martes, 15 de marzo de 2011

BURUNDANGA, NO ES UNA LEYENDA URBANA

Con agradecimiento a Pepe Cahiers del blog La guarida del Eremita por recordarme el tema.





Una noticia aparecida el pasado febrero en La Vanguardia ha disparado alarmas en Barcelona: en un bar musical un profesor universitario conoció a una atractiva mujer con acento sudamericano e iniciaron una amistosa conversación. Él se ausentó para ir a los lavabos y cuando regresó apuró su bebida percibiendo un sabor extraño.
Horas después el profesor se despierta dolorido y confuso en un banco de la calle Casanova con Gran Vía. Conserva el nebuloso recuerdo de haber pasado por un cajero de dónde sacó varios billetes de cincuenta euros (luego comprobó que, efectivamente, faltaba dinero de su cuenta) Se dirige a una sala de urgencias y en boca de un médico salvadoreño oye por vez primera esta palabra: “Burundanga. Son los síntomas. Le haremos unos análisis”. Las pruebas confirman el diagnóstico. Varios centros médicos de Barcelona, L´Hospitalet y alrededores han atendido treinta casos similares en los últimos cuatro meses.


La burundanga es una planta común en el centro y el sur de América. De ella se extrae la escopolamina, una droga que anula la voluntad. Durante la Segunda Guerra Mundial se utilizó eficazmente para obtener información en los interrogatorios.
Es muy ilustrativo el impactante caso de José Tojeiro al que unas desaprensivas echaron droja en el Colacao. No tiene desperdicio.


La narcótica experiencia de Tojeiro ha servido de inspiración para el mítico grupo musical Def Con Dos que han compuesto el tema Droja en el Colacao. No podía llamarse de otro modo.

28 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Hay que ver las cosas que inventan para aprovecharse de la gente. Increible. Un saludo.

Layna dijo...

¡Burudanga! No conocía la palabra. Es como cuando éramos niños y nos decían que vigiláramos en la discoteca que no nos pusieran algo en la bebida pero esta vez de adulto. Una lástima tener que recurrir a esto las señoras con acento sudamericano para sobrevivir en nuestro país. Espero que la difusión de la noticia sirva para alertar a los incautos.

miquel zueras dijo...

Lo que más me gusta, Marcos, es el nombre que la prensa ha llamado para esta sustancia: "La droga del amor", toma ya. Por lo visto sus efectos son arrolladores combinada con Colacao. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Bienvenida a Borgo, Layna. La verdad es que la primera vez que escuché esta palabra pensé que sería algún ritmo afro-latino. Sí, esto recuerda a aquellas leyendas adolescentes de la aspirina en la coca cola y similares. Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Jajajaja...Cuando he leido que me agradecía el tema, y viendo la historieta del Buey, me preguntaba cuando demonios había escrito yo algo parecido. Menos mal que después habla usted de la burundanga y me ha quitado un peso de encima. Ya pensaba que me habían suministrado alguna toxina borradora de recuerdos.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Es que el psicotrónico programa de Iker es muy inspirador y esa historia de la burundanga me ha recordado a la leyenda urbana del que se despierta sin un riñón después de encontrarse con una bella desconocida. Entonces competía con los caimanes albinos y la auto stopista fantasma de la curva. Saludos. Borgo.

Belknap dijo...

" Me echaron droja... "; ¡ que grande Jose ! ¡ Matador ! ¡ Le echaron droja, droja ! Muy buena entrada. Sinceramente no conocia la palabra " Burudanga ", uno siempre aprende algo nuevo. Un saludo y muy buena entrada.

miquel zueras dijo...

Saludos, Belknap. Ya se sabe: "A la cama no te irás..." Ya había oído hablar de la burundanga precisamente en un documental sobre zombis (dicen que es lo que los mantiene dóciles) pero desde luego no conocía la palabra "droja" hasta lo de Jose. Hasta otra. Borgo.

Einer dijo...

Qué buena entrada. A pesar de lo trágico de la Burundanga, me he descojonao de lo lindo. Mítico lo de la droja en el Colacao, pero no conocía la canción de Def con Dos.
Lo de la Burundanga no es nada nuevo, hace ya tiempo se escucharon casos de chicas violadas con esta sustancia. Hay que andarse con mucho ojito.

miquel zueras dijo...

Hola, Einer. La canción de Defcon está en Youtube aunque yo prefiero el tema que el grupo "La comandancia" ha dedicado al bueno de Jose. Sí que había oído lo del uso de la burundanga en las violaciones, en Colombia se dan una media de cien casos cada año. Hay que andarse con ojo con la dronja... y el Colacao. Borgo.

ethan dijo...

Seguro que esto es una maniobra de Nesquik.

Saludos!

Aris dijo...

muy bueno lo del Buey...
Hay una película de la que solo he visto un trozo, que drogan a unas chicas y se las llevan a una isla para hacerles operaciones sin anestesia...por sádicos millonarios que pagan mucho dinero para que les traigan pacientes...oh, que horror!

miquel zueras dijo...

Pues no se ma había ocurrido, Ethan. Claro que quién sabe, igual aumenta el consumo con el slogan: "Con Colacao acabas colocao". Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Aris. Es un cómic que publiqué en la revista El Monográfico.
Uf, dime qué película es esa para no verla, que hoy tengo el día un poco sensiblero. Saludos. Borgo.

Altés dijo...

Para familirizarse con las técnicas que se utilizan para "emburundangar", recomiendo la lectura de la novela "Satanás", del colombiano Mario Mendoza.

Una pequeña historia (real) de "emburundangados", que conocí de primera mano hace años en Cartagena de Indias. En el hotel en que me hospedaba, apareció un tío al amanecer dormido al borde de la piscina... ¡por poco se ahoga! Su compañero, vagaba medio desnudo por las calles cuando la policía lo encontró. Les habían puesto burundanga unas putas en un bar próximo al hotel.

NOTA: La escopolamina se extrae de una planta que llaman "cacaíto sabanero", un nombre que siempre me ha fascinado.

Mario dijo...

Por acá suele pasar eso de que a los taxistas, bellas chiquillas los seducen y al llevarlos a un bar les colocan droga en la bebida y le roban su dinero. También por otro lado están las chicas que son drogadas de la misma forma en discotecas y terminan abandonadas desnudas en cuartos de hoteles. Por eso nadie recibe con facilidad un trago de una persona que recién conoce y menos de un extraño, se pierde eso de ¿te invito una copa guapa? pero ya habrán mejores formas de seducción más confiables. Un abrazo.

Mario.

Lluís Bosch dijo...

Mis más sinceras felicitaciones por el post...! Impresionante entrevista del filósofo y maestro de periodista Iker. Se me ha puesto la carne de gallina con las declaraciones del buey.

miquel zueras dijo...

Me alegra verte de nuevo por aquí, Altés. Me apunto el título del libro de Mendoza y tremenda la historia de los "burundangaos".
He consultado wikipedia y otras fuentes y parece que el "cacaito sabanero" (suena a grupo de cumba) es una forma de denominar la burundanga también conocida como "borrachero" y que de ella se extrae la escopolamina. Bueno, a ver si se pasa por aquí Escohotado y nos aclara el tema. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Altés: me alegra verte por aquí de nuevo y me apunto esa novela de Mendoza.
Tremenda la historia de los "burundangados". He consultado por ahí y parece que lo de "cacaíto sabanero" (parece el nombre de un grupo musical sabrosón) es una denominación de la burundanga como el "borrachero" y que de ahí se produce la escopolamina. Bueno, a ver si pasa por aquí Escohotado y nos ilumina sobre el tema. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Bienvenido a Borgo, Mario. Sí, una amiga limeña ya me informó que no es aconsejable aceptar tragos de desconocidos y se ha perdido lo de "¿una copa, guapa?" ´como aquí lo de "¿un cigarrito?" por la prohibición en España de fumar en los bares. Bueno, al menos allí se podrá comer, un buen ceviche de calamares por ejemplo. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Lluís. Francamente creo que el programa de Iker mejoraría bastante con invitados como ese buey. Saludos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Ya hace muchos años que oí contar esa historia, pero lo cierto es que pensaba que se trataba más de una leyenda urbana que otra cosa.Creo haber visto una película relacionada con éste tipo de robo llamado como tú bien dices "la droga del amor". La palabra me suena a la canción de Lolita "Sarandonga"; a partir de éste momento aprenderé a diferenciarlas. Por Dios ¡qué miedo!Un beso y gracias por hacerte seguidor de mi blog.El tuyo realmente fantástico. Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Bienvenida a Borgo SqSmaravillosa. Ya ves que a diferencia de la gente que se despertaba sin un riñon lo de la droga (o mejor dicho "droja") del amor no es ninguna leyenda urbana. No me suena esa canción de Lolita, la buscaré por la red. Besos y a seguir con tu blog que es muy bueno. Borgo.

Samantha dijo...

Gracias por tu visita a mi blog, me alegro que te haya gustado. Ahora me toca a mí echarle un vistazo al tuyo, a ver qué me encuentro ;)

Un saludo!

miquel zueras dijo...

Saludos, Samantha y bienvenida a Borgo. Espero que encuentres cosas que te gusten. Borgo.

Quimérico Inquilino dijo...

Lo de la burudanga con cola-cao de lo más bizarro que he leído últimamente...

Quimérico Inquilino dijo...

Lo de la burudanga con cola-cao de lo más bizarro que he leído últimamente.
Afortunadamente yo soy más de café...

miquel zueras dijo...

Bien hecho, Quimérico. Con los tiempos que corren es mejor tomar café. Aunque si yo fuera de la casa Colacao (propiedad de Ruiz Mateos) adoptaría la canción de Def Con Dos, tendría más éxito que la de "Yo soy aquel negrito del África tropical..." Borgo.