lunes, 24 de octubre de 2016

EL DÍA QUE IVÀNOV VLADIMIR FUE A CAMBIAR EL MÓVIL

(Drama ruso en 1 acto)
Ivànov Vladimir entra en la tienda Karamazov Hnos. Telefonía Móvil. Coge un número de la máquina y se dirige a la mesa con un letrero donde se lee Atención al cliente a cargo de  la empleada Selvinski Galina. En la cola, delante de Vladimir, un cosaco se lamenta a Galina que se quedó sin cobertura en medio de la estepa lo que le causó una profunda pesadumbre existencial.
 El cosaco se marcha dejando a Galina sumida en un mar de zozobra y confusión. La vida de Galina no ha sido un camino de rosas. Se crió en España donde estaba destinado su padre, agregado militar de la embajada rusa. Sus compañeros de colegio le cantaban: “La Galina Tururetaaaa!” imitando los aspavientos de una gallina ante el regocijo general, hasta el profesor se meaba de la risa.
Una premonición de inminente catástrofe se extiende como un banco de niebla sobre Karamazov Hermanos cuando Vladimir muestra su ticket con el número a Galina y dice:
-Quisiera cambiar mi móvil.
-¿Tiene la factura o una copia del contrato? –pregunta Galina intentando conservar el aplomo aunque nota que su mundo, tal como lo conocía, empieza a derrumbarse.
-Perdí  el portafólios con todos mis papeles durante el asalto al Palacio de Invierno –responde Vladimir-. Tynianov Natasha, mi parienta, siempre me lo dice: “Vladi, no te lleves documentos a esos fregados que luego lo pierdes todo, si es que eres un desastre.” 
 Galina saca una petaca de vodka y toma un largo trago para infundirse valor pues se dispone a formular una pregunta que es la quintaesencia de la paradoja humana:
-¿Qué problema tiene con su móvil?
-Mire usted –Vladimir introduce una mano en su bolsillo izquierdo y saca un arenque ahumado –Huy, perdón, es el otro bolsillo-. Introduce una mano en su bolsillo derecho y saca un móvil color azul báltico-. Es un Galaxi Note-7 Samsung. Se recalienta tanto que a veces no puedo ni sostenerlo… ¡Eh, mire! ¡El móvil empieza a echar humo! ¡Está ardiendo!
El teléfono explota con violencia cubriendo el escenario de polvo y cascotes. Sangre y vísceras salpican a los espectadores de las tres primeras filas.  La orquesta ataca la partitura de la romanza Ochi Chornia mientras el público aplaude con entusiasmo.
 UN MAL DÍA EN EL SET DE DOBLAJE
Mañana tengo una prueba de doblaje para una serie de animación (Hotel Zombie) y estoy nervioso pues la última fue bastante accidentada. En un escena cargada de tensión sexual de Pequeñas mentiras sin importancia mi compañera se sintió mal y fue sustituída en el minuto 0.29. Yo me desconcentro y en el minuto 0.40 la pifio en la sincronización.
Claro que al lado de Marion Cotillard es normal que uno se descontrole.
EL PERSEGUIDOR
Me encanta que me encarguen una portada de uno de mis libros favoritos. El perseguidor, una de las mejores novelas de Cortázar; imprescindible.



32 comentarios:

Clementine dijo...

Jajajaja... Miquel, me encanta tu drama ruso en 1 acto, es... sorprendente y muy divertido.
Claro que sí, normal que desconcentres teniendo en pantalla a la Cotillard. Y esa novela de Cortázar... ¿me la apunto?
¡Muchos besos, Borgo y muy feliz semana!

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! ...y a mí me alegra muchísimo que te haya gustado. Sí que te recomiendo esta novela -hay una versión en novela gráfica con dibujos de José Muñoz de Libros del zorro rojo, muy buena- retrata muy bien el ambiente del jazz en el Barrio Latino de los años 50. El protagonista está inspirado en Charlie Parker en su época autodestructiva, me encanta esta frase: "Eso ya lo toqué mañana."
Besos y muy feliz semana, Clementine!
Borgo.

Melmoth el errabundo dijo...

Me gusta mucho tu relato y tus dibujos,¡cómo no! ¿Sabías que odio con toda mi alma los móviles? Los zombis caminan por las calles mirando las pantallas de sus cacharros (carísimos, por cierto) además te llevar auriculares, es decir, desconectados de ellos mismos (y además pagando cuotas mensuales). Antes, la gente, solía leer un libro en el metro, en el autobús, en el tren, en un café o, simplemente miraban a través de la ventana quizá imaginando o rememorando cosas. Ahora andas imbuidos en la nada o en la pura tontería de tocar un botón para poner a alguien el signo de la mano alzando el pulgar para arriba o para abajo, o añadiendo absurdos emoticones de cuyo resultado a conseguido que la gente ya no sepan expresar en palabras esas mismas emociones. Y ya ni te hablo cuando vas al cine y te deslumbran esas pantallotas con esa luz que parece radiactiva. Pagan diez euros para ver una película que no ven y siguen enviando pulgares y emoticones. ¿Has leído Cell de King? Es una terrorífica historia donde de repente todos los que están conectados a un móvil se vuelven subnormales y van detrás de ti para morderte en el culo. Hay una película pero es muy mala y nadie se ha dado cuenta porque en el cine estaban deslumbrando a quienes querían verla. Por otro lado, me parece muy bien que los móviles exploten. Creo que no es cosa del cacharro sino que ya no pueden soportar más todas las tonterías que deben escuchar y transmitir. Simplemente se dicen: ¡Estoy que exploto! Y ¡puf! explotan, sin más. Me imagino la cabeza de esa gente toda chamuscada con cuatro pelos en la cabeza como alambres retorcidos y humo por encima con el blanco de los ojos muy grandes, más o menos como en los dibujos animados.

Luego hablas del Hotel Zombi. Jaja; y la mala sincronización. Mi paranoia cotidiana me hacer ver a veces cuando hablo con alguien que no está bien sincronizada las palabras y el movimiento de sus labios. El gran programador universal a vecen la caga, así que no te preocupes mucho por eso, amigo mío. Nuestro show de Truman es mu aburrido. También somos muy malos actores en el teatro de la vida por habernos tocado interpretar papeles que no nos gustan, o no nos toca.

Me encanta tu portada para esa historia maravillosa donde se dice: "Tengo la sensación que esto ya lo hice mañana". Y no es que Cortázar se haya equivocado en conjugar el verbo, es que nuestra rutina anticipa lo eternamente repetido. A veces salgo de casa y miro a mis espaldas y no veo el portal moderno con interfono, sino una cueva horadada en la roca. Miro hacia delante y no veo una calle asfaltada sino un campo donde debo atravesarlo para ir a cazar. Me arrasco y no tengo ropa sino mucho pelo. No sabes las ganas que tengo de entrar de nuevo y sacar a mi mujer arrastrándola por el suelo y tirando de ella de los pelos para ir a cenar a esa nueva colonia de Marte.

Te dejo, amigo mío, que tengo que enviar unos cuántos emoticonos y poner pulgares hacia abajo en el facebook del gran creador. No me gusta todo lo que hace con nosotros.

Abrazos

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Un drama que pone en peligro a los actores. Y tal vez ese peligro haya terminado con la vida de quienes interpretaban a Galina y Vladimir, por una real explosión de celular. Es que tal vez hayan exagerado con el realismo, usando realmente uno de sus celulares para la obra teatral, reduciendola drasticamente a un acto.
Y lo peor es que al público le gustó. Y se va a querer lo mismo en las demás representaciones.

Eso de los celulares es molesto. Uno es un monstruo raptando a una damisela en peligro, se está listo para soltar los instintos básicos. Y molestan con cuestiones inoportunas.

Se justifica el descontrol con Marion Cotillard. Yo no noté esa falta de sincronización, me centré más en el drama del hombre, que es el único que no logró nada con ella. Eso sí que es un drama.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Melmoth? Esos fanáticos seguidores de los móbiles ya tienen un nombre: los Smombies, mezcla de Smartphone y zombie. Ya se han puesto en calles de varias ciudades señales y luces en el suelo para advertirles de que están a punto de cruzar un semáforo. Este verano tuve que ayudar a salir a un Smombie aprisionado entre las puertas del metro pues al llevar auriculares y estar pendiente del móvil no había oído la señal acústica avisando que cierran las puertas. ¿Veremos cacerías de Smombies después de las de Pokemons? El mundo está bastante mal, por Dios... y las malditas pantallas iluminadas que te molestan al ver una película, tendrán que obligar a dejar el móvil en la entrada de los cines como ya hacen en algunos restaurantes. Ya tenemos el "Phubbing", gente que está más pendiente del puñetero móvil que de sus amigos en un local. Esto lo ha visto claro Stephen King cuando publicó "Cell" dando paso al nuevo ciberpunk. Lástima que la película no la realizó el guionista previsto Eli Roth, el de "Cabin Fever". Esto es peor que las "Anteojeras", aquellas cosas que ponían a los caballos para que no miraran a los lados, al menos veían hacia delante.
Gracias, amigo y que vaya bien con esos pulgares y emoticonos. ¡Duro con ellos!
Borgo.

Doctora dijo...

Tú dices bien la frase, el problema no es tuyo. La cagada fue del actor, por hacer ahí una pausa sin venir a cuento. Y del director y del guionista, pero tú estás bien ;P

Lo de los móviles explosivos me encanta, mientras no haya heridos es una noticia que me hace mucha gracia. La lástima es que no sean de fabricación española, eso redondearía el chiste.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Este drama es puro Dostoievski -salvando distancias- finales explosivos con muchas vísceras (en mi tierra a un actor apasionado le decimos que "Treu els budells" (saca las tripas) en el escenario. Creo que al final los surcoreanos encontrarán salida para sus móviles pirotécnicos gracias a esta obra.
El móvil me ha sacado de algún apuro (una vez que me quedé atrapado en un ascensor de una casa en obras) pero he sufrido el acoso de las compañías como el querido Monstruo de la Laguna.
-"Con todos menos conmigo, no tiene gracia" pobrecillo, luego nos partimos de risa cuando en el siguiente take (toma) Marion le dice: "Oye, si quieres te la chupo."
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hombre, gracias, Doctora! La verdad es que es difícil seguir a Gilles Lelouche, hace paussa en medio de su texto, luego arranca como una ametralladora... los franceses tienen un "tempo" más rápido que los americanos e ingleses.
Ya saldrán ya, los de fabricación española. Me imagino a Jesus Vázquez en el anuncio diciendo: "Ah, sí. Que tú no eres de Jazzt..." y en ese momento le explota el móvil en las narices.
Saludos!
Borgo.

Belknap dijo...

Mr. Miquel, con respecto al cuento: me encanto, un final maravilloso, soberbio cachetazo social el que usted da con este relato, y gracias a usted he aprendido como se le llama a estos fanaticos de los celulares, yo por cierto conozco a varios; sus dibujos me gustan mucho y opino igual que la doctora en que el problema no es suyo, usted hizo bien su trabajo. Saludos.

Ana Bohemia dijo...

¿Un arenque ahumado? Me hizo gracia esa parte jaja, tienes un humor genial.
Bueno, fue un fallito de nada, ese cambio de voz desconcentra bastante.
La portada me gusta, la posición de las figuras y los instrumentos.
Saludos!!!
:D

Marián dijo...

No es la primera vez que te oigo, y a mi me parece que lo haces bien. Además eres un hombre bien completo; tienes voz, escribes relatos graciosos y eres buen dibujante. Todo en uno ¿Qué más se puede pedir?

Y en cuanto a lo de los móviles...es que los seres humanos somos así ¡ala! todos a la última moda. Y han terminado explotando... quien sabe si desde las alturas se están planteando diezmarnos...

Un besazo, querido.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr.Belknap! Supongo que en Buenos Aires, como en Barcelona, también sufren la plaga de esos caminantes que pronto los veremos en "Walking Dead" con un celular en una mano y un cerebro a medio comer en la otra.
Muchas gracias, aunque también es verdad que ese día yo andaba algo distraido.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! Tengo muy cerca de casa una tienda de especialidades rusas, hay un montón de arenques ahumados en salazón con pinta de mutantes, prefiero los pepinillos con especias que te regalan si compras una botella de vodka.
Pues el director de doblaje (no digo nombres que es un actor conocido) se puso echo una furia. Creo que no teníamos el día. Me alegra que te guste la portada. Paris años 50, garitos con humo y jazz... muy agradecido de dibujar.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Marián? Bueno, muchas gracias, creo que siempre es más divertido hacer un poco de todo. El doblaje me encanta, aunque a veces es pesado por las prisas y estar apretujado en una sala asfixiante en una escena con varias personas.
Esos móviles explosivos son de Corea del sur. Quizá Fu Manchú se ha desplazado hasta allí desde la cercana China para iniciar una nueva amenaza mundial. ¡Móviles homicidas!
Besazos!
Borgo.

abril en paris dijo...

¡Bien visto lo del móvil para ese relato! jaja..¿veremos cómo saltan por los aires nuestras tablets? ¡qué horror! XP
Y suscribo lo de la voz seductora, sincronizaciones aparte jeje...sí la Marion puede causar ese efecto ;D

Bonita portada, Miquel. Modernidad para un clásico.

Saludos

Frodo dijo...

En todo encuentro algo bueno Borgo!
La historia tiene nombres muy buenos y muchísimo humor y sorpresa sobre el final. Me encantó! Yo no iría a una tienda Karamazov Hnos, es una familia con varios problemitas.
Con Cotillard en la pantalla cualquier doblaje mal realizado está más que justificado.... y creo que nadie se dará cuenta jajaja

No lo vas a creer, pero desde hace un mes y algo me volví a reencontrar con cortázar, y con el que fui hace 15 años (uando me leí todo Cortázar y de golpe).
Y menos me vas a creer si te digo que estoy haciendo un cuadro sobre don Julio, y basado en "El Perseguidor"... aún no lo terminé y creo 8todo depende si le gusta cuando lo termine) que ya conseguí quien lo adopte. Y es conocido nuestro.

Abrazo!

Éowyn dijo...

Buenos días, Miquel!
Como siempre, me encantan tus post. Me haces pasar un buen rato y aprendo un poquito más. La historia me ha gustado al igual que las ilustraciones. A penas he notado el fallo del doblaje. Seguro que lo vas hacer muy bien poniendo la voz a la serie.

Que tengas un buen día!
Saludos,
Eowyn!

RECOMENZAR dijo...

eres toda una sorpresa para mi
como escribes y eres
me encantaría conocerte mas

miquel zueras dijo...

Hola, abril! Sí, sólo faltan las tablets, aunque aquí en casa tengo rebelión de objetos: problemas con el ordenador, la impresora y la batidora. Quizá sea la primera fase de la ofensiva anti-humanos.
He de probar a ver cómo me sale la voz cuando esté delante de Marion, creo que sonará como la de Jerry Lewis.
Muchas gracias y saludos, Abril!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Frodo? Sí, creo que no es conveniente ir a un local llevado por una família tan conflictiva con su parricidio y otras cosillas.
Seguro que en esta escena todos están más pendientes de Marion que de mi voz...
Tengo muchas ganas de ver ese cuadro, seguro que te quedará fantástico. "El perseguidor" es uno de los relatos más visuales de Cortázar. Ya ilustré la portada de "La casa tomada", posiblemente su relato más enigmático y que ha inspirado más interpretaciones.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Muy buenos días, Éowyn! Gracias, la verdad es que la sesión de doblaje fue bastante mejor y eso que los dibujos animados son difíciles, aquí no te sirve de guía los lábios o los ojos de los personajes. Nunca tienen tanta expresión como los actores reales.
Muy buen día y espero que sea más soleado que el que tengo aquí. Dos semanas con este cielo plomizo...
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, RECOMENZAR! Pues gracias y conocerme con el blog es fácil, siempre pongo un poco de mí mismo.
Besos!
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Las calles están invadidas por zombis móviles,son una especie que proliferan y la cosa es seria.
Tienes una voz muy bonita ,en este caso con esa protagonista no me extraña que la voz fuera a otro ritmo.
Te felicito por ese dibujo para la portada del libro de Cortaza está genial!!!
Por lo que cuentas en el blog eres un hombre muy polifacético.
Besos Miquel.
Puri

María Perlada dijo...

Al leer tu relato se me vino a la mente lo que el otro día leí sobre esos móviles que los habían retirado en no sé cuaántos países por detectar que las baterías explotaban mientras se cargaban.

Esto de los móviles es una auténtica droga, ya no sabemos vivir sin ellos, no me extraña nada, si es que sirven para todo, pero lo peor es que se interrumpen conversaciones con cercanos a cuenta del móvil.

Muy completas son siempre tus entradas, me encantan.

Ya nos dirás qué tal resultó la prueba del doblaje.

Hoy extrañé algo, tus recetas.

Un beso y feliz puente.

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! Es un auténtico incordio ir en el metro en hora punta y andar sorteando gente -caminantes, mejor dicho- con la vista clavada en sus móviles. Habrían de sacar un juego de ir esquivando Smombies.
Gracias por lo de mi voz (hoy la tengo cascada por un resfriado) y el dibujo. Me hizo mucha ilusión que me encargaran una portada para este libro. Bueno... me gusta hacer un poquito de esto y de aquello sin ser experto en nada.
Besos, Puri!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, María? Al principio yo pensaba que era otra leyenda urbana pero no, el Galaxy-7 se incendia y puede llegar a explotar y se han dado casos en España incluso con algún otro modelo Samsung, el mío... de momento no explota, cruzo los dedos.
Eso de pasar de la persona que tienes al lado y prestar más atención al móvil ya tiene su término: "Phubbing".
Me alegra mucho que te gusten mis entradas y, de momento, las sesiones de doblaje van bien.
Mis dos próximas entradas llevarán receta, aunque para la siguiente tengo pensado un plato muy sencillo.
Besos y que tengas muy feliz puente!
Borgo.

Rafarrojas Rojas dijo...

"Eso ya lo comenté mañana", es la única excusa q tengo para no haber visitado más este ejercicio de talento periódico.
A mí me desconcentraría Yvonne Strahovsky, pero supongo que cada uno tiene derecho a enmudecer con la bella de su elección. Y no deja de ser curioso que si ves una peli doblada y enmudeces, lo haces en parte por esa voz que no es de ella, diciendo palabras que escribió un guionista, afectado por la luz del iluminador y la fotografía del director de fotografía, luego al final resulta q andas enamoriscado de un constructo que sólo tiene de Marion un cierto parecido ideal.
Todos los móviles fríen a su dueño de una forma u otra (132 mensajes sin leer en el grupo de Whasapp, miles de espermatozoides sufriendo Chernovil secreto desde el bolsillo del pantalón, centenares de miles de miradas robadas a tus semejantes para entregárselas a una pantalla cualquiera). Sólo Samsung lo ha dejado tan literalmente patente, pobriños.
Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Rafarrojas! Me alegra verte de nuevo por aquí.
¡Ah, sí! Strahovsky... la recuerdo de las dos últimas temporadas de la serie "Dexter". Muy guapa esa australiana y apareció oportunamente cuando la serie empezaba a declinar. Ni el doblaje ni los subtítulos respetan del todo el texto original que en el caso de la V.O. han de procurar que quepan en la pantalla.
Es cierto, si los bichitos del escroto ya sufren lo suyo con los móviles normales ¿cómo será con esos Samsung que se incendian y explotan? Creo que es un mensaje más o menos oculto que nos envía el karma o lo que sea.
Abrazos!
Borgo.

UTLA dijo...

Estimado Mr. Borgo,

¡Eres un grande! Pero como se le ocurre al ruso ese comprarse un cacharro de esos, un "sansun galaxy chiete", si el modelo ruso "nostropeanadaynocalienta laika-9" va mejor. ^^ jajaja Pobre Galina, los niños son crueles.

Eso sí, el profesor no tiene perdón de Dios. ^^

Toma ya, peazo de doblaje, Maestro, es normal, si a la Cotillard le cambia la voz a así de repente a uno le entra el tembleque.

Eres un grande Miquel,

Un abrazo Miquel.

miquel zueras dijo...

Hola, amigo UTLA! ¿Qué tal?
Ese ruso tendría que haberse comprado el modelo Kalinka kalinka maya, que además tiene un politono muy bonito de los remeros del Volga.
Ninguno teníamos el día en aquella nefasta sesión de doblaje. Fue como rodar una escena con el temible Klaus Kinski y eso del cambio de actriz descoloca bastante al poner la voz.
Un abrazo y me alegro mucho de verte por Borgo que es tu casa.
Borgo.

Nury ruri dijo...

Bonita peli la de pequeñas mentiras sin importancia. Bueno, una desincronización sin importancia hombre. Me encanta esa portada.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! Bueno, espero que no se notara mucho, un mal día lo tiene cualquiera. Me alegra que te guste la portada, siempre es más fácil cuando te toca un libro que te gusta.
Saludos!
Borgo.