martes, 22 de mayo de 2012

LA MUJINA (RELATO CON RECETA)


Basado en una leyenda japonesa.
Cerca de Tokio hay un camino conocido como Sendero de Kii donde se alzan las imponentes murallas de un palacio imperial en ruinas. Ese lugar es muy solitario por la noche y los caminantes prefieren evitarlo después del crepúsculo pues una Mujina merodeaba por allí.
Una oscura noche sin luna caminaba presuroso por el Sendero de Kii un comerciante llamado Kiobashi. Al llegar frente al abandonado palacio vio una mujer que lloraba desconsoladamente. Parecía esbelta, elegante y su larga cabellera se veía bien cuidada. Se encontraba agachada muy cerca del foso y Kiobashi temió que pensara arrojarse.
-O-Jochu! (Señorita) -dijo el comerciante mientras se acercaba-. No lloréis así. Si puedo ayudaros lo haré de buen grado.
Pero ella no cesaba de llorar escondiendo el rostro entre las largas mangas de su kimono.
-O-Jochu! -insistió Kiobashi-. Escuchádme, por favor, este lugar no es adecuado para una joven a estas horas de la noche.
Entonces la O-Jochu se volvió apartándose las manos de la cara. No tenía ojos, ni nariz ni boca. ¡La Mujina! El comerciante huyó gritando aterrorizado.
Kiobashi corría como perseguido por los demonios cuando vio la luz de una linterna que brillaba en la oscuridad. Un vendedor ambulante de tallarines había instalado su puesto en un cruce del sendero.
-¡Aaaah! ¡Ayudádme! -gritó Kiobashi casi sin aliento.
-¿Qué os ocurre? -gruñó ásperamente el vendedor-. ¿Estáis herido? ¿Han sido los ladrones que rondan por aquí?
-No, no eran ladrones -murmuró Kiobashi temblando como una hoja-. He visto... he visto a una mujer al lado del foso y me ha mostrado... ¡Ay, es demasiado horrible!
-¿El qué? ¿Os ha mostrado algo como esto? -el vendedor echó a un lado su capucha y descubrió su cara que era igual que un huevo.
Y al mismo tiempo la luz desapareció.

SALMÓN CON SALSA TERIYAKI
Preparar primero la salsa teriyaki. En un bol poner una cucharada de sake o vino blanco, 1 vaso de agua, ½ vaso de salsa de soja, 2 cucharadas de azúcar y un pellizco de ajo en polvo. Remover todo bien para emulsionar el azúcar.
Vertir esta salsa en una sartén –mejor si es de las viejas- al fuego. Añadir el salmón cortado a dados y dejar que la salsa se vaya reduciendo. El azúcar mezclado con la soja y el sake formarán un caramelo, es el momento de retirarlo del fuego pues la salsa puede quedar amarga si se calienta demasiado. El salmón ha de quedar tierno por dentro y caramelizado por fuera.
Se sirve con arroz blanco y cebolla tierna o bien con guisantes cocidos.

43 comentarios:

Isabel dijo...

Mmmm, qué buena pinta tiene la receta. El relato me ha dado mucho miedo y las ilustraciones son una pasada. Felicidades mussol!! cada día estás más guapo.

miquel zueras dijo...

Vaya, muchas gracias, Isabel. Estos mensajes me alegran el día y el cumpleaños. Esta receta también queda buena con pollo en lugar de salmon. Gracias y muchos besos. Borgo.

Sidhe dijo...

¡¡Y pobre de aquel que se encuentre con Mujina!! ;)

Yo suelo macerar un ratito el salmón y echarle una pizca de wasabi, supongo cada maestrillo tiene su librillo, petons!

fiona dijo...

He oído algo de cumpleaños???? Es hoy??? Felicidades!!!!

El relato da yuyu, por cierto, qué es una mujina?

1besico!

miquel zueras dijo...

Hola, Sidhe. Desde luego debe dar mucho yuyu encontrársela en un camino solitario. Me apunto lo del wasabi que me encanta y además desinfecta la boca. Petons. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Fiona. Gracias, ya ves que soy un Géminis de esos duales. Mujina es como se conoce en Japón a esas mujeres fantasmales sin rostro pero ignoro si tiene traducción exacta. Besicos que me voy a soplar las velas. Borgo.

Moniruki dijo...

¡qué miedo!...y ¡qué hambre me ha entrado!
Muchísimas felicidades y disfruta mucho. Bss

David dijo...

Sorpresa al final.
¿Es tu cumple?
FELICIDADES

FATHER_CAPRIO dijo...

Gracias por compartir tu cumple con tus amigos.
¡¡¡ Felicidades!!!

El relato me ha hecho recordar una escena de Fresas Salvajes de Bergman, concretamente la conocida como Sueño de Borjn, y la verdad es que impresiona, y no era tanto la mujina como el cara de huevo ese..

Bueno, y también me ha hecho recordar a los Mojinos escocíos, pero no creo sean parientes. ¡¡¡jajaja!!! (voz en off: Estoy es grave, me rio solo)

Lo dicho: A disfrutar tu cumple.

Un abrazo

Ricar2 dijo...

Vaya por Dios. ¿Y por qué de las viejas? Las mías son nuevecitas. Ote, Miquel, una pregunta ¿Qué te parecen las cocinas de inducción? ¿Eres de los incondicionales de los fogones? Saludos

Aris dijo...

felicidades! A ver si invitas a una ronda virtual...
Este blog tuyo al final será de recetas y películas, ahora ya puedes hacer una relación de todas tus recetas que igual te dan algun premio. Muy bueno el relato

maslama dijo...

disfruté la leyenda, las ilustraciones, y tomé nota de la receta. Como de costumbre, un placer pasar por tu blog

besos,

Nocivo dijo...

Pues la receta me la guardo, oiga, que parece muy fácil.
Por cierto, he leído que hoy es su cumpleaños, así que muchas felicidades.

Licantropunk dijo...

Dos películas a las que me ha recordado el relato: "Onibaba" de Kaneto Shindo, por supuesto, pero otra que me gusta aún más, "Cuentos de la luna pálida", de Kenji Mizoguchi. Hala, ya está aquí el enterado.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, Moniruki. Nada como un buen teriyaki para quitarnos el miedo a un fantasma japonés. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, David. Esos vendedores de tallarines tienen cada cosa... por si acaso compraré los soba en el super. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, FATHER. Gracias a ti y a todos, un cumple siempre es mejor si se comparte. Recuerdo esa escena de Bergman, muy inquietante, también aparecía un hombre sin rostro y un extraño reloj. Quién sabe si tendrá la Mujina algún parentesco con los Mojinos, quizás la veamos por aquí de turista fotografiando la Sagrada Família. Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard. La vitrocerámica es la forma más segura de cocinar y tienen la ventaja de que esas cocinas se limpian con mayor facilidad. Cuando mi economía mejore pienso cambiar los fogones por una cocina de inducción. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Aris? Ya me gustaría invitaros a todos a una ronda que no fuera virtual. Ayer por cierto me regalaron una botella de sake, de ese que se bebe calentito. Me encanta publicar relatos y si vienen con receta, mejor ¿no? Gracias y hasta la vista. Borgo.

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, maslama y para mí es un placer que te pases por aquí. Ya me dirás que tal te ha quedado la receta que el salmón gusta mucho a las gatas. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Nocivo y usted que lo vea, como decimos por aquí. Esta es una receta de lo más sencilla y también es muy adecuada para el pollo. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Creo que "Onibaba" fue la primera película de terror japonés que se estrenó en Occidente, muchísimo antes de "The Ring" y similares. Qué inquietantes son esas máscaras del teatro japonés. "Cuentos de la luna pálida" no la he visto y voy a corregir esto. Gracias por la información. Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Aquí tenemos a la chica de la curva. ¡Feliz cumpleaños!

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, Cahiers. ¡Es verdad! la versión japo de la chica de la curva. Usted siempre tan sagaz. Borgo.

Alimaña dijo...

Acabo de teminar con la saga cinéfila de otra leyenda, esta conocida como "Tomie".
Hay que ver como les gustan a los japos las hstorias de terror, tienen un relato para cada rincón entre penumbras...

Espero que disfrutaras en el día de ayer por esas cincuenta y pocas castañas, y la receta ya se la paso a mi mujer que tiene mejor mano que yo para la cocina.

Saludos y gracias.

Marcos Callau dijo...

Muy rico ese salmón. Un relato muy inquietante el que nos sirves hoy. Un abrazo, Miquel.

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. A estos japoneses se les da bien asustar al personal, esta noche pienso volver a ver "La maldición".
Gracias por felicitarme en mi 51 cumpleaños, ya me pesa, ahora no ejecuto tan bien el Baile de los gorilas de Melody, cosas de la edad. Saludos y abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Siempre es un placer verte por aquí, Marcos. Hoy pienso hacerme ese salmón acompañando "La maldición" en DVD, un clásico del terror japonés. Saludos. Borgo.

Gárgola dijo...

Miquel, ya le contesté en mi blog, pero te informo por aquí de todas formas, por lo de las portadas.
¿Tu e-mail es miquelzueras@hotmail.com?
Te lo digo por qué me he puesto en contacto con el autor, y como va a estar firmando ejemplares en Madrid, va a ver al editor jefe de Ilarión (mejor dicho, son colegas), y le va a comentar que haces portadas para libros.
Confirmame el e-mail y ya te explico mejor.
Un saludo

miquel zueras dijo...

Hola, Gárgola. Sí, ese es mi e-mail. Te lo agradezco mucho, a ver si hay suerte, al menos podría enviarles algunas portadas en la linea de la editorial. Gracias de nuevo y estamos en contacto. Borgo.

abril en paris dijo...

Uhi casi me lo pierdo..;-D
Relato de "terror" con receta pero ¡ qué receta! El salmón me encanta ¿ que digo ? me chifla y ésta es una variante que no he probado ñam ñam..;-P
¡Feliciadades Miquel ! o prefieres éste?

Un abrazo

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, abril en París. Me encantan los Beatles y sobre todo tu felicitación. El salmón queda muy bien con esa receta y seguro que te gustaría como lo preparé ayer: a la papillotte, envuelto en papel de plata con vino blanco y verduras y cocinado al horno. Abrazos. Borgo.

Mr. Lombreeze dijo...

acabo de babear todo el teclado, me encantal el salmón y la salsa terayaki, con lo que he sentido con este posts dos escalofríos: el del miedo y el del hambre.

miquel zueras dijo...

Hombre, Mr.Lombreeze, eso es todo un halago. Provocar escalofríos como el Stephen King y estimular el apetito. La verdad es que los japos saben hacer historias de fantasmas. Yo soy bastante felino y me encanta el salmón incluso crudo como los fukimakis del restaurante que tengo al lado. Saludos. Borgo.

Mara Miniver dijo...

Felicidades con retraso Borgo!

Y no tomes teriyaki de noche, que luego me sueñas cosas raras ;)

Me han gustado mucho los dibujos,

Un beso.

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, Mara. Con retraso o no da igual, siempre hace ilusión que te feliciten. No sé si el teriyaki da pesadillas pero el 25 de febrero del 2011 publiqué el post "Un plato de pesadilla" que no es conveniente tomar de noche. Me alegra que te gusten los dibujos. Besos. Borgo.

CINEXIM dijo...

Me ha encantado la receta y el relato!!!!

Así que el anuncio de Polanski era un antianuncio, pues menos mal. Ahora no sé entonces cómo calificar aquel de Loewe.

Bon Cap De Setmana!!!

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! ¡Qué miedo! Estas historias orientales me ponen los pelos de punta. Antes de que los americanos descubrieran el terror japonés en el cine, yo ya había visto unas cuentas originales por ejemplo la famosa "The Ring", y me asustó muchísimo más la japonesa que la americana.Lo que me faltaba ya por saber es que incluso cocinas este tipo de recetas; oye Borgo hay algo que no sepas hacer jajaja, parece deliciosa ¿Quién te ha enseñado? seguro que algún amigo japones que tendrás por ahí. Eso pasa por ser, como te dije una vez, una persona tan amigable. Besos

miquel zueras dijo...

Hola, CINEXIM y a mí me encanta que te haya gustado. Pues así lo definió Polanski. Igual dentro de poco lo vemos rodando un anuncio de compresas tipo ¿A qué huelen las nubes?
Molt bon cap de setmana! Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, SqS? Confieso que he tenido pesadillas con algunas películas japonesas como "La maldición" -¡qué miedo aquel niño!- o "Dark Water" y es que esas fantasmas de larga cabellera blanca son terroríficas. La verdad es que esta receta formaba parte de un proyecto que hice con mi amiga Anna que lleva con su marido japonés el restaurante Ikkiu (calle Princesa, 15, Barcelona. Te lo recomiendo) Se trataba de un libro de rectas japonesas fáciles pero nos dijeron que el mercado estaba saturado de libros sobre cocina japonesa, lástima. Besos. Borgo.

ricard dijo...

Me encantan la comida y los relatos de terror japoneses, o sea que ¡muy bien! Un saludo y felicidades por tu cumpleaños.

miquel zueras dijo...

Hola, ricard. Pues me alegra mucho haber acertado y gracias por felicitarme. El terror japonés es de lo más inquietante. Saludos. Borgo.

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

¡Qué buen relato, Borgo!
El final es aplastante, e incrementa el terror aún más de lo que ya veníamos sintiendo. Me gustó muchísimo.
Las ilustraciones, como siempre, excelentes.
¡Saludos!