domingo, 23 de octubre de 2011

EL REY DEL PULP ESPAÑOL

Dedicado a mi buen amigo Enrique Sánchez Abulí.


Acabo de entregar esta portada para la novela en que se basa el guión de la película La noche de los generales (1967) con Omar Shariff y Peter O´Toole. Jaume, mi agente, me ha comentado: “Tiene el look de las portadas de Karl Von Vereiter” ¿Alguien lo recuerda? Fue la indiscutible estrella durante largos años de la literatura española de bolsillo. Su verdadero nombre era Enrique Sánchez Pascual y era además el padre de Enrique Sánchez Abulí, el genial guionista creador de Luca Torelli, el Torpedo de los cómics que llegó a tener su propia publicación mensual.

Allá por las décadas de 1960 y 1970, mientras Curtis Garland y Silver Kane acercaban la novela negra a grandes masas de lectores y Marcial Lafuente Estefanía popularizaba el western en los quioscos Enrique Sánchez Pascual hacía lo propio bajo los seudónimos Karl von Vereiter, Hans Klüberg, Alex Simmons Erik Grüber, Dr. Paul Lanvier o Alan Comet en la literatura bélica y en el último caso también en la ciencia-ficción; por algo le llamaban el hombre con cien nombres. Fueron más de 800 títulos escritos a lo largo de casi treinta años que compitieron con otros exponentes del género como el entonces superventas Sven Hassel. Libros en su mayoría de intriga y acción, todo un clásico de la literatura pulp. Yo fui médico del diablo (1971) es probablemente su obra más conocida.

La capacidad de trabajo de este autor era increíble. Escribía una novela por semana, si no más. Un guión de más de doscientas viñetas le duraba una mañana. Incluso llegó a publicar bajo el seudónimo de Roger S. Moore, libros tales Marilyn Monroe: su vida, sus amores y su muerte, obra que abordó desde el enfoque del psicoanálisis.
Western, terror, bélico, política ficción, serie negra… Sánchez se atrevía con todos los géneros –incluso poemas, guiones y traducciones- aunque la SF era quizás su debilidad. Fundó una colección hoy muy codiciada por los coleccionistas, la mítica Robot siendo el único autor de sus quince títulos firmando como Alan Comet. Con un estilo muy personal, alejado de la típica literatura de bolsillo, pudo demostrar aquí su gran talento.


Estas son algunas de sus portadas, un excelente muestrario de la delirante literatura pulp española de los setenta. Tetas y esvásticas, una formula infalible para asegurar las ventas ¿Eh, Jaume? Los agentes editoriales no han cambiado mucho desde entonces.

41 comentarios:

Aris dijo...

No sabia que era el padre de Sanchez Abuli...oye, cada dia aprendo algo
Por cierto me has recordado el libro de Los libros arden mal, de manuel Rivas, que en la novela hay un escritor de novelas de western, que en sus libros pone de malo a un comisario franquista y este se vuelve loco por averiguar quien és, porque escribe en pseudonimo, incluso quiere secuestrar las novelas...

Isabel dijo...

Joder Miquel, que chula es esta portada, muy bueno el post, como siempre, me ha encantado.
Besos mussol.

WOLFVILLE dijo...

Debería haber más reinvindicaciones como esta de un sub-universo tan vasto y espectacular como el de los currantes del bolsilibro. Yo cada vez que leo uno de estos post descubro algun autor interesante que me da mucha rabia estar perdiéndome.

Ah, y excelente portada, como siempre!!

Un saludo.

ricard dijo...

Un post muy revelador. Siempre me había preguntado quién escribía esas cosas tipo "Yo fui médico del diablo". Mucha gente creía que eran realmente autobiografías de nazis conversos. Saludos.

miquel zueras dijo...

Y de casta le viene, Aris, porque Sánchez Pascual era un pedazo de escritor todo terreno y su hijo uno de los mejores guionistas de cómic del mundo. No conocía esa novela de Rivas, la buscaré porque la trama parece interesante. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Isabel. Esa película es muy buena y plantea además un tema interesante ¿puede un asesino en serie pasar desapercibido en medio de la Segunda Guerra Mundial? Para verla una noche bien provisto de chocolate. Muchos besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Wolfville. Me alegra que te guste la portada, he querido hacerla "a lo Saul Bass" a ver si se me pega algo de ese genio. Estefanía, Zane Grey... auténticos currantes de la literatura de bolsillo que piden un homenaje a gritos. A ver si Aibar les dedica una película como la de Vázquez. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, ricard. "Yo fui médico..." llegó a ser un superventas setentero que compitió con Sven Hassel, entonces número uno de la literatura bélica más o menos pulp. Sánchez Pascual además escribía mejor ¡y sin negros! Saludos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! A este escritor no lo conocía, aunque Silver Kane o Estefania formaron parte de mi infancia, ya que mi padre era un lector acérrimo de estas novelas de bolsillo que eran muy fáciles de leer. Precisamente fue con estas novelas como me aficioné yo a la lectura , ya que las de intriga y terror me fascinaban: aún tengo algunas por casa de escritores como Clark Carrados o Burton Hare, y a veces repasándolas llegan a provocarme una sonrisa; pero eso sí, en la época me parecían lo más. Besos.

Fanny Riffel dijo...

Hermosa tu portada.Y no conocía de nombre a este señor,pero sí que tenía muy visto su trabajo...una de mis salidas preferidas es ir a las librerías de viejo a buscar estas ediciones de tapa blanda de novelas pulp...puede ser que también haya hecho alguna edición de Drácula?

PEPE CAHIERS dijo...

Me suena, mi padre tenía un cajón de madera repleto de novelas del oeste y de guerra y esas portadas me resultan tremendamente familiares. Además, esos libros tenían la particularidad de que las pastas se estropeaban, era suficiente con leerlos durante un buen rato y ya parecían viejos.

Marcos Callau dijo...

Si antes hubiéramos hablado de la estética nazi he aquí una buena prueba de todo ello. Desde luego si que tuvo seudónimos el hombre. Fue muy prolífico, no hay duda. Un abrazo, Miquel!

RAFA V dijo...

800 libros? Qué barbaridad, me parece increíble... a ver si va a ser que no era el tipo de los cien nombres, sino cien tipos que se pusieron el mismo nombre... porque lo de los "negros" de los escritores no será un invento nuevo, digo yo... en fin, yo no sería capaz de escribir una novela a la semana, ni aunque fuera a base de copia y pega. Qué cosas. Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, SqSmaravillosa. Conozco a Clark Carrados, un funcionario que desataba su lado creativo con esas novelas "de a duro" como entonces se llamaban que publicaba en la Bruguera o Ediciones Toray, las número uno de la literatura popular entre los años 50 y 80. Vistas ahora son publicaciones muy entrañables con grandes portadistas como Bosch Penalva, un dibujante magnífico especializado en western. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Fanny. Yo también paso buenos ratos en librerías de viejo buscando ejemplares de la época pulp. No, Sánchez Pascual no trabajó el personaje de Drácula (aunque con tantos seudónimos igual me equivoco) Un español con el nombre Vlad Spencer sí que publicó "bolsilibros" con Drácula de protagonista en los sesenta. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Seguro que la portada de "Yo fui médico del diablo" le tiene que sonar pues era un libro que no faltaba en las estanterías setenteras junto a Hassel y Von Daniken. Esos pulp eran fabricados con pasta de papel barata por eso rápidamente adquirían ese aspecto de libro viejo. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Muy prolífico, sí, pero muy bueno. Supo mantener un nivel de calidad muy aceptable teniendo en cuenta las condiciones en que trabajaba con plazos de entrega imposibles. A lo mejor llego a ser su sucesor -como dibujante- con tantas portadas que me encargan con esa estética,ya me gustaría.Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, RAFA V. Pues su hijo, Enrique, el creador de "Torpedo" me confirmó que era un escritor tan prolífico como Simenon por lo menos. Esos autores no se andaban con chiquitas: escribían relatos de ciencia ficción, terror, Oeste y lo que les encargaran, menudos eran. Saludos. Borgo.

natsnoC dijo...

Pues para variar, tampoco lo conocía. Pero sí a Sánchez Abulí. Me encanta Torpedo, pero también sus historias negras o Alex Magnum.

miquel zueras dijo...

Hola, natsnoC. Sus "Historias negras" son para mí una obra maestra del cómic con historias geniales como la de los dos soldados en las trincheras que se autolesionan para que el enemigo los acepte como prisioneros, tengo en casa un ejemplar firmado por Enrique. Es una pena que ya no continúe el tándem Abulí-Bernet. Saludos. Borgo.

joanbcn dijo...

Saludos Borgo.
De Karl Von Vereiter tengo dos tomos de "Historia de la 2ª Guerra Mundial". Me lo regalaron unos tios mios en mi lejana adolescencia, conocedores de mi gusto por la historia.
Quiere dar una imagen seria de trabajo histórico, pero con una parcialidad poco ética pro-aliada. Diría que el peor libro de historia que he leido jamás.

El Abuelito dijo...

Maravillosa entrada. Buena hora es de ir reivindicando el pulp de estos lares, más allá de El Coyote, El Encapuchado o El Pirata Negro (que también están muy bien, pero no son ni los últimos ni los únicos...)

miquel zueras dijo...

Hola, Joan. Sabía que había escrito algo de historia pero no conocía esos volúmenes sobre la Segunda GM. Gracias por el dato. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Abuelito. Es curioso que a pesar de conseguir grandes éxitos de ventas ahora su nombre (o sus nombres) sea poco recordado y sobre todo escasamente reconocido.
José Mallorquí...tuvo una vida interesante, tradujo las obras de La Sombra y Doc Savage y trató sin éxito introducir la SF en la España de posguerra. Las portadas de El Coyote solían ser buenas, seguramente le dedicaré un post. Saludos. Borgo.

David dijo...

Vaya. No tenía ni idea de lo del padre de Abulí. Curioso.
Sobre estos escritores del pulp español me contaron una anécdota buenísima (si es real o no, da lo mismo). No sé sobre quién era. Lafuente Estefanía o quien fuera
manda una novela que no llega a la editorial. Total, que le llaman y le dicen que allí no ha llegado nada y que tienen que ir a imprenta mañana.
El escritor dice por teléfono: Os la dicto.
Y ahí empieza "Frank bajó de su caballo y se acercó a la taberna y bla-bla-bla..." hasta que acaba.
Unos cracks.

Mario dijo...

Muy buena la caratula que has hecho. Las otras muy comerciales como dices. Yo recuerdo que iba a un mercado de chico, ya ahora inexistente, que vendían novelas pulp, estaban por todas partes, los colores vistosos, mujeres desnudas, escenas macabras, terror, belico y noir, habré leído algunas con cierta indiferencia pero casi no lo recuerdo, ahora me producen cierta curiosidad. Quizás con mayor edad me hubiera hecho adictas a ellas. Saludos.

Mario.

miquel zueras dijo...

Hola, David. Ja, ja, muy buena esa anécdota del escritor pulp. Me suena de haberla leído y creo que el protagonista es M.L. Estefanía que aquí pareció inventar el telefax. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mario. Gracias, yo aún voy al Mercado de Sant Antoni de Barcelona en busca de algunos libros pulp. Hay algunas portadas increibles. Hace poco he descubierto unas ediciones de bolsillo italianas de "Diabolik" y Edgar Wallace de los años 60 que son magníficas en su diseño. Por cierto que en la TV de aquí emiten "Modesty Blaise", una película que sin duda conocerás sobre un pulp de culto. Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Ayer los duendes de blogger se ensañaron conmigo. No una, sino dos veces borraron mi mensaje en esta entrada...

Por tercera vez, y espero que definitiva, repito. Parece increible lo prolíficos que fueron los escritores de novelas populares de los años 60. Eran realmente cadenas de montaje literarias.

Muy buena la portada, con una clara referencia a la película de 1966. No he leido la novela, pero por supuesto he visto la película, que es un tanto irregular debido a la superposición de tramas que no terminan de estar del todo bien imbricadas (ignoro si en la novela será igual). Eso sí, creo que Peter O´Toole está enorme en su papel de fanático general de la SS, Tanz.

Saludos (y a ver si a la tercera va la vencida...;)

miquel zueras dijo...

Hola, Von Kleist. Me alegra ver que los duendes han tenido por fin compasión, bienvenido. Peter O´Toole consigue hacer un gran papel en "La noche de los generales", un bélico atípico que propone una cuestión interesante: ¿puede pasar desapercibido un asesino en serie en medio de una gran masacre como la Segunda Guerra Mundial? Saludos. Borgo.

Licantropunk dijo...

Sí señor, no hay nada como una buena portada. De hecho tampoco hay nada como juzgar un libro por la portada o por el título: criticarlo leyéndolo ya es otro cantar.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Exacto, Licantropunk: "Juzgar un libro por su portada" que es el título de un concurso de portadas que convoca Planeta y al que me he presentado varias veces sin comerme un cacao, qué se le va a hacer. Sin duda las portadas pulp tienen mucha fuerza. Saludos. Borgo.

El Tirador Solitario dijo...

Interesantísimo el mundo de la literatura pulp, que en España tuvo épocas gloriosas,es más hasta hace bien poco había quioscos que las alquilaban como alternativa a la venta, aunque es cierto que la novela del oeste era la reina del género...

miquel zueras dijo...

Ya lo creo, Tirador. En mi barrio abundaban los quioscos con los libritos que llamaban "novelas de a duro" con Marcial Lafuente Estefanía como estrella. José Mallorquí y su "Coyote" era el preferido de mi padre. Saludos. Borgo.

Alimaña dijo...

Un detallazo el haberme mostrado esa gran portada un poco antes... Mi abuelo me legó un buen puñado de esas ediciones de bolsilo, casi todas policíacas y del oeste (a saber ahora por donde andan). Era muy habitual su alquiler barato en
los quioscos de la época.
Mi madre por otro lado devoraba las románticas de "Jazmin" jajaja

Saludos y gracias.

miquel zueras dijo...

Un placer, Alimaña. Aún recuerdo entre brumas -cuando era pequeñito, como la canción- a mi padre alquilando esos libritos por una moneda de 50 céntimos de peseta ¿eh? no de euros y de paso me compraba el Tio Vivo. Qué tiempos. Saludos. Borgo.

Nocivo dijo...

Me gusta como ha quedado su portada.
NO tenia ni idea sobre el padre de Abuli, oiga. Con lo que me gusta Torpedo y lo poco que se de este autor.

Esto me recuerda dos cosas:
1-cuando era pequeño (¡y no soy tan mayor!) y acompañaba a mi madre al mercado cuando no tenía colegio y alquilábamos novelas y tebeos o los cambiábamos por otros que teníamos en casa.
2-En "El juego del ángel" el protagonista también era un novelista de novelas pulp y escribía varias a la semana.

miquel zueras dijo...

Gracias, Sr. Nocivo, me alegra verle por aquí. La serie Torpedo empezó siendo dibujada por Alex Toth pero éste rechazó continuar por considerar el personaje demasiado violento. Lástima que Bernet también la abandonó y Abulí se dedica sobre todo a las traducciones.
Recuerdo también cuando las novelas de bolsillo se alquilaban en viejas librerías. Me gustó "El juego del ángel" sobre todo por ese ángel caído: Corelli. Me pareció superior a "La sombra del viento". Saludos. Borgo.

deWitt dijo...

Pues me gusta mucho tu portada Miquel y nada de plagio, si quieres inspiración, que es más difícil inspirarse que plagiar.

Enhorabuena!! Ya sabes que el estilo Saul Bass me encanta!!!

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, de Witt. La verdad es que me has sacado un buen peso de encima, a veces es dificil desmarcarse del maestro. Gracias por pasarte por aquí. Borgo.

Anónimo dijo...

Hola !

Presento esta novela del Oeste " Tiempos perdidos ", trepidante y entretenida, de pocas páginas.

Os adjunto el link para poder leer la sinopsis y el primer capítulo:

http://www.bubok.es/libros/228290/TIEMPOS-PERDIDOS

Si os gustan las clásicas novelas " pulp " de bolsillo, este nuevo libro os convencerá.

Muchas gracias y saludos,

Victor.