viernes, 13 de abril de 2018

PISOS SINIESTROS


 En mi entrada del 6 de marzo Un piso deshabitado hablo de mi vuelta al trabajo de Enseñapisos. Lo he sido durante cinco años y me pasaron algunas cosas curiosas:
Los primeros días me acompañaba Ana, una agente inmobiliaria que me enseñó algunos truquitos de la profesión como éste: al abrir la puerta da unas patadas en el suelo. “En los pisos que llevan mucho tiempo cerrados a veces hay ratas.” - me dijo-. “Con unos golpes así se espantan, si te preguntan porque lo haces respondes que compruebas la textura del suelo." 
Entramos en un piso con fuerte olor a cerrado y siluetas fantasmales donde antes había muebles. El dueño había muerto hacía un año. Me quedé observando un horrible cuadro con una escena mitológica –el Juicio de Paris- mientras Ana avanzaba por el pasillo: “Procura cerrar el trato en la mejor zona de la casa que es esta…” De pronto soltó un potente grito. ¿”Se habrá topado con una rata sorda”? –pensé mientras corría hacia ella. 
  Ana estaba contemplando una cara resplandeciente que parecía flotar en el centro de una habitación oscura. Encendí las luces. La presunta aparición resultó ser un maniquí. Su cara de porcelana reflejaba la luz del pasillo mientras el resto permanecía oculto en las sombras. 
  Tuve otra experiencia con un maniquí. En una habitación encontré una guerrera del ejército alemán –bien conservada pero llena de polvo y ácaros- con un escudo de tela donde se leía Spanien y debajo la bandera roja y gualda; una guerrera de la División Azul. La vendí en eBay por 700 euros. Hice el primo, podría haber sacado mucho más.
Pero en un planta baja oscura y siniestra de la parte alta me topé con algo de lo más inquietante. Una silla de ruedas apoyada contra una pared. A la altura de los ojos el papel pintado se veía desgarrado como si alguien lo hubiera estado arañando con las uñas una y otra vez. ¡Una visión terrorífica!
También he conocido edifícios donde se saltan la planta número 13 por la fobia hacia este número que tiene un nombre: Triscaidecafobia. Por cierto que hoy es viernes 13 y Día Mundial del beso. Muak!
ESTO ES FICCIÓN.
Estas experiencias me dieron la idea para una historia. La cuento en primera persona porque me resulta más fácil.


RECETA: MACARRONES A LA LEÑADORA
Aunque aquí la primavera se presente fría y lluviosa esta es la típica receta primaveral en Italia.
Sofreír bacon cortado a tiras. Añadir champiñones, guisantes (arvejas, para mis amigos del otro lado del charco) aceitunas negras deshuesadas y cortadas en rodajas y un tomate de lata, de los enteros y pelados. Dejar reducir un poco a fuego mediano y verter 1/2 brick de nata para cocinar. Remover y apagar el fuego. 

Mientras tanto, los macarrones se habrán cocido en agua salada. Colar, mezclarlos con la salsa y servir con pimienta recién molida.
Y de postre, una chorradilla sobre una conocida leyenda urbana:


36 comentarios:

Melmoth el errabundo dijo...

¡Menudo susto, mi querido Miquel! Hace escasas horas vi que habías actualizado tu blog con un sugerente título: “Pisos siniestros”. Me faltó tiempo para entrar en Borgo y me encontré que no había nada. Volví a salir y luego a entrar. ¡Nada! Allí se decía que “Pisos siniestros” no existía. Me acojoné. Pensé que todavía yo seguía vivo y no podía acceder a lo que tú habías escrito, o quizá fuese al revés, que para leer tu relato había que estar muerto. Joer, me dije, Miquel se ha superado. Salí de Borgo y continué realizando mis labores domésticas, pero con la mosca detrás de la oreja. Recordé el microrrelato de Eloy Tizón: Sobremesa o fin del mundo: “Hoy después de comer he retirado el mantel, he lavado los platos, y un día estaré muerto.” ¡Joder! Dejé la fregona y volví a introducirme en tu blog. Suspiré aliviado al comprobar que todo tenía una explicación lógica. A veces ocurre. A mí me pasaba lo mismo con mi blog. Escribes y después te das cuenta que hay que mejorar algo más lo escrito o las imágenes que acompañan el post. Pero una vez leído tu relato todo se va al garete. No hay nada en este mundo que le puedas dar una explicación (por suerte). En fin, dejo de escribir sobre mi maldita y delirante autobiografía y vamos a lo que interesa: tu magnífico relato, tu magistral tira cómica y tu deliciosa receta.

Creo que podrías publicar un libro entero sobre tus experiencias como “Enseñapisos”. Como tengo la suerte de conocerte en persona, puedo apreciar mucho más tus textos. Sé que son verídicos y eso los hace todavía más geniales, por tu capacidad de sentir y ver una realidad, cada vez, más sospechosa, como diría el gran Julio Cortázar. Ese dibujo con la silla de ruedas y el “retro calentador”, me remite a los mejores relatos y películas de serie B. Los maniquíes, ay, cuánto hizo Rod Serling en su mítica serie “La dimensión desconocida”, sobre estos seres que adquieren vida. ¿Has visto esa película de culto titulada “Trampa para turistas” de David Schmoelle y protagonizada por Chuck Connors?
Lo de las ratas y la guerrera del ejército alemán me parece, simplemente, genial. “… bien conservada pero llena de polvo y ácaros – con un escudo de tela donde se leía Spanien y debajo la bandera roja y gualda; una guerrera de la División Azul. La vendí en eBay por 700 euros. Hice el primo, podría haber sacado mucho más.” Si me lo hubieras dicho, podríamos haber ido a medias. Conozco a un tipo manco y muy facha que tiene una tiendecilla de objetos militares. ¡Y no vale que piensen en aquel personaje de la serie Los Simpson!

Melmoth el errabundo dijo...

“También he conocido edificios donde se saltan la planta número 13 por la fobia hacia este número que tiene un nombre: Triscaidecafobia”. ¿Sabías que Stephen King sufre de este síndrome? ¿Sabías que el caserón encantado de tus vecinos tiene en número 13?
Tu tira cómica me ha hecho reír de lo lindo, amigo Miquel, sobre todo ese careto de terror tan pulp, de cuya sorpresa ¡es una ventana! Cuando nos veamos tendrá que explicarme qué es esa decoración de la cabeza de venado. ¿Twin Peaks? ¡Yeeek! Todavía sigo riéndome.
Tu receta de “Macarrones a la leñadora” tiene buena pinta, pero, ¿por qué tiene tan mala leche ese personaje? ¿Esa mirada oblicua? Se parece a Jack el Destripador, aunque no se sepa quién era.

No paro de reírme con esa ocurrencia tuya de Iker Jiménez. Este hombrecillo no le hace sombra al gran Fernando Jiménez del Oso. Ese hombre ojeroso, de voz cadenciosa y gruesa, como surgida de una tumba. Según se dice, en el plató de su programa tenía en su escritorio una botella de güisqui. Cuando la cámara no lo filmaba, él le daba al pirriaque. No me extraña, después de tanto misterio de los cojones. Tu historieta es delirante, amigo Miquel. ¿Has visto la serie televisiva Justified? Está basada en la novela del grandísimo Elmore Leonard “Raylan”, donde se cuenta delirantes historias sobre el tráfico de órganos, sobre todo, de riñones. Las víctimas despertaban dentro de sus bañeras con una herida grapada en el lado del riñón y un teléfono a mano para que puedan llamar a urgencias.
Pido perdón por mis comentarios cada vez más largos, pero es la consecuencia de la gran admiración que siente uno por un amigo y su obra.

Abrazos

Anónimo dijo...

Hola Miquel
No sabía que hoy era el día internacional del beso; otro muak para ti.
El "tricadelico" nombre me ha recodado a los psicodelicos "13th floor elevators". A veces parecían un cuadro... y, al momento, una pesadilla.
Un saludo, Manu3l.

Clementine dijo...

La historia verídica que cuentas... te pasan unas cosas, Miquel...jajaja. Y la de ficción de viñetas es maravillosa, genial. Bueno, las dos. ¡Y todos tus dibujillos!
Buen fin de semana, Borgo.
¡MUAK!

ricard dijo...

La portada del libro me trae el recuerdo de uno de los títulos más inquietantes de Roman Polanski, "El quimérico inquilino". También me ha gustado mucho el relato.

Saludos.

Doctora dijo...

No sé si es en Japón o en China (o en ambos sitios) donde le tienen tanto miedo al 4 que no lo ponen ni en los ascensores.

Es cierto que la mayoría de las veces las ratas huyen de la presencia humana, pero yo tampoco me fiaría mucho. Algunas veces, si se han quedado atrapadas o se sienten acorraladas, están esperando a que alguien abra una puerta o una ventana para salir disparadas por allí.

Mejor que lo de dar zapatazos es llevarse un gato. Además, según la peli Ghost, sería tan útil para detectar ratas como para detectar fantasmas. Y si los clientes vieran esos tétricos arañazos en la pared también puedes culpar al gato.

Saludos ;)

Reportero A Letargo En Suleyken. dijo...

Tus experiencias en los pisos me han recordado que de joven e incluso un poco más allá, tenía la manía con mi pandilla de meterme en los palacios abandonados de mi ciudad y en casas viejas deshabitadas en parcelas diseminadas (eso que se ha puesto de moda ahora y lo único punible es el allanamiento de morada) sólo por sufrir experiencias en "la Linde", por ejecutar saltos arriesgados, enfrentamientos con gitanos....en fin lo que se puede decir aventuras a lo bestia.(De hecho en alguna ocasión nos detuvo la policía -que tenía más sentido común-y como se veía a la legua que solo buscábamos emociones fuertes, ni nos reseñaba siquiera) Pero a lo que iba: Me día de bruces muchas veces con pianos abandonados -que hacíamos sonar su desafinamiento para acongojarnos más-uniformes militares (que llegábamos en nuestro delirio, a ponérnoslos incluso) y lo que fue el mejor hallazgo....¡Bodegas abandonadas con muy buen vino!
¡¡Qué borracheras rituales sobre los tejados como Bert y Mary Poppins!! Abrazos M i q u e l .

Belknap dijo...

Mr. Borgo, ¡que anecdotas! Siempre hay secretos en todas las prefesiones, eso de patear el suelo, gracias por darnos tan buen aviso, y lo de la silla de ruedas y la pared, sin duda inquietante; muy buenas las viñetas y la receta. Saludos.

Folk dijo...

Lo que tambien es terrorifico en el mundo piso para los propietarios son los recibos de contribución y las clavadas por plusvalias y surrealismos en esa linea...

Muy buenas tus viñetas, el programa de Iker me parece de lo mejor de la tele, al menos es un programa creado para hacer que el espectador piense, al contrario de otros programas televisivos que parecen buscar que solo haya que usar una neurona cerebral para verlos...

Saludas

miquel zueras dijo...

Hola, Melmoth! Pues nada, no sé lo que hice pero me encuentro con mi blog publicado como si fuera un puzzle montado por un mandril disléxico. Medio texto porallí, una viñeta por donde no tenía que estar... ya era tarde, al final me fui a dormir pues estaba cansado y decidí arreglar el desaguisado (siempre me ha hecho gracia esa palabra) para el día siguiente.Los ordenadores, móviles y esos cachivaches que nos controlan tienen vida propia.
Algunas experiencias en pisos deshabitados me han traído a la mente Cortázar y su "Casa tomada". Confieso avergonzado que no he visto "Trampa para turistas", un clásico del slaser, tengo que poner remedio. Lástima que aún no te conocía y habríamos hecho un buen negocio con esa guerrera. También había en esa habitación una reproducción de el Valle de los Caídos en papel-maché.
Abrazos, Melmoth!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola de nuevo, Melmoth! Pues sí, la mansión gótica de mis vecinos está en el número 13, como el 1313 de Mockingbird Lane, la casa de la família Monsters. ¡Lo que daría por enseñar esta casa!
La casa que me inspiró esa historia tenía trofeos de caza. Un ciervo, un zorro, un mustélido sin identificar... y un cuerno de cazador. El personaje de la receta es de una entrada que dediqué a los mafiosos y sus aficiones culinarias. Por si te interesa:
miquel-zueras.blogspot.com/2011/07/siente-un-mafioso-en-su-mesa.html
Jiménez del Oso era todo un personaje. Me firmó un autógrafo (desaparecido en una de mis mudanzas) cuando lo vi salir de un hotel de Ceuta cuando yo hacía la mili. Recuerdo sus Caras de Bélmez y su colaborador Juanjo Benítez, después famoso por su serie de el caballo de Troya.
Me apunto esa serie Justified, últimamente voy tirando mucho de netflix por el enclaustramiento al que me ha obligado el herpes.
Abrazos, Melmoth!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Manu? Ya ves, hay días internacionales para todo, hasta el huevo (8 de octubre) ese día me haré una tortilla.
¡Los 13th Floor Elevators! El primer grupo psicodélico. Me encantan sus portadas, lástima que fueran pocas ya que tuvieron una carrera corta, cuatro LP. Me gusta mucho el del zigurat con el ojo.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Cuando entras en un piso que aún está amueblado y con objetos de sus antiguios ocupantes es como entrar en un mundo más o menos extraño, a veces mucho... puedes encontrarte con cosas muy insospechadas. Fantasmas de momento, no, pero tengo esperanzas...
Feliz finde, Clementine y un ¡Muak! del día después.
Gracias!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Ricard! Sí, es una edición inglesa de "El quimérico inquilino", una gran película y con un reparto excelente: Shelley Winters, Adjany, Melvin Douglas... además de Polanski (creo que es su único papel protagonista) y la novela de Topor es fascinante.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

hOLA, Doctora! He leído que "cuatro" en japonés se escribe distinto pero se pronuncia igual que "muerte" en npón, de ahí debe venir ese mal fario.
Por suerte nunca hasta ahora he encontrado ratas. Sí arañas, escarabajos, "pececillos de plata" y alguna que otra alimaña pequeñita.
Cierto, ya publiqué una entrada dedicada a mi gato Jabberwoocky y su habilidad para detectar fantasmas cuando se queda alerta en medio del pasillo ante una presencia invisible:
miquel-zueras.blogspot.com/2016/06/a-veces-mi-gato-ve-fantasmas_63.html
Saludos y buen finde!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Reportero! Las casas deshabitadas ejercen una gran atracción en los niños que han crecido -como es mi caso- leyendo novelas de fantasmas, de los Cinco y viendo los dibujos de "Misterios sin resolver" con su Scooby-Doo. Lo que me parece más inquietante son sus cuadros apolillados y fotos sepia en estantes con libros que ya no lee nadie: Vallejo Nájera, Álvaro de la Iglesia, Harold Robbins...
Lo de las bodegas aún no me ha pasado y de pequeño yo quería ser deshollinador después de ver Mary Poppins. Lástima que en mi barrio se vean tan pocas chimeneas.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr.Belknap! En todos los oficios se aprende algo. Hasta al entrar en mi casa me sorprendo a mí mismo dando un par de patadas en el suelo cuando el único animalito que hay es mi gato. Pisos lóbregos, paredes arañadas... ¿Cuándo me encontraré con un fantasma?
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Folk! Desde luego, el mundo de los pisos tiene puntos inquietantes. Ahora he leído "Nana" de Chuck Palahniuk, con una agencia especializada en alquilar mansiones encantadas. Ya me gustaría enseñarlas...
Aunque yo era más fan de Jiménez del Oso me gusta Iker. Muy bueno su reportaje sobre unos cazadores que vieron a un extraterrestre de dos metros y sin cabeza que producía un chirrido metálico al andar.
Saludos!
Borgo.

Frodo dijo...

Ud se pasa don Miquel!
El último chiste me pareció genial!, el del cuadro cuadro horripilante también, pero este último "le pasa el trapo" (no se que frase se usará de aquel lado del charco).
Me pareció inquietante que hayas puesto un punto en la entrada como clara frontera entre la ficción y la realidad. O sea que toda la primera parte es totalmente verídica? Qué mieditooo
Bueno, por 700 euros acá le sacan la guerrera a un soldado que la tuviere puesta, ja!
En el lugar donde trabajo el piso 13 siempre fue un lugar inquietante, se habla de fantasmas y demás. Aunque son espectros muy selectivos... siempre aparecen los días en que es feriado y que hay poca gente (y que suele estar aburrida) que los ve.

Buena receta.

Abrazo grande Borgo!

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Frodo? Muchas gracias. Sí, aquí también se usa esa expresión pero con el sentido de "Pasar página" o "Borrón y cuenta nueva", una frase que siempre me ha hecho gracia. Iker es un popular presentador de un programa de misterios y leyendas urbanas "Cuarto milenio" y sí, lo demás es real. En un piso antes habitado se puede uno encontrar cualquier cosa.
Yo trabajé una temporada en la sede de la antigua Editorial Bruguera que publicaba practicamente todos los personajes de cómic. No vi ningún fantasma pero escribí un relato en el que se me aparecían Mortadelo, Filemón y sus otros personajes:
miquel-zueras.blogspot.com/2013/03/los-fantasmas-de-bruguera.html
¿Son ñoqueros esos fantasmas selectivos del piso 13?
Abrazos, Frodo!
Borgo.

RECOMENZAR dijo...

Que linda entrada Llena de sabor . Si casi te pude ver en tus andadas.
Me gusta tu claridad mental cuando escribes.No andas con vueltas.
El arte que tienes...
Me fascina
gracias por compartir lo que piensas

abril en paris dijo...

Genialisima la entrada, Miquel.
Me reido mucho con la viñeta.
Te pasan cosas rarisimas o tienes una imaginación desbordante jaja.;)
¿ Has trabajado alguna vez como guionista o sólo como escritor/ilustrador de novelas de terror?
Eres como el hombre orquesta. Bravo por tí.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, RECOMENZAR!
Mis recorridos por pisos más o menos siniestros. Vestigios de otras vidas, la historia de sus antiguos ocupantes dispersada en fotos, objetos... un mundo aparte.
Muchas gracias por pasar por aquí. Me encanta.
Besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Muchas gracias. Iker es único con sus reportajes alucinantes y esa es una de mis leyendas urbanas preferidas.
A todos nos pasan cosas raras y más cuando entras en un piso que poco antes había sido habitado. Te encuentras con trozos de historia de otras vidas, con sus muebles y viejas fotos... es como un museo oculto.
Ahora estoy escribiendo los diálogos de un corto "S.P." para la Escuela de Cine de Tarrassa. Hablaré de él en mi próxima entrada. Tengo un corto papel de marinero. Mi sueño sería escribir un guión de una película de terror clásica, al estilo de la Hammer. Me temo que es algo inalcanzable pero que no falten las ganas.
Besos!
Borgo.

Macondo dijo...

No pensaba yo que pudiera dar tanto juego el trabajo inmobiliario.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Macondo! Pues imagina como debe ser una agencia de New Jersey especializada en casas encantadas. Tienen en propiedad la famosa casa de Amityville, aunque no creo que la vendan.
Saludos!
Borgo.

Licantropunk dijo...

Estupendo relato: no sobra la referencia a Roland Topor.
Saludos.

Ana Bohemia dijo...

Eso de enseñar pisos te ha podido dar para escribir una enciclopedia, ¿no?
Las viñetas muy buenas, especialmente la segunda, con la anécdota del cuadro.
Un gusto leerte como siempre.
Saludos Miquel.
:D

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Licantropunk? Un cuento para contarlo a los enseñadores de pisos en un frío atardecer de invierno. Me gusta mucho la versión de Polanski, pero me habría gustado ver una adaptación más fiel y cruda como el libro ¿quizá de Davis Cronemberg?
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! Introducirte en la vivienda de otra persona con su propia historia, sus recuerdos y todo lo que dejó atrás da para muchos relatos, por no hablar de algunas casas siniestras que parecen sacadas de las historias góticas de fantasmas al estilo de Hawthorne y su "Casa de los siete tejados".
Me alegra mucho que te gusten las viñetas y ya sabes que para mí es un placer que me visites en Borgo, tu casa.
Saludos!
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

El enseñar pisos debe de ser apasionante sobre todo si tienes imaginación para imaginar quienes y como vivirían los inquilinos , en tu caso con ese cuadro que resultó ser una ventana es de lo mas imaginativo jejej.
Una pregunta : esas cosas te pasan en realidad o es tu imaginación?
Gracias por la receta , me la apunto , me encanta la pasta y tiene buena pinta.
Besos Miquel
Puri

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Dulcinea? Yo me pregunto muchas veces como serían los antiguos inquilinos por las "pistas" que dejan como fotos, pequeños objetos... Sherlock Holmes estaría muy entretenido. Lo del cuadro es un relato inventado, un cuento de miedo que les explico a otros Enseñapisos. Lo demás sí que es real, como el mal negocio que hice con aquel recuerdo de guerra.
Esa receta es una de mis preferidas, ideal para recibir la primavera. Hoy me he preparado macarrones "a la norma" con queso fresco, berenjenas y tomate con albahaca. Un plato también muy bueno y primaveral.
Besos, Puri!
Borgo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me parece que la mejor escena de estas historias, es cuando Ana, la agente inmobiliaria pega un grito y resulta ser un maniquí. Es algo cinematográfico.
Buen registro de tus historias son esas viñetas.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Sí que fue muy cinematográfico, y escalofriante hasta el momento en que encendí la luz. Esos maniquíes de rostro de porcelana son inquietantes en cualquier momento.
Gracias, me alegra que te hayan gustado mis viñetas. Un cuentecillo de terror para "Enseñapisos".
Saludos!
Borgo.

Nury ruri dijo...

Tienes historias para aburrir... ja,ja. Lo de aburrir es un modo de hablar porque no aburres en absoluto, sino porque es sorprendente la cantidad de cosas que cuentas.
Viñetas estupendas y tomo prestada esa receta para la próxima vez que haga pasta.
Un saludo.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! Al entrar en pisos recientemente deshabitados te puedes encontrar con muchas sorpresas, agradables y no tanto, o misteriosas. Espero que me toque algún día enseñar una casa encantada de verdad.
Que disfrutes de esta receta primaveral ahora que ha llegado el buen tiempo!
Saludos.
Borgo.