martes, 20 de octubre de 2015

DIBUJOS VERANIEGOS Y UNA CHORRADILLA

Tengo sentimientos ambivalentes con el verano. Maldigo el calor pero a la que se acortan los días recuerdo con nostalgia algunos momentos como mis cuatro días en Mallorca. Una crónica ilustrada:
PRIMER DÍA: sentado en un bonito patio-comedor rodeado de almendros. Me sirven un tazón de gazpacho y antes de poder meter la cuchara se arrojaron en plan kamikaze cuatro moscas. Su agonía tuvo efluvios de ajo y pepino. Hasta el camarero quedó alucinado.
SEGUNDO DÍA: mi hijo Dani me tomó esa foto cuando me quedé frito en el Tren de Soller; una reliquia de vagón. Me lo cantaba mi tío abuelo de Manacor: "Txu, txu, el tren de soller que no embruta ni fa fum..." (Chú, chú, el tren de Soller que no ensucia ni hace humo)
 En el tren hice este dibujo de un paisaje mallorquín. Acompañará una sabrosa receta: Macarrones a la mallorquina con sobrasada.
En una sartén con aceite sofreír cebolla cortada fina, cuando se ablande añadir tomate rallado natural, un vasito de vino blanco y dejar reducir.
Incorporar dos rodajas de sobrasada, aplastar con una cuchara de palo para que se deshagan y remover. Sazonar con sal y pimienta blanca.
Cocer los macarrones en agua salada, escurrir, mezclar con la salsa, ponerlo todo en una fuente para horno, cubrir con queso rallado y gratinar.
El sofrito queda buenísimo con sobrasada. Desde entonces siempre añado un poco cuando hago macarrones.
TERCER DÍA: lamentable estado en el que quedé después de un paseo por el casco antiguo de Palma (Es Born) a 36º a la sombra. Mi hijo fue más listo y se quedó en su habitación con aire acondicionado.
CUARTO DÍA: el regreso. En el avión no fue una azafata sino un auxiliar quien nos enseñó el funcionamiento del chaleco salvavidas. ¡El hombre era clavado a Mr. Bean! Las carcajadas se debían oir desde tierra.
Durante este verano ocurrió algo insólito: Iker Jiménez descubrió un puesto donde tenían TODOS los helados del cartel ¡Este sí que es un caso para su Cuarto Milenio!!!
... y la chorradita: WALKMAN
Aurora Caudales, la joven soltera más rica y guapa de la ciudad, se ha enamorado perdidamente de Indigencio; un muchacho pobre. A veces suceden esas cosas.
Una noche estrellada de verano, cuando Venus reluce como una potente bombilla, Aurora ha traído a Indigencio al club naútico. Él lleva un traje gastado, barba y largos rizos oscuros que hacen pensar en un apóstol sin importancia en una Pasión de tercera. Aurora, le hace sentarse sobre una palmera enmacetada y le alcanza un plato. Indigencio come vorazmente los canapés, sus dedos se mueven sobre el plato como telarañas en busca de migajas. Al fondo oyen a los camareros que, desde la tienda desmontable instalada sobre el césped, enfrían el vino en cubos de hielo. Aurora cruza sus hermosas piernas, de una blancura luminosa, y dice:
  -Indigecio: te adoro, te deseo. Apenas sé algo de ti, pero desde que te vi por vez primera no hago más que soñar contigo. Nunca me había pasado nada parecido en la vida. No me importa que seas más pobre que una rata cabileña (no te ofendas, cariño, sólo expongo la situación) Te quiero con locura y voy a darte una vida como nunca has conocido antes: clases de navegar, lecciones de esquí, bailes, fiestas, viajes al Caribe en invierno y largos veranos en el mar. Eso durante el día, porque por la noche quiero que conozcas las más exquisitas cimas del placer. Seré tu concubina, tu zorrupia, tu mesalina que hará realidad tus deseos más ocultos que a mí me turbarán más aún si cabe, pues ningún recoveco de mi –todavía- virginal cuerpo te será vetado. Junto a mí vivirás en un constante sueño maravilloso y embriagador, Indigencio…¿Indigencio…?
(Silencio)
-¡Indigencio, dime algo por favor!!!
Aurora mira tan fijamente a Indigencio que le parece que éste se fracciona como en un cuadro de Picasso: una nariz aquí, una barbilla allí… y una boca que dice:
-¿Qué?

Moraleja: los tapones de cera son los walkman del pobre.
HALLOWEEN. 
Cómo pasa el tiempo, en cuatro días lo tenemos aquí. Me han gustado esos créditos de Guillermo del Toro. Por cierto, ¿me lo parece solo a mí o la última temporada de Los Simpson es nefasta?

49 comentarios:

Alimaña dijo...

Gracias Miquel por distraerme y entretenerme con tus vivencias en esta mañana de cielo tan gris. A Iker Jimenez me lo encontré de bruces cuando me disponía a entrar en la célebre casa de las caras de Belmez. Se sorprendió por mi estatura (supongo) tras chocar contra mi pecho. Susurró en bajito tras el impacto: ¡Joder!

"Con el chacachá del tren..."

Saludos y buenos días tenga usted.

María Perlada dijo...

Te quedaste bien frito en el tren ¿eh? jajajaja.

Me encantó tu entrada, y también conocerte.

Un beso dulce de seda.

PEPE CAHIERS dijo...

Yo no tengo duda, odio el verano, como oso polar que soy no me queda otra alternativa. Como también tengo algo de vampiro me gusta cuando cambian la hora y a las siete ya es de noche. Extraño que es uno, amigo Miquel.

Saludos

Ana Bohemia dijo...

Entrada seis en uno, tenemos experiencias viajeras, viñetas, anécdotas, una receta, un relato, y un vídeo. Yo nunca he montado en tren porque en Canarias no hay, pero me imagino que el sonido sobre los raíles debe ser adormecedor. Me ha dado penilla el azafato con cara de Mr Bean (no se lo van a tomar en serio, como si hubiera salido de un gag de Aterriza como puedas. Lo de la sobrasada me lo apunto. El final del relato podría tener varias interpretaciones, ese ¿qué?, se me ocurren algunas, jajaja, muchas impresiones. En cuanto a Los Simpsons hace diez años que no los sigo, pero esta entradilla del especial Casa del terror me ha gustado mucho y eso que la serie ha perdido en humor y frescura.
Como siempre he pasado un buen rato leyéndote.
Saludos
:D

deWitt dijo...

Cuatro días completitos!

Entiendo la alegría de Iker al descubrir que había todos los helados. ¡¡No es para menos!!

Yo soy muy de Norte y llevo fatal el calor así que te compadezco.

Saludos

Sícoris dijo...

Yo también detesto el calor, pero adoro las vacaciones y los viajes (que siempre suelen ser en verano, claro está). En fin, contradicciones... Eso sí, hay que quitarse los tapones de los oídos por si algún Caudales tiene a bien invitarla a una, aunque solo sea a degustar unos exquisitos macarrones con sobrasada.

Chechu Rebota dijo...

Me alegra que disfrutaras de esos días en Mallorca pese al horrible calor. Eso sí, habría que estudiar ese animo suicida de los mosquitos.

Belknap dijo...

Mr. Borgo, celebro que la haya pasado bien, a pesar del calor y que terrible lo de las cucarachas; que bueno de un lugar con todos los helados como debe ser y como siempre, ¡muy buenas las ilustraciones!. Cordiales saludos.

abril en paris dijo...

Me encanta esta entrada tuya. Tiene de todo y mucha chispa, esa foto es genial, felicita a Dani.
Lo de los helados tal cual jeje y el nombre de Indigencio como siempre acertadisimo.
Gracias, en un día como hoy aquí en Castilla nubladito se agradece. También prefiero el fresqui to.
Saludos. Miquel

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña! Pues yo encantado de entretenerte en una gris mañana como la que también tenemos en Barcelona. Ostras!!! Iker Jiménez en las Casas de Bélmez. Gran encuentro en un marco incomparable... qué envidia me das. ¿Te echó alguna maldición?
Acabo de volver de Sitges donde he visto el maraton de cortos. Cuanta más sangre y visceras más aplaudía el morbosillo público.
Ese tren es de 1912. Hace más bien un "Clic-ti-clac"muy relajante y el calor del vagón es adormecedor.
Saludos y muy buenos días y tardes!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, María. Ese tren es una reliquia, sillones de felpa roja, vagones de madera... soñé que viajaba en el Orient Express.
Gracias. Me alegra mucho que te haya gustado la entrada.
Besos de seda y felpa.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. No soporto el calor, sobre todo cuando no afloja por la noche, y el agosto en Mallorca es durillo como pude comprobar aunque la "pomada" -gin con limón bien frío- lo hacía más soportable. Supongo que los vampiros odian el verano, reduce su jornada.
Saludos, amigo Cahiers!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! A mí me gusta poner en las entradas un poquito de todo, como un plato combinado. El sonido de los raíles es casi hipnotizante, algo que estamos perdiendo con los trenes de alta velocidad. La spbrasada le da muy buen sabor al sofrito de los macarrones. También probé la lengua a la mallorquina con alcaparras y los caracoles gratinados con sobrasada.
Es divertida esa entrada de los Simpson. Además de los clásicos del terror del Toro ha introducido a Blade, Hellboy y otros personajes suyos como el de El Laberinto del Fauno.
Me alegra de verdad haberte hecho pasar un buen rato.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, deWitt? Cuando hay tan poco tiempo conviene aprovecharlo, volví deshidratado pero contento.
Siempre me he preguntado porque hay tantos helados en el cartel y tan pocos en la tienda. Creo que el próximo verano me iré rumbo al Norte. Pasé un julio fresquito en Cudillero (Asturias) que es muy bonito.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sícoris! Claro que sí, el verano tiene sus cosas buenas, incluso el calor, si no durase tanto... hace cuatro días aún íbamos en manga corta por Barna. Es posible que si la señorita Caudales hubiera invitado a Indigencio a unos buenos macarrones gratinados con sobrasada habría recuperado el oido, ese plato lo cura todo y es facilísimo de preparar.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Cuatro días a tope, que no había tiempo (ni dinero) para más. Pensé que había una epidemia suicida entre las moscas, como los lemmnings escandinavos, luego supe que los almendros (aquel patio estaba lleno de esos árboles) es donde suelen anidar esos bichitos tan aficionados al gazpacho.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr. Belknap! Aquí decimos "A l´estiu tota cuca viu", o sea: en verano hay bichos por todas partes. Cerca de mi hotel había un tenderete que tenáin CASI todos los helados... ya es algo.
Gracias, me alegra que le gusten las ilustraciones y saludos calurosos que en Argentina se debe notar ya el calorcito.
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Abril? Muchas gracias. Mira que le digo a Dani: "Nada de fotos a traición ¿eh?" pero la verdad es que ahora es una de mis fotos preferidas, dormido en el húmedo calor de aquel tren antiguo que parecía que sería atacado por indios en cualquier recoveco.
Yo estoy ahora más a gusto. Ojalá todo o casi todo el año fuera otoño, una estación que me encanta.
Saludos!
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Las moscas son especialistas en zambullirse en los líquidos, no se como los descubren pero aparecen y ¡zas! adentro.Que tiempos aquellos del verano, ya estamos metidos de lleno en Hallowen, y tu recordando los calores sufridos en vacaciones, tienes que aprender de tu hijo, que esos si que saben y en vacaciones se descansa, para eso se paga la habitación del hotel,sobre todo si fuera se asan los pajaritos. La chorradita es muy graciosa, hoy en día antes de declarar el amor a tu pareja hay que mirar sus oídos para saber si están despejados de artilugios.
Un entrada muy entretenida Miquel, gracias por compartir estas cosas.
Un abrazo
Puri

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Las moscas son especialistas en zambullirse en los líquidos, no se como los descubren pero aparecen y ¡zas! adentro.Que tiempos aquellos del verano, ya estamos metidos de lleno en Hallowen, y tu recordando los calores sufridos en vacaciones, tienes que aprender de tu hijo, que esos si que saben y en vacaciones se descansa, para eso se paga la habitación del hotel,sobre todo si fuera se asan los pajaritos. La chorradita es muy graciosa, hoy en día antes de declarar el amor a tu pareja hay que mirar sus oídos para saber si están despejados de artilugios.
Un entrada muy entretenida Miquel, gracias por compartir estas cosas.
Un abrazo
Puri

Clementine dijo...

A mí lo que más me ha gustado es tu Conde Draco del dibujo de las moscas... Genial entrada, Miquel, entretenidísima y de las de continuo sonreir.
Muchos besos, Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! Gracias a la atracción que sienten esos bichos por los líquidos hay una larguísima tradición de chistes de "Hay una mosca en mi sopa" que nunca morirá.
Sí, calores que no echo de menos ahora que hemos entrado en temporada de castañas y hojas secas pero sí recuerdo con cariño aquellos momentos de playa y modorras con su sangría peleona, zambullidas en la playa y sus siestas.
Me alegra muchísimo que te guste la entrada, encantado de compartir mis chorradillas, la verdad es que lo he pasado bien escribiendo todo este poti-poti, como lo llamo yo.
Abrazos, Puri!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Es que el Conde Draco era un personaje muy querido para mí. Es curioso pero según las leyendas de Transilvania un método para librarse de un vampiro era derramar en el suelo una bolsa con semillas, el vampiro no podrá resistirse a contarlas una por una y así tiene uno tiempo para escapar.
Me pone muy contento que te haya entretenido, eso es muy halagador. Gracias.
Saludos!
Borgo.

Lost Boy dijo...

Hola Miquel, un viaje, unas reflexiones, una historia con moraleja y muy divertida y amena para acompañarla con un buen plato de pasta o de Goulash húngaro, nada que ver el uno con el otro pero seguro que con un buen vino...
Me ha gustado el post...divertida e interesante.
Un saludo.

Clementine dijo...

Entonces por eso era él quien nos enseñaba a contar :)
Tú me entretienes siempre, y de la mejor de las maneras, no se aburre uno contigo, no :)
Muchos besos, Borgo.

Cristina dijo...

Hola Miquel! Muy bueno tu repaso vacacional. Es verdad!! El gazpacho tiene una atracción fatal para las moscas, a mi me ha pasado varias veces encontrarme a una flotando en él Puaghhhhh!!

Genial lo del cartel de los helados, tienes más razón que un santo, siempre sucede que el que apetece no lo tienen disponible :)

Ay el Indigencio!! (el nombre es genial jajajaja), poco interés parecía tener en tan buen partido jejejee

Por cierto esa receta de macarrones con sobrasada debe ser muy sabrosa, a probarla se ha dicho, que ando falta de ideas culinarias.

Un besazo amigo Miquel!

David dijo...

Si solo fuera la última. Pero bueno, hace tiempo que dejé de verlos...con lo buena serie que era. Aurora tenía que haberlo "limpiado" antes de soltarle todo aquello. Curiosos días los tuyos.
Un saludito.

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

Fantásticas ilustraciones, Borgo, me encantaron.
En lo particular, prefiero mil veces el calor sofocante que el frío que cala los huesos. ¡Aguante el verano!
«WALKMAN» es un pequeño gran relato: cómo me hiciste sonreír, je.
¡Saludos!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Interesante crónica.
Es común decir que Los Simpons perdieron la creatividad que tenían. Y que era mucha. Hasta Homero le llegó a perder perdón a Flanders. Y sinceramente.
El último gran capítulo, por lo que he visto, fue el que estuvo Neil Gaiman. La presentación es creativa, Hell Boy, Chulthu, pero más de una vez cae en lo obvio.

Parte del mensaje borrado. Va de nuevo.
Interesante el relato. La única objeción es que dificilmente alguien se pierda semejante declaración. Además la actitud física de esa mujer, al insinuarse o más bien regalarse, debió hacer evidente lo que decía.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Lost Boy? ¿Y porqué no pasta y goulash todo a la vez? A veces me hago espaguetis con la salsa húngara a base de pimientos rojos, cebolla, paprika y crema de leche.
Me alegra mucho que te haya gustado el post y espero que nos veamos pronto.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Bueno, es una teoría, además el creador del personaje era un dibujante de origen centroeuropeo: Nick Goetzi, del equipo de Jim Henson. Igual era un experto en vampiros.
Gracias y muchos besos, Clementine.
Borgo.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

Hola, Cristina! Algo tenemos en común las moscas y yo: nos encanta el gazpacho, aunque yo no me tiro sobre él en plan kamikaze. Por cierto que a veces lo preparo con sandía y está muy rico.
Da mucha rabia que no tengan el helado objeto de tus deseos que aparece en el cartel, casi tanta como no encontrar disponible tu película deseada en la estantería del videoclub.
Te recomiendo esos macarrones. La sobrasada le da un sabor delicioso. También me gustó el Tumbet, muy parecido a la chamfaina (tomate, berenjenas, calabacines y pimientos guisados a fuego lento) con patatas añadidas. Es una buena guarnición, con pollo por ejemplo.
Besazos, Cristina!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, David? Han perdido mucha chispa la família amarilla. La semana pasada vi el episodio en que visitan Israel y era penoso, el último reciente que me gustó fue uno en que Homer pierde la memoria y al llegar a casa ve a Marge con un ojo morado.
Yo creo que antes que llevar a Indigencio al club náutico tendría que haber pedido hora al otorrino.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Juan Esteban! Muchas gracias, siempre tan amable para con mis dibujitos. ¡Aguante los redondos! como dice el dibujante Sala ¡Qué bueno! Recuerdo que en Buenos Aires su calor húmedo y bochornoso en verano se parecía mucho al de Barcelona. Me alegra que te haya divertido "Wañlkman".
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Uf, Homero disculpándose ante Flanders... qué bajo han caído los guionistas. ¿Neil Gaiman, el creador de "Sandman"? Vaya, creo que aquí no ha llegado aún ese episodio y eso que creo que ya tiene su tiempo.
Bueno, lo que pasa es que Indigencio -además de pobre y con problemas de audición- no es muy espabilado. Es normal que se le pasen esos "detalles".
Saludos!
Borgo.

Mister Lombreeze dijo...

Jajajaa, lo de los helados me ha encantado.
Este finde probaré lo de la sobrasada en el sofrito!, me ha encantado as well.
En mi opinión, pese a los destellos de genialidad que muchos capítulos siguen mostrando, hace muchas temporadas que los Simpson son nefastos. Sucedió cuando los guionistas consiguieron que Homer pasara de ser un tipo entrañable a un cretino.

miquel zueras dijo...

Hola, Mister Lombreeze! Sin duda, Iker se ha encontrado con el caso más insólito de su carrera esotérica.
Otra receta muy buena con sobrasada es sofreirla con cebolla y taquitos de berenjena y luego echar la salsa sobre pechugas de pollo a la plancha. Recomiendo no echar sal al sofrito, con la sobrasada no hace falta.
Sí, yo diría que se nota el desgaste de la serie desde hace tres temporadas por lo menos. Creo también que están volviendo demasiado grotesco a Homer cuando antes era un vago borrachín más entrañable y creible.
Saludos!
Borgo.

Nury ruri dijo...

Pues las moscas querrían darse un baño fresquito. A mi me encanta el calor, sin embargo los otoños me resultan maravillosos y me encanta pasar unos días en el norte... cada uno tiene sus ambivalencias.
Esa receta hay que probarla que tiene muy buena pinta. Y a los simpson hace años que no los sigo, me llegaron a saturar.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! El otoño es la estación en la que me encuentro más a gusto, la época de los primeros jerseys y nos trae mandarinas, castañas y granadas, que me encantan. Además los árboles muestran una paleta de colores alucinante.
Te recomiendo la receta. La sobrasada queda muy bien con el sofrito y el gratinado.
Creo que la imagen transgresora de los Simpson ha quedado superada por series como "South Park" o "Padre de família".
Saludos!
Borgo.

Licantropunk dijo...

Uff, los Simpson, debe hacer décadas que no veo un capítulo. Desde luego que es un fenómeno de Iker Jiménez que esa serie siga en pantalla.
Saludos.

karin rosenkranz dijo...

Lindo viajecito a Mallorca. La foto del tren de Soller es genial. A pesar de todos los años que llevo aquí, aun me queda subirme al tren de madera. Lo que sucede es que a Soller suelo ir en coche... y por el túnel.
Me encantan tus chorraditas.
saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk! Desde luego, todo un misterio. En las últimas temporadas sus episodios son un pálido reflejo de lo que llegó a ser la serie. Tendrían que dejar de emitirla para dejar un buen recuerdo.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Karin! Me alegra mucho que te gusten las chorradillas, últimamente solo se me ocurren relatos algo más largos. Lo del ferrocarril de Soller es toda una experiencia, como viajar en el tiempo en ese tren de 1912. Además, ves los maravillosos paisajes de la Serra de Tramuntana y Torrent de Pareis.
Saludos!
Borgo.

Éowyn dijo...

Miquel,
Felicidades por esta fantástica enrada! Las ilustraciones más geniales no pueden ser! Lo que me he reído con la del avión! Jajajaja, eres un artista!

¡Saludos!

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Éowyn? Muchas gracias y me encanta que te hayas divertido. Para risas, los pasajeros italianos superescandolosos que iban en el avión. Cuando vieron a "Mister Bean" sus carcajadas hacían temblar el fuselaje del avión.
Hasta la vista!
Borgo.

AMALIA INCHAUSTI dijo...

A mí no me gusta nada el calor. Mi estación favorita es el otoño.
Tu relato es muy agradable y ha sido un placer leerlo.

Te doy las gracias por tus palabras y comprensión.
Un abrazo

AMALIA INCHAUSTI dijo...

A mí no me gusta nada el calor. Mi estación favorita es el otoño.
Tu relato es muy agradable y ha sido un placer leerlo.

Te doy las gracias por tus palabras y comprensión.
Un abrazo

miquel zueras dijo...

Hola, Amalia! Me alegra mucho verte por aquí y que te haya gustado el relato. También me alegra haber dejado atrás el calor.
De nada, Amalia. Ahora toca seguir adelante y espero que todo te vaya muy bien.
Abrazos!
Borgo.