jueves, 10 de agosto de 2017

POTI-POTI DE VERANO

Mi primer trabajo de verano fue pasar un mes de julio en la sección de embalaje de un almacén enorme y siniestro, con goteras y murciélagos. Los trabajadores veteranos solían contarnos  historias de ratas gigantescas y accidentes misteriosos. Nos dijeron que un vigilante del turno de noche había enloquecido. Creía que el porexpan que usábamos como material de relleno -allí lo llamábamos ganchitos- eran seres inteligentes y con malas intenciones. Esta historia la he llamado:

LA NOCHE DEL POREXPAN VIVIENTE
¡ATENCIÓN GALLINAS PELIGROSAS!
 Es lo que pone en este cartel en las afueras de mi pueblo, L´Escala, donde estoy pasando unos días de vacaciones. Las gallinas se nos rebelan. 
Este verano se han tenido noticias de al menos tres ataques gallináceos a turistas, como el pasado sábado en el que una pareja que aparcó cerca de un corral para hacerse selfies tuvo que volver corriendo a su coche mientras las gallinas de intentaban picotearles los ojos.
Primero fue la marabunta que acosaba al pobre Leiningen (Charlton Heston) luego, las gaviotas que se ensañaron con Tippi Hedren, y ahora las gallinas... Lo curioso es que sólo atacan a forasteros ¿Se habrán vuelto turismofóbicas las gallinas?

EN LAS TERRAZAS LOS VAMPIROS INTENTAN LIGAR
En los poti-poti no puede faltar una receta. Y con el refrescante calimocho (Coca Cola con vino tinto)
POLLO AL CALIMOCHO
Dorar el pollo cortado a octavos en una sartén con aceite. 
Reservar el pollo en un plato sobre papel de cocina, sazonar con sal y pimienta, y freír en la misma sartén cebolla cortada fina y champiñones. 
Añadir el pollo, rociar con un poco de zumo de limón y verter la mezcla de vino tinto y Coca-Cola justo hasta cubrir el pollo. 
Tapar la sartén y dejar cocer 30m. con el fuego al mínimo.
Antes de servir gratinar el pollo en el horno un par de minutos. El azúcar de la Coca-Cola se carameliza y le da un toque exótico, como de plato oriental.
Y de postre, un microrrelato inquietante:
TIENES UN MENSAJE
A Udo le deslizaron una carta por debajo de la puerta.
Udo aún no la había leído pero estaba muy inquieto.
Le habían pasado la nota por debajo de la puerta... del armario.
FIN




36 comentarios:

Chechu Rebota dijo...

A mi las gallinas siempre me han odiado sin que yo las provocara primero, de pequeño íbamos con el colegio a una granja escuela todos los años y cuando entrábamos al corral a darles de comer se me tiraban a picotearme las piernas, así que siento pánico por las gallinas.

Por otro lado me encanta el cartel, con esa gallina gigante que parece sacada de una peli de monstruos japonesa XD

Una carta por debajo de la puerta del armario siempre es algo inquietante.

Un salud y feliz verano.

Clementine dijo...

Maravilloso tu poti-poti de verano... y con ese final, jajaja...
Pásalo genial, Miquel, y no dejes nunca de trajinar historias en tu cabeza. Ni dibujitos.
Muchos besos, Borgo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me gusta el planteo de la historieta. Recuerda a historias de usurpadores de cuerpos. O tal vez me recuerde más a la mente colectiva de la novela Más allá de la Fundación, de Asimov, donde los habitantes de Gaia integran una mente colectiva en la que también participan, los árboles, el pasto, las rocas del planeta, etc. Tal vez se trate de una mente colectiva invasiva.
Lo de las gallinas me recuerda El alimento de los dioses, película de 1976 basada en una novela de H.G. Wells.

Me parece que la mujer que intentó conquistar el vampiro tenía deseos de destruir su autoestima. No hay base para semejante conjetura. Después de todo un vampiro puede moverse a pesar de que su corazón no funcione. Y no se han registrado quejas de las tres novias de Drácula. Ni de Lucy ni de Mina.

Saludos.

María Perlada dijo...

Qué interesantes y amenas las historias que nos traes, Miquel, y hoy nos dejas un menú de lo más exquisito, porque a mí el pollo me encanta pero nunca lo he probado con Coca Cola, seguro que tiene que estar riquísimo así porque la Coca Cola me encanta, tengo que hacerlo un días así como dices.

Un placer pasarme por tu blog.

Besos.

Reportero A Letargo En Suleyken. dijo...

Brillante el poso del polixpan con reeminiscencias a "La Invasión de Los Ultracuerpos". El TBO que has compuesto me ha gustado muchísimo.
Lo de las gallináceas es muy alborotador, como ellas, espero que os permitan un saludable estío. También recuerda quizás a la que algunos descabalados repletos de estulticia están montando relativo a inquietar a los turistas. A Fe Cierta que es penoso, ciudades tan magníficas asediadas por necios acapullados con intenciones de perjudicar a todos y al buen nombre de las regiones. En fin, si de mí dependiera, les ponía a limpiar excremento de petrel ballenero, pero en Islas Crouzet ¡Una temporadita larga!
El pollo & Coca cola lo probé en tiempos pasados, y la verdad es que me emociona incluso, aparte de que me trae ecos de mi vida aventurera.
Lo de los vampiros es magnífico, pero aún más -¡y a estas alturas lo sabes !-la chica que has dibujado me volvió a amartelar, por guapetona y por simpática. Gustoso -¡¡si no estuviera casado felizmente, como de hecho estoy!!- iría de juerga con ella algún lubricán.
Tu nanorrelato está lleno de entelequia. Has resultado afortunado y me gusta, aunque un servidor es más de micros más extensos (y he comprobado que se te dan también perfectamente) Y me da por pensar, a ver si vas a estar en la estela de los que tienen buen hacer literatura, porque......¿Que dentro del armario no estará el celebérrimo koala de Ginés S. Cutillas -quien por cierto vive en Barcelona-? Si no lo has leído te sorprenderá al ser una persona que aprecias el género; aquí te dejo la reseña de su libro de micros "Un Koala en el Armario" de Ginés S. Cutillas [Ediciones del Vigía] ¡¡¡¡Te encantará M i q u e l !!!!
Que lo pases bien en tus vacaciones, pero alíate con las simpáticas cluecas.


Un Abrazo de Hecatónquiro de R e p o r t e r .

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Las gallinas tienen muy mal café. Nunca me han gustado como le pasaba a Harry Angel (Mickey Rourke) el protagonista de "El corazón del Ángel". Es verdad, esa gallina tiene un aspecto feroz, a lo Godzilla. Seguro que los japos habrían sacado una gallina gigante que pusiera huevos radioactivos.
Te deseo muy feliz verano!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Clementine? Me alegra mucho que te haya gustdo mi poti-poti y ya seguiré con mis historias pues el fresquito que hace por estas tierras ampurdanesas le sienta bien a mis neuronas.
Muchos besos y feliz finde!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! No he leído este libro de Asimov pero sí "El alimento de los dioses" cuando estaba en Buenos Aires, en una edición setentera de Rodolfo Alonso Editores. Supongo que es el libro que inició el subgénero de los bichos gigantes y agresivos. De momento las gallinas de aquí no son mutantes, espero que no les sigan alimentando con piensos extraños procedentes de China.
Drácula por lo menos tenía mucho éxito con las mujeres. Nda menos que tres vivían con él en su castillo, Wandesa, Mircalla y Darwula. Una de ellas con el físico de Monica Bellucci en la versión de Coppola.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, María! Me sorprendió mucho esta receta pues le da al pollo un sabor un poco agridulce (sobre todo si añades limón) y caramelizado. A mí me gusta acompañarlo con arroz blanco salteado y taquitos de piña en conserva.
Ya sabes que me encanta que te pases por mi blog.
Besos.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Reportero! Cuando escuché esa historia supe que tenía que hacer ese cómic.
Parece que las gallinas están expresando su protesta contra el turismo masivo de domingueros que usan los pinos como si fueran urinarios. Tendría que haber puesto aquel vídeo del anuncio de la gallina de Avecrem que hablaba con acento francés y hacía streptease y que fue prohibido en su época.
De Cutillas conozco su "Antología del microrrelato español". Ahora le echaré un vistazo a su Koala en el armario.
Abrazos y cacareos veraniegos!
Borgo.

arantza alvarez dijo...

Hola Miquel, divertido relato, hace mucho que no te leía.

JLO dijo...

Únicamente los gallos te pueden atacar... Igual le deben llamar gallinas a todo ja... También, una selfie en el gallinero! Jaja 😁...

Nunca pensé eso de los vampiros, que mallll....

Abrazo grande 🙋

miquel zueras dijo...

Hola, Arantza! Pues me alegra mucho de que vuelvas a pasarte por aquí, ya sabes que en Borgo eres siempre bienvenida.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, JLO? Yo creo que los gallos, gallinas y cluecas ya se han hartado de los turistas y sus selfies. Por cierto que en un pueblo cercano, Verges, una vaca ha agredido a un turista. Lo he leído en el periódico local. ¡Rebelión en la granja!
Ya ves, algún inconveniente tendrá lo de ser vampiro, al menos pueden volar.
Abrazos!
Borgo.

Éowyn dijo...

¡Qué bueno! Me ha encantado! Siempre he pensado que los ganchitos hacían de las suyas. Ahora tras leerte, Miquel. Quedan confirmadas mis sospechas. Jajajajajaja, qué cara se le queda al pobre vampiro. Si es que las mujeres cuando queremos somos malas, jaja.
Un abrazo!

Doctora dijo...

Siempre he dicho que las gallinas no son de fiar. En realidad ningún pájaro lo es. Lo descubrí el día que me enteré de que los gansos tienen dientes. Y quizá el porexpan sea maligno, pero el verdadero enemigo es el papel de burbujas.

Saludos :)

AMALIA dijo...

No sabía que las gallinas fueran tan perversas,

Original la receta y estupendo tu buen humor.

Un abrazo. Muy feliz verano.

ricard dijo...

Siempre he sentido una atracción extraña hacia los "ganchitos" de porexpan. Bueno, en realidad también hacia los ganchitos de queso.

¡Feliz verano!

miquel zueras dijo...

Hola, Éowyn! Espero que disfrutaras tus vacaciones. A veces oía extraños ruiditos procedentes del interior de las cajas, igual eran los ganchitos haciendo sus fiestas privadas o planeando conquistar el mundo.
Me temo que ese vampiro tendrá que renunciar al ligoteo de una mesa a otra en las terrazas veraniegas. Este mes de julio he visto pegar "cortes" bastante contundentes.
Abrzos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora! Los pájaros dan algo de repelús, yo creo que es por esas garras con uñas tan largas. Anda, no sabía eso de los gansos... y eso que había oido el dicho de "Más raro que una gallina con dientes". El pato Donald también tenía dientes, y bien largos.
El papel de burbujas es mu adictivo, empiezas explotando una de las burbujitas -¡Plop!- y ya no puedes parar.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Amalia? Recuerdo cuando había "vacas locas", ahora llega el tiempo de las gallinas perversas...
Muchas gracias y el sentido del humos que no falte que siempre viene bien. Te deseo un muy feliz verano sin demasiada temperatura.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard! Yo tenía un sueño recurrente cuando trabajaba en ese almacen, soñaba que los paquetes y cajas los rellenábamos con ganchitos de queso y los dedos se nos quedaban anaranjados. Así siempre podías picotear en el trabajo.
Saludos!
Borgo.

Frodo dijo...

Brillante Borgo! Los dos chistes gráficos me hicieron mucha gracia. Aunque el microrrelato aún un poco más.
¿Qué decir de las gallinas? Acá se les dice así a los hinchas de River, y vaya que a veces pueden ser agresivos, yo me he cruzado varias veces a los barrabravas por la Av. Gral Paz. Nada recomendable.
Los gansos suelen ser más territoriales, esos doy fe que buscan pelea siempre.
No sabía que se le llamar Calimocho, y eso que lo he tomado largo tiempo en los revientes de mi adolescencia.

Abrazo grande!

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo! Ahora me ha dado por mirar debajo del armario, como cuando era pibe y miraba debajo de la cama.
Es verdad lo del River, lo de "gallinas" viene de un partido que perdieron en la final de la Copa Libertadores. Alguien del público soltó al campo una gallina blanca a la que habían pintado una franja roja. Creo que así fue como me lo contaron, aunque la memoria ya me falla bastante. En todo caso creo que la hinchada del River adoptó ese nombre.
Los gasos son de miedo, en Hyde Park te hacían un bufido parecido al de los gatos enfadados cuando te acercabas más de la cuenta.
No se cómo se llama ese refresco fuera de España. Se dice que el Calimocho surgió en una ferie del País Vasco. El vino que servía un puesto estaba algo picado y para disimular se les ocurrió mezclarlo con Coca-Cola.
Abrazos! ¡Ah! te envié otra foto con naipe.
Borgo.

Nury ruri dijo...

Ja, ja. Muy bueno lo de las gallinas. Mira que me gustan los animales, pero a las gallinas no las soporto mucho no, ja, ja.
Pues sí había oído lo de la receta del pollo con coca cola, pero no con calimocho. Seguro que da un toque diferente.
Buen verano.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Nury? Hay incluso un nombre -alektorofobia- para el miedo o el odio hacia las gallinas. A mí, como más me gustan es en una cazuela, a la pepitoria.
Yo lo prefiero con el vino pues le quita un poco el sabor dulzón de la Coca-Cola.
Te deseo muy buen verano!
Borgo.

JLO dijo...

me interesó lo de ese pueblito Otero!!!!!!! tenés alguna pagina web de referencia o algo para que pueda leer de ellos? gracias por el dato!!!!!!!!

miquel zueras dijo...

Hola, JLO! Aquí tienes la información sobre el Otero de Toledo:
https://es.wikipedia.org/wiki/Otero
Y aquí Otero de Herreros, este pueblo está en Segovia y es más grande:
https://es.wikipedia.org/wiki/Otero_de_Herreros
Saludos!
Borgo.

RECOMENZAR dijo...

Sos único
Hay tanto arte en lo tuyo
tantos colores..
Me encantas
artista
de
tu
vida!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Gracias siempre
Por compartir

abril en paris dijo...

¿ Qué tendrá la fórmula de la Coca-Cola que vale para todo? desatasca el fregadero, te quita el mareo, combina bien con el ron y te calma la sed (con mucho hielo mejor) en verano y para colmo le queda bien incluso a una receta de pollo...con razón es la chispa de la vida jajaja ;)
Lo de las gallinas...vale, el dicho son más p**** q... pero con los huevos ya se hacen perdonar, unos huevos rotos, fritos con patatas o en tortilla...ñam ñam y luego en pepitoria...Me hacen mucha gracia los cortos clásicos de Disney siempre salen desplumadas.

Estos potis tuyos abren el apetito, Miquel ;D

No pierdas el sentido del humor y tu arte, ni siquiera con las movidas que se oyen de un lado y de otro, ni siquiera con la "caloret"

Felices vacaciones, amigo.;)

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, RECOMENZAR. Gracias, tus textos tienen mucho arte y sabor, desde el picante al más dulce, y una paleta de colores que va desde la ausencia del blanco hasta la pasión del rojo.
Besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Abril? Hasta dicen que puede deshacer un bistec sumergido en Coca-Cola aunque suena a leyenda urbana. Por cierto que el calimocho cumple ahora 40 años, fue un invento que se atribuye al grupo "Antzarrak" en honor a un componente de dicho grupo apodado Calimero en las fiestas de su pueblo.
Me encantan los huevos rotos y la gallina en pepitoria que probé en unas Navidades en las Alpujarras donde se come en esas fechas. Es muy importante cocinarlas con una majada de almendra, vino blanco y yema de huevo duro.
Intentaré no perder el humor aunque ahora ha vuelto el típico bochorno húmedo de Barcelona... ¡Uf!
¡Muy feliz verano!
Borgo.

Ana Bohemia dijo...

Mi padre tiene gallinas, ¡y me tienen manía!, jaja, no me fio yo de ellas.
Me lo he pasado genial con las viñetas y anécdotas, es que lo del porexpam (o ganchitos) madre mía, es de manicomio total.
Pobre Udo, no me extraña que lo dibujaras así, ahhh.
Espero que estés descansado y pasándotelo muy bien en tus vacaciones.
Saludos
:D

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! No me gustan tampoco las gallinas, el coqleo que hacen pone muy nervioso aunque hay que reconocer que las viejas hacen buen caldo.
Me gusta mucho que lo hayas pasado bien con la historia, la verdad es que oir esa anécdota del vigilante al que se le fue la pinza con el porexpan en aquella nave siniestra impresionaba lo suyo. Era como contar cuentos de miedo en el campamento con una linterna encendida bajo la cara.
Ya he vuelto de vacaciones. ¿Tú también? Espero que lo estés pasando muy bien.
Feliz verano!
Borgo.

Sergio Bonavida Ponce dijo...

Miquel, antes de nada, muchas gracias por esa fotaca de "Smoking Dead". ja,ja,ja
Supongo que sí, que uno se puede llegar a acostumbrar a la muerte... ^^
Para que nadie se asuste, es un libro que realicé y vendo en Amazon: https://goo.gl/0oST7q
(Publicidad no subliminal)

Sobre la historia de la comida en el restaurante francés, apunta a muchos visos de realidad. ¡Ufff! Yo al igual que Pepe, y sin tener ni idea de francés, me hubiera quedado con cara de Japonés que no se entera.
¡El se lo perdió! ¡Sin propina! Y unas botellicas que os bebistéis. ;->

Aún no he visto la torre oscura, pero ya van las críticas que he escuchado así 2-1 (torre sí, torre no).

Un abrazo muy grande y gracias por la foto Miquel.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, UTLA? Pues ya ves, el libro bien vistoso y en la habitación-estudio donde hago mis dibujitos acompañado de una calavera mexicana, no podía ser en otro sitio mejor.
Le Maître estaba tan ofuscado que se le pasó el detalle de las cervezas y la botella de Beaujolais que nos habíamos pimplado. Comer no mucho, pero beber...
He visto "La torre oscura" y no está mal. No abusa de su duración y eso está bien.
Abrazos y hasta la vista! Y perdona el retraso en contestar pero tu comentario se había quedado extraviado.
Borgo.