo que hace lo borda.
Pues lo dicho, Borgo, genial este post, genial, genial, genial...
Muchos besos y... muy buen finde :)

Mister Lombreeze dijo...

Los diseñadores de futuros distópicos normalmente no aciertan ni una.
A mí la bandeja de los astronauta de 2001 me abrían el apetito, parecía que comían foie y pastel de cabracho.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Alimaña? El futuro pinta como un Apocalipsis Zombie. Habrá que vivir en casas fortificadas con cámaras frigorizadas donde guardar el jamón y los langostinos.
Ya he visto una exposición de esas. La comida de astronauta me recordaba a aquellos patés La Piara de jamón o sobrasada que vendían en tubos como los dentífricos.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Sí, Mr. Belknap. Mala comida pero buenos momentos. Pollo con papas... qué rico. Yo me comería ahora una pizza con fainá como en nuestro querido Buenos Aires.
Saludos. Borgo.

Ana dijo...

Lo peor del futuro no siempre es la comida, con frecuencia nos lo presentan deshumanizado, post-apocalíptico, dominado por las maquinas, oscuro, gris, sin recursos y desmoralizador. Supongo que algunos ya saben que si seguimos por este camino de destrucción y falta de control eso será lo que nos aguarda.
Me ha parecido una entrada muy interesante, has indagado bien en las pelís espaciales y sus menús liofilizados. Pero, ¿dónde se queden unas gambitas a la gabardina quita para allá comida en pastillitas!
;)

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine. John Hurt es un gran actor, con una gran presencia. Me encanta un telefilm para la BBC que se titulaba "El funcionario desnudo" en el que interpretaba a Quentin Crisp, un escritor gay.
Gracias, me alegra muchísimo que te haya gustado y te deseo muy buen fin de semana.
Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Lombreeze. No lo acertaban, qué va. Tengo por casa cómics que pintaban 1990 con robots por las calles y transporte volador.
Supongo que te refieres a esa cosa rojiza que en el libro describían como "proteína cárnica", por cierto que vaya ladrillo... ¿Te has leído entero "2oo1"? Yo lo he intentado tres veces y no he podido.
Saludos. Borgo.

Mister Lombreeze dijo...

2001, Ulises, Moby Dick... imposible terminarlas... El mejor futuro distópico es del del año 802.701 de La máquina del tiempo jajaja...
En Her, sin embargo, creo que han ambientado muy bien un posible futuro no muy lejano.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana. Se ve que la tendencia es presentar el futuro mucho más sombrío: deshumanizado, totalitario y muy sucio. Muy lejos de aquellas utopías como "La vida futura" o sociedades falsamente felices como "La fuga de Logan". Y encima se come mal.
Eso, aprovechemos ahora, el presente, que podemos ir al mercado a por pescado fresco o un buen entrecot. "No Future" como decían los Sex Pistols.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Lombreeze. "Ulises".... otro tocho. Sólo me quedé con el Bloomsday y su pastel de riñones, cumplí con la tradición cuando estuve en Dublín.
Me han hablado muy bien de "Her" una de esas películas de futuro cercano como "Gattaca" que tampoco estaba mal.
Saludos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Miquel!! Yo conozco a más de uno-a que le encantaría que el futuro trajese consigo pastillas que fuesen sustitutas de la comida para así no calentarse la cabeza pensando qué comida preparar. No lo entiendo!! Si el comer es uno de los placeres más grandes que nos queda a determinada edad jajajja bueno ya me entiendes.

Yo recuerdo cuando era pequeña que todo sabía más bueno, o tal vez era porque lo cocinaba mi madre?

La receta fabulosa Miquel, me encantan las gambas y más si tienen gabardina.

Un beso y muy buen fin de semana!

miquel zueras dijo...

Hola, SqS! Hoy precisamente he leído una frase que confirma lo que dices: "La comida es un placer que nunca miente, o está buena o está mala". Casi siempre es un placer y lo de los robots de cocina ya los tenemos, con las thermomix.
La cocina de las madres y abuelas son nuestros recuerdos quizás más valorados. Nadie lo hace igual que ellas. Algo especial tenían.
Esa receta de gambas con gabardina me la dieron en un bar de Elx, cerquita de donde tú estás.
Besos y muy buen finde! Borgo.

David dijo...

Jajaja...Pues sí... Lo que aquí no sale es que esa gente del "futuro" al menos podrá comer (aunque sea cadáveres como los de la peli de Heston)... pero no nos sacan a los que seguirán sin poder comer una mierda (como ahora) y tendrán que saltar vallas para ir a otros lugares donde no lo pasen tan mal. Pero seguro que en ese futuro próximo, ya no les dispararán con balas de goma...los electrocutarán directamente al saltar las vallas o así...
Un saludo.

miquel zueras dijo...

Uf, David, tú sí que pintas un futuro bien negro... y lo peor es que ya lo estamos viviendo. Me temo que en el futuro esas vallas estarán controladas por Robocops que te desintegrarán en un pis-pás. Un futuro mucho más amable es el de Star Trek donde tienen esas "máquinas expendedoras" que te dan cualquier plato que les pidas. A ver cuando sacan una de esas y a precio módico.
Saludos. Borgo.

ricard dijo...

El futuro ya está aquí. Sólo hay que ir a cualquier super y comprar verdura y fruta de aspecto impecable y sabor a nada... El otro día -ésto es literal- un próspero empresario dedicado a la distribución de productos frescos de bollería me decía que la buena comida no vende, que un producto que pretenda ser rentable no tiene que saber a nada. Además, me ilustró su teoría con ejemplos más que convincentes. Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard. Muy cierto, la gente no quiere la frutas y verduras ecológicas, prefieren verduras de colores intensos, sin marcas, judias de un verde resplandeciente y con sabor a nada. De aquí a las pastillas solo hay un paso. Yo compro frutas con señales de picotazos de pájaros, esas son las buenas.
Saludos. Borgo.

FATHER_CAPRIO dijo...

En El último hombre sobre la Tierra viendo a Vincent Price entrar en el super a por ajos,uno se pregunta ¿Habrán caducado las conservas? ¿Que comería ese individuo?
La verdad es que lo mires por donde lo mires el futuro no es demasiado halagüeño

Saludos

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Father? Imagino que Vincent debía comprar mucho ajo y botellines de agua bendita. En la novela "Soy leyenda" en que se basa la película el protagonista, Neville, mantiene el frigorífico de los supermercados de su barrio además de un pequeño huerto.
Pero sin duda el futuro no pinta muy bien en lo referente al comer, entre otras cosas.
Saludos. Borgo.

Marcos Callau dijo...

Qué apetitosas las gambas con gabardina. En Jaca es famoso el Café Equiza por el rebozado que llevan las gambas. Habrá que probarlo. Me ha hecho mucha gracia la gamba "Bogart" jeje Y la serie "Big Bang Theory" es una con las que más me he reído. Son muy buenos los diálogos, como el que introduces aquí. Sí, la comida del futuro siempre ha sido principalmente asquerosa o, en el mejor de los casos, sin alma...es decir, que no resulta apetitosa, ni siquiera "entra por los ojos" Espero que solo sea ficción, aunque la proliferación de restaurantes de comida rápida sean una amenaza cada vez más viva, desde las sombras. Abrazos, amigo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Tengo que probar esas gambas con gabardina de Jaca. En Barcelona son famosas las del Xaica, en la Barceloneta. La gamba del dibujo, ahora que la miro, me ha quedado un poco Rodolfo Langostino.
La comida del futuro, sin presencia ni olor, no se ve nada atractiva. Me pregunto si en el Barrio del Tubo en el siglo XXV aún se podrán comer manjares exóticos como las madejas de tripa o los inocentes pajarillos.
Abrazos. Borgo.

nury dijo...

Definitivamente, me quedo con tus recetas. Que el futuro tarde en llegar.

Von Kleist dijo...

Jeje

Miquel muy curiosa y atinada tu reseña sobre la comida del futuro en el cine. Ciertamente la cosa pinta mal, aunque claro, el cine no ha sido muy acertado previendo el futuro en según que aspectos, (aunque en otros desde luego que si, vease la Videoconferencia que aparece en "Metropolis" de Lang... en los años 20 del pasado siglo).

Respecto a la comida, recuerdo una película (comedia) proyecto espacial de un pequeño pais europeo, cuando trataron el tema de la comida, los americanos llevaban las raciones en tubo de pasta de dientes, y ellos estaban preparando cajas de pollo asado...;).

PD. He publicado dos nuevas reseñas en mi blog de cine "Emperor" y "The Monuments Men".

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Nury. Sí, cuando veo esos menús me dan ganas de decir "No Future" como los Sex Pistols, sobre todo si no hay gambas.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Von Kleist? Tengo que revisar "Metrópolis". Recuerdo detalles anacrónicos como encender los cigarrillos con cerillas de madera. De hecho, en el futuro me pregunto si quedarán fumadores con lo crudo que lo tienen. Esa escena del viaje al espacio me suena ¿Es de la película "El ratón que rugió" con Peter Sellers? Yo he comido en tubos de pasta de dientes, eran de La Piara y no faltaban en las excursiones de EGB.
Ahora estoy fuera de Barcelona, cuando vuelva me paso con gusto por tu blog.
Saludos. Borgo.

UTLA dijo...

Hola Mr. Borgo,
Perdona la tardanza, llevo falta de tiempo acumulada. ;-|
Pero leí el otro día tu comentario, y me dije, tengo que ya entrar en el blog de Miquel.
Y que veo ? hablando de comida ? aarrggg que hambre Dios mio.
Pues yo creo que en el tema comida, y su escenificación en las películas no se matan mucho, porque si te mojas y explicas de más, puede sonar poco creible, y en cambio si no indicas nada, y pides "cuatro con tallarines" quedas la mar de bien, no te salpicas con descripciones de comidas futuras y encima le añades un toque de misterio. ;->
Tambien en las pelis de los 60-70 parecía que comerias basura (bueno, tampoco es para tanto) pero la sci-fiction siempre se ha carecterizado por no tener miramientos con la comida.

Por cierto, te ha faltado la escena de Matrix donde el jovencito de la nave dice, "las maquinas desconocían como sabían ciertos alimentos, por eso hay tantas cosas que saben a pollo." ;-> jajaja

Y realmente, una receta muy muy sencilla, aunque nunca he dicho que fueran díficiles tus recetas, sino más bien mi incapacidad para con la cocina. Aunque esta... tengo curiosidad, no tecreas que me olvidé de tu pollo a la cocacola. ;-> jajaja

Un abrazo Miquel y perdona la tardanza en visitar tu blog.

miquel zueras dijo...

¡Hombre, UTLA! Me alegra mucho verte por Borgo, tu casa. En ese género parece que el tema de la comida pasa muy de puntillas. Están mucho más pendientes de los extraterrestres y artefactos voladores. Muy buena esa frase de "Matrix", no la recordaba. Un fallo grave de los de ir a reclamar al fabricante.
Esta receta es de los fáciles aunque lo es más el pollo Coca-cola al que queda mejor más cebolla cortada fina y unas gotas de limón.
Abrazos y bienvenido de nuevo. Borgo.

karin rosenkranz dijo...

Soy una seguidora de Big bang, y los diálogos son fuera de serie.
Las películas de ciencia ficción en una época las veía con gran interés.

Un saludo

miquel zueras dijo...

Hola, Karin y muy bienvenida a Borgo.
Los guiones de Big Bang son magníficos y hay diálogos impagables entre Leonard y Sheldon, bueno y con los demás personajes de la serie. En el género de ciencia ficción hay muy buenas películas, desde "Blade Runner" hasta otras de la llamada serie-B como "Planeta prohibido" o "Esta isla, la Tierra".
Saludos. Borgo.