miércoles, 29 de febrero de 2012

CHUPANDO CÁMARA (RELATO)


En el otoño de 1934 Bela Lugosi ya tenía claro que rechazar el papel de monstruo de Frankenstein había sido el mayor error de su vida, por eso cuando leyó en Variety que se había iniciado el rodaje de La novia de Frankenstein su rostro se iluminó repentinamente.
-Miért ne? (¿Porque no?) -Se dijo en húngaro. -
Agitó su capa negra para quitarle el polvo, la tela fría y pesada quedó suspendida sobre los hombros de Lugosi. Se contempló satisfecho en el espejo aunque el olor a moho y humedad procedente de la tela invadía sus fosas nasales. Sus dedos rozaron su cuello en una caricia mientras ceñía la capa alrededor de su garganta.
En el set número cinco Karloff, de espaldas al equipo de rodaje, sonreía tímidamente a pesar de la dentadura postiza que acentuaba sus pómulos y le daba una apariencia cadavérica.
-¡Luces! ¡Cámara! ¡Rodando!!! –ordenó James Whale.
Lentamente –con treinta kilos de andamiaje no podía ser de otra manera- Karloff giró hacia su derecha enfrentándose a la cámara. Su rostro quedó bañado por la potente luz blanca de los focos mitigada por la cera derretida que Karloff llevaba en los párpados. Tambaleándose empezó a descender penosamente la escalera sobre sus zapatos con alzas.
Desde su silla de director Whale alzó incrédulo la mirada. Bela Lugosi había aparecido desde un rincón en penumbra del decorado y se acercaba a Karloff entrando en el ángulo izquierdo de la cámara. El negro esplendor de su capa aún relucía más bajo los focos. Lugosi se felicitaba por su idea: “Cuando me vean no dudarán en incluir a Drácula en el guión. Será una gran pelíc…”
-¡Corten! –Whale, impávido, se dirigió a Lugosi en tono severo pero a la vez cortés-: Señor Lugosi, ya le dije a su agente que desgraciadamente no tenemos ningún papel para usted. Sea bueno, no me obligue a llamar a seguridad.
-Está bien, ya me voy.
Lugosi lo dijo con aparente calma pero se fue arrastrando los pies. Visto de espaldas parecía un murciélago cabizbajo.
Colin Clive, que se disponía a entrar en escena, aprovechó la pausa para beber de su termo ante la mirada reprobatoria de Elsa Lanchester que sabía que era coñac y no café lo que había en ese termo.

40 comentarios:

fiona dijo...

Si hubiera sido hoy día donde les da por enfrentar a malos clásicos entre ellos, podríamos haber disfrutado de una peli Drácula vs. Frankenstein, una pena, jajaja, te imaginas?

1besico!

miquel zueras dijo...

Hola, Fiona. Sí que existe un Drácula vs. Frankenstein, un bodorrio dirigido por Jesús Franco bastante sicotrónico. Hoy hacen cualquier cosa, incluso seguir con el rodaje cuando el prota ha muerto como el pobre Brandon Lee en "El cuervo". Besicos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! Sucedió en realidad esta historia? ¡Qué pena me da el pobre Lugosi! Sucediera o no ,la verdad es que Bega Lugosi es la muestra de lo inhumano que a veces puede ser el mundo del cine. Ya, ya sé que quizás se excedió presentandose en medio del rodaje, pero nada más imaginar al pobre Lugosi disfrazado de vampiro, intentando chupar un poquito de cámara, me enternece el corazón, y de todas de maneras no era mala idea unir a estos míticos monstruos. En "Van Helsing" reunieron a todos los monstruos del panorama cinematógrafico y tampoco quedó tan maljajaja. Besos.

Sidhe dijo...

Lo que tenía que hacer Bela por su poquito de "visio"

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. No,no, la anécdota es fictícia. Esa foto es un montaje que encontré por casualidad y que me dio la idea para este relato. Me gusta poner a personajes reales en historias inventadas como hice con Conan Doyle y Bram Stoker. Lo que sí es cierto es que por entonces el pobre Lugosi se estaba adentrando en los abismos de los seriales y la serie-B. Tenía dificutades con el inglés y aprendía los diálogos fonéticamente. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sidhe. Sí, además su afición por la morfina no ayudaba mucho. Parece que se quedó "enganchado" cuando fue herido en la Guerra del 14. Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

¿A que no te extraña nada que te diga que me ha ENCANTADO este relato tuyo? Me parece maravilloso, además, que te lo haya sugerido esta foto de estos dos monstruos cinematográficos.
Ya sé que el tiempo no te sobra pero yo aún espero encontrarme un día con tu blog dedicado en exclusiva a Bela Lugosi, lo que lo iba a disfrutar yo... Besos, Borgo, eres genial, ¿lo sabías?

miquel zueras dijo...

Uf, Clementine, pero si me has hecho sonrojar y todo. Pues ahora que, lamentablemente, el trabajo va algo flojillo sí que tendré más tiempo libre y quizás me ponga con ese blog dedicado al gran Bela. Me alegra de verdad que te guste este relato. Besos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Buen relato que me recuerda a ese Lugosi de "Ed Wood". Por cierto, ¿Lo de Elsa Lanchester y el termo de coñac es un guiño a "Testigo de cargo"?. Ya sabe, en esta película Elsa vigilaba a un convaleciente Laughton que escondía el coñac en el termo haciéndolo pasar por cacao.

miquel zueras dijo...

¡Premio, Cahiers! Ja, ja... efectivamente, un guiño a "Testigo de cargo" con una encantadora Elsa que al final de la película coge el termo y le dice a Laughton: "Se le olvida el coñac".
También es cierto que Clive tenía problemas con el alcohol y disimulaba bebiéndolo en un termo pues Whale le prohibió beber durante el rodaje. Saludos. Borgo.

Alimaña dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alimaña dijo...

A Curt Siodmak ya se le pasó por la cabeza y lo llevó a la práctica. Solo que fueron el Hombre lobo y Frankenstein. Es posible que si el director hubiera sido él no le hubiese importado meter a Karloff, Chaney Jr. y Lugosi en el mismo saco. Por imaginar...

Saludos Miquel y cuídame a ese cuervo... jajajaj

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Qué vueltas da la vida, al final Lugosi se puso el maquillaje de Frankenstein iniciando aquellos cócteles de monstruos de la Universal. El cuervo bien, gracias. Parece que se encuentra a gusto en mi piso y estoy intentando convencerle de que pague una parte del alquiler o que al menos lave los platos pero de momento no he tenido mucho éxito. Saludos. Borgo.

Licantropunk dijo...

Más que un relato parece una crónica, una anécdota. Es decir, no dudo de que eso pasó en realidad.
Muy bueno.
Saludos.

Nocivo dijo...

Cuanta tristeza y decadencia desprende el Lugosi de tu relato, pero aún así me ha gustado mucho.
Una pregunta y un apunte sobre el primer comentario ¿No ha una película de Abott y Costelo que se enfrentan a Frankensteiin y Drácula juntos y revueltos? Y ahora el apunte: hay una película japonesa llamada Vampire Girl Vs. Frankenstein Girl, un divertimento ligero y pasadísimo de vueltas.

Aris dijo...

Ostras, casi me había creido que era verdad, muy bueno el relato, es que podría ser cierto, he leido que Lugosi buscaba papeles incesantemente!

miquel zueras dijo...

Gracias, Licantropunk. Bueno, es un tópico pero a veces la ficción imita la realidad o eso dicen. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Nocivo. Sí, esa película es "Abbott y Costello contra los fantasmas" de 1948 aunque curiosamente el título original era "Abbott and Costello meets Frankenstain" como si los otros monstruos no contaran. Voy a buscar esa producción japonesa que promete ser divertida. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Aris. A partir de ese año, 1934, Lugosi comprobó que su estatus disminuía y sólo se mantenía a base de representaciones teatrales de Drácula y películas serie-B o seriales. Lo que habría tenido éxito es una película sobre su vida real que fue muy interesante. Saludos. Borgo.

Belknap dijo...

Mr. Borgo, Lugosi se fue arrastrando los pies para reunirse con las criaturas de la noche. Un saludo.

miquel zueras dijo...

Muy bueno, Belknap. "Escuche este ruido... ¡Son las criaturas de la noche!" Saludos. Borgo.

marcos dijo...

He llegado por casualidad, buen relato y blog. Saludos. Me ha gustado mucho el dibujo de Ringo.

David dijo...

Lo que dice Fiona... Se hubieran adelantado a su época con un poco de imaginación de haber sido real tu relato. Supongo que te gustará la peli de Ed Wood de Burton.
Buen fin de semana.

miquel zueras dijo...

Muy bienvenido a Borgo, marcos. Está muy bien conocer blogs nuevos, ahora me paso por el tuyo. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, David. Pues supones bien. Esa película me encanta, la habré visto cinco veces y Landau está magnífico como un decrépito Lugosi. Que tengas muy buen fin de semana. Borgo.

WOLFVILLE dijo...

Este relato demuestra que Lugosi fue el pionero de las ensaladas de monstruos!!!! XDD Que terrible oprobio para nuestro magiar favorito que en el primero de ellos interpretara a Frankenstein y que después en todos los que aparecía Drácula... él no lo interpretara!!! Ayss...

Excelente cuento y maravillosamente ambientado. ¡Incluso hay un guiño a las aficiones del borrachín de Colin Clive! Estos son los los detalles que los aficionados a estas pelis apreciamos especialmente.

Un saludo!!

Fanny Riffel dijo...

Excelente.Suena como algo que haría el pobre Bela en sus últimos años...es una persona que me inspira muchísima ternura por sus problemas,y admiración por el amor que sentía por su vocación.
También se mezclaron Drácula y Frankestein en "La guarida de Frankestein",en este caso el conde interpretado por Carradine,y Chaney Jr. como el hombre lobo...otro personaje ideal para relatos tristes.

Beso!

El Abuelito dijo...

Los hay que con gusto hubiésemos dado la falange del meñique izquierdo por haber visto a ambos en un filme luciendo sus papeles mayores... ¡Cómo somos los fans...!

miquel zueras dijo...

Hola, Wolfville. Me alegra que te gustara el relato y que apreciaras los guiños. Curiosa la trayectoria de Lugosi: de Drácula pasó a sicario de Frankenstein (Igor) y luego tomó el papel del monstruo con Lon Chaney de hombre lobo quien ya había encarnado a Frankenstein en la anterior ¡Jo, qué lío! Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias por pasarte por aquí, Fanny. A mí también Lugosi me despierta admiración y a la vez compasión, en todo caso un actor fascinante. Supongo que te refieres a la película aquí titulada "La Mansión de Frankenstein". Carradine es para mi gusto el interprete con un físico más adecuado para representar al conde. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abuelito. Habría sido un gran acontecimiento. Un Drácula-Frankenstein con Lugosi y Karloff respectivamente. No como aquel "Drácula vs. Frankenstein" de Jess Franco. El Drácula de Howard Vernon tenía un pase pero aquel Frankenstein parecía el Monstruo de Sanchezstein. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fanny Riffel dijo...

Para mí también Carradine fue el mejor Drácula en el aspecto físico(mi querido Lee es un caso aparte).Si bien su aparición es brevísima,le da al personaje un carácter que me impactó desde la primera vez que lo vi...una especie de elegancia.
Abrazo

miquel zueras dijo...

Hola, Fanny. Para mí es lo mejor de esa película en la que los monstruos hacen poco más que aparecer y desaparecer al poco rato por su metraje de una hora escasa. Se nota que Carradine es un actor shakesperiano en aquella escena en que intenta desesperadamente regresar a su ataúd mientras aparece el sol. Saludos. Borgo.

Isabel dijo...

Que buena historia, me ha recordado a la película de Wilder, El crepúsculo de los dioses, lo que hacen algunos por "chupar cámara" aunque algunos finales son más devastadores.
Besos mussol

Mario Salazar dijo...

Me hizo gracia el que a Lugosi no lo contrataran y que le pidan que se vaya. Creo que hay películas que por más malas que sean siempre nos agradaran; en el terror se falla mucho producto de las secuelas interesadas en solo hacer dinero, la velocidad del rodaje o de los pocos recursos pero es un género que nunca dirán que está en el ocaso, seguirá construyendo nuevas propuestas. Sácame de dudas Lugosi hizo un solo Drácula, ¿según tu parecer por qué quedo tan marcado con el personaje? Saludos.

miquel zueras dijo...

Me alegra que te guste, Isabel. Lástima que a diferencia de la Swanson en "El crepúsculo de los dioses" Lugosi no tuviera un técnico amigo que lo iluminara con su mejor foco para que luciera mejor. Besos, mussol. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mario. Lugosi tenía el personaje de Drácula como su favorito, eso es cierto, pero también es verdad que algunos artículos sensacionalistas exageraron su adicción hacia el personaje. Pidió ser enterrado con su traje de Drácula, sí, pero parece un homenaje al papel que le hizo famoso. En la revista "News of the World" llegaron a decir que cuando murió en un hospital una enfermera vio un murciélago gigante saliendo por la ventana de su habitación, imagínate. Saludos. Borgo.

Insanus dijo...

Bravo, breve y evocador, me ha gustado. Ese aire a lo mejor de Dioses y monstruos. Eso de Lugosi alejándose como un murciélago cabizbajo ha sido estupendo.

miquel zueras dijo...

¡Qué tal, Insanus? Hombre, gracias, me alegra que el relato te haya recordado esa estupenda película. Desde luego James Whale era todo un personaje y Lugosi también, por supuesto. Saludos. Borgo.