martes, 23 de agosto de 2016

¿SABEN QUÉ SIGNIFICA ROMPER LA CUARTA PARED?

La cuarta pared es un muro imaginario entre el escenario y el público, ya sea en un teatro, una película o la televisión. A veces los actores rompen esa cuarta pared para interactuar con el espectador.
Posiblemente en el film El gran robo del tren (1903) fue la primera vez en que se rompió la cuarta pared en el cine cuando en la escena final un pistolero dispara al público rompiendo la barrera existente entre él y el espectador.
También en los cómics, a veces,  los personajes rompen esa cuarta pared con los lectores anunciando que la historieta ha llegado a su final:
Hasta Hitchcok utilizó ese recurso en Psicosis (1960) cuando Norman Bates mira fíjamente al espectador.
 Y más recientemente Ryan Reynolds busca la complicidad del espectador en Deadpool (2016)


Kevin McCarthy grita enloquecido a la pantalla:"¡Están aquí!" "¡Vienen a por ustedes!!!" en La invasión de los ultracuerpos (1956)
Y Woody Allen rompe esa imaginaria pared en Annie Hall (1977) al hacer entrar en escena a Marshall McLuhan mientras interactúa con el espectador:

¿Qué tal una receta? Ya tocaba poner alguna.
ESPAGUETIS PICANTES CON LANGOSTINOS, TOMATES CHERRY Y WHISKY.


Saltear los langostinos con cáscara en una sartén con aceite no más de1 minuto y reservarlos. Cuando se hayan enfriado, pelarlos y volver a poner en la sartén a fuego bajo con una guindilla y los tomates cherry. Cuando tomen color añadir un chorro de whisky, dejar reducir un poco y verter un brick pequeño de crema de leche.
Cocer los espaguetis en agua salada, escurrir y mezclar con los demás ingredientes. Esta receta no suele llevar queso rallado.
¡SALUDOS, VERANEANTES!

Y también a los que ya han finalizado sus vacaciones -como yo-, hasta Vampira ya está despertando de su refugio estival.

36 comentarios:

Marián dijo...

En la serie House of Cards se ve claramente como Kevin Spacey atraviesa la cuarta pared. Muy interesante es en el cine ver tan claramente traspasar esa cuarta pared.
Yo he asistido a algunos cursos de teatro y sí, me pareció de lo más emocionante eso de dirigirse a los espectadores tan sutilmente, o no tanto...

Ah! y en cuanto a la receta de hoy, la voy a hacer. Tiene una pinta sensacional.

Besos, Miquel.

miquel zueras dijo...

Hola, Marián! Sí, en esa serie y también en "Malcom in the Middle" y "Sexo en Nueva York", hasta Bob Esponja dice de vez en cuando: "¡Por los niños que nos están viendo!".
He leído que en las representaciones teatrales de "Peter Pan" en el siglo XIX ya se traspasaba la pared pidiendo al público que aplaudiera a Campanilla cuando se libraba del Capitán Garfio.
Te aconsejo la receta, viene muy bien con un vino blanco bien frío.
Besos!
Borgo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Ha sido algo de lo que se planteó en el taller de historieta. Y hubo menciones a la película de Deadpool, personaje que en las historietas lo hace con frecuencia, hasta quejandose de los errores de continuidad, los otros personajes le leen los cartuchos de acotaciones.
Waynes'World, El mundo según Wayne, es una película en que los protagonistas le hablan al publico. Y se lo impiden hacer a un personaje secundario.

Posiblemente ya se ha usado en el teatro de la antigua Grecia. Aristofanes incluyó en sus comedias, burlonas alusiones al público. En Las ranas, Dioniso le pide ayuda a Heracles, para viajar al Hades, para buscar a Euripides, uno trágico del que Aristofanes se burlaba. Heracles le dice que tiene que llegar por un lugar de Hades, donde están todos los tramposos. Viajando junto con un esclavo, se pregunta si están todos esos seres nefastos. La respuesta es señalar al público y decir están por ahí.
Pluto o el dinero incluye a un personaje diciendo que no quiere una mujer estrujada por todos esos, señalando al público.

Interesante entrada.

Melmoth el errabundo dijo...

En Ensayo de orquesta, de Federico Fellini, al final de la película una bola gigante de hierro rompe la cuarta pared y deja ver lo que hay en el exterior: una empresa inmensa de demolición y miedo. La orquesta (como la del Titanic) sigue tocando cubierta de cascotes y polvo. Ay, y ese primer plano de Kevin McCarthy alertándonos que vendrán a por nosotros, y nosotros sin haberle hecho caso. Ahora, casi todo el mundo funciona sin sentimientos y parece ser que les va la mar de bien. Esta película es todo un clásico y Don Siegel se enfureció cuando al final, sin su consentimiento, los productores introdujeron ese prólogo que no le hace nada bien a la película porque ya sabemos de antemano que a Kevin no le pasará nada. Ay, y la escena del viejo Woody con Marshall McLuhan. ¿Quién no ha soñado alguna vez con semejante situación? Te sale el pedante de turno y empieza a desmontar lo que no sabe y tú te sientes un tanto frustrado porque sabes que el tipo no escuchará, no querrá aprender y seguirá desmontando, despotricando. A mí me ha pasado, por ejemplo, con Billy Wilder, Luis Buñuel, Federico Fellini, David Lynch, John Ford y Frank Capra, entre otros; y no sabes, amigo mío, lo que he llegado a desear que aparecieran estos genios en el momento más oportuno para echarme una mano. Se podría escribir un relato entero sobre este tema, ¿no crees?

El plato con ese langostino tan simpático me parece genial. Me ha hecho recordar aquel viejo anuncio de Rodolfo Langostino donde decía un tanto lujurioso: "Llevadme a casa".

Abrazos, amigo Miquel.

Clementine dijo...

Qué cosas, Miquel, acabo casi de enterarme de lo que significa "romper la cuarta pared" a través de Michael Caine y su autobiografía "Mi vida y yo", que en un capítulo explica él lo que significa esa expresión. Él se refiere al teatro pero ya ves tú "Alfie"... Recomiendo ya de paso este libro de Caine, está bien escrito y tiene el toque de humor del actor, tal cual.
Muchos besos, Borgo, y feliz retorno de vacaciones.

Edu Wallace dijo...

Qué grande Borgo, ni idea de lo de la peli del 1903. Me imagino al personal apartándose del disparo. La primera escena que recuerdo sobre este tema (y que me impactó) XD es una del Príncipe de Zamunda cuando Eddie Murphy le pide a su mujer que salte y ladre a la vez. Al ver que la mujer le hace caso, Murphy mira a cámara. Me estuve partiendo dos días.

Son esas pequeñas cosas de la vida que se te graban en el cerebro (o celebro). Un abrazo!

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Hola Miquel,muy interesante lo que nos cuentas,yo no sabía que ese tipo de situaciones en el cine tuviera un nombre para referirse a ellas.Lo de Norman Bates en Psicosis es sobrecogedor, como para mantener la mirada con ese señor sin acojonarse.Y el disparo seguro que a más de uno hizo esconder la cabeza jejej.
Tiene su gracia lo de Zipi y Zape, jejej ya no quedan mas viñetas.....
Tomo nota de tu receta, tiene buena pinta , la probaré.
Besos
Puri

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Deadpool ("Masacre" en España) es muy aficionado a lanzar mensajes al público. Recuerdo bien la película Wayne´s World (En España le pusieron el absurdo título de "¡Qué desparrame!") con un montón de comeos y donde se hizo aquí conocido Mike Myers.
Así que en el antiguo teatro griego ya se desafiaba la cuarta pared, ese muro virtual. En mi tierra se representan unas piezas del siglo XIV: "Ball de dames i vells" (Baile de damas y viejos) en donde involucran al público con bromas.
Gracias y saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Melmoth! Me encantó esa escena de Fellini, aumentaba la sensación de irrealidad que acompaña toda esa espléndida película; y con la música de Nino Rota...
Ese añadido para convertir el final de la película de Siegel en un Happy End queda como un pegote de los gordos, aunque también Spielberg nos regala con algún que otro epílogo innecesario. Escenas como las de Allen y McLuhan nos vendría muy bien en ciertos momentos como cuando durante una cena en mi casa un amigo se empeñó en decir que la voz original de Darth Vader era de Morgan Freeman y yo que no, que era James Earl Jones. Entonces Earl Jones tendría que haber aparecido por el pasillo clamando: "Luke, I´m your Father" con su voz inconfundible.
Es verdad, tuve muy presente a Rodolfo el Langostino cuando hice el dibujo, me encantaba el personaje animado, ya no se hacen como estos...
Abrazos, amigo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Que tal, Clementine? Es un libro muy bueno e interesante, yo tengo la edición de Ediciones B.
Cuenta cosas muy curiosas sobre sus rodajes con Lawrence Olivier y Brian de Palma y momentos divertidos como cuando se encuentra con John Wayne en unos lavabos públicos. Puestos a poner un "pero" creo que no hacía falta que nos recordara cada 20 páginas que es un cockney puro del East End londinense.
Muchos besos, Clementine y espero que hayas pasado unas vacaciones magníficas.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Edu! Me alegra verte de nuevo. Seguro que esa escena debió provocar estampidas de público en más de una sala como aquel famoso primer plano de un tren que avanza de los Hnos. Lumière. Recuerdo esa escena de "El principe de Zamundia", y cuando Oliver Hardy miraba al público en busca de aceptación cuando Stan hacía alguna de sus gansadas.
Abrazos!
Borgo.

David dijo...

Sí, y el Ricardo III interpretado por McKellen y la Hulka de Byrne, peeeeeeeeeero... aquí has puesto un par de ejemplos que yo no consideraría cuarta pared.
El Norman Bates de Psicosis no se dirige al público "saliendo" de la peli. Nosotros entramos en su psique y él habla supuestamente a quién le pueda escuchar. Pero no se rompe la cuarta pared.
Lo mismo con lo de Kevin McCarthy. El "Vienen a por ustedes" lo puedes interiorizar como espectador, pero no creo que se dirija a los espectadores, sino que es una especie de grito desgarrador dirigido hacia todos, pero ese TODOS referido a la gente de la peli.
No es como una peli de por aquí (no recuerdo título) que le gustaba a Buñuel porque acababa diciendo "el culpable es usted, espectador, porque había visto al asesino y no dijo nada".
Ahí sí se rompe la cuarta pared...Los personajes se dirigien conscientemente a nosotros o saben que están dentro de una peli-obra-loquesea...

Un saludito.

Clementine dijo...

Sí, esa misma edición tengo yo, qué bien que te lo hayas leído. De acuerdo contigo en el "pero", aunque el resto me está pareciendo una de las mejores autobiografías que he leído sobre actores, y me he leído ya unas pocas. Cuenta cosas muy interesantes (y divertidas) de rodajes y de la vida en general. Y lo cuenta de forma muy amena.
¡Besos, Borgo!

ricard dijo...

O el final de "Uno de los nuestros".

Saludos.

Alimaña dijo...

Me gusta cuando lo hacen de forma sutil, cuando lo hacen con complicidad hacia el espectador y de manera elegante.

Todo lo contrario a como lo hacen en casos como en la película Range 15, cuyo trailer da buena fé del dato. Ahí advierten que en las pelis de zombies no es acertado situarse delante del cristal de un escaparate. Bueno, esto si es gracioso.

Saludos Miquel, probaré esa receta.

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! Esa mirada es la de las que no se olvidan y nos convence del estado de locura que se ha apoderado de Bates.
Hay muchos casos de esa cuarta pared en los tebeos Bruguera. Recuerdo los especiales de Navidad con Mortadelo diciendo: "¡Brindo por vosotros, lectores!"
Ya verás que es una receta sencilla y muy buena, quedó bien en la última cena con amigos en mi casa. Un vinillo blanco fresquito es lo ideal para acompañarla.
Besos, Puri!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, David? O como "Orlando" aquella curiosa película con Tilda Swinton, cuando la voz en off nos la presenta ella mira a la cámara y dice: "Es decir, yo..."
Sí, quizá el de "Psicosis" no es un buen ejemplo aunque creo que McCarthy sí se dirige al espectador en un intento de aumentar la tensión de la escena. Curiosa esa película que le gustaba a Buñuel y el caso es que me suena... ¿Podría ser "Usted puede ser un asesino" de José María Forqué?
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Desde luego es un libro muy entretenido, a mí me gusta sobre todo cuando cuenta anécdotas de "Zulú", su primer papel destacado, y también es divertido lo que dice del rodaje de "Diario de un gangster" (Pulp) en la que trabajó en Italia con Mickey Rooney, más divertido que la película en si.
Besos, Clementine!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard! Cierto, al final de "Godfellas" Henry Hill se levanta y, mirando directamente a cámara y caminando hacia ella, nos cuenta el desenlace de la historia. Parece que es un "Sello Scorsese" pues en "Casino" algunos personajes miran a la cámara y en "Lobos de Wall Street" Di Caprio se pasa media película rompiendo la cuarta pared.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Alimaña? Como le decía a Ricard Di Caprio se dirigía muchas veces a la cámara contándonos directamente la historia en "Lobos de Wall Street", quizás la película que veces rompen la cuarta pared.
"Range 15", me la apunto. Curiosa escena, y que te aprovechen los langostinos picantes, se han convertido ya en una de mis recetas preferidas.
Saludos!
Borgo.

karin rosenkranz dijo...

una gran entrada, también están utilizando este recurso en algunas series de tv.
Y esa receta me la guardo.
Te quería comentar que por fín después de tantos años, me he subido al tren de Soller, he seguido tu recomendación. Y recordé que me lo habías recomendado. Y ese paseo lo he reflejado en un haiku que tengo en la última publicación.
saludos

Ana Bohemia dijo...

Me encanta ese recurso de romper la cuarta pared, automáticamente se crea la complicidad con el espectador, me hace gracia que de pronto el personaje conceda su atención al que lo está viendo, uno de los ejemplos que se me vienen ahora a la cabeza es la pelí de Ferris Bueller day off, supongo que porque fue de las que vi bastante de niña, con uno de esos personajes gamberros y cara duras pero con encanto.
https://www.youtube.com/watch?v=0KFVLWX7eEY
La receta que has puesto me llama mucho...mmmnn
No sabía yo que la señora Vampira iba a la playa, le gusta que la entierren, auqnue sea en arena. ¿no?, jaja.
Saludos
:D

miquel zueras dijo...

Hola, Karin! Hoy he vuelto a hacer esta receta, tenía invitados y les ha gustado mucho.
Guardo muy buen recuerdo del tren de Soller que, como dice la canción "No embruta ni fa fum" (No ensucia ni suelta humo) Pasa por un paisaje muy bonito, la Serra de la Tramuntana, y es como viajar en el tiempo con su decoración de madera y hierro forjado.
Ahora me pasaré a ver tu haiku. Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! En las series se ve cada vez más, como en "Modern Family", aunque aquí más bien se trata de "Mockumentary" o falso documental.
No conocía esa película que buscaré en DVD. Qué joven aparece aquí Matthew Broderick... también creo que sale Charlie Sheen.
En verano Vampira cambia su ataúd por la arena blanca de Benidorm, un lugar que de noche se ve fantasmagórico por sus muchas luces y rótulos de neón.
Saludos!
Borgo.

abril en paris dijo...

Desde luego que es interesante lo que nos cuentas y sí, es un recurso que viene de lejos.
En las series, como apuntan por ahí, lo están usando. Claro ejemplo House of Cards en la versión (la original) inglesa de la BBC de 1990 con Ian Richardson, continuamente hace cómplice al espectador porque le habla diresctamente. En la de Kevin Spacey tambien pero es más evidente en la inglesa.

Mis felicitaciones, of course, Miquel.

Saludos

Frodo dijo...

Woody rompía cada tanto la cuarta pared.
Chespirito utilizaba ese recurso cuando nos quería dar alguna lección de vida, o para obligarnos a ver el siguiente capítulo.
Recuerdo que Joe Pesci en Buenos Muchachos hace algo similar que el del Asalto y robo del tren
En la serie Malcom era un recurso constante.

Los langostinos acá son caros y no tan fáciles de conseguir.

Qué tengas buen retorno de tus vacaciones
Abrazo Borgo!

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Me encanta "House of Cards" (sobre todo las dos primeras temporadas) y Frank Underwood (Kevin Spacey) rompe constantemente la cuarta pared dirigiéndose al público para hacerle saber sus intenciones o simplemente para compartir sus pensamientos con respecto a ciertos personajes. Aún no he visto la versión inglesa; supongo que está muy bien.
Saludos y buen finde!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Frodo? Hombre, el de "El chavo del ocho"...un ídolo en México y también un personaje polémico. Es famoso su giro hacia el público para decir: "¿Qué cosas, no?".
Precisamente he visto hoy romper esa pared en uno de los capítulos enésimamente repetidos de Los Simpson, en "¿Quién mató al Sr. Burns?" cuando encuentran al Sr. Burns herido y el doctor Hibbert dice "yo no podría resolver este caso ¿y usted?" aparentemente señalando al público, después se ve que en realidad le estaba apuntando con el dedo al jefe Wiggum.
Sí que son caros los langostinos en Argentina, recuerdo que en el mercado de Progreso apenas había puestos de pescado. Aquí no son baratos pero en verano, su mejor época, bajan un poco el precio.
Feliz regreso de vacaciones, amigo! Abrazos!
Borgo.

Mister Lombreeze dijo...

El cabronazo de Haneke le dio una vuelta de tuerca en Funny Games, rompió la "quinta" pared con la escena del rebobinado.. jajaja.
Welcome back.

Belknap dijo...

Mr. Borgo, despues de unas geniales vacaciones, que, por cierto, ya se acaban,aca estoy de nuevo por la blogosfera; sobre su entrada anterior, me encanto el cuento, pobre lobo, pero la verdad que se lo tiene merecido; en cuanto a esta entrada, muy buena la misma para la ayuda de la memoria. caballero, le dejo un gran saludo y nos estamos leyendo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mister Lombreeze! Aquí Haneke se nota que quería dar caña a los espectadores gore. Los asesinos de Funny Games miran fijamente al espectador como diciendo: ¿Queréis brutalidad, sangre, disparos y muertes? Pues lo vais a tener. Es lo que estabais pidiendo y aquí está. Nos hacen cómplices de su juego y traspasan ya la quinta pared con la alucinante secuencia del rebobinado descartando todo "Happy End".
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr. Belknap! Bienvenido y espero que disfrutara de sus vacaciones.
Así aprenderá el lobo a no ser el abusón del bosque. Eso de la cuarta pared siempre me ha hecho gracia. Es como el teatro interactivo que, al parecer, ya lo practicaba Shakespeare en sus representaciones.
Saludos!
Borgo.

Inma_Luna dijo...

Gracias por la información que por supuesto no conocía.
Besos

miquel zueras dijo...

Hola, Inma Luna!
Nada, un placer y me alegra mucho verte por aquí.
Besos y que disfrutes lo que queda de verano.
Borgo.

Nury ruri dijo...

Interesante. No sabía que ese recurso se llamaba así. Muy rica tu receta, pero la pondré en práctica sin picante.
Un saludo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Nury? A mí me atrajo siempre ese nombre tan curioso de derribar la cuarta pared. Es verdad, hay una pared invisible entre los actores y el público, en teatro, cine y televisión.
También queda buena esa receta sin el picante, mejor si los langostinos son frescos. Aprovecha ahora que están de temporada.
Saludos!
Borgo.