martes, 12 de diciembre de 2017

DRÁCULA EN LA COCTELERÍA

 ¡Ya tengo un cuadro colgado en Boadas, una coctelería muy popular en Barcelona! Dibujé un camarero haciendo un “Twist” (exprimir un trozo de corteza de naranja sobre el cóctel) Me decidí por el cóctel del día: Punch de ron. Juan, el barman, es una enciclopedia viviente y me informa que punch significa cinco en sánscrito, porque cinco son los ingredientes: azúcar, canela, limón, agua y ron.
 Como los niños a los que les encanta oír varias veces el mismo cuento le pido que me vuelva a contar cuando Christopher Lee -  por entonces invitado al cercano Festival de Cine Fantástico de Sitges- entró en Boadas hace diez años. Pidió un dry Martini. Se le veía apático y cansado hasta que de repente los ojos se le iluminan: ¡Montserrat Caballé acababa de entrar en Boadas! En varias entrevistas Lee había declarado que su ambición frustrada era ser  cantante de ópera. Iniciaron una amistosa charla, pidieron más martinis y un rato después -ante los atónitos clientes de Boadas- se pusieron a cantar a dúo la escena del brindis de La Traviata. ¡Argh!!! Hubiera dado gustoso dos órganos vitales por haber estado allí en aquel momento.
Y aquí el añorado Lee nos fecilita las Navidades con su rotunda voz y a ritmo de Heavy Metal:
DOS GRANDES PELÍCULAS CON GENTE MENUDA
El terror de Tiny Town (1938) es un insólito western protagonizado exclusivamente por enanos que montan poneys y vaqueros que conducen rebaños de terneras. La película fue producida por el empresario Jed Buell que además era el representante de una troupe de enanos.
El protagonista es un vaquero –Bill Curtis- que protege a una ranchera de unos temibles forajidos. El argumento no es demasiado original, pero sí lo son algunas escenas impagables como la entrada de los vaqueros en el saloon pasando por debajo de las puertas batientes.
“Forastero: si mides más de metro y medio abandona Tiny Town antes de la puesta de sol”.
BUGSY MALONE (1976)

El primer film de Alan Parker (Fama, Birdy…) Es una película musical sobre gánsteres que son niños, todos en la película –que aquí se estrenó con el penoso título de Bugsy Malone, nieto de Al Capone - son actores infantiles exclusivamente. No hay balas, sino metralletas que disparan tartas de crema. La protagonizan  Scott Baio (Happy Days) y Jodie Foster, que acababa de convertirse en estrella gracias al éxito de Taxi Driver.
“CREO QUE ESE CLIENTE AÚN NO HA TERMINADO”
Mi último gag para la revista MAYDAY está basado en un caso real. Yo estaba saboreando los famosos sesos a la mantequilla negra de Casa Martin, en Barcelona. Me quedaban tres porciones en el plato cuando un camarero pasó raudo y se me llevó el plato. No estaba dispuesto a renunciar a mis sesos (los de cordero, se entiende) y causamos sensación al entrar en la cocina, él con el plato en la mano y yo detrás picoteando.



34 comentarios:

abril en paris dijo...

Encuentro siempre las historias y anécdotas mas estrafalarias y originales de la blogosfera, Miquel.
Tienes un humor tan descacharrante como el de los hnos Marx. Jaja

Muy bueno, lo tuyo.

Un abrazo

Melmoth el errabundo dijo...

La de cosas que vuelves a dejarnos aquí, mi querido Miquel. Lo primero es ese magnífico cuadro en Boadas, y tan de época, tan vintage… ¡me encanta! Cuando bebes la ambientación también es esencial. Trasladarse a otras épocas (siempre y cuando no nos pase como a Jack Torrance en el bar del hotel Overlook de El resplandor, claro), pero mira por dónde allí sucedió lo que nos cuentas, amigo mío. Llevas unos cuántos cócteles y de repente entra el gran Christopher Lee. Lo que mejor le salía al bueno de Christopher era quedarse tumbado y abrir los ojos de repente. Nadie ha sabido en el cine estar parado de manera tan fascinante como él. La capa le acompañaba formándole un mundo paralelo, la llevaba como si se le hubiera pegado la noche a la espalda, y en esa oscuridad envolvía a las mujeres antes de morderles el cuello en una intimidad sacrílega. Por los pasadizos, las llevaba en brazos como los monstruos clásicos y los recién casados. Apenas decía nada en estas películas porque no le gustaba el texto que le daban, y prefería callarse. Ahora bien, si hubiese tenido que coger a la Caballé en brazos… Y sí, yo también hubiera dado un riñón por haber estado allí. Ay, el gran Christopher, era un tipo culto y hasta dio lecciones de Heavy Metal a todos esos pardillos con melenas postizas y mallas ajustadas con deportivas del 56. Al fin y al cabo, Christopher era el mismísimo Conde Drácula, el mismísimo Saruman. Casi ná.

Desconocía por completo este western de enanos, y mira que he llegado a ver western de lo más cutre. Creo que el único enano que se ha llevado el gato al agua es Peter Dinklage (Tyrion para los amigos, el de Juego de tronos). Ni Willow (Warwick Davis), ni Kenny Baker (R2D2), ni los de la película La parada de los monstruos. Hace poco visité El hotel Krüeger en el Tibidabo, y lo que más me acojonó fue el enano que hacía de Chucky. No me lo esperaba y salió con un cuchillo de plástico corriendo detrás de mí con esas piernecitas cortas y torcidas. Más tarde agradecí que el pobre tuviera un trabajo digno. Ahora he dejado mi currículo en el hotel, a ver si me dan un puesto para asustar a la gente en vez de estar yo asustado de la vida.

Tampoco conocía la de Alan Parker. ¿Qué le pasó a este director? Vi una producción temprana de este realizador titulada Melody y me gustó bastante, y, El expreso de medianoche, todo un clásico. Después con Evita (yo la llamo “Evita verla”), no volví a saber de él.

Muy bueno lo de los sesos de cordero. Es cierto, hay camareros que te quitan de la mesa el plato que todavía no has terminado de comer. Esto me sucedía a mí cuando dejaba lo mejor de la comida para el final, es decir, te recreas arrinconando lo que te comerás con más delectación y luego venía el camarero y se lo llevaba. ¡Maldito sea! ¡Cuando ya lo tenía “coll endins”! (me gusta la expresión en catalán). Ahora me como muy apresurado lo que más me gusta, masticando a dos carrillos y engullendo como un hambriento al mismo tiempo que miro con desconfianza a mi alrededor con ojos de lobo por si veo al camarero. Sí, ya sé que no es demasiado romántico si quedas con una chica, por ejemplo, pero las mollejas de pollo no me las va a quitar nunca más un camarero de tres al cuarto.

¡Un fuerte abrazo!

Belknap dijo...

¡Hola Mr. Borgo! ¡Otra genial anecdota cinefila! ¡Gracias! Hubiera sido hermoso haber presenciado tan magnifico suceso, pero bueno; me entere de la muerte de Lee al otro dia de su fallecimiento, me encontraba de madrugada en el aeropuerto de Heathrow, alli dejan usar gratis por unos minutos la internet, y bueno, tal noticia me dejo sorprendido y con pena. A Bugsy Malone la vi hace añares, gracias por refrescarme la memoria. ¡Hombre! ¡Que mala educacion la de esas bestias que atienden en ese restaurante! ¡Sacarle el plato! Debio haber sido toda una escena. Saludos.

Marián dijo...

Qué versátil eres, querido Miquel, pues venir aquí es maravilloso el buen humor que se le pone a una con tu gracia tan generosa, porque además no escatimas en darnos esas primicias de los famosos. Eso no tiene precio; eres un gran tipo, un artista y un gran comunicador. Así que mil gracias, amigo.

Besos.

ricard dijo...

Conocía la existencia de ambas películas aunque no he visto ninguna de ellas.

Cuando veo que el camarero se acerca peligrosamente a mi mesa para retirar el plato y resulta que no he acabado todavía, levanto el tenedor hacia él en un más o menos sutil gesto de amenaza.

Saludos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que gran historia la de Cristopher Lee, un grande como villano. Quien hasta estuvo en Star Wars. Un gran momento para la historia.
Y puedo imaginarme a Dracula tomando un coctel, el personaje tiene esa sosfiticación.

Creo que alguna vez vi esa pelicula de Jodie Foster, por un canal de aire.
Hace bastante

Clementine dijo...

Jajajaja, te imagino detrás del camarero... qué entrada más divertida. Así da gusto.
Nos cuentas cosas que no aparecen por otros sitios, no sé cómo lo haces. Pero me encanta.
¡Mil besos, Borgo!

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Bueno, muchas gracias, ya me gustaría tener el humor tan descacharrante de los Marx y partirme de risa con ellos solo oirles decir: "¡Y también dos huevos duros!", una de mis escenas preferidas.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Melmoth? Eso sí, muy importante la ambientación e incluso el nombre del local. Nunca bebería a gusto en la coctelería de mi barrio que se llama "Cocó Privé"...¡Agh! El Boadas con su reducido espacio y la decoración intacta desde 1933 parece un bar de la Ley Seca.
Sí, en "Drácula principe de las tinieblas" encontró tan estúpido su diálogo que se negó a decir palabra, y ahora ya se le puede oir cantando Ópera-Heavy en su disco "The Omens of Death", aparece en la portada vestido de Carlomagno, su antepasado.
Tyrion es el enano más famoso de la pantalla, aunque recuerdo con nostalgia a Angelo Rosetto de "Freaks", el único que siguió en el cine. Terrorífico debía ser ese Chuki del Tibidabo. Una amiga mía fue para vencer su miedo a la Niña del Exorcista que entonces aparecía en el Hotel Kruger, una terapia de shock...
Parece que Parker aún no se ha recuperado del fracaso de su última película "La vida de David Gale" y ha vuelto a la publicidad.
Aquel camarero pasó sin apenas mirarme y se me llevó el plato. Desde entonces rodeo el plato con las manos y gruño si intentan quitármelo. ¡Grrrrr!!!!
Abrazos, amigo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, MR.Belknap! Yo no hubiera olvidado nunca presenciar esta operística anécdota. Yo conocía a Joan Goas, el director del Festival de Sitges de aquel año, me dijo que al pedirle a Lee que viniera aceptó al saber que había cerca un campo de golf.
Tiny Town está disponible entera en Youtube, y "Bugsy Malone" la recuerdo lejana pues la vi cuando la estrenaron.
Cuando el camarero me arrebató el plato dejándome con los cubiertos en el aire me dije: "¡Ese no se me escapa!"
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marián! Me alegra mucho volver a verte por aquí. Bueno, muchas gracias, me gusta que la gente se divierta con mis chorradillas y ya conoces mi afición por las películas curiosas.
Besos y hasta la vista!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Ricard? "Terror en Tiny Town" puede verse entera en Youtube. Dura poco, 60 minutos, no es un gran peliculón pero como curiosidad vale la pena. En "Johnny Suede" le dedican una secuencia-homenaje. "Bugsy Malone" la vi de adolescente, entonces no apreciaba el cine musical y no la recuerdo apenas, solo el detalle de las metralletas que disparan tartas y poco más.
Me apunto lo del tenedor. Tuve un perro que te mordía la mano si le retirabas el plato, quizá también funcione.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Christopher Lee era el prototipo de caballero inglés y no creo que fuese muy habitual verlo cantar en una coctelería, y La Traviata nada menos, no la Conga de Jalisco como hacen los bebedores habituales. Lo raro también fue que tomase un Dry Martini y no un Bloody Mary.
Fue el año de Jodie pues estrenaron "Bugsy Malone" al mismo tiempo que "Taxy Driver", la de Parker es un curioso musical que parece haber caído en el olvido.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Qué lástima haberme perdido ese día, pero el bueno de Juan me lo cuenta siempre que se lo pido con un cóctel en la mano, como ha de ser...
Y a mí me encanta que me visites, Clementine, ya lo sabes.
¡Muchos besos!
Borgo.

Doctora dijo...

Sesos a la mantequilla negra... cada palabra empeora el menú ;P

Me alegro de que hayan expuesto tu dibujo, aunque más que una corteza de naranja parece un gusanito de esos naranjas que hay :P

Besos!

AMALIA dijo...

Muy buena tu entrada y llena de interesantes curiosidades que desconocía.
El vídeo es estupendo. Genial felicitación de Navidad por parte de un actor tan bueno.

Un placer visitarte. Muchas gracias.
Un abrazo

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora! Pues la mantequilla negra es una salsa estupenda para los rebozados. Se tuesta mantequilla en la sartén hasta volverla oscura, se añade perejil y cebollino picados y un chorrito de vinagre, se remueve y ya está.
Sí que parece un gusanito de chuche. Los críticos de arte ya se estrujan los sesos (otra vez sesos) unos dicen que es una corteza de limón y otros de naranja...
Besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Amalia! Muchas gracias. Es muy loable que a sus 80 años Christopher Lee prestase su prodigiosa voz para un disco Heavy, por esa época empezó a estudiar cantonés... de mayor quiero ser como él.
Un placer que me visites, Amalia.
Abrazos!
Borgo.

Éowyn dijo...

¡Hola, Miquel!
Felicidades! Me encantan las ilustraciones. Estupenda entrada, cómo siempre.
Un abrazo!

Folk dijo...

Enhorabuena por lo de tu dibujo en Boadas, mira que he salido de fiesta por Barcelona y he de confesar que nunca he entrado , aunque si he pasado cientos de veces por su puerta, recuerdo incluso algunas viñetas de la añorada "El Vibora" ambientadas en el Boadas, bueno cuando entre por primera vez me estrenaré en el local y tambien veré por primera vez tu dibujo en directo, por cierto un muy buen dibujo, ya sabes que me gusta mucho tu estilo...

Una sorpresa haber leido lo de Cristopher Lee en su vertiente "Hevylera", ya le echaré un vistazo a sus interpretaciones o mejor dicho las escucharé, con Cristopher Lee y "Dracula",me sucede algo similar que con Johnny Weissmuller y "Tarzan", que por muchos actores que vea interpretando esos personajes, siempre los asocio de manera preferente a estos dos actores, bueno el Dracula de Coppola (Gary Oldman) tambien .pero eso es otra historia..

Hablando de pelis recomiendo una que vi el otro dia, creo que es la ultima de los hermanos Coen, se titula "Ave Cesar"...el papel que interpreta Clooney es muy surrealista, Josh Brolin tambien hace un muy buen papel...hay situaciones bastante surrealistas en el film, pero a la vez cuando terminas de verla parece describir perfectamente esa epoca en Hollywood.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Éowyn! Gracias y felicidades de nuevo por tus 900 entradas. Lo celebraré con un dry martini con su "Twist" de limón.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Folk? Si entras en Boadas (un local diminuto e incómodo pero entrañable) lo verás a la izquierda, lo pequeño del local hace que se destaque más, y ese día estaba el director de REC Jaume Balagueró tomando uno de sus célebres mojitos.
A mí me ocurre lo mismo (como John Wayne y el sheriff Roscoe aunque solo lo interpretó en dos películas) pero es que el Drácula de Lee en la Hammer dejó una huella imborrable a pesar de su amor-odio hacia el personaje de Stoker.
Me gustó mucho "Ave César" con esa trama de guionistas comunistas basada en los "Black Listed" pero más grotesca. Clooney hace un papel muy alejado de los habituales y me encantó el número de baile con Channing Tatum dirigido por un cambiadísimo Christopher Lambert.
Saludos!
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Desconocía esas películas, tomo nota . De verdad te pasan las cosas mas raras del mundo, mira que retirarte los sesos .....Seguro que se los iban a poner a alguien de pincho.
Muy bueno el vídeo,gracias por compartirlo. Te felicito por el dibujo de la corteza de naranja, está genial.
Eres un hombre muy polifacético .
Besos Miquel
Puri

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! Son dos películas extravagantes, sobre todo la de Tiny Town que es toda una rareza y más en su época.
Lo del camarero sí que me encendió, es que ni siquiera me miró al retirar mi plato, estaba hablando con otro camarero y cuando vi que se iba hacia la cocina me dije: "Tú no te me escapas" ¡Con lo buenos que estaban aquellos sesos a la mantequilla negra!
Gracias, Puri. Buen fin de semana y muchos besos.
Borgo.

Frodo dijo...

Todo es sorprendente en esta entrada Miquel.
Los dos films son algo novedoso para mí, a pesar de ser antiguos, no tenía ni idea de ellos. Ambos son cosa curiosa, increíbles. La escena de los enanos pasando por debajo de la puerta es como dices: impagable.
El cuadro que tienes colgado es muy bueno, y la anécdota de Juan acerca de Lee y Cabellé cantando a dúo, una locura y una lástima que no la hayas presenciado.
Felicitaciones por tu último gag y por haber captado a la perfección un momento de comedia en la vida real, es que da mucha bronca cuando el mozo sin preguntar te afana el plato. Me ha pasado varias veces, porque soy de comer lento, tranquilo. Incluso me pasa cuando soy invitado a algunas casas que el dueño, al ver que tardo en comer, pregunta "¿qué no te gustó?" y trata de retirarme el plato... como idea, el forcejeo que se produce entre aquel que quiere retirarme el plato y yo que quiero seguir comiendo a mi ritmo, es digno de otro gag. Una pulseada

Abrazo Borgo!

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo! Yo me enteré de la existencia de esa película por "Jonny Suede" un film de culto protagonizado por un entonces desconocido Brad Pitt.
Aquel debió ser un día alucinante en la coctelería, todo un acontecimiento. Lo que habría dado por presenciar ese dueto Lee-Caballé.
Desde ese día cuando alguien se acerca a mi plato le suelto un gruñido como hacía un perro que tuve de pibe. Ya me gustaría ser tan lento comiendo, tengo la mala costumbre de tragar como los avestruces y a veces no saboreo un plato como es debido. Mi padre era aún más rápido y se fumaba un cigarrillo entre plato y plato esperándonos.
Abrazos!
Borgo.

Ana Bohemia dijo...

Tienes una manera de contar historias, anécdotas y relatos que siempre me engancha. Me he imaginado a la Caballé y a Lee con su vozarones improvisando sus do de pecho y me ha salido una sonrisilla. Igual que imaginarte corriendo detrás del camarero maleducado que se llevaba el plato, jeje. No sabía que a Lee le gustara el heavy metal, vaya, era dark, dark ese hombre.
Saludos Miquel, las viñetas geniales.
:D

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Ana? Christopher Lee eligió el día que cumplía 91 años para publicar su disco heavy "Charlemagne, the Omes of Death" -genio y figura- además él aseguraba ser descendiente directo de Carlomagno. También sacó este disco navideño con su voz cavernosa y profunda. Es curioso oir El tamborilero en versión heavy.
A partir de ahora si un camarero intenta quitarme el plato cuando aún no haya terminado le muerdo la mano. Se supone que hay que dejar los dos cubiertos sobre el plato en señal de "ya estoy".
Gracias y saludos, Ana!
Borgo.

Marcos Callau dijo...

Amigo Miquel,, estupenda la anécdota de Christopher Lee. No me lo imagino cantando "La Traviata" con ese bozarrón, pero bueno, hubiera dado lo que tengo por verlo. Enhorabuen por tu cuadro en el Boada's. Me lo tienes que enseñar el próximo día que visite Barcelona y de paso, por no quedar mal, tomarnos algo. La viñeta del camarero y el cliente detrás corriendo me encanta. Ya sabes que me gustaría publicar alguna de tus viñetas en "El eco de los libres" así que habrá ya hablaremos sobre cuál podría ser. Pasa felices días y un fuerte abrazo. (Te llamo pronto)

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Marcos? Me alegra muchísimo verte de nuevo por aquí. Pues he leído que Lee, durante su temporada musical, grabó una versión de "Fly Me To The Moon" aunque de momento no la he podido encontrar en Youtube. Tengo muchas ganas de ir contigo al Boadas y enseguida verás el cuadro (es un local tan pequeño...) mientras nos tomamos un Dry Martini.
Yo encantado de publicar viñetas, relatos o lo que sea en "El eco de los libres", un placer.
Muy Felices Fiestas y estamos en contacto.
Borgo.

Reportero A Letargo En Suleyken. dijo...

¡Amigo! : Anécdota suprema la de Mr. Lee. Me encantó. Y tus otras aportaciones muy interesantes, pero lo de Mr. Lee es superior (Creo que el de La Traviata lo he intentado entonar alguna vez ebrio,pero qué va, qué va) Vengo a desearte un inmejorable 2018 repleto de tu "savoir faire" y tu gracia, muchacho. Y Bienaventuranzas sin fin para tu familia. Bien las merecéis. Un Abrazo incluso circense.
El Amigo de S u l e y k e n . FELIZ NAVIDAD.

miquel zueras dijo...

Hola, Reportero y bienvenido! Seguro que Lee nunca olvidó aquella velada en Boadas. Yo conocía a Joan Goas, el organizador del Festival de Sitges por entonces, y me dijo que cuando le propusieron a Lee asistir al festival aceptó al saber que había cerca un campo de golf.
Muy Felices Fiestas amigo de Suleyken y que nos sigamos leyendo.
Abrazos!
Borgo.

Nury ruri dijo...

Impresionante, ja, ja. De dónde sacas esas historias y dónde rebuscas para conocer esas pelis?
Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! La verdad es que me ayuda bastante mi insomnio que distraigo paseando por webs extrañas donde descubro muchas cosas curiosas.
Abrazos y feliz Año!
Borgo.