martes, 14 de febrero de 2012

TEJANOS CON PINZAS


Click. Ya están enviadas las invitaciones para mi fiesta de cumpleaños. Contemplo la sala, es espaciosa y bien iluminada pero la pintura amarilla de las paredes empieza a desconcharse y está algo deslucida. Qué demonios, no se cumplen los cuarenta y cinco todos los días así que consulto un muestrario de colores. Por la tarde cubro el suelo con papeles de periódico y abro una lata de Amarillo Nápoles -277.”Sera mejor que me ponga algo viejo antes de empezar a pintar” -pienso.
Descubro cajas polvorientas que llevaba tiempo sin abrir repletas de cintas navideñas y entre zapatos y camisas pasados de moda encuentro unos pantalones tejanos de pinzas lavados a la piedra. Sonrío: “¿Cómo podía ponerme algo tan horrible?”. Al probármelos me sorprende ver que todavía me entran. Compruebo el resultado frente al espejo. Sí, me quedan bien pero qué raro… no recordaba que tuviera tantos granos en la cara. Suena música. Muy fuerte. A un volumen nada habitual en alguien a punto de cumplir los cuarenta y cinco .Suenan los Smiths, los Talking Heads, The Cure, Pretenders, Frankie Goes to Hollywood, Nacha Pop… Los vecinos aporrean la puerta quejándose del ruido. Que les den. Panda de fósiles. Además estoy a punto de conseguir un nuevo récord en el Tetris. Me pongo el VHS de Regreso al Futuro y bailo The Power of Love imitando los espasmódicos movimientos de Michael J. Fox sobre el monopatín.
Qué hambre me está entrando. Me voy al Pryca a por unos cuantos Tigretones

¡Feliz San Valentin! He pensado en esta receta con un nombre muy apropiado.

...COMO LA TRUCHA AL TRUCHO
Mientras el horno se calienta a 200º poner las truchas abiertas sin espina en una fuente. Sazonar con sal y pimienta, rociar con aceite de oliva y unas gotas de limón y colocar una loncha de bacon o jamón sobre la trucha. Introducir en el horno. Cinco minutos después añadir un vasito de vino blanco y almendra rallada por encima. Diez minutos después ya estará lista.
Y recuerden: en el amor como en todas las emociones es mejor no tomarse las cosas demasiado al pie de la letra:

46 comentarios:

WOLFVILLE dijo...

Y es que cualquier tiempo pasado fue... veloz! Quien volviera para saborearlo mejor. Ahora no tiraría todos aquellos tebeos que hoy recupero gastandome los cuartos en ediciones de lujo.

Buenísima la tira, como es habitual.

Saludetes!!

Isabel dijo...

Feliz San Valentín! tengo que probar la receta de truchas, pero sin vaqueros de pinzas, ¿recuerdas las hombreras? otro clásico de los 80, jeje. Ay, y los tupes, jurjur
Besos mussol.

David dijo...

Ummm... ¿es un relato o has cumplido años?
Por si acaso...Felicidades!!
Me gusta la tira de literal ( pero no el chiste; no sé, me gusta cómo está contada).
Un saludo.
PD:

David dijo...

La PD: Ando yo pintando la casa (casualidad).

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! A mi a veces me gusta,por puro placer, probarme ropa de tiempos pasados, generalmente prendas que en su día me costaron un esfuerzo económico destacable, y que guardé pensando que tal vez algún día las volvería a utilizar, y la verdad porque me daba pena desprenderme de una prenda así; la cuestión es que me doy cuenta de que el tiempo pasa para todos, y para aquellas maravillosas y carísimas prendas también; la única satisfacción que encuentro al hacerlo es que mi talla no ha cambiado apenas y eso es todo un placer; por supuesto de vez en cuando reviso los diarios de mi adolescencia y siento una morriña terrible: sí, así era yo la típica niña de diarios jajaja. Y la música ni decirte: ¡cuántos recuerdos!. Me hubiera encantado verte con esos vaqueros ¡Ah ! ¡Felicidades! Unos 45 años muy bien llevados.Respecto a la receta la probaré , aunque si te soy sincera jamás he probado las truchas ¿Es raro eh? Besos.

miquel zueras dijo...

Hola, Wolfville. No me hables del tema que los Vampus y Rufus de mi niñez a 25 pesets los stoy viendo en tiendas especializadas 20 euros!!! Argh. Ya se sabe, las mudanzas... y mis Tio Vivo y Super Mortadelo, imagina. Muchos saludetes. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Isabel. Muy feliz San Valentín. Hay que vear las pintas que se gastaban aquellos grupos como Duran Duran, Matt Bianco, The Human League o la mismísima Ana Torroja. Uf, qué recuerdos. Te aconsejo las truchas con un vinito blanco. Besos, mussol.

miquel zueras dijo...

Hola, David. No, mi cumple es el próximo 22 de mayo, lo digo a vr si alguien tiene un detalle. Ja, ja. Esto es sólo un relato de esos con receta final y un poco de nostalgia. ¡Vivan los ochenta! Borgo.

miquel zueras dijo...

Vaya, David. Yo también estoy pintando, atornillando, clavando... cosas de estrenar piso. ¿Qué cansado es, por Dios! Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sqs. Gracias por lo de felicidades pero el único que cumple años es el personaje de mi cuento. Además yo tengo cincuenta tacos, seamos sinceros, ja. Recuerdo con nostalgia aquellas prendas que llevaba entonces: pantalones pitillo, camisas sudistas, chaquetas tejanas con hombreras, sombreros ska... todos tenemos un turbio pasado. Algún día pondré unas fotos mías d esa época si prometéis no reíros demasiado. Seguro que te gustarán las truchas, al horno creo que es como están mejor, hay que añadirles bacon o jamón para que no queden sosas.Besos.Borgo.

natsnoC dijo...

Me ha encantado el relato, la tira y la receta. Y yo también me apunto a lo de ir a Pryca a por los tigretones.

Sincopada dijo...

¿Tejanos con pinzas??...madre mía, qué sublime es el pasado a veces...viva la nostalgia,Zueras, los ochenta fueron una gran época, de punks, siniestros, new waves, new romantics, heavys. No sé si tiempos pasados fueron mejores, pero más divertidos seguro.

Kissesssssssss.

miquel zueras dijo...

Gracias, natnosC. Cuando quieras estás invitado a una "merendola" de Tigretones y Phoskitos...¡regalos y pastelitooos! Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sincopada. Tengo una temporadita nostálgica porque ahora mismo estoy escuchando "Road to Nowhere" de los Talking Heads. Moda de los ochenta: peinado mulet, Dr. Martens, pinzas y hombreras. Yo también los recuerdo divertidos, claro, los años jóvenes... Kisses. Borgo.

Clementine dijo...

Me encanta tu mundo, Miquel, me quedo con esta entrada de principio a fin. Y me apunto contigo y con natsnoC a esa merendola. Besos, Borgo.

Aris dijo...

je je ¿nostalgia de tiempos pasados que fueron mejores?
y la receta estupenda, esta la pruebo seguro, no son higadillos...

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, Clementine. Fijo que las truchas te quedarán muy buenas y encantado te invito a la merendola, tú podrías traer Bollycaos. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Aris. No sé quien dijo que el invierno estimula la nostalgia y hoy hace bastante viruji. ¿No te gustan los higadillos? Pues mañana tengo otra cena gore con mi agente: higado con salsa de manzanas, te lo recomiendo. Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

Yo no he sido de Bollycaos. Mejor llevo a esa merendola Bonys y Bucaneros, que siempre me han gustado las películas de piratas, ésas que ponían en "Primera Sesión".

Layna dijo...

Felices 45! como pasa el tiempo ¿no? los ochenta los recuerdo igual que tú, la música, la ropa, las tendencias... es bonito recordar el tiempo vivido aunque prefiero el presente!! Besos

PEPE CAHIERS dijo...

Hombre, eso es fenomenal unos pantalones que hacen de máquina del tiempo. Yo recuerdo mis viejos vaqueros de la marca "Okido" que me caían como un guante, pero lamentablemente la fábrica ardió y desde entonces siempre me quedan largos.

miquel zueras dijo...

Ah, sí, Clementine... la añorada Primera Sesión. Precisamente creo recordar que la última película que emitieron fue "La mujer pirata" con Jean Peters. Me encantaban los Bonys y los Bucaneros y quizás recuerdes los pastelitos Pantera Rosa, química pura pero estaban muy buenos. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Layna. Gracias pero quien cumple años es el personaje de mi relato y no tengo 45 -snif- el próximo 22 de mayo cumplo 51 -Argh-. Ahora me hace mucha gracia ver en los programas musicales aquellos video clips con Madonna, Nothing but the Girl... y ver esas pintas pensando que yo también llevaba cosas parecidas. Coincido contigo en que el presente es lo mejor. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Muchos objetos pueden trasladarte en el tiempo o provocar esa sensación. Recuerdo los "Okido" aunque no llevé esa marca. Recuerdo los Golo-Golo y los Lois Happy con su etiqueta del toro. Qué tiempos... Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

Sí recuerdo los Pantera Rosa, y me habré comido tropecientos de pequeña a pesar de ser los que menos me gustaban, mis favoritos eran los Bucaneros y los Tigretones.
Y, hombre, te voy a animar con lo de tu edad, que me has caído bien. Te digo lo mismo que te dije en otra ocasión: 50, sí, pero muy bien llevados, y seguro que los 51 mucho mejor. De nada, ha sido un placer. Besos, Borgo.

Jorge-Acostaosestamejo dijo...

Es curioso el tema de la ropa. Todos guardamos infinidad de ropa "para pintar". Yo no he pintado en mi vida ni creo que lo haga, pero la ropa esta ahí. Creo que es síndrome de Diógenes. :D

Me gusto el flashback.

Saludos

Lluís Bosch dijo...

Es que los hombres no crecemos nunca, quería decir los niños. El crecicimiento y la maduración son fantasías o construcciones mentales, nada más.

miquel zueras dijo...

Gracias de corazón, Clementine, que eso de tener una edad que empieza por cinco impresiona. Bueno, me voy a dar mi bañito diario de formol. Muchos besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Jorge. Siempre viene bien guardar ropa de otros tiempos por si tienes que pintar o, simplemente, recordar. Nunca se sabe. Saludos y felices flashbacks. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Lluís. Muy cierto. Somos lo que somos y creo que en cierto modo ya venimos condicionados desde que nacemos. Dicen que la música que a uno le gusta es la que oía a los veinte años. Igual es verdad. Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Jeje, muy evocador tu comentario (supongo que el record del Tetris lo harías en una de esas míticas "Game Boy").

La verdad es que he cuando reflexionado sobre los 80, llego a la conclusion de que nuestra generación tuvo suerte de vivir esa época, ya que fue una etapa de transición entre la vida tradicional de la 2ª mitad del S. XX y la revolución tecnológica que comenzó en los 90. Cuando uno echa la vista atrás, parece que viviamos en otro mundo: 2 canales de TV (Sí, solo dos); telefonos únicamente de linea fija, apenas había ordenadores domésticos, aun se jugaba en la calle...

En fin, que esto lo contaremos dentro de unos años en plan "abuelo cebolleta", seguro...

Pd. Tengo una nueva reseña en mi blog.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Von Kleist. Bueno, aparte de los pantalones de pinzas mi personaje no se me parece mucho ya que nunca conseguí un record en el Tetris. Sí que los 80 podrían llamarse época de transición. Durante años la TV y los coches fueron lo que marcaba el progreso. En esos años los jóvenes rompieron con la imagen anterior entre hippy y discotequera de los setenta y desde luego surgieron grupos musicales interesantes. Eso sí: el ordenador (¿alguien recuerda el Spectrum que se colgaba que daba gusto?) y los móviles marcaron luego el gran cambio. Ahora pasaré por tu blog con mucho gusto. Saludos. Borgo.

El Abuelito dijo...

Adorar las cosas del pasado es gustoso y enriquecedor, siempre que no se llegue a la veneración; vivir instalado en él es patético (y lo malo es que con los años uno va viendo cada vez más compadres que allí se van quedando, con los mismos usos, costumbres y placeres de antaño...)

ATTICUS dijo...

¡Que gran tira ,Borgo!
Tener esa capacidad de imaginacion es algo que envidio ,pero sanamente
Enhorabuena

Alimaña dijo...

Y yo cai... enamorado de la moda juvenil. De los precios y rebajas que yo vi. Invadido por la nostalgia juveniiiil.
Compañero te veo preso por la añoranza ochentera. Espero que se te pase enseguida porque aquellos buenos tiempos no volverán.. como las oscuras golondrinas.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Abuelito. Claro que está bien apreciar cosas del pasado como usted tan bien hace recuperando joyas olvidadas del cine silente, otra cosa son los que no salen de aquel dicho "Cualquier tiempo pasado..." Me gustan esas películas con carruajes y salones del XIX pero sacarse una muela era entonces mucho peor que ahora. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Atticus. La verdad es que creo que todo el mundo tiene -y mucha- imaginación, aunque la use para otras cosas pero la imaginación nunca está de más. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Creo que ya estoy recuperado de la nostalgia ochentera con algunas dosis de internet aunque esta mañana he estado a punto de recaer cuando en la panadería sonaba aquello de "Me asomo a la ventana eres la chica de ayer..." Ja, ja. Saludos. Borgo.

Licantropunk dijo...

Ah, pero... ¿ya no se llevan?
Espera que voy a corriendo a cambiarme. Qué vergüenza...
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Pues si las últimas noticias son ciertas me temo que esos tejanos, las hombreras y los abanicos a lo Loco Mia ya han pasado a la historia, qué le vamos a hacer. Saludos. Borgo.

CINEXIM dijo...

jajaj yo cuando reviso las fotos de antaño me sorprendo con aquellas camisas de lunares que pusieron de moda los Gabinete Caligari y el propio Prince(♥).

Me hizo mucha gracia tu post sobre Bobby Perú, pues creo que vi Corazón Salvaje con una ex mía y le pasó lo mismo, le entró un morbazo total-a ella le ponía mucho Willem. No quiero pensar qué habrá sentido al ver Antichrist.

Tengo que probar la receta y la tira genial!!!

Feliz Finde!!

jordicine dijo...

Llego tarde, como casi siempre. Feliz San Valentín... 2013! Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, CINEXIM. ¡yo tuve una de esas camisas! negra, con lunares blancos, era la época en que los Caligari cantaban aquello del cha-cha-chá...
Más de una amiga mía comparte esas sensaciones morbosas cuando ven a Defoe y más en ese papel de Bobby Peru. Muchas gracias y que tengas un estupendo fin de semana. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Jordicine. Tranquilo que nunca es tarde para desear un feliz San Valentín. Abrazos. Borgo.

Marcos Callau dijo...

El Pryca? Qué tiempos! Igual que los Tigretones. Creo que los Tigretones han sobrevivido pero el que murió fue el Bony no? Bueno, a mí me gustaban los dos. Muy apetitosas esas truchas. Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Aún se encuentran Tigretones pero por desgracia los Bonys tan ricos pasaron a la historia. ¿Alguien recuerda los Polo Bony? se ensartaban en un palito y se ponían en el congelador. Bollería selecta. Saludos. Borgo.