domingo, 9 de octubre de 2011

LAS ALUCINACIONES DE DUMBO


En 1940 Salvador Dalí firmó un contrato para los Estudios Disney. El pintor de Cadaqués fue el autor de los bocetos para la famosa escena de los elefantes rosas del largometraje Dumbo, aquella en la que el orejudo elefantito pilla una cogorza y se le aparecen psicodélicos elefantes rosas haciendo cosas de lo más extrañas.
Disney afirmaba que era una de sus escenas preferidas. Recordando esta secuencia en una cena con amigos todos coincidimos en que de niños nos provocó miedo, nos parecía inquietante. Poco después leí un artículo en la revista Cáñamo en el que reconocían los efectos de la ingestión de alcaloides como la ayahuasca en las formas y colores de esos traviesos elefantes.
Dumbo se realizó en su mayor parte en 1940, soplaban vientos de guerra, como mucha gente por entonces Disney temía que los japoneses atacaran California (¿recuerdan 1941 de Spielberg?) y que sus estudios resultaran dañados, además la productora estaba pasando una crítica situación económica - Dumbo sanearía las cuentas de Disney, fue su película más rentable hasta Peter Pan (1953)-. Había que asegurarse de que Dumbo fuera estrenada en la Navidad de 1940 así que Disney decidió trasladar a un gran equipo de dibujantes a Nogales (Arizona) muy cerca de la frontera mexicana donde terminarían los dibujos de la película trabajando a contrarreloj.
En ese estudio trabajaba Al Schenk, berlinés fugitivo de la Alemania hitleriana y que se convertiría en un cotizado pintor. Schenk solía pasar al otro lado de la frontera donde conseguía peyote en una reserva de indios zapotecas pues estaba experimentando los efectos de los lisérgicos en su obra pictórica –y siguió haciéndolo durante muchos años- es probable que las visiones producidas por el peyote se plasmaran en esta escena que fue dirigida precisamente por Schenk.


El elefante rosa es también el nombre de un estimulante cóctel que se prepara así: ¼ parte de zumo de arándanos, ¼ de limoncello y ½ de vodka. Agitar bien en una coctelera con hielo y servir en copa de cóctel previamente helada.
Y ahora un documento revelador del daño que causó la psicodelia setentera. Miren que pintas se gastaba Klaus Kinski en 1970 cuando le dio por imitar a Brian Eno.

43 comentarios:

Isabel dijo...

Qué bueno, Miquel, la verdad es que Dumbo era de las películas de Disney que más extraña me parecia, junto con Pinocho y Alicia en el país de las maravillas son las que me ponían más nerviosa de pequeña, jaja. Peter Pan quizá era mi favorita.
Esta entrada me ha recordado la otra que publicaste sobre Hitler y los siete enanitos. Besos.

miquel zueras dijo...

Hola, Isabel. Yo soy uno de esos frikis que creen firmemente en oscuros mensajes ocultos en algunas películas de Disney y me atraen las historias que los rodean. Alicia es tremenda ¿el Gato de Cheshire la mira con lascivia o sólo me lo parece a mí? Peter Pan es muy buena pero sobre todo por el magnífico capitán Garfio y su fiel Smith. Besos. Borgo.

Sincopada dijo...

¡jajajaja! es buenísimo...visionados los casi 5 minutos del alucine de Dumbo, diría (por mi experiencia psicotrópica) que ese flipe no te lo da una cogorza, ya me entiendes, iban coloquetas hasta las trancas cuando lo dibujaron, eso seguro...me ha encantado, es total.
Y lo de Kinski....bueno, a mí Kinski me gusta, no sé si por feo o por raro o todo junto..pero se lo perdono casi todo.

Kisses.

miquel zueras dijo...

Hola, Sincopada. Yo cuando bebo unas copitas de más no veo esas cosas, ya me gustaría a mí... eso es producto de la ingesta de sustancias ilegales, fijo. Borrallo, el creador de Makoki, tiene claro que son alucinaciones de alcaloides como el peyote que probó en Guatemala.
A mí también me gusta Kinski pero con ese modelito da aún más miedo que en "Nosferatu", por Dios... Muchos kisses. Borgo.

Nocivo dijo...

Estoy seguro que muchos dibujantes de la disney tomaban sustancias psicotrópicas cuando trabajaron en Dumbo y en Alicia en el país de las maravillas, cuyos libros originales ya despertaban ciertas sospechas (esa oruga que fuma opio...)
Mejor no intentar entender a Kinski, porque acabaríamos muy mal de la cabeza...

WOLFVILLE dijo...

Pues mira, por seguir con el símil disneyano. ¿Nadie se ha dado cuenta a quien esta imitando Kinski en ese impagable video? Es la mismísima Cruella De Vil XDDD

Un saludo de otro fan de la psicodelia ;)

PEPE CAHIERS dijo...

Siempre me pareció un fragmento algo extraño dentro de la película. Esa relación don Dalí, me ha recordado un cómic de Max sobre un encuentro de Walt Disney y Lovecraft y una curiosa apuesta, si ganaba el primero, el autor de terror escribiría una historia de amor y, si ganaba el segundo, Disney produciría un film de animación con guión de Lovecraft.

miquel zueras dijo...

Hola, Sr.Nocivo. Esa teoría creo que es bastante probable. El año pasado ilustré una escena de "Alicia" la de Tweledee y Twledum, al dibujante encargado de la oruga no le permitieron dibujar el narguile pues era para un libro de texto, cosas de estos tiempos. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Wolfville, encantado de volver a verte. Pues muy bueno el símil con Cruella, con ese abrigo peludo... Jo, ¿cómo no se me había ocurrido? Saludos. Borgo.

Fanny Riffel dijo...

Qué rico el elefante rosa.
Y hablando de dibujos psicodélicos y del color rosa,también La Pantera Rosa tenía lo suyo...

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Realmente curiosa la relación entre estos dos genios. Disney y su esposa pasaron unas vacaciones en casa de Dalí y Gala en Port Lligat y mantuvieron una larga correspondencia. Esa historia es "El encuentro entre Walt Disney y H.P. Lovecraft" que mi amigo Max publicó en El Víbora. Conservo el ejemplar que Max me firmó en su recopilación "El canto del gallo" donde incluía ese relato. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Fanny. Sin duda la Pantera Rosa tenía su aquel por sus andares hipnóticos. De pequeño intentaba imitarla sin conseguirlo. Saludos. Borgo.

Kinski dijo...

A mi Disney en general siempre se me ha atragantado (soy mas de los Loony Tunes), la verdad es que nunca entendí lo de: si Goofy era un perro y Pluto también ¿por qué demonios uno estaba más evolucionado que el otro?.
El Kinski setentero es el definitivo, con ese aire a rockstar decadente a la par que genial. Ya no quedan sujetos así.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! Pues la verdad siempre me había llamado la atención esta escena. ¡Es que este Disney tenía unas ocurrencias! Dumbo es una película preciosa, quizas de la que más me gustan, junto a Bambi y Blancanieves; coincido con Isabel en lo de Alicia en el país de las maravillas: a mi me da un poco de yuyu cuando la reina grita aquello de "que le corten la cabeza" .Acabo de recordar una imágen de la pelicula "El oso", el cachorrillo también ingiere una seta alucinógena y ve cosas extrañísimas...a mi me conmovió esta escena muchísimo. Besos.

jag. dijo...

Hola, Kinski. Eso de Goofy estaba muy bien resuelto en la parodia de Los Simpson de "La dama y el vagabundo", Goofy lo llevaban al matadero de la perrera mientras decía: "Eh, que no soy un perro ¿no ve que hablo? ¡Jo-joy!"
El Kinski setentero es lo más; el de Nosferatu y Fitzcarraldo nada menos. Saludos. Borgo.

jag. dijo...

Hola, SqSmaravillosa. Alicia es una historia tortuosa, una frustración constante, Alicia siempre busca algo que no encuentra y cuando lo consigue es aún peor. Como un sueño recurrente. Me encanta la historia pero también me da algo de yuyu.
Recuerdo esa escena de "El oso" pero vagamente, voy ahora a revisarla. Besos. Borgo.

Alimaña dijo...

Vaya pintas las de Klaus "Kinki" jajajaja. Un genio tan incomprendido que apenas lograba entenderse consigo mismo.
Existe una cerveza de flandes de graduación alta llamada "Delirium Tremens" envasada en bonitas botellas decoradas con elefantitos rosas..
Voy a enviarte un email por lo que me has contado. ¡Bien! ¡Hurra!

natsnoC dijo...

Iba a decir lo interesante que me ha parecido el post pero es que siempre digo lo mismo. No es una fórmula de cortesía sino la simple verdad. Estaba bastante claro que sólo a una mente bajo los efectos de alguna sustancia se le podría ocurrir esa genial e inquietante escena.

Y para rematar un cocktail y un video de kinski. Me imagino que sabrás que el elefante rosa también es el icono que adorna la etiqueta de las cervezas "Delirium Tremens" (muy buenas por cierto, aunque hay que abstenerse de la Delirium Red)

natsnoC dijo...

Vaya, Alimaña se me ha adelantado con lo de la cervecita.

Alimaña dijo...

Lo siento natsnoC, asocié instintivamente la cerveza con los elefantes rosas. La cerveza es excelente, por cierto.

miquel zueras dijo...

NOTA: he entrado antes en un ciber y he respondido a los comentarios de Kinski y SqSmaravillosa y aparezco como jag. Qué cosas tan raras me está haciendo el blogger últimamente. Borgo.

Worc dijo...

Quizás esa escena sea ahora la que más me gusta del film, ya que las escenas más ñoñas han dejado de producir el efecto que producían. Yo también tiendo a pensar que en las películas de Disney existen esos oscuros mensajes a los que aludes, creo que es más interesante postrarse delante del televisor adoptando esa perspectiva, se disfruta más...creo.

Un abrazo.

Belknap dijo...

Mr. Miquel Zueras, ¡Que grande Dali! Muy buena entrada, un saludo.

miquel zueras dijo...

Encantado de verte, Alimaña. Qué escopeteado que se le ve a Kinski, pura energía el tío. Conozco esa marca de cerveza y muy molona la etiqueta, la tienen en una cervecería de mi barrio "Alambique" que fabrican sus propias cervezas y disponen de una gran oferta de marcas extranjeras. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, natnosC. Yo también creo que para recrear esas imágenes es conveniente una "ayudita" lisérgica. El cóctel es bueno (le añado angostura para un toque más amargo) pero aún no he probado esa cerveza, creo que hoy me llevaré un par de botellas con elefantitos rosas. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Worc. La verdad es que Disney tenía un lado oscuro según opinan algunos especialistas que han encontrado inquietantes detalles en sus películas. Por cierto que he mencionado "1941" y ahora recuerdo que hay una divertida escena con Robert Stack viendo "Dumbo" ¿la recuerdas? Los cuervos que aparecen tuvieron problemas por la acusación de "Banned" (racistas) Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Belknap. Ah, olvidé mencionar que el primer dibujo, el de los dos elefantes bailando, es un boceto original de Dalí, el resto fueron creados por los artistas de la Disney. Saludos. Borgo.

Lala dijo...

Hola Miguel guapetónnn!!

Ya estoy por aquí cotilleando tus interesantes reseñas. Que gran Dumbo, que tierno y que paranoia con la borrachera, madre mía, a mi me provoco miedito cuando la ví de peque. Yo que no bebo, bueno, salvo vino que esta muy rico y si es con tapa de jamón, mejor que mejor, de copas nada y lo que es ver elefantes rosas, como que no, odio el color rosa y odio las sustancias que te atontan....yo bien despierta siempre, para no perderme nada.

Besotes

Aris dijo...

Esa escena no parece de Disney, es diferente...yo creo que Disney era un reprimido pero en el fondo le gustaban los artistas como Dali porque eran todo lo contrario a él, lo que a él le hubiera gustado ser. Esa escena es diabólica!

miquel zueras dijo...

Qué alegría verte de nuevo por aquí, Lala. Esta escena me dio bastante canguelo de niño, es muy inquietante. Yo el color rosa no lo puedo ver -literalmente- a causa de mi daltonismo, lo suelo ver gris.
Y eso está bien, Lala, procura siempre mentenerte despejada, vale la pena. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Aris. Disney sentía una gran fascinación por Dalí al que le ofreció un contrato mucho más ventajoso que sus colaboradores en la productora. Es posible que viera en él un artista más completo y radical, quizás como a él mismo le hubiera gustado ser. Saludos. Borgo.

Lluís Bosch dijo...

Pues... casi me da vergüenza confesarlo. No sabía esa colaboración de Dalí, o quizá lo había olvidado. La edad tiene sus cosas.
Hablando de otra cosa: Klaus Kinski siempre será genial, haga lo que haga, incluso imitando a Eno. Casi me vienen ganas de ver una vez más aquél increíble "Aguirre" de Herzog.

Marcos Callau dijo...

Sí, una escena muy inquietante y para los niños, quizá terrorífica. A mí me parece una escena tremenda, muy acertada. Apetitoso el cóctel del elefante rosa. Un abrazo!

miquel zueras dijo...

Hola, Lluís. Pues sí, la colaboración entre Dalí y Disney fue muy estrecha. En una entrada del pasado 11 de julio "Disney, Dalí y un destino" hablaba de un corto que prepararon. Kinski siempre estará bien haga lo que haga, incluso imitando el look Brian Eno. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Es una escena que siendo niño me pareció muy terrorífica ¿será verdad eso de que Disney tenía un oculto lado sádico? El cóctel está muy bueno, te lo recomiendo y no queda mal sustituyendo el zumo de arándanos por el de naranja. Saludos. Borgo.

deWitt dijo...

Si nos hubieran contado que esa escena era producto de las drogasd posiblemente más de una generación no se acercaría a ellas de por vida porque, efectivamente, yo la recuerdo como terrorífica siendo un crío.

¿Acabaría Dumbo en las drogas? Quién sabe!

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Si no me equivoco Dalí conoció a Disney en el rodaje de una película de Hithcock, estrenada en 1945, titulada en inglés "Spellbound" en la que Dalí colaboró con los decorados de una secuencia onírica.

Los datos que tengo es que la secuencia onírica de Dumbo NO fue creada por Dalí. El sobrino de Walt Disney declaró posteriormente que ese primer encuentro se produjo efectivamente en 1945:

Walt Disney first met Salvador Dalí at a dinner party at the home of Hollywood movie mogul Jack Warner in 1945.

Por eso creo que debe haber un error en los datos que manejaste. Lo que sí es cierto es que Disney quedó muy impresionado con Dali, e incluso le encargo la preparación de las animaciones para un corto que iba a llamarse "Destino" el cual no llegó finalmente a estrenarse.

Saludos

Licantropunk dijo...

Los primeros Disney daban un miedo que no veas: la bruja de Blancanieves o el gitano Stromboli de Pinocho (que por cierto me parecen geniales). Si los hacen ahora le quitan el apto para todos los públicos. Fijo.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, de Witt. Yo también recuerdo esta escena bastante terrorífica, quién sabe si Dumbo formaba parte de una estrategia anti-drogas. Ya me creo cualquier cosa. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Von Kleist. Efectivamente la colaboración más conocida entre Dalí y Disney fue durante el rodaje de "Spellbound" pero según algunos datos que he recogido los diseños de esa escena de "Dumbo" fueron obra de Dalí. No sé, quizás fueron una propuesta del pintor antes de firmar un contrato con la productora de Disney aunque tampoco me sorprendería que fuera todo resultado de la imaginación de Schenk. En mi entrada del 11 de julio ya hablé de ese corto "Destino" que ahora se ha completado. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Seguro, Licantropunk. Actualmente Disney no podría pasar el rasero de la corrección política. Stromboli, por ejemplo, ahora sería considerado un pervertido. Algunas escenas de Disney provocaron muchos miedos en los niños. Saludos. Borgo.

RAFA V dijo...

Hombre, pues sí, una escena genial. De cuando en las películas todavía se buscaba la originalidad en el lenguaje visual, frente a esta carrera por el hiperrealismo informático (muchas veces en 3D) que tenemos hoy en día. En fin. Saludos.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, RAFA V? Desde luego que en muchas películas de animación, sobre todo aquellas que se basan excesivamente en el 3D, faltan escenas tan impactantes aunque esos elefantitos me provocaron alguna que otra pesadilla de niño. Hablando de animación fui a ver "Rango" y visualmente me ha gustado mucho. Saludos. Borgo.