jueves, 3 de mayo de 2012

LA ENTREVISTA (RELATO)


Eduardo Barrena  –Edu para los amigos- aguarda sentado a la entrevista con la profesora de su hijo Dani de once años. Están citando a todos los padres con hijos en la escuela por orden alfabético, Edu es el tercero de la lista.
Pese a encontrarse en un templo de la enseñanza el lugar produce a Edu una mortificante sensación de irrealidad. Los potentes tubos fluorescentes del techo convierten la escuela en una caverna de incandescencia. Desde su silla puede ver una vitrina con trofeos deportivos junto una ventana que da al terreno de juego en obras. Hay un trabajador de aspecto sudamericano encaramado peligrosamente sobre una viga a diez metros del suelo y Edu recuerda lo que un día dijo su profesor en la clase de historia:
-En Nueva York, cuando levantaron sus imponentes rascacielos, los obreros indios eran los más solicitados para trabajar en las alturas pues los nativos americanos carecen de vértigo.
El sonido de un timbre sobresalta a Edu, las patas de su silla arañan el suelo de linóleo. Una tromba de alumnos sale corriendo por el pasillo disfrutando de su recién recobrada libertad. Edu se sorprende al advertir que está nervioso ¿pero porqué? No le ocurre nada a Dani, es una entrevista de rutina. Entonces Edu sonríe al recordar un sueño recurrente que a veces le acecha como un agazapado animal nocturno: recorre un pasillo escolar sin conseguir encontrar su aula, va desnudo y encima al entrar en clase le informan de que hay un examen sorpresa.
Se abre la puerta de una sala con sillas y mesas de vivos colores. Aparece una mujer de unos treinta años que se dirige a Edu con una mano extendida. Su cabello rojizo resalta con la incandescencia de la caverna.
-¿Barrena? Encantada, soy Rosa Camps, la maestra de Dani ¿Esperamos a la madre?
-Lo siento, Bea no podrá venir. Tiene hoy turno en el hospital donde trabaja.
-Bien, podríamos pasar a ese despacho –la profesora señala la sala a su espalda-, pero antes una pregunta: ¿porque ha venido desnudo?
Edu mira hacia abajo. Lleva un jersey cuello de tortuga, calcetines a rayas y zapatos marrones pero no lleva nada en medio. Su pilila cuelga lacia hacia el suelo de linóleo encerado. Sólo acierta a balbucear:
-No… ¿No habrá un examen sorpresa, verdad?

MI SUEÑO RECURRENTE
Por favor, si alguien sabe interpretar los sueños que me diga qué demonios debe significar este.

   

51 comentarios:

Mara dijo...

Una divertida entrada. La maestra no se sorprende mucho, no? No sé si eso es buena o mala señal, jjajaja

Un saludo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mara. A juzgar por lo que se ve en las escuelas de ahora estoy seguro de que las maestras deben estar ya muy curadas de espantos. Saludos. Borgo.

fiona dijo...

Yo creo que a la maestra lo que le jode es que lleve calcetines!!!! jajajaja

Me ha gustado mucho el final...no habrá exámen?? jajaj

1besico!

David dijo...

Ni idea.
Yo a veces soñaba que tenía que examinarme otra vez... y me despertaba aliviado al saber que había dejado atrás los estudios... pero como años después decidí terminar la carrera (Agh! ¿serían sueños premonitorios?)
Espero que no sea tu caso.
Un saludo.

Enric H. March dijo...

He tingut somnis semblants, Borgo. Són un reflex de la nostra inseguretat. Els somnis no fan més que posar ordre, de forma simbòlica, al caos emocional del nostre cervell. Tot i que es passa malament, en sortim reforçats perquè la realitat mai és tan extrema, sobretot si es té una manera de canalitzar les emocions: escrivint, dibuixant, pintant, component... El problema ve quan no sabem què fer amb els nostres sentiments.

Enric H. March dijo...

Per cert, el final del somni és totalment alliberador. La ironia és una de les grans armes de la intel·ligència.

Aris dijo...

Je je. No tengo ni idea de que significa pero es tope divertido. Espero que.nunca me.pase de verdad

Marcos Callau dijo...

Necesitas comer más patatas...jejeje Hola Miquel, se echaban de menos tus relatos. Muy bueno lo del examen sorpresa. Un abrazo, amigo.

WOLFVILLE dijo...

Un cuento que alumbra algunos miedos ancestrales :)

En cuanto al sueño... quizás sea algo sexual. Freud estaría de acuerdo XD

Sidhe dijo...

Vaya con los indios americanos...Digo yo que al margen de no tener vértigo se fumarían alguna de sus pipas para estar tranquilos por los andamios...

¿Problemas con la fécula? ¿Estas a dieta y te apetecen unas patatas?

La respuesta está dentro de ti (eso dicen en las pelis cutres de ciencia ficción)

FATHER_CAPRIO dijo...

Puestos a soñar prefiero el de Edu porque al menos parece ofrecer alguna posibilidad siquiera leve. Lo de la patata puede ser mas o menos lo mismo pero en catalán ( y si no que se lo digan a La Trinca)...

Aprovecho para feclicitarte por la segunda entrega de posters.

Un abrazo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! Al final su pesadilla se hizo realidad , o ¿se trata de un sueño dentro de otro sueño?; yo también he soñado alguna vez que andaba por ahí desnuda, en concreto por la plaza de mi pueblo que siempre suele estar abarrotada jajaja,lo curioso es que poca gente se percataba de la historia....¿será que soy bastante insignificante? también soñé una vez que perdía los zapatos en medio de una discoteca jajja.
Por cierto menos mal que la pilila estaba lacia que sino.....
No tengo ni idea de interpretar los sueños ¿es fición o realmente sueñas con ese hombre-patata?Besos

miquel zueras dijo...

Hola, Fiona. ¡Y además los calcetines son de rombos y de mercadillo! Toma antídoto contra la lujúria. Besicos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, David. El del examen es uno de los sueños premonitorios más típicos. En mi caso, otro también, es que me quedan tres meses de mili y vienen a casa dos PM que se me llevan o me abducen. Espero que no se hagan realidad. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Enric. Aquesta pot ser una bona explicació: emocions que ens queden reclosses i surten per la nit. Salut. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Enric. Si, és una mica quan dius: Uf, era un malsòn, que bé... Salut. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Aris ¿Te refieres a lo de la entrevista o lo de la patata? Ja, ja. Yo también espero no encontrarme en ninguno de esos sueños en la realidad. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hombre, Marcos. A ti sí que se te echaba de menos. Me alegra de verdad que te haya gustado. Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Wolfville. Freud lo veía todo en plan sexual, incluso ese camareto-tubérculo, eso fijo. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sidhe. Pues no sería raro lo de las pipas. La verdad es que este fin de semana he comido una excelente tortilla de patatas y parece que mi sueño recurrente ha desaparecido, igual era falta de fécula. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, FATHER CAPRIO. No creo que haya muchas posibilidades en una escuela de primaria pero nunca se sabe aunque la Trinca nos lo decía: "El hombre viene de la patata" por lo que podría tratarse de un sueño atávico. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. Eso sí es curioso, en esos sueños en que nos paseamos desnudos en lugares públicos nadie parece darse cuenta de ello, no eres la única. Lo de las pililas varía supongo con el humor que uno tiene al irse a la cama. Sí que sueño con el hombre patata y por cierto está muy pesado últimamente. Besos. Borgo.

Charly Hell dijo...

Que sueño más curioso. La verdad es que los sueños siempre me han intrigado. Los míos más recurrentes son caida de dientes indolora e inmediata y volar. Nunca he buscado explicaciones ni creo que lo haga. Eso de generalizar me parece un error, cada cabeza y cada personalidad es un mundo, y a lo mejor un pájaro para tí significa una cosa y para mí represente otra totalmente diferente. Además habrá interpreteciones tan suficientemente vagas como para "acertar" siempre :p

Un saludo.

Pablo Daffari dijo...

Muy divertido.
Este tipo de sueños son muy comunes. Durante años me despreté bañado en sudor porque tenía que volver a BUP a aprobar la Física y Química de 2º.
Buñuel soñaba a menudo que tenía que volver al colegio y se apuraba por ser un viejo rodeado de niños. Por más decoración de colorines y profesoras pelirrojas buenorras que haya (el relato no dice nada al respecto pero lo siento, soy un estricto freudiano) en el fondo de nuestro subconsciente un colegio siempre será un lugar siniestro.

Ricar2 dijo...

Qué bueno, Miquel. yo he tenido a menudo ese sueño (el de ir a clase desnudo), y otros muchos recurrentes, a menudo relacionados con lugares físicos: el metro, barrios periféricos, aeropuertos... Y desde que tengo hijos, he tenido algún sueño funesto con ellos, pero de manera tan absurda que al despertar no puedo más que sonreir, pese a la gravedad del tema.

PEPE CAHIERS dijo...

Jajajaja, si yo fuera así a la tutoría de mi hija con la estirada profesora que nos ha tocado este año, la expulsa del sistema educativo para toda la eternidad.

miquel zueras dijo...

Hola, Charly. Lo de volar también se me repetía mucho en mis sueños de niño, dicen que está relacionado con la infancia aunque lo de interpretar los sueños es complicado. Tengo un libro sobre el lenguaje onírico de hace unos cien años donde dicen que los sueños son mensajes del futuro que hay que saber leer. Saludos. BORGO.

miquel zueras dijo...

Hola, Pablo. Seguro que los sueños de Buñuel debían ser muy interesantes. Para Freud todo tenía que ver en mayor o menor medida con el sexo. Los colegios suelen ser siniestros, los ingleses tienen muchos ejemplos en la literatura y el cine cuando mencionan sus internados. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Me alegro de verte por aquí Ricar2. Supongo que lo de encontrarte desnudo en un lugar público y lo del examen es de los sueños más comunes. Lo curioso es que cualquier tontería como no llevar encima un bolígrafo en el examen en el sueño parece un drama. Mira que es complicado el lenguaje onírico, complicado y misterioso. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. La verdad es que se me ocurrió este relato mientras esperaba a la jefa de estudios del colegio de mi hijo que por cierto es más estirada que un guardameta cuando se estira. Saludos. Borgo.

Isabel dijo...

¿Era un camarero con cara de patata o una patata con forma de camarero? dependiendo de eso así te interpreto lo que significa el sueño, jajaja.

miquel zueras dijo...

Interesante pregunta, Isabel. Bueno, en el sueño no queda muy claro pero creo que más bien es una patata con forma de camarero. Gracias por ofrecerte a interpretar el sueño. Besos. Borgo.

Möbius el Crononauta dijo...

Desnudo en un examen, ¡no hay peor pesadilla!

Jordicine dijo...

Muy bueno, como siempre. Me lo he pasado bien leyéndote, que creo que siempre es lo importante. Un abrazo.

ricard dijo...

No sé que diría un psicoanalista, pero yo sueño a menudo que voy sin pantalones o que he de examinarme de alguna asignatura de derecho (¡un problemón!) pese a que en el sueño soy consciente de que ya tengo el título, lo cual lo hace aún más absurdo.

La historia podría seguir con un encuentro sexual entre la profesora y Edu con la excusa de lo del examen. El no está a la altura y la maestra le obliga a repetir cien veces.

Un saludo.

miquel zueras dijo...

Hola, Möbius. Por fin me llegan correctamente tus comentarios. Sí, estar desnudo y frente a un examen, creo que incluso hay una escena así con Homer en un capítulo de Los Simpson. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Jordicine. Eso es lo que más me gusta, que la gente se lo pase bien leyéndome. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, ricard. Dicen que ese sueño de pasear desnudo en lugares públicos es que tienes un secreto oculto que no quieres desvelar. Bueno, eso de la profesora haciéndole copiar cien veces no es tan mala idea, igual me sirve para un relato erótico. Saludos. Borgo.

ATTICUS dijo...

Hola Miquel siento estar ausente,
el trabajo ya sabes.
Me hiciste recordar un sueño.Tenia una profesora ,un bombazo de mujer,que no paraba de soñar con ella.Y me paso algo alucinante,algun dia lo contare.

Muy buen elato amigo.

miquel zueras dijo...

Hola, Atticus, bienvenido. Pues ya contarás un día esa anécdota, parece interesante, creo que todos hemos tenido alguna profesora protagonista de nuestros sueños. Saludos. Borgo.

ricard dijo...

Borgo, si es como tu dices, me temo que seguiré teniendo el sueño de ir sin pantalones mucho tiempo.

miquel zueras dijo...

Hola, ricard. Aquí en Barcelona incluso puedes hacer ese sueño realidad pues no está prohibido pasearse sin pantalones. Felices sueños. Borgo.

Alimaña dijo...

Yo si pasé por ese trance de cruzar un pueblo desnudo. Pero tengo culpables para tal suceso. Una tinaja de vino amontillado abordada, una piscina que abandoné sin recordar el como ni el cuando, y por supuesto unos amigos cabrones que me dejaron irme de allí muy borracho...

P.D. Lo de las patatas debe ser un mensaje de tu organismo que te sugiere sustituirlas por ensaladas... será por la edad que no perdona jajajaja.

Un abrazo, mi historia es verídica.

Mario Salazar dijo...

Yo creo que una desnudez tranquila es cuestión de personalidad misma playa nudista pero si el miembro lo llevas en ristre creo que estás mandando una señal embarazosa así sea un sueño, que terrible, salvando que misma película porno se cumpla alguna fantasía. Lo de la patata no es tan cómico como parece si se ve con detalle aunque muchas veces los mejores chistes son sutiles si se captan, yendo al tema es cuestión de ética, se come la patata solo porque no me identifico siendo una patata, muy elitista, es muy humano comprometerse aunque tampoco hay que caer en constante sensibilidad, salvo que el tipo le de una mordida a la patata camarero je je. Un abrazo.

Licantropunk dijo...

Eso recomiendan para hablar en público, ¿no?, pensar que la gente va desnuda. De todos modos a la tal Rosa Camps se la ve curtida en el oficio. Ay, los padres.
Ah, y lo de la patata es rollo Edipo. Fijo. Eso o el tema de matar al padre, claro.
Saludos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
miquel zueras dijo...

Jo, Alimaña, pues vaya historia. Merece que la cuentes con detalle en alguna entrada aunque a ver como lo relacionas con los zombis. Sí, puede que la fécula me envé un mensaje onírico, los sueños tienen esas cosas. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Interesantes teorías, Mario. Por algo dicen que los sueños en que uno se pasea desnudo en lugares públicos es sintoma del temor a revelar deseos o secretos ocultos. Lo de la patata... bueno, ya es más complicado ¿Y si hubiera sido una remolacha? Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Un profesor de dicción que tuve aún iba más lejos: decía que tenías que imaginar a tu auditorio desnudo y con un zurullo en la cabeza. Toma ya. Lo del sueño trae cola (como la cola lacia de Edu) pues he oído opiniones que van del tema edípico hasta frustraciones infantiles y no sé que más. Creo que mejor renuncio a interpretar ese sueño con la patata. Saludos. Borgo.

Alimaña dijo...

Si un coma casi etílico se puede vincular al deplorable estado de un zombie, pues si sería posible.
Tenía 15 o 16 añitos y las fiestas que montábamos eran veraniegas y algo extremas jajajaja.
Puedo perdonar a mis amigos del grupo de rock que me acompañaban, yo tocaba el bajo... iban casi tan mal como un servidor

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Desconocía tu pasado en el "rock bizness". Las fiestas de pueblo son fuente inagotable de anécdotas para aquellos grupos de carretera. Yo recuerdo unas fiestas en Vinaroz con una sangría en donde flotaban unos extraños polvos púrpura que si no zombie me dejó en un estado casi catatónico. Qué tiempos. Borgo.