miércoles, 16 de junio de 2010

AQUEL MUNDIAL DEL 94

Ahora que estanos en tiempo de Mundiales es un buen momento para rescatar este cortometraje de Manuel Martínez Solar con el vistoso fallo de Julio Salinas acompañado de una misteriosa voz de ultratumba.

4 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Muy bueno, la verdad es que casi todos gritamos algo parecido aquel día de infausto recuerdo.

miquel zueras dijo...

Pobre Julio Salinas. Se quedó desde entonces con la fama de que fallaba más que una escopeta de feria... Lo que me hace más gracia del corto es este guiño a "Poltergueist" con el mensaje del más allá con el televisor como conexión. Borgo.

joanbcn dijo...

De aquel mundial lo mejor fue lo que sucedió en la concentración bulgara, con Stoichkov a la cabeza. Fue de película italiana. Empezaron perdiendo el primer partido con un equipo africano. Los jugadores en cierta forma se sublevaron y tomaron las riendas del equipo. Ellos hacian las alineaciones, decidían como jugar. Empezaron a permitir entrar las esposas a las concenmtraciones, algunos fumaban y bebían, en lugar de estarse encerrados en el hotel hicieron turismo por Chicago...Nadie daba un duro por ellos, un equipo muy veterano...pero fueron ganando partido tras partido. Llegaron hasta semifinales, la mejor calificación nunca obtenida por Bulgaria, y fueron eliminados con polemica arbitrl por en medio...Como decía Cruyff: "salid y disfrutad"

miquel zueras dijo...

Recuerdo lo de la selección búlgara de ese Mundial. Pensaron: "No ganaremos pero nos reíremos" Incluso en el diario Mundo Deportivo hablaron del proyecto de una película (coproducida en parte aquí por Stoichkov) que al final no se llegó a rodar. Si encima hubieran ganado aquel Mundial sería la versión fútbol de "Invictus". Como decía Cruiff: "Sal y disfruta", ¿o era: "Quiero sal de frutas"? Borgo.