domingo, 5 de diciembre de 2010

CUIDADO CON EL MAYORDOMO


El perro andaluz(1929): la famosa secuencia del ojo seccionado con el filo de una navaja es quizás el primer momento gore en la historia del cine. En 1943 Charles Chaplin reunió a varios invitados en su casa de Hollywood (entre ellos Salvador Dalí que había sido contratado por Walt Disney) para una proyección de la película de Buñuel. En el momento de la escena del ojo oyeron un estrépito a sus espaldas: Benigno,el mayordomo filipino de Chaplin que acudía con una bandeja cargada de bebidas, había caído al suelo desmayado por la impresión.

El 23 de junio de 1944 Benigno (izquierda) apareció en la primera plana de los periódicos estadounidenses con las manos esposadas y escoltado por agentes del FBI; habían descubierto que era un espía del servicio secreto japonés. Proporcionaba información destinada al desembarco en una playa californiana de un submarino con un grupo de saboteadores suicidas que atentarían contra los principales estudios de Hollywood por entonces consagrados a la propaganda aliada.

Suena a plan descabellado, tanto que a Robert Zemeckis le ofreció la idea principal para el guión de la película 1941 dirigida por Spielberg.
La historia tiene un feliz desenlace, cuando se comprobó que el mayordomo había sido obligado a colaborar con los japoneses que mantenían prisionera a su familia decidieron ser benignos (valga la redundancia)con él. El FBI publicó en los periódicos la falsa noticia de su muerte mientras detenían a los agentes japoneses cuyos datos había facilitado Benigno. En 1947 el mayordomo pudo reunirse con sus parientes que habían sobrevivido a un campo de prisioneros.

20 comentarios:

Wolfville dijo...

¡Y tanto que fue el primer momento gore! El chaval que le saca un ojo a un gato en "Maniac" de Dwain Esper todavía quedaba muy lejos (fue en el 34).

Saludos.

miquel zueras dijo...

Gracias por el dato, Wolfville. "Maniac" de Dwain Esper (àún no he visto su película "Drugs") con su gusto por las mujeres en ropa interior... Vaya un personaje. Cuando vi de crío la escena del ojo cortado casi me desmayo como le pasó a Benigno. Borgo.

Marcos Callau dijo...

Vaya, lo que da de sí "El pwerro andaluz" de Buñuel. Desconocía esta historia del mayordomo de Chaplin Benigno. Realmente impresiona la escena que rodó Buñuel y sí, puede ser el primer momento gore. Abrazos.

miquel zueras dijo...

Marcos: si esa escena aún impresiona hoy en día, en su momento debió ser algo escalofriante. En un cine de París advirtieron al público sobre la secuencia famosa e incluso aparcaron delante de la sala una ambulancia (esto, claro, con fines publicitarios) Saludos. Borgo.

Alimaña dijo...

Yo creia que la primera escena gore con ojo fue la de Viaje a la Luna del 1902.jajajaja
En serio, desconocia el dato y resulta muy curioso

Un saludo

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Sí, quizás esa escena de Melies no era exactamente gore pero me encanta, la tengo en un póster en mi estudio. ¿Curiosa historia la del mayordomo, eh? Saludos. Borgo.

Alimaña dijo...

Si señor, la película de Spielberg con ese peazo de Belushi me encantó.
Para recrearse en escenas gore con ojo perforado se puede recurrir a casi cualquier película de Lucio Fulci. Pura obsesión la del tio...

miquel zueras dijo...

Uf, Alimaña: Fulci es el rey de los zombis italianos. Ese es también supergore. Qué película habría hecho con John Belushi (por cierto que Belushi y Dan Aykroyd fueron la primera opción para protagonizar "Un hombre lobo americano en Londres") Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Quien, por lo visto, también se desplomó fue Federico García Lorca que se sintió aludido por el título como una broma privada de sus dos amigos.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers: eso me suena; supongo que sus "dos amigos" serían Buñuel y Dalí,como en aquella película en que los tres se pierden por el barrio judio de Toledo. Buñuel aseguró que el título no tenía segundas intenciones pero hay distintas versiones sobre el tema. Borgo.

Alimaña dijo...

Si ese mismo Fulci,son innumerables los planos cortos suyos de ojos muy abiertos. Leí en cierta ocasión que en sus películas reventaba los globos oculares porque desaprobaba la visión que estos guardaban de nuestro mundo.
Genio y figura...

Respecto a los Blues Brothers para esa peli, pues menos mal que no, hubiera cambiado su perspectiva y la mia totalmente jajajaja

miquel zueras dijo...

Alimaña: me he puesto a recordar la genuina película de Fulci "Zombi-2" con su ojo reventado y un zombi que lucha contra un tiburón; creo que es la primera vez que se ve algo así en el cine.
Lo de Belushi y Aykroyd era una imposición de los productores para aprovechar el éxito de los "Blues Brothers". Suerte que Landis se decidió por el desconocido McNaughton (y sigue siéndolo pues no he vuelto a verle desde entonces. Borgo.

Licantropunk dijo...

¡Pobre hombre! Por lo de su familia secuestrada, digo. Bueno por lo del desmayo, también. Benigno: con ese nombre y qué vida. Se llamaba igual Javier Cámara en "Hable con ella" y luego resultó que era un bicho.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Cierto, Licantropunk: me parece que la lección está clara y es que no hay que fiarse de los nombres. En mi cole había uno llamado Cándido y vaya cabroncete que estaba hecho... saludos. Borgo.

Alimaña dijo...

Precisamente esa era la magia de Fulci, ejecutaba cualquier plano tan impensable como imposible, o escenificaba escenas con unas ideas tan descabelladas, (como para aceptar una lucha con un duelo de tal magnitud jajajaaja), cualquier cosa podría salir de una mente tan calenturienta y surrealista como la suya...

Un saludo Miquel

Bargalloneta dijo...

QUÈEEEE FORT!!!!!

miquel zueras dijo...

Bargalloneta: ja s´en sap, el majordom no acostuma ha ser molt de fiar. Que li diguin a Agatha Christie. Borgo.

miquel zueras dijo...

Por cierto, Alimaña, que estoy pensando en dedicar una entrada a Fulci, el esteta de los ojos reventones, a ver que tal me sale. Borgo.

Mr. Lombreeze dijo...

Jo, para una vez que el mayordomo no es el asesino.
Ostras, pobre Benigno, no conocía la historia. Interesante anécdota.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr. Lombrezee: buena historia ¿eh? La leí por primera vez en un libro ya descatalogado: "Hechos poco conocidos de la Segunda Guerra Mundial". Lástima que no lo guardo pues venía lleno de anecdotas curiosas. Saludos. Borgo.