domingo, 19 de diciembre de 2010

ORREP, PERRO AL REVÉS



- ¿Sabéis qué pasa cuando un perro ve a un hombre colgado boca abajo?
Malfario,el Calambres y yo mismo dirigimos nuestros soñolientos ojos desde nuestras cartas hacia el Peteneras.
- Pues que el perro se cree que es él quien está del revés -prosiguió el Peteneras-, y pegará un fuerte salto hacia arriba para ponerse en la posición correcta.
Nadie hizo ningún comentario ¿Y qué se podía comentar? Los relatos del Peteneras, una vez contados, quedaban tan herméticamente cerrados como un huevo de gallina.
¡El Peteneras y su costumbre de contarnos historias en mitad de una mano! Eso exasperaba al Malfario, que carraspeó para amortiguar su nerviosismo. Llevábamos 20 horas seguidas de timba y el que más o el que menos empezaba a sentirse irritable. Sobre todo el Malfario que llevaba una racha fatal.
- Voy a encargar una pizza por teléfono -anunció el Calambres.
- ¡Un momento! -masculló el Malfario- ¿A quién le toca dar?
- Pues a ti -respondió el Calambres.
- ¡Siempre me toca dar a mí, leches!
- Joder, siempre que te toca, ¿no? –Calambres sonrió levemente intentando apaciguar al Malfario con escaso éxito.
Una vez encargado el pedido -pizza de berenjenas y salami con doble de mozzarella- el Calambres volvió a ocupar su puesto mientras un ceñudo Malfario nos arrojaba, más que repartía, los naipes.
- Peteneras: una.
- Yo: dos.
- El Calambres: servido.
- Para mí, también dos. – El Malfario empezaba a mostrar una palidez enfermiza, como la de esos peces ciegos y albinos que nadan en las cuevas.
¿Sabéis qué jugada es la que se conoce como La Mano del Hombre Muerto?
Ya estamos otra vez con lo del Peteneras. Ni el sonoro carraspeo de un cada vez más sombrío Malfario consiguió amilanarle.
- Es la jugada que Wild Bill, el famoso pistolero, llevaba en la mano cuando jugando al póker en una taberna le pegaron un tiro por la espalda. Bill tenia un ful de ochos y...
- ¡AAARRG!!!!!
Todos los jugadores nos quedamos petrificados al oír el alarido del Malfario. Vimos su cara roja, con la lengua asomando entre los dientes. Farfulló algo y se cayó hacia atrás con las manos crispadas en el tapete verde llevándose consigo un Niágara de cartas, monedas, ceniceros repletos de colillas, tazas de café y latas de cerveza quedándose tendido en el frío suelo de gres.
La brisa que entraba por la ventana nos cosquilleaba la nuca mientras mirábamos expectantes al Calambres apoyando el oído en el pecho inerte del Malfario. Nos sobresaltó el sonido del timbre. La pizza.
- Está muerto -el Calambres meneó la cabeza-. Un infarto.
- ¿Qué se hace en estos casos? -dije yo.
- Pues sacar los ochos -sentenció el Peteneras.
Asentimos en silencio. El timbre volvió a sonar con zumbona insistencia. Al repartidor le esperaban aún muchos pedidos y si se retrasaba más de los 30 minutos estipulados tendría que pagar un recargo de su propio bolsillo.

13 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Al Malfario se le veía venir de lejos, al fin y al cabo ¿qué se puede esperar de un tipo con una palidez como la de esos peces ciegos y albinos que nadan en las cuevas?. Por cierto, ¿qué fue de aquella pizza de berenjenas y salami con doble de mozzarella?.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers: la verdad es que esos jugadores están más o menos basados en mis compañeros de timba mensual aunque aún no hemos de lamentar ninguna baja. La pizza de salami y berenjena es mi preferida así que suele acabar devorada por un servidor tanto si gano como si pierdo. Deséeme suerte que mañana tengo partida. Saludos. Borgo.

RAFA V dijo...

Me ha gustado mucho lo del "Niágara de cartas". Poeta urbano está usted hecho. Saludos.

miquel zueras dijo...

Gracias, RAFA V, aunque soy más bien poeta pedestre. ¿Qué tal las Navidades por allí? Una vez pasé las Fiestas en Londres y tengo un buen -y frío- recuerdo. Merry Christmas! y saludos. Borgo.

ethan dijo...

Muy bueno el relato; se jugó la vida a las cartas, nunca mejor dicho.
Aprovecho para felicitarte las fiestas. Un saludo cordial!

miquel zueras dijo...

Me alegra que te haya gustado, Ethan y lo mismo te deseo: Felices Fiestas y mejor Año. Saludos. Borgo.

Lazoworks dijo...

Oiga, pues me ha gustado la historia esa del perro al revés. ¿Y será verdad? Ahora mismo me cuelgo del revés frente a mi perra, y a ver que hace!
Buen relato, Sr. Borgo!
Felices Fiestas!

miquel zueras dijo...

Hola, Lazoworks. Eso me lo contó un adiestrador de perros y me aseguró que era cierto aunque nunca lo he comprobado, ya me dirá como le ha ido el experimento.
Me alegra que le gustara el relato. Hasta pronto y muy Felices Fiestas, Lazoworks. Borgo.

Chocolat Soul dijo...

Jajaja me encanta la historia, aunque lo siento por Malfario... Lo que me gustaría saber es como acabó la cosa... Que hicieron con el cadaver? Que eso con el tiempo, huele. xD

miquel zueras dijo...

Hola, Chocolat: pues... ya que esos jugadores suelen encargar comida a domicilio es probable que llamaran a un restaurante chino para que se llevaran al Malfario e hicieran chop sueys. Al menos es una leyenda urbana muy extendida. Saludos. Borgo.

Chocolat Soul dijo...

Pues fuera de bromas, cerca de Barcelona ya han cerrado un par de woks tipo buffet porque la carne que se servía era de perro, asi que... no descartaría la opción de Malfario con fideos... ^^

miquel zueras dijo...

Agh, Chocolat... pues al lado de mi casa han cerrado misteriosamente un buffet wok. Y digo "misteriosamente" porque siempre estaba lleno y era económico. A ver si ciertas leyendas urbanas tienen poco de leyendas. Borgo.

julian dijo...

Muy bueno una vez que empieza no se para de lee