domingo, 4 de diciembre de 2011

UNA HISTORIA TONTA (RELATO)


-¿Sí o no?
Udo –que aguardaba el autobús que lo llevaría a su casa- estudió brevemente con la mirada a la persona que acababa de hacerle esta pregunta. Aspecto agradable, ni muy joven ni muy mayor, lo único que desentonaba era su chaqueta marrón demasiado holgada, como si no fuera suya.
-¿Sí o no? –repitió el desconocido.
-¿Pero sí o no, qué? – Udo empezaba a inquietarse.
-Sólo diga sí o no –dijo sin severidad pero de manera inapelable.
-Pues, eeer… No.
El desconocido se encogió de hombros y mostró las palmas de las manos.
-¿No quiere mil euros? Bien, como desee, caballero.
El desconocido se dirigió entonces hacia una anciana de aspecto afable que llevaba un carrito de la compra. Estaban demasiado lejos para que Udo pudiera oírles pero vio que la señora asentía con la cabeza, entonces el desconocido introdujo una mano en el bolsillo interior de su chaqueta y le entregó un fajo de billetes; en ese instante llegó el autobús.
Udo agradecía dejar atrás aquella tarde desconcertante y lluviosa cuando llegó a su casa. Allí se sentía seguro, como rodeado de un líquido ambarino que lo protegía y a la vez lo dejaba visible como fruta en gelatina. Al entrar percibió un agradable olor a pollo al horno que llegaba desde la cocina. Eva, su esposa, estaba en el recibidor y parecía ansiosa por comunicarle algo importante pero Udo fue el primero en hablar:
-Me ha sucedido algo de lo más curioso –dijo mientras colgaba su chaqueta en el perchero-: estaba esperando el autob…
-¿Sí o no? –le interrumpió Eva.
-¿Sí o no, qué?
-Tú di sí o no.
-Sí.
-¡Pues toma hostión! –dijo Eva y le descargó un puñetazo en la mandíbula.
Udo quedó recostado de espaldas sobre la pared y se dejó deslizar hasta que quedó sentado en el suelo formando un ángulo de 45 grados. Aún aturdido por el golpe murmuró:
-Decididamente, hoy no es mi día.

34 comentarios:

Clementine dijo...

Un día tonto para Udo, pero el relato es genial. Besos, Miquel y feliz Domingo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Clementine, se me ocurrió precisamente cuando esperaba el autobús aunque nadie me dijo "Sí o no". Que tengas muy feliz domingo. Besos. Borgo.

Isabel dijo...

Pues sí, pues sí, pues no pues no, pues ahora te bajas del carro que es mio :PPPPP
Yo le devolvería la hostia a la mujer, así, sin tonterías.
Besos.

miquel zueras dijo...

Ja, ja, la de años que hace que me contaron ese chiste y aún me parto, tengo un sentido del humor un poco marciano.
Uf, lo del hostión no sé... a ver si me denunciarían por hacer apología del maltrato doméstico, claro que los dos en tanga y en una bañera de barro igual quedaba mejor. Besos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Puede, depende, quizás, a lo mejor, quién sabe, no hay que arriesgarse ante la incertidumbre.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Sí o no, blanco o negro, par o impar... o el ¿pachuga o mañuca? de mi niñez. La vida está llena de opciones pero Udo no tiene mucha suerte. Saludos. Borgo.

Toni dijo...

Rajoy no hubiera tenido ese problema...Ummmm!

Salu2

miquel zueras dijo...

Supongo que no, Toni, pero habría sido interesante verlo con el ¿Sí o no? en un debate televisado. Saludos. Borgo.

ricard dijo...

Es difícil elegir. Y hablando de elecciones y de chistes, contaré uno muy tonto pero que siempre me ha hecho gracia:

Un niño que le dice a otro:

- ¿Un sut-to o la muet-te?
- Un sut-to.
- ¡Uuuh!
- ¡Ay, ay! ¡Qué susto!
- ¡Pué habé ec-cogío la muet-te!

miquel zueras dijo...

Ja, ja, me encanta ese chiste, ricard. Es uno de los primeros que recuerdo que me ha hecho partirme de risa. Es dificil elegir, eso siempre. Saludos. Borgo.

Isabel dijo...

Otro:
Dos amigos (A y B), uno le dice al otro:
A - Oye, tú!
B - Pues anda que tú.

Jorge - Acostaosestámejó dijo...

Genial relato Miguel.

Gracias.

Saludos.

Licantropunk dijo...

Y luego se quejan de que la gente no se posicione: atizan, parece.
Saludos.

miquel zueras dijo...

¡Ja, ja! Gracias, Isabel. A mí me encantan esos chistes cortitos, así luego no me cuesta nada contarlos. Buenas noches. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias a ti, Jorge, encantado de que sigas pasándote por aquí. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Ja, ja, me has recordado aquella escena de "Aterriza como puedas" en que Lloyd Bridges exclama: ¡Atiza! y uno de sus subordinados le arrea un sopapo a otro. Saludos. Borgo.

Aris dijo...

Esto me ocurrió un día que fui al banco a pagar un recibo me vino una viejecita muy viejecita y me hizo la misma pregunta y yo respondí que no y la mujer sacó un fajo de billetes y me dijo "pues si no los quieres se los doy al director"
real como la vida misma

fiona dijo...

jajajaja, nunca se sabe como acertar...pero puesto a llevarte un hostión que sea de tu mujer y no de un desconocido...yo, ante la duda, un sí, como Bunbury.

1besico!

Mario dijo...

Es tremenda esa pregunta, siempre se hace difícil ser tan categórico, cuando vivimos de matices, pero también se ha de reconocer que delata convicción pero sin explicar ese sí o no, para el que responde me refiero que lo otro es obligación, es muy poco. También que desgracia que los problemas lleguen a casa, ese lugar debe ser como una "burbuja", un lugar de paz que nos aleje de todo lo desagradable del mundo. Buen relato. Abrazos.

Mario.

ethan dijo...

Por eso dicen (los gallegos) que lo mejor es responder con otra pregunta...

Saludos!

miquel zueras dijo...

Ostras, Aris, pues qué retorcida esa viejecita. Eso también daría para un relato y además auténtico. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Fiona. Sí, al menos ese hostión queda en casa. También: "Ante la duda, la más tetuda" como decía Fernán Gómez en "La mitad del cielo" aquella película con Ángela Molina.Besicos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Mario. Sí, el pobre Udo se trajo los problemas del exterior a ese santuario que es su casa. La verdad es que debe ser intimidante el responder a un simple "Sí o no" así por las buenas. Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ethan. Es curioso pero en cada país tienen su zona con esa costumbre de los gallegos, en Mexico eran los del Estado de Chiuahua, en Argentina, donde viví un tiempo, los de la ciudad de Cordoba. La verdad es que eso te debe salvar de alguna situación dificil. Saludos. Borgo.

Marga dijo...

Si es lo que yo me digo... donde esté un buen "quizás" que se quite todo...

Saludos!

miquel zueras dijo...

Eso, Marga. ¿No había una bonita canción? Su estribillo decía: "Quizás, quizás, quizás..." Creo haberla oído en boca de Rita Hayworth. Saludos. Borgo.

ATTICUS dijo...

Diria que cada uno tiene un destino y si no era opara el ,no era para el y si la "hostia" era para el,pues era para el,jajaja.
Genial relato Borgo.
Saludos

Layna dijo...

Sí o No, que gran decisión a veces. Desde mi punto de vista es demasiado categórico pero puestos a decidir yo digo Sí… será que me gusta la positividad. De todos modos no me esperaba ese final y menos dentro de su casa con ese aroma de pollo en la cocina...en fin, nunca se sabe como puede acabar un relato y menos si tú eres el autor!!! Me ha encantado!!!! Un beso

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! Seguramente yo también hubiera dicho que no, por si las moscas; pobre hombre! desde luego no era su día, pero al final no sbemos cual fue el motivo del bofetón por parte de su mujer ¿Tal vez ésta se enteró de que había casi casi despreciado mil euros?, o ¿de que se veía con otra mujer a sus espaldas? Bueno, la imaginación es libre, yo prefiero pensar que le había descubierto una amante que parece más de película. Besos

CINEXIM dijo...

Me da que la mujer sabía más del tema de lo que dejaba entrever... Oye me vi este finde Eric Oficial De La Reina, y me gustó más de lo que me imaginaba, especialmente al reencontrarme con Jereon Krabbé.

La entrada de Bowie sabía que te gustaría, de la vez aquella que comentamos lo de Fuego Camina Conmigo.

Un abrazo!!!

miquel zueras dijo...

Gracias, Atticus. Es verdad, puede que el protagonista no pudiera escapar de su destino y el hostión le estaba esperando. Por cierto que hoy he visto con mi hijo "Happy Feet-2" con un protagonista que se lama como tú. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Layna. Eso está bien, que te encuentres con un final inesperado, así es más divertido. La verdad es que el relato me ha dado ganas de hacerme un buen pollo al horno y me lo he comido hoy, con limón, coñac y un poco de tomillo. Qué bueno. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. Me temo que tanto si decía sí como no el protagonista tenía el día gafe, a saber qué le habría pasado si hubiera respondido negativamente. ¿Una amante? Pues tal vez, dejo un final abierto a gusto de cada uno. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, CINEXIM. Esa película me encanta y también aparece un joven Krabbé, de la magnífica "El cuarto hombre" que también está haciendo carrera en Hollywood.
Bowie es una de mis debilidades. Se merece una y mil entradas. Saludos. Borgo.