sábado, 17 de agosto de 2013

¿QUIÉN ES EL ÚLTIMO?

Acabo de ver el excelente documental Madrid en armas sobre la defensa de la ciudad en 1936. Hay una impactante escena: un miliciano dispara su fusil en una trinchera de la Ciudad Universitaria mientras a su alrededor se ven un grupo de compañeros esperando pacientemente. ¿Esperando qué? Pues a que el tirador fuera abatido por un disparo. Entonces uno de los que aguardaban, por riguroso turno, cogía su fusil y seguía disparando. Esto se debía a la escasez de armas de fuego en los primeros meses del conflicto. Me lo he imaginado así: como una guerra al estilo de las de Gila.


32 comentarios:

Conde de Salisbury dijo...

Algo parecido se expone en la película "Enemigo a las puertas" cuando Jude Law llega a Stalingrado con las fuerzas soviéticas.

Aris Tofeles dijo...

Si, que fuerte, ya lo había leído, de hecho tambien pasaba aqui en Catalunya, en alguno de los frentes...
A mi me contaron que cada uno se encendía su cigarrillo, porque si compartían fuego, el enemigo se guíaba por la luz para hacer blanco.

miquel zueras dijo...

Muy bienvenido a Borgo, Conde. Te recuerdo del blog de Von Kleist. Sí, "Enemigo a las puertas" -excelente película- muestra una situación parecida pues los soviéticos carecían de armas suficientes para tantos soldados.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Aris. Cierto, dicen que cuando uno encendía una cerilla lo veía el tirador enemigo, con la segunda luz apuntaba y a la terecera disparaba, por eso se cree que da mala suerte encender un tercer cigarrillo con la misma cerilla. En todo caso la lumbre de un cigarrillo brilla como una linterna en la noche.
Saludos. Borgo.

JLO dijo...

las pelotudeces de las guerras, sean grandes o chicas, son iguales, una mierda...


estas en los links de mi blog, no se como no lo estabas antes... salu2...

miquel zueras dijo...

Me alegra verte de nuevo, JLO. Sí, las boludeces de las guerras que por desgracia siempre las hubo y las habrá, en esto la gente no aprende.
Muchas gracias por lo del link.
Saludos. Borgo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Muy buena ilustración, nítida, límpida y jugando con los colores planos, las letras la bandera republicana, me gusta.
No tanto el chiste que trae morbo, poca broma con la guerra pero Gila hasta de eso sacaba punta ¿está el enemigo?...que se ponga, jugaremos al tiro del pichón por turnos.
!Ave!

Clementine dijo...

Al estilo de las de Gila deberían ser todas las guerras... qué horror, Miquel, qué sin sentido. Tu pequeña historia genial, a pesar de todo. Besos, Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Natàlia. Cuando me encargaron esa portada volvía de visitar una exposición pop-art y pensé que sería original pues no sé de ninguna con ese estilo sobre la guerra civil.
La guerra es muy cruel, claro, incluso de ella se hace humor como en los libros de Hans Kirst o los chistes del gran Gila.
Ave! Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Clementine? Eso, guerras sin balas pero con mucho humor y teléfonos.
Gracias y que tengas un buen domingo.
Borgo.

David dijo...

Pues sí. Parece de Gila, pero teniendo en cuenta que la cosa era real, pueeeeees....

Un saludo.

miquel zueras dijo...

Hola, David. A veces lo real parece justo lo contrario. He recordado que un amigo de mi padre me contó un caso similar pero en las trincheras del Ebro.
Saludos. Borgo.

Belknap dijo...

Mr. Borgo, las guerras son una verdadera porqueria y coincido con usted en que a veces lo real parece lo contrario. Un saludo.

miquel zueras dijo...

Por supuesto, Mr. Belknap. La pena es que las guerras existan realmente. Es una lástima que no vivamos en un mundo como las utopías de H.G.Wells.
Saludos. Borgo.

Mara Miniver dijo...

El ser humano puede ver con naturalidad cosas tan macabras como esta. Lo de estar esperando el turno para eso...ay, señor.

Un abrazo

Conde de Salisbury dijo...

SE han hecho varios comentarios sobre lo absurdo de la guerra y como Gila logró hacer humor de ello. Solo quiero recordar que tenía motivo, Miguel Gila fue fusilado por los franquistas ... y sobrevivió porque el pelotón de marroquíes encargados de ello estaba borracho. Lo narra en sus memorias que publicó en 1995 y se lo he oído en alguna entrevista.

Conde de Salisbury dijo...

Aquí podeis ver el relato en sus propias palabras:
http://florentinoareneros.blogspot.com.es/2013/01/nos-fusilaron-mal_9.html

UTLA dijo...

Hola Mr. Borgo,

Como ya han dicho más arriba esto tambien me ha recordado a ese película que me gusta tanto que es "Enemigo a las puertas".

Aunque en este caso, no coger número parece algo bueno.

Las ilustraciones sobre la guerra civil, o mundial me transmiten malas sensaciones. Sobretodo las de un militar como la de tu portada, no se si es esa actitud tan maquinalmente seria.

La tirá cómica de Gila-Borgo esta muy currada. "Ay que me despiste.. si, si, claro..."

Un abrazo Miquel.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

Hola, Mara ¿Qué tañl las vacaciones? Pues un amigo me ha enviado un mail con un fragmento de "Chickamauga" de Ambrose Bierce donde describe una escena parecida en la guerra civil americana.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Conde. Sí, yo recuerdo haberlo oído en una entrevista que le hicieron por televisión, con Jesús Quintero si no recuerdo mal. Una experiencia escalofriante. Creo que se salvó haciéndose pasar por muerto.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¡Muchas gracias por el enlace, Conde! Ahora lo miraré, promete ser interesante.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

Hola, UTLA. "Enemigo a las puertas" es una muy buena película. Ed Harris y Bo Hoskins están realmente muy bien en sus papeles.
La imagen de los militares y sus uniformes están sobretodo para imponer -o eso pienso yo- desde luego los sargentos de Regulares donde hice la mili sabían dejarte helado con una simple mirada. Incluso cuando estaban de buenas.
Abrazos, amigo. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Yo, como buen cobarde, cogería el último número y permitiría que se me colaran como cuando vas a comprar el pescado.

miquel zueras dijo...

Bravo, Cahiers, buena idea. Escaqueo puro y duro, como en la mili.
Saludos. Borgo.

Licantropunk dijo...

Fue uno de los principales motivos de la derrota, la escasez de medios. Supongo que del otro lado estaban mejor abastecidos. Saludos.

miquel zueras dijo...

Seguro, Licantropunk. Del otro lado recibían abundante armamento alemán y sobre todo italiano, los aviones Savoia...
Saludos. Borgo.

Mr. Lombreeze dijo...

Que se lo digan a los pobres reclutas del Ejército Rojo...

miquel zueras dijo...

Eso, Mr. Lombreeze. Algunos amigos de mi padre formaron parte de la llamada Quinta del biberón que en la campaña del Ebro tuvieron que ir al frente casi sin equipo ni armas. Sólo les funcionaba un máuser de cada tres.
Saludos. Borgo.

Alimaña dijo...

Hola Miquel, como contaba Gila "Teníamos una escopeta para todos con una bala atada con una cuerda... Ellos disparaban los lunes, miercoles y viernes, y nosotros los martes jueves y sábados... los domingos descansábamos por el fútbol"

Batalla desigual, porque por armamento, preparación y logística no había color. En las películas yankees tampoco ganaban los buenos, ellos tiraron la bomba atómica.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Las guerras tendrían que ser como las de Gila. Me acuerdo de cuando decía: "En la austro-húngara, guerra de caballeros, antes de disparar pedíamos permiso".
La superioridad armamentística suele ser decisiva pero mira, en Vietnam los americanos no pudieron con aquellos guerrilleros en pijama como los llamaba el presidente Johnson.
Saludos. Borgo.