martes, 10 de enero de 2017

¿SUEÑAS CON ESTE HOMBRE?

 En el 2011 ya publiqué una entrada sobre este misterioso hombre, pero desde el año pasado se ha disparado el número de gente que afirma haberlo visto.
Lo llaman This Man y en Hispanoamérica El surfista de los sueños. Se dice que cada noche cientos de personas en todo el mundo sueñan con esta cara.
En enero de 2006 un psiquiatra de Nueva York, el doctor Roech, escucha el relato de una paciente sobre un hombre al que nunca había visto antes y que se le aparece en forma de sueño recurrente, incluso le da consejos sobre su vida privada. Siguiendo sus instrucciones el psiquiatra compone en su ordenador este retrato robot. El dibujo permanece olvidado durante unos días en su mesa hasta que otro paciente lo reconoce como el hombre que suele ver en sus sueños. El Dr. Roech decide enviar el dibujo a varios colegas y todos ellos aseguran que varios pacientes afirmaron haber visto en sueños al que todos se refieren como ese hombre (This Man)
 Desde entonces unas 24.ooo personas (la mitad sólo en el 2016) han manifestado que suele aparecer ese hombre en sus sueños en lugares tan lejanos como Los Ángeles, Pekín, Sao Paulo o Barcelona. Circulan páginas web como la de la imagen -www.thisman.org- con la intención de ayudar a los que han soñado con él e intentar comunicarse entre ellos para conseguir algún dato sobre la identidad del This Man.
Por supuesto no faltan los escépticos que califican al surfista de leyenda urbana, alucinación colectiva e incluso estrategia de marketing. Quien ha manifestado su interés por esta historia es el director Sam Raimi (Evil Dead, Rápida y mortal, Spiderman...) que ya está preparando el guión de This Man protagonizada por el camaleónico Gary Oldman.
CUANDO MI TIA MONTSE SE ENCONTRÓ CON MARLON BRANDO

 El pasado día 8 mi tía Montse cumplió 80 años. Nos volvió a contar su fortuito encuentro en Londres –vivió allí casi tres décadas- con Marlon Brando. Siempre me encanta escucharlo; le cedo la palabra:
“Cuando llegué a Londres en 1966 trabajé como limpiadora en un hospital para conseguir el permiso de residencia. Un día me encontré con un ambiente extraño en la planta, las enfermeras se mostraban nerviosas, riendo y cuchicheando alrededor de una de las habitaciones. Llamé con los nudillos y dije: Cleaning! Oí un gruñido al otro lado, entré con el carrito y me quedé pasmada al ver a Marlon Brando en la cama leyendo el Times. Luego supe que entonces estaba en Londres rodando La condesa de Hong Kong cuando tuvo que ser ingresado de urgencia por un ataque de apendicitis.

“Terminé de limpiar, le dije Goodbye, me contestó con un mugido-gruñido y salí de la habitación. Bueno… supongo que muchas mujeres vieron a Brando en la cama, pero seguro que ninguna de ellas se llamaba Montserrat…”
Mi primera ilustración del año, T´estimo si he begut (Te quiero si he bebido, en catalán)
Un relato sobre el momento crucial en el que un miembro de la pareja decide dejar su cepillo de dientes en casa de su media naranja.

57 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Nunca. Y me parece que no hay base minima para una leyenda urbana. Tal sean rasgos comunes, que pueden surgir facilmente en un dibujo improvisado.
¿Hay alguna leyenda urbana sobre imagenes oniricas persistentes? Eso me ha pasado, al menos una vez. Lo últi,o de un sueño fue una cortina roja y amarilla. Estaba despierta y cerré los ojos, la cortina estaba ahí. Se acercaba y alejaba. Persistió unos momentos.

Buena anecdota. Sospecho que hay influencias familiares en tu estilo de escribir.

Saludos

Chechu Rebota dijo...

Cuando pequeño sí tuve un sueño recurrente en el que un señor se dedicaba a hablar sin parar con diferentes atuendos -director de circo, payaso, vaquero, policía...- e incluso me daba miedo ir a dormir por si volvía a soñar con él. Supongo que igual hablaba de política. De todas formas no era el de la famosa imagen, sino otro creado por mi imaginación.
¡Menudo recuerdo el de tu tía Montserrat! A muchas les hubiera gustado estar en su lugar en aquella época.

Clementine dijo...

No he soñado nunca con ese hombre pero sí lo he recordado al verlo al principio de tu post, sería por tu entrada anterior, supongo. Vaya historia, Miquel. Como la de tu tía y Marlon Brando, una curiosa experiencia para contar.
Bien por tu primera ilustración del año.
¡Muchos besos, Borgo!

Alimaña dijo...

Vaya, menuda sorpresa se llevaría tu tia al ver a uno de los galanes de la época postrado en la cama. (No era conocido precisamente por ser un tipo simpatico pero si por haber sido un excelente actor)
*Disculpa por permanecer un tiempo alejado de las redes sociales y este mundillo de las webs, necesitaba tomar un poco de aire para relanzarme de nuevo.

Un abrazo y feliz año nuevo amigo mio.

abril en paris dijo...

Lo que prueba la experiencia de tu tía, además del mal carácter de Brando, es que los actores, por muy famosos que sean son de carne y hueso y algunos con más carne que hueso.
Lo de la cara del tipo no lo había oído. Cosas realmente extrañas.

Empezamos curso, Miquel...¡qué no decaiga!

Saludos

ethan dijo...

Yo no he soñado con This Man (seguro que hay más gente que no ha soñado con él jajaja).
Parece que esa operación de apendicitis fue un punto de inflexión en la carrera de Brando: a partir de ahí comenzó a coleccionar kilos.
Abrazos.

Melmoth el errabundo dijo...

Ese tipo del cual todo el mundo anda soñando me da muy mala espina. Primero: es unicejo y más que surfista del sueño parece uno de los componentes de La charanga del tío Honorio, ¿los recuerdas? "Qué se pué hasé con la hija del boticario...". Pues con esa es con la que sueño, bueno, del boticario no, porque ya no existen, pero sí con algunas chicas del súper que están de muerte. Y de surfista siempre me gustó mucho Estela Plateada, el único superhéroe de la Marvel que sufría la más absoluta soledad cósmica. Lo conocí precisamente en una película de Richard Gere, Vivir sin aliento, donde este tipo, también fornicaba sin parar y tenía como héroe a ese pobre hombre que con la mano lo convertía todo en oro macizo. Los monólogos de Estela son insuperables. A veces son los mismos que los míos cuando voy solo caminando por las calles atestadas de zombis fuera de órbita.

Lo de tu tía me parece genial. Muy honesta por su parte, porque otra contaría mentirijillas, ya sabes, como "al final me metí con él en la cama..." y todo eso. Yo hubiera hecho lo mismo, bueno, con Brando no, pero sí, pongamos, con la Anna Karina de los sesenta. Amigo mío, era mi perdición. ¡Qué guapa, joder! Y Godard, con lo feo que era se la llevaba al huerto (otra vez el tío Honorio de los cojones).

Me gustan esos cepillos de dientes con esas bocas. Muy Andy Warhol, ay, cómo me gustan aquellos carteles pop de los sesenta/setenta. Ya te digo, nací demasiado tarde, pero no debo quejarme aquí, precisamente en este estupendo post tuyo, no vaya a ser que desaparezcan de mis sueños eróticos las chicas del súper y se ponga en su lugar el surfero unicejo cantándome aquella maldita canción que competía con la otra cantada por Fernando Esteso; La Ramona.

Abrazos, amigo Miquel

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Hay muchas opiniones, desde leyenda urbana, alucinación colectiva y hasta estrategia de marketing. Sobre los sueños recurrentes se ha escrito mucho, leí hace poco un artículo sobre los más comunes: descubrir uno que está desnudo en público, ir a clase sin saber que hay un examen y ser perseguido. Normalmente revelan nuestras inseguridades; o al menos eso dicen... yo suelo soñar con un tren que cuando lo tomo siempre va en la dirección contraria de donde deseo ir.
Gracias, fue un bonito día con anécdota incluida, y saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! La verdad es que tengo una buena colección de sueños recurrentes, uno de los menos agradables es que voy paseando por una calle en obras y me voy sintiendo rodeado de vallas y zanjas que se mueven solas y me impiden el paso... ¡Uf!
Pues mi tía lamentaba que no estaba de servicio el día que Sofía Loren vino al St.Mary´s Hospital para visitar a Brando. Parece que fue encantadora, nada diva, y repartió sonrisas y autógrafos a todo el personal.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Clementine? Mi tía Montse contó algunas cosas más, Brando prácticamente sólo hablaba con gruñidos, no se hacía el simpático y por eso el personal de la clínica lo apodaron "Grumpy" (Gruñón) como uno de los enanitos de Blancanieves.
Mee alegra que te guste la ilustración. El paso de dejar tu cepillo de dientes en casa de tu pareja es importante, es como un certificado de relación estable.
¡Muchos besos y a seguir bien el año!
Borgo.

David dijo...

Pues a ese en concreto no. A mí me da que en mis sueños se aparecen mujeres más que hombres. Elle McPherson y así. Curiosa la anécdota de tu tía. Se ve que esto de las cosas y ocurrencias curiosas viene de familia (jaja).
Un saludito.

miquel zueras dijo...

Hombre, Alimaña! Me alegro mucho por saber de ti y espero que hayas empezado bien el año. Gracias por compartir el casual encuentro de mi tía Montse con Brando que seguía siendo una cama, aunque fuera de hospital...
Deseo que los nuevos aires te hayan sentado bien y que tengas un muy feliz 2017.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Pues mi tía aun me contó otra cosa, a Brando no le gustaba la comida del hospital (como a todo el mundo) y un empleado del estudio se la traía de un restaurante todos los días. Motse entró un día mientras estaba comiendo y me dijo que sus modales no parecían los de una estrella de Hollywood: "No se llevaba la comida a la boca, más bien al revés."
Buen inicio de curso y feliz año, Abril!
Borgo.

Doctora dijo...

Hace tiempo leí que nadie sueña con alguien que no haya visto antes. Que los sueños se componen de recuerdos y que el cerebro no inventa nada. Pero claro, en cuanto ves la imagen en algún sitio ya se queda en la cabeza, así que al hablar de ese sujeta lo que hacen es difundir la historia y que vaya creciendo.

Holden dijo...

Me encanta la historia de tu tía xD

Y lo de 'This man' lo leí hace tiempo y debo decir que nunca he soñado con él, pero que es una historia molona. Yo, de hecho, en los sueños no pongo caras. Sé quién es quién, pero no tienen rostro definido.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Nunca soñé con ese hombre, yo cuando sueño no consigo acordarme del rostro de las personas que pululan por mi sueño,salvo si es algún conocido o familiar.
Que suerte la de tu tía, a mi me hubiera gustado estar en su lugar, ver en la cama a un actor de la categoría de Brando es un lujazo, a pesar de su mal humor y las pocas palabras que intercambiaron.
Un saludo Miquel.
Puri

miquel zueras dijo...

Hola, Ethan! Mejor que no sueñes con el surfista, esa cara cejijunta no es más bien de pesadilla... Pues es verdad, creo que mi tía lo pilló en un momento de transición entre el cachas de Kowalsky y el actor pasado de kilos que vino después. Saludos! Borgo.

El peletero dijo...

Molt bones històries. La de This Man, fa esgarrifar!!!

I la de la teva tieta molt simpàtica.

Salut

miquel zueras dijo...

Hola, Melmoth! Sí, a ese surfista solo le falta la boina calada hasta las abundantes cejas. Haces bien en dedicar tus momentos oníricos a las cajeras del súper, en las de al lado de mi casa hay algunas impresionantes, como esas de Hollywood que trabajan allí esperando su oportunidad en el cine. Estela plateada... se dice que es el personaje preferido de Stan Lee, nada menos.
Sí, la historia de mi tía no se cotizaría mucho en la prensa del corazón. Brando en la cama de un hospital gruñendo. Godard era la versión de entonces de Tim Burton; un tío rarito que se lo hacía con mujeres cñón como Lisa Marie.
Que no desparezcan tus estimulantes sueños, Melmoth, y ya sabes que siempre eres bienvenido en Borgo, tu casa.
Abrazos, amigo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, David? Sin duda es mucho más apetecible soñar con McPherson que con ese extraño señor aunque a veces te da útiles consejos. A mí me daría un susto de muerte si me lo encontrara de pie al lado de mi cama, con Ellie no me pasaría eso.
Pues sí, nuestras reuniones familiares suelen ser divertidas, siempre nos acabamos contando cosas curiosas...
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora! Es muy curioso el significado de los sueños, muchos coinciden que soñar con agua es bueno, quizá porque volvemos a nuestro medio natural. Sin duda los sueños reflejan lo que aprendemos y así se difunde la leyenda del surfista. En cualquier caso espero que no se me asome el Thin Man... ¡qué yuyu!
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Holden! Lástima que mi tía no coincidió con Sofía Loren cuando visitó a Brando en el hospital, me habría salido un post redondo...
Me pasa una cosa curiosa con los sueños, aparece gente que conozco con otra cara, pero aun así sé que son ellos.
Saludos!
orgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! Yo sí que suelo recordar mis sueños. Tengo una libreta de apuntes en la mesita de noche y más de una vez me han servido para un relato.
Por lo que me contó mi tía no intercambió con Brando nada más que unos gruñidos. Bueno, en todo caso fue una experiencia. También un día vio salir a Ava Gardner de Casa Pepe, un restaurante español muy conocido en Londres, quedó impresionada por sus ojos violeta.
Saludos, Puri!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Peletero i molt benvingut!
Que bé que t´agradin les històries que faig correr per aqui.
Salut!
Borgo.






















Belknap dijo...

Mr. Borgo, antes que nada, ¡muchas felicitaciones para su tia!; por mi parte, hay pocos sueños que recuerde y antes de que me visite este misterioso señor,preferiria que lo hicieran hermosas señoritas, pero ya que estamos con este hombre misterioso, no recuerdo haberlo soñado, a lo mejor me visito y ya no quiso volver, mejor asi; regresando a su tia, ¡muy buena anecdota! Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr.Belknap! Seguro que a mi tía le agradará saber que le ha gustado su anécdota con Brando que ya nos ha recordado unas cuantas veces en nuestros eventos familiares. De momento ese surfista no forma parte de mis sueños recurrentes y espero no encontrármelo nunca aunque dicen que tiene buenas intenciones.
Saludos!
Borgo.

ricard dijo...

Me suena esta leyenda urbana y juraría que ya circulaba el siglo pasado, mucho antes de 2006. Yo nunca he visto esa cara en sueños aunque un conocido tenía esa ceja.

Muy buenas la anécdota de tía Montse y la portada.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard! Pues desde que publiqué esta entrada tengo un sueño recurrente, en plena noche oigo que alguien me llama por mi nombre, me levanto de la cama y me encuentro a mí mismo que me dice (o me digo) "Lamento haberte despertado" y se larga. Curioso esto de los sueños...
Un día publicaré las anécdotas de mi tieta Montse en el hospital londinense, tiene la tira, aunque la de Brando es la más destacada.
Gracias y saludos!
Borgo.

RECOMENZAR dijo...

que placer leerte La cara del hombre malo Y Marlon Brando que buen mozo siempre me gustó ese tipo de hombre Estoy con vos el sambayón y el dulce de leche dos de mis cosas favoritas de Bs As. Me encanta como le das formas a tus escritos .Volveré pronto un abrazo INMENSO++++++==++++

miquel zueras dijo...

Hola, RECOMENZAR. Tu entrada me hizo despertar la nostalgia de aquellos sabores. El mejor punto final para una comida en un asador libre. Encantado de que vuelvas. Abrazos! ☺ Borgo.

León dijo...

No duermo mucho ni sueño, pero tomo nota por si me lo cruzo.
Saludos

León dijo...

No duermo mucho ni sueño, pero tomo nota por si me lo cruzo.
Saludos

Frodo dijo...

No conocía esa historia. Intrigante, pero digamos que es una cara que, por lo menos acá por el conurbano bonaerense una vez por día me cruzo, jaajaj ¡así que cada tanto se la soñará! Es más ahora que lo veo bien, se parece a alguien que conozco.
Interesante encuentro el de tu tía.
Y qué momento ese del cepillo de dientes. Es el adelantado, cual Juan de Garay, Magallanes o Alvar Nuñez.

Abrazo!

miquel zueras dijo...

Hola, León al cuadrado! Tu comentario me ha venido por duplicado, dos mejor que uno... yo tampoco duermo mucho, me está castigando el insomnio, pero al menos no viene a verme ese esñor cejijunto que da consejos por ahí, casi lo prefiero.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Frodo? Pues igual hablamos de la misma persona pues recuerdo encontrarme con una persona parecida por Caballito, en la feria de libros del Parque Rivadavia donde solía ir a por ejemplares de Fierro y otros cómics. Igual el surfista vive por allá.
En las relaciones de pareja hay un antes y un después del cepillo de dientes, un momento no menos importante es elegir el lado de la cama.
Abrazos, Frodo!
Borgo.

JLO dijo...

Lo que me asusta de ese retrato es que soy yo dentro de unos pocos años!! Jaja... Que miedo 😨

Brando, que personaje... Y que bueno lo de tu tía ha, le fue agregando detalles con los años??! 😁👌

arantza alvarez dijo...

El lado de la cama por lógica, si miras de frente el izquierdo es el del hombre y el derecho de la mujer, siguen siendo divertidas tus historias, Miquel, y bonitas tus ilustraciones.
Muxux

AMALIA dijo...

No sueño con ese hombre.

Pero me encanta la suerte que tuvo tu tía. Con lo que me gustaba Marlon Brando!!!!.

Un abrazo.

Ana Bohemia dijo...

Que seco Brando, ya podía haberle dicho al menos hello, jaja, creo que era un poco divo.
Ese no es el hombre de mi sueños, argg, no en serio, es un poco extraño que tanta gente haya soñado con la misma persona, huele a gato encerrado, a experimento secreto del gobierno o vete tú a saber. ¿Por qué son siempre tan feos los retratos robots?
Saludos, ¡feliz semana!
:)

miquel zueras dijo...

Hola, JLO! Ya se lo decía a nuestro amigo Frodo, que en Buenos Aires -alrededores de la Plaza Rivadavia- encontré a más de un sosías de ese surfista de los sueños. Quizá son alguna família endogámica al estilo de algunos cuentos de Lovecraft y hay muchos con el mismo aspecto.
Bueno, algo más nos dijo en su cumpleaños. Le traían la comida de un restaurante francés (estaba prohibido traer comida de fuera del hospital pero con Brando hacían la vista gorda) y cuando un día le vio comer... bueno, me dijo que sus modales dejaban mucho que desear.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

Hola, Arantza! Pues es muy cierto, he leído en un artículo que así se suelen distribuir las parejas en la cama. Yo, al menos, siempre he tenido preferencia por el lado izquierdo, lo que no sé es el porqué.
Gracias, me encanta que te gusten mis historias y dibujillos...
Petons!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Amalia! Mejor que no sueñes con él, mejor soñar con el País de Oz y cosas más agradables.
A mi tía le encanta recordar esa anécdota los días de fiesta, y a mí escucharla. Lástima que no coincidió con Sofia Loren cuando fue a visitar a su compañero de reparto.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! Según mi tía no se esforzaba mucho en ser simpático, también se las tuvo con el director Charles Chaplin durante el rodaje de "La condesa de Hong Kong"; la única película que Chaplin rodó en color.
Pues sí que podría ser el resultado de algún oscuro experimento secreto, esa idea sí que daría para una película. Los retratos robots suelen ser horribles, hace poco la policía española tuvo que actualizar su archivo porque había muchos looks y peinados de los años 80.
Muy feliz semana!
Borgo.

Éowyn dijo...

Hola Miequel 🙋,
Da miedito ese retrato. 😯 Todo lo demás, como siempre interesante.
Un saludo!

Éowyn dijo...

Perdón, que he puesto mal tu nombre. Se me van los dedos sin querer!

miquel zueras dijo...

Hola, Éowyn! Da miedo soñar con este hombre, y si un día en plena noche uno se despierta y lo ve observándote a los pies de la cama... ni te cuento.
pOR CIERTO QUE HOY VOY A VER LA DE LA AUTOPSIA DE jANE dOE, ME LA HAN RECOMENDADO.
Vaya, yo también tengo los dedos rebeldes con las mayúsculas del teclado... Nada, me alegra mucho que encuentres interesante el post.
Saludos, Éowyn!
Borgo.

María Perlada dijo...

Que va, yo no he soñado nunca con ese hombre ni le he visto nunca, peroooo vete tú a saber a partir de ahora lo mismo comienzo a soñarle jajaajaj, ya te contaré si es así jajaja.

Pero qué bueno que tu tía haya visto a Marlon Brando y os cuente cómo lo vió, se la ve que tiene buena memoria ya con 80 años, la mando aquí felicitaciones, quién llegará a esa edad.

Y qué bueno con lo de los dibujos de la media naranja.

Un beso.

miquel zueras dijo...

Hola, María! Dsede que publiqué esta entrada sí que tengo un sueño recurrente pero no con el surfista: desde la cama oigo alguien que me llama, me levanto y me encuentro conmigo mismo en el salón que me dice "Siento haberte despertado" y se va. Bueno, al menos mi otro-yo parece bien educado.
Muchas gracias de tu parte, también se cruzó en Londres con Ava Gadner que salía de un restaurante, pensó en pedirle un autógrafo pero su estado etílico (el de Ava) no lo aconsejaba.
Muchas gracias y un beso.
Borgo.

María Perlada dijo...

Jajaja que bueno tu sueño recurrente, si que eres educado en tu sueño jajjaja. Pues fíjate que yo hoy me desperté muy pronto pero no recuerdo con que soñé.

Alaaaa también con Ava Gadrner, aunque no le pidiera autógrafo , la conoció, que bueno.

Gracias a ti.

Un beso.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, María? Yo sí que suelo recordar lo que he soñado y siempre tengo una libreta en la mesilla, a veces los sueños me sirven para algún relato.
Bueno, tanto como conocerla... pasó por delante, casi rozándola, y pudo ver claramente sus famosos ojos violeta.
Besos!
Borgo.

Vigo dijo...

Desde el colectivo de escépticos ahora te puedo dar la explicación (acabo de cruzar información viendo un reportaje en el Ivam sobre una exposición llamada Fake). Las imágenes de éste surfista de los sueños responde a un proyecto artístico sociológico hecho por un especialista en marketing llamado Andrea Natella (algo parecido a algunos de los proyectos del fotógrafo Joan Fontcuberta). Una vez hecha la web y realizando algo de promoción la foto se convierte en una especie de recuerdo falso inducido y viral en algunas de las personas que las ven. Algo parecido a cuando los pulps comenzaron a dibujar los extraterrestres como pequeños hombres de cabeza grande y color verde, que entonces se sucedieron casos de abducciones de personas que al representar a los extraterrestres que "lo habían hecho", lo hacían con esas características.

Joer, a veces creo que me paso de listillo. ;)

miquel zueras dijo...

Hola, Vigo y muy bienvenido a Borgo! Así que ese surfista tiene su origen en un proyecto de marketing y recuerdo inducido... sí, es una de las teorías que he leído por ahí, un poco como lo que se dice del Slenderman, uno de los últimos personajes del imaginario de internet modo Creepypasta. Son las nuevas leyendas urbanas, nada que ver con la chica de la curva de toda la vida y similares.
Saludos!
Borgo.

loquemeahorro dijo...

Estaba yo pensando "Soñado no, pero la historia me suena", y debe ser de tu entrada anterior. Me recuerda un poco a un compañero de trabajo llamado Agustín y a muchos de los hombres españoles de los años 50-60, pero para de contar.

Qué maja tu tía Montse, me encanta que no haya adornado su historia sino que haya sido sincera, Brando tenía pinta de gruñir más que de saludar, aunque estar convaleciente le sirva de excusa en este caso. Por cierto qué película más simpática "La Condesa de Hong Kong" y qué poco conocida (o eso creo yo)

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, loquemeahorro? No sé, pues esa entrada la publiqué hace unos años cuando me leían cuatro gatos. Esa fisonomía es muy común, me recuerda a los secundarios de las películas españolas de los sesenta con sus cejas juntas y la boina calada.
Sí, me temo que la historia de mi tía Montse no podría vender muchas exclusivas. "Yo limpiaba la habitación de Marlon Brando en el hospital", no es un titular muy atractivo. "La condesa de Hong Kong" no tuvo buenas críticas en su momento pero ahora se valora por su reparto, además de Brando y Loren también estaba Tippy Hedren (acababa de finiquitar su relación con Hitchcock) y Charles Chaplin.
Saludos!
Borgo.

Ángela dijo...

Me da que si hubiese soñado con él me acordaría. Cierto es que a veces he soñado con gente que luego, la despertar, no me sonaba de nada, pero supongo que como han comentado por ahí detrás nuestra mente es un gran almacen de informacion y todo queda ahí, archivadito. Y me acordaría porque el tipo en cuestión es un poco cejijunto, un poco así como Hyde jajaja
En cuanto a la tia Montse pues que suerte, a mi se me habría caido la baba mirando a Marlon Brando, que es un dios hermoso y bello y... :)

Saludos, guapo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Angela? A mí me pasa algo curioso, sueño con gente que conozco y aparecen con otras caras y un físico diferente aunque en mis sueños sé quién es cada uno. El mundo onírico es bastante extraño, como ese señor del entrecejo al que espero no ver nunca mientras duermo, da un poco de mal rollo.
Ya ves, tengo unas reuniones familiares muy animadas, con mi tía Montse recordando a Brando en la cama y leyendo el periódico aun en su mejor época.
Saludos y gracias por pasarte por aquí!
Borgo.