viernes, 25 de marzo de 2011

A LUGOSI LE GUSTABAN LAS FLAPPERS


En los años 20 se usaba el término flapper para definir a la mujer rebelde, amante de la diversión y del jazz y que llevaba el pelo a lo Garçonne . La actriz Clara Bow se convirtió en la imagen cinematográfica de las flappers, una vampiresa que quedaría fascinada por el más famoso vampiro del escenario teatral: Bela lugosi.

Un día de verano de 1928 Clara Bow anunció a unos amigos reunidos alrededor de su piscina en Los Ángeles que había conseguido por fin entradas en el Biltmore Theatre para ver Drácula. Estaba tan emocionada que ni siquiera se paró a vestirse, se echó un abrigo de armiño encima del bañador y el grupo subió a su limusina Packard negra. Clara les decía: “Quiero conocer a Lugosi ¿Sabéis que ni siquiera habla inglés? ¡Es fascinante!”.
En ese grupo estaba el cómico Jack Oakie (el Napoloni de El gran dictador de Chaplin) según Oakie: “La ardiente Clara se pasó toda la representación retorciéndose semidesnuda bajo el abrigo. Después fuimos a los camerinos, efectivamente el inglés de Lugosi era muy limitado y se aprendía sus frases fonéticamente pero no escondía su emoción por conocer a Clara Bow. Ella le invitó a su casa –casi lo raptó- esa misma noche”:

La relación entre Lugosi y Bow duró algo más de un año. Ello no impidió que mientras tanto el húngaro se casase con una rica viuda llamada Beatrice Weeks; el matrimonio sólo duró tres días. La señora Weeks contó a la prensa que: ”El segundo día de casados Bela me dio una bofetada porque me había comido una chuleta de cordero que él había escondido en la nevera”. Cuando se enteró de su affaire con Clara Bow decidió pedir el divorcio mientras el actor estaba representando Drácula en San Francisco.
Curiosamente Bela Lugosi coincidió años más tarde con la encarnación de la más famosa flapper de los dibujos animados: Betty Boop:

32 comentarios:

Lluís Bosch dijo...

Bueno, pues justo antes de irme a la cama he descubierto lo que he aprendido hoy. Se trata de Flappers, una palabra que ni tan siquiera había escuchado pero que ahora ha pasado a formar parte de mi imaginario.

Mario dijo...

Una buena pareja, Drácula y una reina del celuloide, lo que no se me quita de la cabeza es el Bela Lugosi de "Ed Wood", acabado y enfrascado en su traje de vampiro, como que uno se olvida que ese actor también era un hombre atractivo y mira que seducía a mujeres guapas. Ella era descocada y él extravagante, vaya duo que serían. También Bow era terrible, se acsotaba con cualquier tipo guapo y famoso, por ella han pasado muchas estrellas. Un abrazo.

Mario.

miquel zueras dijo...

Pues buenas noches, Lluís. Ya se sabe: "a la cama no te irás..." Saludos. Borgo.

Marcos Callau dijo...

Esta Betty Boop no la conocía jejeje. Me ha gustado mucho el video y también conocer esa historia entre Lugosi y las flappers. Desconocía estaq denominación. Un abrazo.

Clementine dijo...

Yo tampoco sabía nada de lo que nos cuentas aquí, qué curioso. El video está genial y la foto de Lugosi que has puesto realmente genuina.
A mí me encanta la Betty Boop de los dibujos...
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Mario. Martin Landau encarnó a Lugosi en su decadencia (y lo hizo genial) pero el húngaro había sido un ligón de mucho cuidado. Desde luego debían saltar las chispas con Clara Bow que tuvo relaciones con Gary Cooper, John Wayne y Clark Gable entre otros. Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. ¿A que es curioso ese vídeo? aunque prefiero la Betty Boop de los dibujos. Seguro que Sinatra debió conocer muchas flappers en su época. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine. Yo quedé muy sorprendido cuando supe que Lugosi y Bow habían sido amantes.
Me gusta mucho el personaje de Betty Boop que dibujaba Max Fleischer. Eran películas con mucho encanto, lástima que la censura no veía con buenos ojos a las flappers y terminaron por suprimirla. En la película de Roger Rabbit tiene una aparición muy graciosa. Borgo.

natsnoC dijo...

Pues no conocía el término, pero a mi también me gusta el look "Flappers". mucho más que el look Barbie, vamos, aunque reconozco que pega mucho más con las morenas.

Y ni idea de la Clara Bow, pero es que si ahora no sigo la prensa del corazón, conocer a las protagonistas de entonces ya sería... bueno, o no.

Geniales las curiosidades que nos cuentas.

miquel zueras dijo...

Gracias, nastnosC. Sí, la verdad es que me ha salido un post un poco en plan prensa rosa entre lo de Lugosi, Bow y su brevísimo matrimonio con malos tratos incluidos. Supongo que ahora la ex mujer de Lugosi aparecería en "Sálvame" y Bow estaría vendiendo exclusivas. Saludos. Borgo.

Toni dijo...

Un video que no tiene precio...jeje.

Salu2

miquel zueras dijo...

Hola, Toni. Con los medios actuales hubieran podido juntar a Lugosi con la Betty Boop de los dibujos y hubiera sido magnífico, claro que eso no era posible en 1933. Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

¿Flappers? ¿Eso no lo llevan los aviones para despegar?... bueno en este caso sería para el vuelo de los vampiros.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. En inglés "flapper" es literalmente "matamoscas" aunque sí que me suena como un accesorio de un avión. Sería una afinidad más entre la vampiresa Bow y el vampiro Lugosi, ya me los imagino volando sobre Hollywood con la capa negra aleteando. Borgo.

Fanny Riffel dijo...

Jajaja,el video lo conocía..."Betty,you do your last doop be doo"(o algo así).Y en sus años mozos Bela era todo un galán...leí por ahí que en una ocasión le rompió una costilla a una coprotagonista en una escena muy pasional en teatro...

miquel zueras dijo...

Hola, Fanny. Me alegra mucho volver a verte por aquí. Pues sí que era muy temperamental el húngaro. Esa coprotagonista quizás antes se había comido su chuleta de cordero. Saludos. Borgo.

BLANCO dijo...

Estupenda entrada. Yo también prefiero la Betty de los dibujos. Por cierto, los míos están hechos en una tableta gráfica.
Me quedo visitando tu blog. Gracias por pasarte por el mío.
Nos seguimos viendo.

miquel zueras dijo...

Bienvenido a Borgo, Blanco y gracias, tienes un blog muy interesante. Eso espero, que nos vayamos viendo desde ahora. Saludos. Borgo.

Layna dijo...

Que curioso que en los años 20 existiera un término para designar a una mujer así, fuera de la norma de esa época. La palabra Flapper no la conocía y es divertida como la mujer que evoca.

miquel zueras dijo...

Hola, Layna. Sí, la palabra Flapper nos trae la imagen de aquellas mujeres con falda corta, sombreros con plumas y collares de varias vueltas como aquella película con Twiggy. Ah, además fumaban y conducían, algo muy atrevido para la época. Borgo.

Aris dijo...

je je el Lugosi era un truhan...he leído que tenía una larga lista de amantes...ostras, que tiempos, me encantan estos apuntes que nos das...

miquel zueras dijo...

Gracias, Aris. La verdad es que el personaje de Lugosi daría para muchas entradas. Parece que también tuvo un idilio -sin confirmar- con la misteriosa Greta Garbo durante el rodaje de "Ninotchka" en la que el húngaro hacía un pequeño papel de comisario político. Borgo.

Alimaña dijo...

¿Pero "Flapper" no era un delfín? jajajaja. Habría que ver el día a día de esa parejita en su tétrico hogar... no paras de sorprenderme.
Un saludo Miquel, aquí quedo echando una partidita al "Flapper" de mi hijo, que me sale gratis.

miquel zueras dijo...

Alimaña: Lugosi encargó un cuadro de Clara Bow desnuda al mismo pintor que le retrató a él vestido de Drácula (es el cuadro que se ve en "Ed Wood") y que se quedó en su casa durante los dos matrimonios que el húngaro tuvo después. Qué picarón. Bueno, pues que tú y tu hijo disfruteis con el Flapper. Saludos. Borgo.

Lazoworks dijo...

Creo haber leído algo acerca de Blow en Monster Show de David J. Skall... Lugosi era mucho Lugosi, y Bow una compañera que tampoco se quedaba atrás.
Saludos!!

miquel zueras dijo...

Hola, Lazoworks. Sí, recuerdo que en el libro de Skall y en "Hollywood Babylonia" mencionan lo de Bow y Lugosi. Ella ostenta el record de mayor número de fans que se suicidaron por ella. Parece que a los hombres les volvía literalmente locos. Borgo.

Sincopada dijo...

Con Lugosi me pasa como con Dalí: ambos me encantan, pero siempre me ha costado ver dónde acababa la genialidad y empezaba el márqueting.
Sin duda, hace 70 años eran mucho más libres en el amor y el sexo de lo que lo somos ahora, con todo lo que nos creemos...nos hemos vuelto unos carcas de mucho cuidado.

Licantropunk dijo...

Supongo que, en la época, eran la expresión del gusto de cualquiera. Lo peor sería que a Lugosi la única parte del cuerpo que le interesara fuera la que queda entre el final del corte de pelo y el principio del hombro, ese cuello ebúrneo. Bueno, eso sí le pasó pero ya al final de su vida, cuando se flipó en exceso.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Bienvenida a Borgo, Sincopada. Lugosi también tuvo su parte de marketing, el estudio puso en el jardín de su casa un falso cementerio con tumbas de cartón piedra para que los turistas que hacían la ruta de las casas de las estrellas no se sintieran defraudados. Es posible que entonces la gente ansiaba más libertad y pasarlo bien pues dejaban atrás la Ley Seca y una gran crisis se les venía encima. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Pues seguro que por entonces Clara Bow se llevó más de un mordisquito. Los días finales de Lugosi estaban muy bien narrados en la película "Ed Wood". Un periódico sensacionalista publicó que una enfermera vio salir un enorme murciélago del cuarto de Lugosi, claro que ese diario "News of the World" siempre publica noticias que no se cree nadie. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hay que ver como han cambiado los gustos en cuanto a estética. Lugosi era atractivo ,para mi gusto, sólo cuando interpretaba al célebre vampiro; en realidad lo que realmente interesaba de él no era su persona en sí, sino el seductor y enigmático monstruo que interpretaba.
Respecto a la estética femenina...no sé ,a mi me parece que la Betty Boop de los dibujos es mucho más mona que la real. Pero bueno era otra época...por cierto... maravillosa.besos

miquel zueras dijo...

Hola, SqSmaravillosa: por lo que he leído las mujeres literalmente se derretían viendo a Lugosi sobre el escenario con su capa, sus gestos teatrales y sobre todo el exótico acento húngaro. Sobre Betty Boop no hay color, yo también prefiero la de los dibujos. Bu-Bu- Bebú, como diría ella. Besos. Borgo.