martes, 28 de agosto de 2012

¿NOS ESTÁN INVADIENDO?

Mis tres propuestas de portada para Invasión y otros terrorismos, una de las raras incursiones de Jack London en la ciencia ficción. Eligieron finalmente la número 3.
 "Las hordas chinas avanzaban continuamente siguiendo el mismo procedimiento: primero los inmigrantes entraban sigilosamente, luego el ataque armado con sus inmensos ejércitos de milicianos y, por último, la verdadera invasión de sus famílias y su establecimiento como colonos del territorio."
(Invasión y otros terrorismos. Jack London)
Mi barrio en agosto parece un lugar desértico y casi fantasmal, pero este año han permanecido abiertos unos locales semejantes al típico bar de la esquina con sus jamones colgantes, banderines de fútbol y letreros de Hoy no se fía atendidos por famílias chinas que han dejado intacta su decoración original.
 Mientras me tomaba un gin tónic en uno de esos bares, ahora propiedad de la família Hung, he recordado el libro de London. Invasión y otros terrismos situado en un entonces futurista 1976. La población china ha aumentado en grandes proporciones -dos chinos por cada caucásico- y al verse saturados se desparraman buscando nuevos territorios como una marea imposible de detener. Yo estoy encantado con esta invasión de bares abiertos en pleno ferragosto. Aunque a veces tengo que señalar con el dedo las botellas para hacerme entender lo cierto es que han dado un soplo de vida al barrio tan desangelado a final del verano. Me intrigaba una cosa y es esa costumbre que tienen los dueños de esos bares de dejarse crecer desmesuradamente la uña del pulgar a lo Fu-Manchú. Una tarde que no pude reprimir mi curiosidad le pregunté por el motivo al señor Hung. Me respondió:
-Es para teclear en el móvil.
-Curioso...
 
 

36 comentarios:

Lluís Bosch dijo...

Tambiéb creo que esta invasión ha salvado la vida de los bares de barrio, que lo llevaban crudo. Y es fascinante ver como se puede llevar un bar y mantener la decoración pero también la clientela de toda la vida sin saber apenas nada del idioma.
Por aquí hay uno en donde hace poco escuché esta frase -en tono jocoso- de un cliente viejete, hablándole al camarero chino:
-Por tu culpa ya no puedo ser racista.

Enric H. March dijo...

Visc al carrer Trafalgar; és a dir, en ple Chinatown. A sota de casa (just a sota) hi tinc una botiga de roba a l'engròs.

Queden pocs bars amb indígenes. Jo vaig alternant en dos clàssic: el Trole i el Lleida. Tots dos són familiars. El Trole el porten el pare i el fill catalans, però no coincideixen mai els dos. El Lleida el porta una família xinesa... Tota la família xinesa! Fora a la terrassa l'ambient és normal; dins, tens la sensació d'estar en un basar de Shangai.

Tenen un sentit comercial que no es diferencia del domèstic, i la botiga és sempre oberta. Els indígenes tenen poc sentit de servei públic. El que dieu és cert: a l'agost i els caps de setmana el barri era mort; ara hi ha vida... Però només bars, perruqueries i massatges. Activitats en què cal poc diàleg.

miquel zueras dijo...

Sí, Lluís y además he olvidado mencinar que la mayoría -hay excepciones, claro- son amables. Cerca de mi casa hay un bar con cabezas de toro y embutidos colgantes regentado por una família de Cantón con un menú de fusión: gazpacho y rollo primavera de primer plato. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Enric. Ostres, el Lleida ara també és xinés? Quan el meu fill anava al col.legi Pere Vila anavem allà. A Trafalgar, el Chinatown, n´hia locals interessants de cuina xinessa autèntica, sense chop sueys i amb sopes de sang de porc. Salut. Borgo.

Enric H. March dijo...

Sí, també. Aguanta el Trole. Recordes l'anunci de Jabones Lagarto? http://enarchenhologos.blogspot.com/2012/04/el-trole-tramvies-i-llangardaixos.html

Per menjar xinés jo sóc fidel al Shangai 1934 del carrer Buenos Aires. Realment excel·lent. Pots menjar medusa.

Aris dijo...

el 80% dels meus clients son xinesos i el 15% hindús. Només tinc un 5% de catalans. He de dir però que son bons pagadors els xinesos. Em dedico a vendre article de regal i s'han quedat amb el sector.

Javier Simpson dijo...

Invasión china. Son demasiados y crecen que se las pela. Pero también está la nueva invasión alemana. No sé a cuál de las dos le tengo más miedo. Creo que a la alemana; por ahora nos toca más cerca.
Lo de la uña es práctico, como todo lo que hacen los chinos últimamente ;-D

Un saludo, miquel. Muy bueno.

miquel zueras dijo...

Hola, Enric. M´apunto el Shangai i també et dono una adreça: He Cheng, Entença, 12, on pots mengar cassola de testicles de porc. Salut. Borgo.

miquel zueras dijo...

Aris, els xinessos s´ho queden tot! Ja ho va avissar en Jack London. Salut. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Javier. De momento los alemanes se han quedado con buena parte de Mallorca y quizás Merkel reclame su porción. Confieso que lo de la uña me da un poquito de repelús pero sí que debe ser práctico. Saludos. Borgo.

J.C.Alonso dijo...

Amigo, Miquel. A vueltas estoy de biodraminas con el puñetero Jet Lag tras la vuelta de un país muy civilizado y colonizado como “los xinos” que me he visto en tu post. Ósea, que el futuro pasa por Fu-Manchú, amén. Me encantan tus ilustraciones, geniales y London siempre el gran Jack. Un abrazo, el sábado abro la sala de electros…

Marcos Callau dijo...

¿Para teclear el móvil?...¡vaya...! En fin. Hay que romper una lanza a favor del bar chino, aunque nada más sea por los precios que tienen. Además, que ya están aprendiendo a hacer las tapas como aquí y es un punto a favor. Porque, no me digas, a 0,50 la tapa y a un euro el café... es que no te lo piensas. En Zaragoza cada vez existen más establecimientos llevados por familias chinas, desde Todo a Cien (¿por qué se siguen llamando así?)hasta tiendas de ropa llamadas "Gusta" Bueno, lo dicho. Lo que importa es que son baratos. Por cierto, me ha gistado mucho tu portada tercera. Lo del sol es un puntazo.

Belknap dijo...

Mr. Borgo, invasion china, alemana, boliviana, peruana, de todos los colores, con lo bueno o lo malo, aunque hay veces en que lo que sobresale, lementablemente es lo malo; ahora digo yo, estamos en el S.XXI, ya dentro de poco tenemos autos voladores y las invasiones alienigenas, ¿para cuándo? Un saludo.

PEPE CAHIERS dijo...

En esos bares me imagino que servirán, entre otras cosas, el licor ese que tiene un lagarto en la botella, o quizás se hayan pasado de forma incondicional a la sangría.

kalamar dijo...

Muy chula la tercera portada.
Me muevo entre la Ciutadella y el Clot, y se han quedado con todos los bares. Lo hacen bien, barato y se desviven por el cliente, aunque las chinas se lo curran muucho más que los chinos.¿No lo habéis notado?
Mis alumnas chinas también son hormiguitas voluntariosas.
El dicho debería decir trabajan como chinas

miquel zueras dijo...

Feliz regreso, J.C. Alonso y gracias. Este libro publicado por Editorial Laertes es muy bueno, te lo recomiendo. Quién sabe si en alguna trastienda de estos bares se oculta un pérfido Fu-Manchú esperando el momento propicio para dominar el mundo. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Sí, los precios no tienen competencia y además en el bar que frecuento hacen unas tapas buenísimas, los callos sobre todo. Me alegra que te guste esa portada, por una vez estoy de acuerdo con la que eligieron. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Belknap. Tiene su gracia pero en ese relato de Jack London ambientado en 1976 la gente se desplaza en naves voladoras y otros artilugios fantásticos. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Pues se han adaptado a todo. Yo ya he probado ese licor con lagarto despanzurrado sumergido en la botella y sabe a licor de hierbas. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Kalamar, también es la que más me gusta. Sí que trabajan duro esas chinas. Siempre detrás del mostrador y sonrientes, además se espabilan pronto con el idioma. Yo desde luego no me veo sirviendo tapas en un bar de Pekín y entendiendo los pedidos. Saludos. Borgo.

Jordicine dijo...

A Palamós, per exemple, ho tenen quasi tot; i a Granollers acumulen bars. Invasió en tota regla. Els cartells, maquíssims, com sempre. Una abraçada.

Pablo Daffari dijo...

Pues la portada nº 2 es bien elocuente.
En mi barrio hay cada vez más negocios chinos y pisos alquilados por eslavos, hasta el punto de que acabará por llamarse o We-Ling o Huelingrado.
Es curioso, pero aquí los chinos que adquieren bares también respetan la decoración original e incluso el cutrerío y hay debo reconocer que preparan unos bocatas de tortilla o de lomo de quitarse el sombrero que puedes acompañar con raciones de arroz o fideos. ¡Viva el mestizaje!

Clementine dijo...

Pues a mí me gusta bastante más la portada número 2, Miquel, y me encanta el dibujo y la otra portada que añades más abajo. Esto de los chinos da para un debate largo porque tiene sus pros y sus contras, como (casi) todo. Besos, Borgo.

abril en paris dijo...

¿ Invansiones chinas ? pero eso no era cosa de Fumanchú ..? No, en serio con gente tan "trabajadora" festivos y hasta las miles ,tan discreta ( no sabes ni cuántos ni cómo viven en un piso )¡ cómo no van hacerse con el mercado..!
Lo cierto es que tienda que muerde el polvo, tienda o bar que pasa a sus manos..es lo que tiene la crisis..
Las portadas están muy bien y creo que acertaron.

Saludos Borgo

RAFA V dijo...

Leo algunos comentarios interesantes por aquí (además de la anécdota de la uña de Fumanchú, que no tiene precio). La gente se ha acostumbrado a comprar muy barato en los Todo a Cien o en las zapaterías, con zapatos "made in China" que cuestan cinco veces menos que los fabricados en España y son de una calidad pésima. Después, cuando viene la crisis, nadie se pregunta si eso ha tenido algo que ver... en fin, saludos.

miquel zueras dijo...

Gràcies, Jordicine i m´alegra veure´t per aqui un altre cop. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Pablo, la verdad es que se lo estuvieron pensando entre la 2 y la 3.
Los chinos dejan los bares tal como los compraron por eso te llevas alguna sorpresa cuando entras en el bar de la esquina y ves una família china tras el mostrador. En el que tengo al lado practican cocina fusión a base de croquetas y cerdo agridulce. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine. Vaya, veo que la número 2 también tiene partidarios. Pros y contras como todo y hasta sus leyendas urbanas como el misterio de que no consten sus defunciones lo que ha dado pie a muchas historias. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, abril. Para ellos el trabajo es como una religión, incluso dicen que el verdadero significado de la palabra "crisis" es "cambio". Me alegra mucho que te gusten las portadas. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, RAFA V. Incluso los zapatos ya los hacen un poco mejor pues antes no resistían un día de lluvia. Seguramente conocerás el Chinatown que hay cerca de Picadilly, fue el primero que visité. Saludos. Borgo.

FATHER_CAPRIO dijo...

Mira, a mi me asustan mas los invasores alemanes con sus pasos de oca y su prepotencia insultante que la de los chinos.
Y es bien cierto que nos están invadiendo, pero es que les hemos puesto la cosa a huevo.
Ellos trabajan a todas horas, tienen productos de una calidad mayor que en los supermercados (hablo en concreto de una frutería que conozco y en la que compro) y enciman los precios son infinatamente mejores.
No se si hay blanqueo ni me importa, solo se que la sandía está excelente, muy barata y encima los chinos se deshacen en saludos al llegar y al marcharme.

Ah, y la tienda está siempre llena

Como decía La Bombi ¿Porqué será?

Un abrazo

miquel zueras dijo...

Hola, FATHER. No me extraña que tengan tanto éxito, sus locales son los únicos que había en mi barrio sin el letrero de "Cerrado por vacaciones". Yo tengo al lado un puesto chino de frutas y verduras -algo caro, eso sí- donde compro la col para mis platos con el wok. Ellos se apoyan mútuamente y no se fían de los bancos, listos que son. Saludos. Borgo.

Mr. Lombreeze dijo...

El dueño de Mercadona también está encantado con la invasión china. Lo que más me sorprende de los bares de barrio regentados por chinos es que a los churros les dicen "chulos". Y yo que pensaba que eso de la "r / l" era cosa de chistes xenófobos y parodias facilonas!!!. Pero eso de las uñas largas no eran símbolos Yakuza?. Igual es que he visto demasiado cine...

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! tienes toda la razón: estos ultimos dias de verano son deprimentes; paseas por las calles y sólo te acompañan los bazares chinos y poco más. A mi me caen muy bien los chinos, siempre acabo haciendo amistad con las chinas que regentan los bazares cercanos a mi casa,porque los veo amables y muy trabajadores, aunque de todo habrá por supuesto.Nunca hubiera imaginado que esa uña- fumanchu, era para el móvil, yo tengo aquí un amigo chino que toca la guitarra española y por eso la lleva larga pero en fin...Voy a ponerme al día con tu blog Un besazo querido Borgo

miquel zueras dijo...

Hola, Mr. Lombreeze. Sí, eso de los "chulos" suena a los doblajes de Peter Sellers cuando hacía de chino. No sé si lo de la uña larga es de yakuzas pero recuerdo una película de Van Damme en la que un capo chino usaba la larga uña de su meñique para probar la mercancía. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. Ahora tengo en mi barrio hasta un video club regentado por chinos especializado en películas de acción de Hong Kong, gracias a ellos he visto "Rings of Fire" y he comprobado que Tarantino la fusiló para su "Reservoir Dogs". Feliz retorno. Borgo.