viernes, 6 de julio de 2012

SEXO SIAMÉS (RELATO)


Cástor y Pólux –era su nombre artístico, evidentemente-, eran dos hermanos siameses unidos de cintura para abajo. A partir de aquí eran idénticos y compartían muchas cosas aunque había una notable diferencia entre ambos: cuando estaban de gira Cástor dormía como un lirón mientras que a Pólux le costaba mucho conciliar el sueño.

En el cuarto de un anónimo hotel, Cástor roncaba despreocupadamente mientras Pólux tenía los ojos fijos en el alba color merluza que se acercaba tímidamente a la habitación. El pálido sol que asomaba entre los edificios era un somnífero amarillo pero Pólux seguía sin poder dormir. De repente tuvo una idea: ¿Y si me masturbo? Mamá puño y sus cinco hijas solían relajarle en esos momentos insomnes.

Pólux empezó a maniobrar con infinita cautela, no quería despertar a su hermano. Su mano se movía rítmicamente, arriba y abajo. Bien, aquello parecía funcionar. Tenía visiones de tibias almohadas revoloteando sobre su cabeza y sobre cada una de ellas voluptuosas mujeres le dedicaban una lasciva sonrisa. Empezó a agitarse como un bote en medio de una marejada pero se detuvo al ver que su hermano se había despertado. Cástor le miró con ojos cargados de sueño y reproche:

-Esta noche no, Pólux. Estoy muy cansado y me duele la cabeza.

LAS HERMANAS HILTON

Se movían con soltura en el escenario y eran bastante guapas. Se convirtieron en una mina de oro. Organizaron su propio espectáculo y se convirtieron en personajes muy populares de USA. Los años 30 fueron su época más gloriosa.
La prensa calculaba que las siamesas ganaban 5.000 dólares a la semana, una cifra enorme para esa época. Sin embargo, lo que más curiosidad levantaba era su vida sentimental. Aunque aparentemente Daisy y Violet tenían una relación excelente, circulaban muchos rumores, se decía que eran unas devoradoras de hombres. El hecho de que compartieran parte del sistema nervioso -y, por tanto, pudieran sentir lo mismo- acrecentaba todavía más el morbo.
Participaron en la película de culto Freaks de Tod Browning. En los años cuarenta abrieron una coctelería -debía ser inolvidable verlas agitar las cocteleras al unísono- y cuando cerraron el negocio Hollywood acudió en su rescate protagonizando una película:





Encadenadas de por vida (FOTO) la historia de dos siamesas que se enamoran del mismo hombre. Cuando una se casa con él, la otra lo mata. La trama del filme gira en torno a cómo meter en la cárcel a la asesina sin que la inocente también sea encarcelada. Sin embargo fue un fracaso de taquilla y la gente se olvidó de las Hilton. Terminaron como dependientas en una tienda de Charlotte, Carolina del Norte. Tras varios días de ausencia al trabajo, las encontraron muertas en su casa el 4 de enero de 1969. La autopsia concluyó que habían fallecido por la famosa Gripe de Hong Kong.
La Gripe de Honk Kong también conocida como Gripe Aviar causó estragos en el Buenos Aires de principios del pasado siglo. A Horacio Quiroga -el Poe uruguayo- le proporcionó la trama de este escalofriante relato. Gracias a Isabel del blog PELICUARIO por hacérmelo descubrir:
Fue ese el último día que Alicia estuvo levantada. Al día siguiente amaneció desvanecida. El médico de Jordán, su marido, la examinó con suma atención, ordenándole calma y descanso absolutos.
-No sé -le dijo a Jordán en la puerta de calle, con la voz todavía baja-. Tiene una gran debilidad que no me explico.
Pronto Alicia comenzó a tener alucinaciones. Entre sus visiones más porfiadas hubo un antropoide, apoyado en la alfombra sobre los dedos, que tenía fijos en ella los ojos.

Alicia apenas podía mover la cabeza. No quiso que le tocaran la cama, ni aún que le arreglaran el almohadón. Sus terrores crepusculares avanzaron en forma de monstruos que se arrastraban hasta la cama y trepaban dificultosamente por la colcha.Alicia murió, por fin. La sirvienta, que entró después a deshacer la cama, sola ya, miró un rato extrañada el almohadón.

-¡Señor! -llamó a Jordán en voz baja-. En el almohadón hay manchas que parecen de sangre.

Jordán se acercó rápidamente Y se dobló a su vez. Efectivamente, sobre la funda, a ambos lados del hueco que había dejado la cabeza de Alicia, se veían manchitas oscuras.

-Parecen picaduras -murmuró la sirvienta después de un rato de inmóvil observación.

-Levántelo a la luz -le dijo Jordán.

La sirvienta lo levantó, pero enseguida lo dejó caer, y se quedó mirando a aquél, lívida y temblando. Sin saber por qué, Jordán sintió que los cabellos se le erizaban.

-¿Qué hay? -murmuró con la voz ronca.

-Pesa mucho -articuló la sirvienta, sin dejar de temblar.
Jordán lo levantó; pesaba extraordinariamente. Salieron con él, y sobre la mesa del comedor Jordán cortó funda y envoltura de un tajo. Las plumas superiores volaron, y la sirvienta dio un grito de horror con toda la boca abierta, llevándose las manos crispadas a los bandós. Sobre el fondo, entre las plumas, moviendo lentamente las patas velludas, había un animal monstruoso, una bola viviente y viscosa. Estaba tan hinchado que apenas se le pronunciaba la boca.
Noche a noche, desde que Alicia había caído en cama, había aplicado sigilosamente su boca -su trompa, mejor dicho- a las sienes de aquélla, chupándole la sangre. La picadura era casi imperceptible. La remoción diaria del almohadón había impedido sin duda su desarrollo, pero desde que la joven no pudo moverse, la succión fue vertiginosa. En cinco días, en cinco noches, había vaciado a Alicia.
Estos parásitos de las aves, diminutos en el medio habitual, llegan a adquirir en ciertas condiciones proporciones enormes. La sangre humana parece serles particularmente favorable, y no es raro hallarlos en los almohadones de pluma.

33 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Desde luego, es curioso. Recordaba a las Hilton por la película "Freaks" y es curioso eso de que fuerna unas devoradoras de hombres. Y la historia d elos otros siameses, es uan pena que no compartieran la afición por el sueño... o la otra afición, al menos. No ponerse de acuerdo estando tan cerca tiene que ser una molestia. Un abrazo Miquel.

Aris dijo...

muy buenas estás historias de siamesas. Hay un comic de Max y Beltran sobre este tema

maslama dijo...

el tema de los siameses es fascinante, no puedo imaginar como puede ser estar unida a alguien de por vida, compartiendo la vida, experiencias e incluso sensaciones.

por cierto, muy curioso el relato :)

besos,

ricard dijo...

Definitivamente, tu imaginación supera a la de los hermanos Farrelly ("Pegado a tí"). ¡Muy bueno todo! Saludos.

Enric H. March dijo...

Molt bon relat, Miquel, i fascinant història la de les Hilton, que és molt, però molt morbosa! No saps com se m'ha disparat la imaginació...

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! ¡Cuánto me atraen y repelen al mismo tiempo este tipo de historias! Supongo que a eso se le llama morbo ¿no?.
Debe ser escalofriante compartir de esa manera tan antinatural el cuerpo con otra persona: no puedes tener intimidad, ni independencia, aparte del malestar físico ya que te tienes que adaptar completamente a las posturas de tu otra mitad y viceversa.
En el caso de las siamesas que compartían el sistema nervioso supongo que al morir una inmediatamente lo haría la otra, pero imagina que no fuese así: debe ser terrible encontrarse en esa circunstancia, porque..¿qué hacemos con el que sigue vivo? este tipo de casos te dan mucho que pensar, y siempre acabo dando gracias, a quién sea, de lo afortunada que soy por tener mis pies, mis brazos, mis ojos en perfecto estado, con todo esto ya deberíamos encontrarnos pletóricos de felicidad, pero claro el ser humano pocas veces se conforma con lo que tiene.Eel relato da mucho miedo: me ha encantado¡qué susto! esta noche antes de dormirme miraré la almohada por si acaso. Un beso querido Borgo.

Signum dijo...

Curioso lo de los siameses. El ser humano como siempre impredicible.
Un abrazo.

Clementine dijo...

Vaya entrada, Miquel, vaya historias... Yo aún no he podido verme "Freaks", siempre encuentro otra que verme antes. Besos, Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Sí, las Hilton participaron en esa película pero no guardaban buen recuerdo de Browning y decidieron no seguir en el cine hasta que lo intentaron con esa película. Desde luego no hay más remedio que llevarse bien con tu siamés. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Aris. Lo recuerdo. Eran dos siamesas enamoradas del mismo hombre que no dejaban de discutir. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Desde luego, Maslama. Debe ser una experiencia realmente única y el relato de Quiroga es fascinante. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Ricard. No conocía esa película de los Farelli, me la apunto para conocer su visión sobre los siamesas que supongo será algo gamberra. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Enric. I tant que és morbosa! A veure quan tenent la seva pel.licula. Salut. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. Pues sí, es una buena definición de morbo, atracción y rechazo al mismo tiempo. Es tremendo el estilo de vida de los siameses, en el caso de las hilton sus pulsiones vitales estaban unidas por lo que si una de ellas moría la otra seguía enseguida su destino, no como los siameses de la película "Acción mutante". El relato de Quiroga también me ha hecho examinar atentamente mi almohada antes de dormir, por suerte no parece estar habitada. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Signum. Lo más curioso es que unos comparten sensaciones y otros no. Algunos como los hermanos de la foto de arriba formaron sus respectivas famílias con hijos. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine. Buena la historia del amohadón ¿eh? Te recomiendo "Freaks", la revisé hace poco y aún semantiene en forma, no ha perdido su impacto y es la obra maestra de Tod Browning. Besos. Borgo.

ATTICUS dijo...

Buena entrada Borgo,hacia ya que no pasaba por aqui,estaba un poco desconectado.
repito muy intrigante e interesante
post.Y el relato genial como siempre

miquel zueras dijo...

Gracias, Atticus y me alegra mucho volver a saber de ti. Ha sido un post de los que a mí me gustan, empieza hablando de los siameses y la cosa termina en un almohadón de plumas, ideas que se me cruzan. Saludos. Borgo.

Isabel dijo...

Qué bien has entrelazado las historias, con temas diferentes. Me alegro que te gustase el relato, al menos a mi me impactó hace muchos años, por eso lo recordaba. Gracias por acordarte de mi. Petons mussol.

miquel zueras dijo...

Nada, Isabel, ha sido un placer y gracias a ti por darme a conocer este relato que es de los que al leerlo te entra un cosquilleo en el estómago, es cuando dices: "Jo, me habría encantado escribirlo yo". Petons, mussol. Borgo.

Sidhe dijo...

¡¡Vaya con los siameses, eh!!


Me ha encantado la portada de El almohadón de plumas (moraleja: ten cuidado con quién tienes en tu cama)

Petons!

Licantropunk dijo...

Je, je. La vida sexual de los hermanos siameses tiene que ser problemática de narices. O como decía la canción de Aute, "o entre los tres nos organizamos... si puede ser". En cuanto al relato de Quiroga, me recordó a otro cuento (largo) "Carmilla" de Sheridan Le Fanu.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Sidhe. Se las traen esos siameses. Me alegra que te guste la ilustración, la he reconvertido de una portada que hice para una selección: "Contes per llegir al llit" de varios autores. Petons. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Creo que la vida sentimental o sexual ya es bastante complicada, no veas para los siameses. Pues tienes toda la razón, la protagonista del relato de Quiroga hace pensar en la narradora de la novela "Carmilla" -no recuerdo su nombre- que inexplicablemente se va encontrando cada vez más débil desde que la vampira se aloja en su casa. Lo normal... Saludos. Borgo.

Mario Salazar dijo...

Freaks es tarea pendiente, tengo una lista de películas, literalmente ya que me olvido con facilidad, gigantesca y no sé que voy a hacer, todos los días veo películas, mínimo una, pero siguen acumulándose, me recuerda cuando hacia lo mismo con la literatura, tengo 2000 libros en mi biblioteca personal. Me gusta Quiroga, me encanta Poe, es una buena comparación, ambos maestros en el cuento, un deleite, he leído más variedad de cuentos, los uso paar pasar a la novela, autor que blo hace bien en la distancia corta me crea curiosidad en la extensa aunque dice Borges que son dos mundos totalmente distintos. Que disfrutes ese pisco, un gusto que pienses en un amigo bloguero peruano, salud por ese trago. Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mario. "Freaks" es una gran película con una trama que acaba convenciéndote de que lo feo y grotesco es aquello que consideramos "normal", Tod Browning era un personalísimo e inquietante director. Estoy muy enganchado a los relatos de Quiroga al que acabo de descubrir. He leído uno -"La gallina degollada"- magnífico pero el del almohadón es mi preferido, me lo imagino filmado por Cronemberg.
A tu salud, Mario, hoy probaré una receta de ceviche que me han traído a ver que tal. Borgo.

lazoworks dijo...

Desde luego se supera con cada relato, jajajaja! Eso es el colmo de un siames, jajaja.
Referente a las Hilton, esa película debe ser muy, pero que muy interesante. Saludos, company!!!

El Abuelito dijo...

Hace tiempo que tengo en el estante pendiente de ver "Chained for life"... un día de estos la pongo en la tele y ya le cuento...

miquel zueras dijo...

Gracias, Lazoworks. A las hermanas Hilton pude verlas en "Freaks" y en sus memorias no guardan un buen recuerdo ni de la película ni de Tod Browning del que decían que era muy estrafalario. Su película "Encadenadas de por vida" la estoy buscando sin exito, por el momento. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Abuelito? Qué afortunado, yo no he conseguido encontrar esa película pero aguardo con ganas a que nos la cuente y es que el tema se las trae: si una comete un asesinato y no pueden ser separadas ¿la inocente también tendrá que cumplir condena? Saludos. Borgo.

lazoworks dijo...

Me parece que yo también la tengo por ahí, si quiere se la mando por correo muy gustoso. Eso si, en VO sin subtítulos...

miquel zueras dijo...

Hola, Lazoworks. Pues encantado. Tengo muchas ganas de ver esa película así que corro a por el Diccionario Collins ya que no tiene subtítulos. Saludos. Borgo.

Sícoris dijo...

Sencillamente, genial!!!!