martes, 20 de agosto de 2019

OTRO POST MUY RÁPIDO

Se lee pronto: un micro, algunos gags y una receta que se hace en un momento.
ROBESPIERRE INVITA A COMER A DANTON
Desde su despacho del Comité de Salvación Pública, Robespierre tiene una privilegiada vista de la Plaza de la Bastilla y su patíbulo. Mientras ve clavar nuevas cabezas en las picas decide qué ha de hacer con Danton que está a punto de caer en desgracia. Llama a su mano derecha:
-¡Saint-Just! He decidido invitar a Danton a comer mañana en el salón del Comité. Después de los postres tocaré la campanilla, será la señal para que acudas con la Guardia Republicana. Prendedlo y que sea inmediatamente ejecutado en la guillotina. Ahora te escribo la invitación para que se la entregues.
Robespierre toma papel y pluma. Firma y luego escribe una postdata:

“Te ruego puntualidad, mon ami. Sabes que después de comer me gusta echar una cabezadita.”
FIN
Melmoth está de vacaciones, así que publicó dos gags de Marc Ribot:
MÓVIL, GAFAS, LLAVES...
Es la cantinela que repaso cada día justo antes de salir de casa.
RECETA RÁPIDA: TORTELLINIS DE QUESO AL PESTO ROJO
Necesitaremos: tortellinis, 1 bote de pesto verde, 1 bote de concentrado de tomate o salsa napolitana.
Mientras se cuecen los tortellinis en agua salada echar en un bol pequeño 4 cucharadas soperas de pesto verde y 2 de tomate.
Añadir 1 cucharón del agua en que se cuece la pasta (eso me lo enseñó un chef italiano) y remover bien.
Escurrir los tortellinis y echar la salsa de pesto rojo por encima. Yo les añado unos cuantos piñones pasados un momento por la sartén sin aceite para que suelten el aroma. Queso rallado al gusto de cada cual.
Me quedó bastante clarito, puse poco tomate.

30 comentarios:

JLO dijo...

Que tema ese de la guillotina y recuerdo que no hace mucho fue el último en Francia no? o estoy loco? ja...

están calmados con los robots los japoneses, recuerdo que en los 80's era un tema de debate porque nos iban a suplantar a todos jaja..

y lo de las recetas se que Frodo las toma al pie de la letra... corta y eficaz la entrada, abrazo!!!

ricard dijo...

Efectivamente, es un post muy rápido, que no da tiempo a echar una "cabezadita". ¡Muy bueno!

Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, JLO! Pues así fue, en 1977. La última ejecución pública en la guillotina fue en 1939 y tuvo un espectador excepcional: Christopher Lee. Estaba en Francia con un pariente y como soplaban vientos de guerra pensó en llevarlo para que el chico se "curtiera". En sus memorias Lee contó que nunca olvidó el ¡Sssshhk! del filo al caer.
Pues ya tiene otra nueva receta -y muy sencilla- nuestro amigo Frodo.
Abrazos, JLO!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard! Es un fast-post. Yo lo he escrito justo antes de la cabezadita para estar bien despajado.
Gracias y hasta la vista!
Borgo.

Josep dijo...

Hola Borgo:

Si las ejecuciones ya de por sí me horrorizan porque no hay vuelta atrás, las públicas me han parecido costumbres bárbaras siempre y aunque entiendo que había cierta búsqueda de aleccionamiento, jamás he comprendido que en una revolución como la francesa fuesen tan bárbaros.

Por lo demás, el relato tiene una concisión admirable. quizás conociendo el paño, Danton hubiese debido rechazar amablemente la invitación....

Estupendos dibujos, Borgo: no sé si esos robots se iban a dejar desenchufar así como así.... ;-)


Un abrazo.

Macondo dijo...

A la cabezadita habrá que llamarla siesta corta.
Muy buenos. También los tortellinis. No los he probado, pero tienen buena pinta.
Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Josep. Según las memorias de Lee ("Brown, Long and Awful") la ejecución se retraso -solían hacerlas al amanecer- porque el verdugo llegó tarde y borracho. Ya se había concentrado una multitud de público morboso que luego mojó pañuelos y bufandas en la sangre de la cuchilla para llevárselo como recuerdo, un circo... desde entonces se prohibieron las ejecuciones públicas en Francia.
Parece que Danton no sospechó nada pues se consideraba amigo de Robespierre, pues con amigos así...
Gracias, Josep. Sí, no me imagino al robot de Terminator dejándose reiniciar como un ordenador averiado.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Macondo? En catalán se usa la palabra "becaina" para una siesta breve, me gusta la expresión "Romper el sueño". Mi tío que era muy redicho decía: "Voy a entregarme a la molicie", una palabra que me suena divertida.
Con esa salsa quedan muy buenos los tortellinis de queso o verduras, mejor que los de carne. A veces salteo los piñones en una sartén hasta que se empiezan a tostar.
Abrazos!
Borgo.

Ana Bohemia dijo...

Cabezadita, jaja, recochineo y humor negro.
muy buenas las viñetas, no es facil.
Nunca he probado pesto rojo, pero seguro que no defrauda.
Saludos
:)

Fran dijo...

Que tal Miquel!
Estupendos los dibujos, me gusta sobre todo el ultimo. Anda que no me da rabia cuando a veces tengo que volver a casa a por las dichosas gafas...jeje
Muy buena pinta este plato.
Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! Una cabezadita en caída libre...
Muchas gracias, me alegra que te gusten los dibujitos. Yo preparo a veces ese pesto rojo mezclando pesto verde con tomates secos en aceite y triturando todo junto en la batidora. Queda muy bueno.
Saludos, Ana!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Fran? Gracias, eso siempre me repito justo antes de salir de casa. Lo peor es si me dejo las llaves, pero últimamente salgo a veces sin el móvil y las gafas. El alzheimer no perdona... de las gafas me doy cuenta enseguida cuando salgo a la calle y lo veo todo turbio.
Un plato bueno y sencillo, y muy rápido como todo este post.
Saludos!
Borgo.

Clementine dijo...

Bravo por este post muy rápido. Me chifla todo, en especial el micro y lo del segundo violín, jajajaja... Muchos besos, Borgo.

Melmoth el errabundo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Melmoth el errabundo dijo...

Tanto la ilustración como el relato me encantan. Qué mala leche tiene el jodío de Robespierre: “Sabes que después de comer me gusta echar una cabezadita”. No hace ni cuatro días que estuve tomándome un café en la terraza Le Bastille. Desde allí se podía ver el monumento donde estuvo la Torre de la Bastilla. Ya conoces mi afición por la obra del divino marqués de Sade. Pues bien, allí estuvo prisionero durante doce años. El genial libertino se ponía a gritar, desde la ventana más alta, que lo estaban torturando (lo cual era mentira). Gritaba y gritaba para soliviantar a las masas que la sociedad en la que estaban viviendo era represora y cruel. Insultaba a todas las instituciones, empezando por el cristianismo. La gente empezó a congregarse allí para escuchar al autor de “Las 120 jornadas de Sodoma”. Allí se germinó, lo que dicen los historiadores, lo que más tarde eclosionó con el nombre de la Revolución Francesa. La plaza de la Bastilla es enorme y allí estaba yo rememorando el siglo XVIII, con peluca, cara espolvoreada, peca en la mejilla, calzas blancas, zapatones de hebilla dorada y esnifando rapé con gestos amanerados. De repente, me parecieron que todas las tías que pasaban por la plaza estaban buenísimas. Me subió un calentón del copón. Cris me dio una colleja y se me quitó la tontería.

Los dibujos de estas dos viñetas son geniales. Me encantan los robots, quizá por mi pasión a la vieja ciencia ficción. Me gustaría hacer una colección de robots de lata, pero son carísimos. Mi favorito de siempre es Robby el de la película “Planeta prohibido”. Y Robby sería el primer título de la gran saga robótica de Isaac Asimov en “Yo Ribot”, ja ja.

Vaya con el camarero del lejano Oeste. ¡Qué plática! Como dirían los mexicanos.

Móvil, gafas y llaves. Se me ocurre una chorrada, amigo Miquel. Siempre que nos disponemos a salir nos palpamos los bolsillos para asegurarnos que no nos dejamos nada, pues bien, un día descubres que te faltan las llaves; no las ves porque tampoco encuentras las gafas y no sabes a quién llamar porque no recuerdas dónde coño has dejado el móvil. Te desesperas. Tienes que salir y no puedes hacerlo. Aparece El ángel exterminador. Buscas primero las gafas, pero das con las llaves, que en ese momento no te sirve para nada. Palpas y encuentras el móvil. Llamas, como puedes, al amigo más cercano para que venga a salvarte. De repente se enciende la televisión y sale Jordi Hurtado. Has cogido el mando de la tele. Lo tiras contra la pared. Jordi Hurtado sigue dando la tabarra. Se te caen las llaves, pero te da igual. Sigues como al principio: sin móvil, gafas y llaves. Tropezando con los muebles das con las gafas. Te las pones y se trata de las del cotillón con la nariz postiza. Te arrepientes de no haber limpiado la mesa de fin de año. Te pones a gritar todavía con las gafas de plástico puestas. Sabes que es el fin.

Desconocía que existiera el pesto rojo. Siempre lo he visto de color verde. Tiene muy buena pinta.

¡Un fuerte abrazo!

AMALIA dijo...

Para ser rápido, te quedó brillante.
Muy completo y bueno.
Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Ahora, además de los poti-poti, también me dedico a los Fast-Post. Rápidos y ligeritos. Me alegra que te gusten los micros.
Muchos besos, Clementine!
Borgo.

Doctora dijo...

Nunca entenderé los beneficios de la guillotina como instrumento de ejecución.

Un armatoste inmenso que requiere de un montón de madera, más el montaje, el mantenimiento... y que luego no puedes andar trasladando de un sitio a otro con facilidad. Me parece muchísimo más práctico lo del hacha, en todos los sentidos.

Besos ;)

miquel zueras dijo...

Hola, Melmoth! Yo también estuve hace poco en la Terraza de La Bastille. De Sade pide a gritos una buena adaptación cinematográfica. "Marquis" aquella curiosa película de animación supongo que fue la más fiel, o la escatológica "Los 120 días de Sodoma" de Passolini quizá. Me habría gustado ver tu look estilo Luis XIV, el que perdió -literalmente- la cabeza por María Antonieta.
Me encanta dibujar robots. De pequeño mi preferido era el de "Perdidos en el espacio" el que gritaba: "¡peligro, Will Robinson!" una frase fetiche como "Que la fuerza te acompañe".
Ahora nuestra peor pesadilla es salir a la calle sin móvil, llaves ni gafas (bueno, eso algunos) ha sustituido al sueño recurrente de salir a la calle en bolas, y encima llegando tarde a un examen final.Las gafas tendrían que tener su alarma para localizarlas, como el móvil, y Jordi Hurtado... siempre estará alli, es como el Big Brother.
Me gusta el pesto rijo, es una buena combinación, sobre todo con tomates secos conservados en aceite y triturados. He visto pesto azul, pero soy un cocinero tradicional y mariconadas, las justas.
Abrazos, amigo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Amalia! Bueno, he hecho lo que he podido. Un Fast-Post para los que tienen prisa con un poco de todo: microrrelato, dibujos y una receta... rápida, claro.
Abrazos y feliz ferragosto.
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Doctora? Pues sí, con eso se perdió ese look tan estético del verdugo con su máscara negra y sus pantalones de cuero. También se abandonó la tradición de pintar la puerta de la casa del verdugo de color rojo, debía ser todo un cante hacer ese oficio en aquella época. Por cierto que en Francia le llamaban "Le Monsieur de Paris", curioso...
Besos!
Borgo.

Julia dijo...

Tenebrosa imagen esa de la guillotina haciendo rodar cabezas. Muy refinado el sentido del humor de Robespierre, lo digo por lo de "la cabezadita" después de comer, por no decir "una cabecita" después de comer-
Abrazos

Frodo dijo...

A esa historia podría ilustrarla el tango "por una cabeza" compuesta claramente en homenaje a la guillotina. Joseph ignace guillotin estaría muy orgulloso de tu relato.
Ribot es un genio. Me hace mucha gracia con pocos recursos, hay que estar muy alerta a todo el entorno para lograrlo y tener la chispa adecuada.
Suplantó perfecto a melmoth en este caso. Son dos cracks.
Tu cansoneta de "móvil, gafas y llaves" en mi caso es "celular, sube y llaves".
Me anoto esta receta también, no es extraña por acá pero hace rato no hago tortelinis. Ví que ya hablan de mi obediencia en recetas con el amigo JLO
Geniales ilustraciones Borgo!
Abrazo

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

Hola, Julia! En esas películas en las que se ve una ejecución al amanecer con la guillotina como recortada en el cielo aún se ve más siniestra.
Desde luego yo no aceptaría una invitación a comer de Robespierre, aunque he leído que era un gran gourmet.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo! Por una cabeza, si ella me olvida, qué importa perderme mil veces la vida… creo que también se dice en la hípica de cuando un caballo gana muy justo. Ahora me están viniendo ganas de tomar un traguito de Legui.
No creo que a Guillotin le gustase, su caso es como lo de Edison y la bombilla pero al revés. Él no la invento, sólo propuso usarla para las ejecuciones. Cuando la bautizaron como "guillotina" intentó que le cambiaran el nombre al artefacto sin conseguirlo y al final su familia se cambió el apellido.
Sí, he conseguido dos buenos fichajes con Ribot y Melmoth que pronto vuelve de sus vacaciones.
Claro, el celular. Hay, qué tiempos cuando sólo necesitaba las llaves al salir...
Me gusta mucho el pesto rojo. A veces mezclo con el verde tomates secos en aceite y triturados en la batidora.
Gracias, Frodo. Hasta la vista!
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Algunos no se pierden la siesta por nada del mundo, ja ja ja caiga quien caiga .
Las viñetas muy logradas, y tomo nota de la receta.
Por cierto coincido contigo en esa búsqueda de las cosas antes de salir de casa.
Besos Miquel
Puri

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! Feliz regreso. Como decía Cela "la siesta es sagrada".
Me alegra que te gusten los dibujos. Ese es el mantra que yo me recito siempre antes de salir de casa. Sobre todo las llaves, lo demás no es tan importante.
Muchos besos, Puri y feliz septiembre.
Borgo.

Marga dijo...

Gracias por la sonrisa que provocan tus viñetas y tus cuentos! ;

Una buena forma de empezar un lunes de septiembre, ays ;)

miquel zueras dijo...

Hola, MARGA! Me alegra mucho volver a verte por aquí.
Me hace ilusión saber que te he ayudado a sonreír, eso está muy bien.
Lunes de septiembre y (aquí) lluvioso... en fin, espero que hayas pasado un buen verano, seguro que sí pues lo echas de menos, pues quédate con esos momentos buenos.
Abrazos.
Borgo.