jueves, 27 de agosto de 2009

COCHONNERIES


Mis novios empezaron como rollitos de primavera y acabaron siendo cerdos agridulces”.
(Leído en la pared de los lavabos de un restaurante chino)
Para los que creían que no se hacían películas retorcidas en los inicios del cine aquí está Le cochon danseur; una curiosísima producción de Pathé de 1907 en la que un inocente cochinillo se ve vejado y humillado por una pérfida mujer.