miércoles, 3 de julio de 2013

S.O.S. ESTOY BLOQUEADO

Cuando escribía este relato descarté el final previsto que no me convencía y ahora... no se me ocurre ninguno. ¿Me echan una mano para terminarlo? Pueden enviar sus ideas y sugerencias a este blog o a mi correo:
miquelzueras@hotmail.com
Si no tienen ninguna idea, da igual; sus comentarios serán bien recibidos. Venga, anímense a resolver el misterio de los golpes del piso de arriba. Publicaré el relato completo con dibujito y dedicatoria para el autor-autora del final.
TOC, TOC, TOC, TOC...
Juno ha invitado a Eva a cenar a su nuevo piso. Su reciente mudanza es un buen pretexto para una cena íntima y lo que salga. La velada promete: Eva se ha presentado con un vestido que empieza tarde y acaba pronto.
Eva, ayudándose con la cuchara, arremolina espaguetis a la putanesca con su tenedor. El cubierto se queda a medio camino de su boca cuando advierte que Juno dirige una fugaz mirada a su reloj y luego al techo. Hay una vela encendida , la luz ambarina se refleja en el mantel y en el rostro expectante de Juno.
-Escucha -...dice y señala arriba con el índice.
Suenan unos golpes. Vienen del piso de arriba. Parece que alguien golpea rítmicamente el suelo con un palo o un bastón.
-Cada día a esta misma hora le oigo golpear durante un minuto más o menos -precisa Juno.
Eva se concentra en el sonido. Sus labios parejos y carnosos se entreabren.
-Llevan una cadencia -dice-. Son golpes regulares: cuatro golpes, pausa y sigue de nuevo ¿Dices que siempre es a la misma hora?
-A las diez en punto de la noche. Podría ajustar el reloj cuando empieza.
Los golpes cesan bruscamente. Eva pregunta:
-¿Y siempre suenan igual?
-Es probable. Cada noche termina con cuatro golpes largos muy irritantes.
-¡Cuatro golpes largos! -los ojos de Eva se iluminan - Sí, algunos golpes eran rápidos y otros más intensos, como un código.
-¡Claro! Secuencias de golpes largos y cortos -asiente Juno- Puntos y rayas... ¡Morse! ¿Intenta enviar un mensaje? No sé como será ese vecino. Llevo apenas un mes en este piso y no conozco a casi nadie.
Eva sonríe con un entusiasmo contagioso.
-¡Qué interesante! Se me ocurre algo. Mañana podríamos volver a vernos aquí y anotaremos los golpes. Si es Morse podremos enterarnos de lo que dice tu misterioso vecino.
La decepción produce un sabor demolido en la boca de Juno. Le alegra que Eva vuelva mañana a su casa pero si ha dicho volver a vernos es que no piensa quedarse esta noche.
-Compraré algo de cena -dice ella-, no quiero hacerte trabajar más. Oye, esos espaguetis están buenísimos.
Dirige de nuevo su atención al plato. Juno suspira y responde con un murmullo de aprobación.
Cuando Eva se marcha Juno consulta en internet el código Morse. Cuatro golpes largos corresponden a la letra "O".
FIN (De momento)
ESPAGUETIS A LA PUTANESCA
En una sartén con aceite de oliva bien caliente poner unos filetes de anchoa removiendo con una cuchara de madera hasta que se disuelvan. Añadir 4 dientes de ajo picado, aceitunas negras cortadas a rodajas, alcaparras y una guindilla (o pimentón picante)
Saltear y agregar 2 tomates de lata enteros con su jugo y una pizca de sal. Cocer a fuego mediano hasta que se haya disuelto el jugo.
Cocer la pasta en abundante agua salada y escurrir. Mezclar inmediatamente con la salsa. 
También queda muy buena añadiendo unas almejas y un poco de vino blanco.





36 comentarios:

UTLA dijo...

Hola Mr. Borgo,

Interesante relato, muy interesante...
y tienes mi loca propuesta en tu email.

Claramente, tu propuesta, toda una provocación para tus pequeños seguidores blogueros con ansias de escritores... pagarás por ello. ja ja ja

Sobre la receta, haz siempre una al final de tus entradas, geniales.

Me ha gustado mucho la historia, estoy impaceinte por saber como finalmente acabará.

Un abrazo muy grande Miquel.

Clementine dijo...

¿Tú bloqueado? ¿Cuándo se ha visto eso? Digo yo que habría que saber también qué significan los golpes cortos, cosa que yo ignoro. De todas maneras, este relato tuyo tiene toda la pinta de ir a tener un final de lo más sorprendente, a mí no se me ocurre cuál así que me quedo aquí esperando el desenlace.
La portada que incluyes en esta entrada me lleva directamente a Charles Chaplin... Besos, Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, UTLA? El primero en pasarse por aquí y en colaborar, eso está pero que muy bien. Ahora miraré el correo. Seguro que tienes una buena aportación y de momento te agradezco mucho que me ayudes con ese final que se me resiste.
Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Sí, Clementine, ya ves. Creo que las musas ya se me han ido de veraneo. Tampoco sé muy bien como explicar lo de los golpes. Uf, creo que el calor castiga mis neuronas.
Ja, ja, muy bien! Exacto, es todo un homenaje al Chaplin de "La quimera del oro" pero con Nike. Consulté sobre esa escena en internet y contaban que la suela estaba hecha de regaliz.
Besos y buen finde. Borgo.

Jorge - Acostaosestámejó dijo...

Hi Mike,

Me gusta como cuentas el relato, tiene perlas geniales como: "Eva se ha presentado con un vestido que empieza tarde y acaba pronto".

Se me ocurren mil finales pero todos demasiados flojos.

Un abrazo Miquel.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Jorge? Ja, ja. Eso del vestido es un comentario de la época de nuestros padres, hacía años que no lo oía y me hacía gracia incluirlo.
Pues aquí cabe de todo, Jorge: finales flojos, no tan flojos... si quieres probar, adelante. Siempre será mejor que no tener ningún final.
Abrazos. Borgo.

Humberto Dib dijo...

Voy a intentarlo, Borgo, pero no puedo prometerte algo, pues estoy con poco tiempo y también un poco árido de ideas, uf.
Te dejo un abrazo y muchas gracias por la propuesta.
HD

WOLFVILLE dijo...


Acabo de enviarte por correo, un posible final para la historia XD

Doctora dijo...

Pues no tengo ni idea de cómo podría terminar una cosa así. Si hubieran sido golpes sin más sí, pero de esta manera no sé.
A ver qué pasa : )

Aris Tofeles dijo...

se me ocurre uno a lo lovecraft...je je, a ver si me animo y te lo envio...

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! Yo me he decidido y ¡hala! te he mandado un correo con una idea, bastante sencilla, pero idea a fin de cuentas.
Mientras lo escribía lo pasé bien y eso es lo importante. Besos

ricard dijo...

Dos preguntas:

- ¿Hasta cuando hay tiempo?

- No me cuadra la frase final. Según veo en Internet, la correspondencia no es exacta...

Y a ver si se me ocurre algo.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Nada, Humberto, la intención es lo que cuenta. Deseo que te vuelvan pronto las ideas para seguir disfrutando de los relatos de tu blog.
Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, Wolfville. Seguro que está muy bien. Ahora voy a mirarlo.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora. Bueno, pues ya sabes. Si te viene la inspiración, aquí me tienes. Reconozco que la cosa está un poco complicada.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Ostras, Aris... ¿Una aportación tuya y lovecraftiana? Eso suena muy bien. Ya estoy impaciente.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. Muchas gracias y me alegra que lo pasaras bien. De eso se trata, es como un juego. A ver si la gente se anima a escribir que por aquí hay buenas plumas -y no lo digo con segundas ¿eh?- Ahora me lo miraré.
Muchos besos y buen finde. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Ricard? Hay tiempo de sobra y tienes razón: a la letra "O" le corresponden tres rayas, le he puesto una de más. O sea, tres golpes largos.
Saludos y que te venga la inspiración. Borgo.

ricard dijo...

Te estoy mandando mi final. Bueno, el primero de ellos, porque hay un segundo que te mando luego. Tengo algunos problemas con el corrector (adaptado al catalán) de manera que disculpa y corrige si hace falta los posibles errores ortográficos.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Pues muchísimas gracias, Ricard. Ya he leído tu primera propuesta y está muy bien. Aguardo con ganas la siguiente.
Hasta luego. Borgo.

nury dijo...

He empezado mis vacaciones y mi cerebro creo que se ha ido por libre... por ahí a la playa... o algo así porque no me funciona. Siento no ayudarte, aún así no descarto que vuelva de repente y quiera trabajar un poquito y se me ocurra algo. Pero estoy como un ordenadorcuando se cuelga; lo mejor es reiniciar pero tengo una pereza tremenda para pulsar el botón. De momento me voy a tomar un vermutito a tu salud, ja, ja.
Buen verano.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Nury? Bueno, hay tiempo. Si te viene la inspiración más adelante aquí serás bien recibida. De momento disfruta del verano y del vermut. A mí un vermutito con un toque de sifón y unas anchoas me suelen estimular las ideas.
Muy buen verano. Borgo.

Sícoris dijo...

Esto se corta justo en el momento más interesante. Intentaré aportar un final, a ver si lo consigo.
De todas formas, ¡desbloquéate pronto, Miquel!
Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sícoris. Seguro que lo conseguirás y tienes algún final para tantas situaciones sin respuesta. ¿Es Morse o no? ¿Qué le pasa al vecino? ¿Eva y Juno terminarán en la cama? Uf...
Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mia dijo...

Muy buena la historia, ahora te mando una posible continuación

miquel zueras dijo...

Bienvenida a Borgo, Mia! Has llegado en el momento oportuno pues ya he visto tus magníficos relatos en tu blog; seguro que me envías algo bueno.
Saludos. Borgo.

UTLA dijo...

Hola Mr Borgo,

Pues ten cuidado con la Mia, es una potente mentesueñoactiva, asimismo ten cuidado con su legendaria locura, un Mr. Borgo y un pequeño UTLA no son rivales para tan magistral alienación. ;->

Un abrazo Miquel.

(Ya tengo ganas de leer el verdadero final...)

miquel zueras dijo...

Hola de nuevo, UTLA! Los placeres mejor si son repetidos. Sí, ya he quedado seducido por la prosa de Mia. La verdad es que tengo unas buenas historias aquí reunidas; hay mucha calidad. El final del relato pienso publicarlo por septiembre para dar más tiempo y pillar a los blogueros de vuelta de sus vacaciones veraniegas.
Abrazos. Borgo.

Mario Salazar dijo...

Hola, Miquel. Me he animado y te he enviado un final a tu correo, miquelzueras@hotmail.com. A ver que tal. Saludos.

Charly Hell dijo...

Yo quiero pensar que los golpecitos son la señal desesperada de ayuda que un tipo secuestrado lanza una y otra vez cada día a la misma hora porque es cuando su secuestrador habla por teléfono con su jefe para darle el parte. Cada día una letra, en un mensaje que se lleva repitiendo durante meses. Cuando un día descubren lo que dice el mensaje se arman de valor y suben y se encuentran una escena parecida a la de la trastienda de pulp fiction...

Muchas gracias por tus palabras en mi entrada de El Resplandor.

Un abrazo.

miquel zueras dijo...

¡Muchas gracias, Mario! Con tus conocimientos cinéfilos seguro que es una trama digna de Tourneur o de David Lynch. Ahora me pasaré a mirarlo.
Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¡Hola, Charly! Nada, un placer leerte y es una buena propuesta la que me envías. Tiene tensión y su puntillo de sordidez. Esto promete.
Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Bueno, amigas y amigos, antes de poner otra entrada que ría decir. MUCHÍSIMAS GRACIAS por vuestras aportaciones que me han sacado del apuro de tener un cuento inacabado. Ahora el problema es elegir el final pues me habéis enviado material muy bueno, no es fácil. Voy a tomarme un poco de tiempo. Publicaré el relato completo en septiembre cuando todo el mundo esté de vuelta y así puede que alguien más se apunte, que la inspiración es muy imprevisible.
Gracias de nuevo. Borgo.

UTLA dijo...

...justo iba a preguntarte que se había hecho de este superfinal. ;->
Esperaremos con ansia hasta Septiembre.
Un abrazo Miquel.

miquel zueras dijo...

Hola, UTLA. Me siento como un editor decimonónico de novelas por entregas.
¡La solución el próximo mes!
Abrazos. Borgo.