lunes, 14 de marzo de 2016

QUÉ TORTURA DE CANCIONES...

Resulta que el pegadizo tema Maná Maná de Barrio Sésamo –Maná, Maná, dubííí dubidiii- fue compuesto para una película erótica. Bueno, es un decir, porque formaba parte de la banda sonora de Suecia, infierno y paraíso (1968) un pseudo documental muy inocentón narrado por Edmund Purdom  -el protagonista de Sinuhé el egipcio-  acompañando a unas pizpiretas suecas en una sauna. Felicito al diseñador por el ingenioso uso de la “S”.

La música ha sido empleada para fines mucho más perversos, incluso para la tortura más refinada. En general, obligando a un prisionero a oír la misma canción una y otra vez como en esta escena de Uno, dos, tres (Billy Wilder, 1961)
El tema con el que atormentan al pobre Piffl (Horst Buchholz) es Itsy Bitsy Tennie Weenie Yellow Polka Dot Bikini, de Brian Hyland.
 Entre el repertorio de tortura sicológica de la cárcel de Guantánamo destaca I Love You por ser la canción más frecuentemente empleada. Los militares eligieron la versión interpretada por Barney, protagonista de la serie infantil Barney and Friends que se emite desde 1992, lo que pone de manifiesto el retorcido sentido del humor de esos guardianes. Barney es un tiranosaurio morado al que le gustan mucho los niños, pero no se los come pues solo se alimenta de sandwiches de mantequilla de cacahuete con jalea (puaajjj) y cada uno de los episodios suele terminar con la canción de marras. Después de oír este engendro ininterrumpidamente durante días seguro que hasta el más curtido de los talibanes acaba tarumba perdido. Por cierto que entre las canciones usadas en las sesiones de tortura hay temas tan dispares como Losing my Religion de los REM y Is Not Unusual de Tom Jones.
En La naranja mecánica (Stanley Kubrick, 1972) Alex (Malcom Mc Dowell) es atormentado con la novena sinfonía de Beethoven. Cuando me ofrecieron dibujar una portada de la novela de Burgess pensé en una botella de Lacta Plus y una referencia a… Mozart. Esto me pasa por confiar en mi maltrecha memoria. Licantropunk, del blog del mismo nombre, me lo hizo notar cuando la publiqué en Facebook. ¡Gracias, Licantropunk!
TORRIJAS
 Hace mucho que no publico recetas y esta es muy apropiada ahora que se acerca la Semana Santa, ¿qué tal quedarían las torrijas con la Lacta Plus del local (Korova Milk Bar) de La naranja mecánica. Así las probé en Sevilla acompañadas de un buen rebujito:
Cortar pan del día anterior en rebanadas de un dedo de grosor. Hervir 1l. de leche con una rama de canela y la piel de un limón. Dejar remojar las rebanadas en leche durante un par de horas. Retirarlas, pasarlas por huevo batido y freírlas en la sartén con aceite bien caliente. Dejarlas reposar y servirlas espolvoreadas con azúcar moreno y canela en polvo.

DURALEX: EL MISTERIOSO HOMBRE SIN ROSTRO
Y POR SI ALGUIEN SE ANIMA:

48 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Vi esa película. Y es algo inverso. El metodo Ludovico hace que el protagonista de La naranja mecánica no pueda escuchar la novena sinfonía de Bethoven.
Barney tuvo mucho que ver con un fallo judicial en EE.UU. Un grupo de rock ruidoso fue acusado por un vecino, por ruidos molestos. Una jueza los condenó a escuchar todo un disco de Barney.
Y puede aportar algo con los vendedores de MP3 que frecuentan un tren que pasa por Hurlingham.
Machacando con los temas del verano, como El Taxi. O Loquita de Marama. Creeme que puede ser una verdadera pesadilla.

Chechu Rebota dijo...

Traumatizado me dejas con lo del mana mana de Barrio Sésamo, media infancia y parte de la adolescencia me la pase tarareándola XD.
En algún sitio leí que Barney es el personaje infantil más odiado, de hecho en Los Simpson lo parodian con un personaje que no va disfrazado de dinosaurio, pero que tiene una canción infantil sospechosamente parecida a la de Barney y, además, existe una comedia negra que trataba sobre el secuestro de un personaje infantil televisivo sospechosamente parecido a este dinosaurio.
A partir de ahora, cuando haga torrijas, añadiré la piel de limón, que eso no lo hacía.
Menos más que tenemos a Duralex para resolver los casos más complicados.
¡Suerte en la presentación del libro! Espero que nos cuentes que tal ha ido.

David dijo...

Jo! Recuerdo que la primera vez que vi la escena de la tortura en "Un, dos, tres" me acordé al momento de esas torturas que empleaban en Mortadelo y Filemón donde ponían discos rayados o canciones una y otra vez y el torturado gritaba ¡No, otra vez no!
Lo triste es ver que en el mundo real también usan música para torturar. Está claro que temas estupendos pueden acabar siendo odiados si te machacan con ellos todo el día.
Un saludo.

Éowyn dijo...

¡Hola Miquel!
A mí también me has dejado traumatizada con Maná Maná de Barrio Sesamo :O No conocía Barney and Friends. Desde luego la cancioncita se las trae, jajaja. La narana mecánica, ufff, tremendo tema.

Que tengas un buen día.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Curioso lo del Metodo Ludovico, y eso que lo inventó Pavlov, el científico que aparece en los libros de texto con un perrito babeando.
Qué terrible castigo. Barney es uno de esos personajes infantiles que me da mal rollo, como los Teletubbies. Me los imagino sacando pistolas láser al grito: "Rendíos, terrícolas!!! Toda resistencia es inútil."
La canción del verano es un invento funesto. Aún recuerdo con sudor frío el verano de King África y su "Bomba", una de neutrones le habría lanzado yo.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Creo que intentaré quedarme con el recuerdo de Barrio Sésamo, interpretado por el grupo Mahna Mahna y los Snowths. Posiblemente la más pegadiza canción de la historia.
Yo estoy convencido de que Barney debe tener un lado oscuro y es que esa dieta de mantequilla de cacahuete y jalea no puede ser buena. Cualquier día provoca una carnicería con los niños del plató.
No puede haber Semana Santa completa sin torrijas. Yo las dejo a veces toda una noche en leche, canela y limón.
Gracias! Ya contaré como ha ido. De momento... sniff, no viene casi nadie. A nadie le viene bien el 17, un día maldito.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, David? Ese método de tortura era muy empleado por los tebeos Bruguera. Recuerdo una historieta de Anacleto conseguía doblegar a un sospechoso encerrándolo en una habitación y con el disco "¿Dónde estará mi carro?" sonando sin parar. En la película "Lili Marlen" la Gestapo obligaba a un prisionero a oir esa canción en su celda una y otra vez. A mí me hacen eso con "El baile del gorila" de Melody y acaban conmigo.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Éowyn! Me temo que con este dato he roto algunos esquemas infantiles. Lo que me reía con el personaje de Bipadotta y las dos muppets cantando el Maná Maná.
Pues la melodia de "Yellow Polka dot Bikini" de "Un, dos, tres" también se las trae... He de revisar la película de Kubrick, apenas la recuerdo.
Saludos y que pases un buen día!
Borgo.

Sícoris dijo...

Ostras, la música como arma de tortura da para mucho!! Por cierto, no he visto el documental, pero hace unos años encontré en el mercat de Sant Antoni el libro "Suecia, infierno y paraíso", un "incunable".
Saludos, Miquel.

Melmoth el Errabundo dijo...

La música puede ser muy perversa, amigo mío, incluso las mejores canciones, los mejores temas de la historia. Cuando se te meten en la cabeza ya no hay manera de que salgan. A veces, por un capricho inexplicable, un tema concreto te machaca la cabeza todo el día y se convierte en la banda sonora de tu rutina, de tu cotidianidad, y pocas veces va a corde con lo que te está pasando. No sé, puedes tener un tema romántico que te machaca dentro de un centro comercial. O puedes estar cenando con la chica de tu vida en un lugar romántico y te machaca el maná maná de los cojones.

El jueves, con toda seguridad, nos veremos.

Abrazos

Clementine dijo...

Jajaja, qué cosas te sabes, Miquel, ¿así que el mítico Maná-Maná no es original de "Ábrete, Sésamo"? Vaya, vaya... ¡Pero sigue siendo genial en esa versión de marionetas-Jim Henson! Y, ¿no utilizó su musiquilla también Benny Hill en algunos sketches de su show televisivo?

Soy muy fan del Inspector Duralex, es un crack el tío.

¡¡Muchísimo éxito en tu presentación librera del jueves!! Yo ya lo he anunciado dos veces en mi Twitter :)
Muchos besos. Borgo.

Charly Hell dijo...

Si, leí que en Guatánamo ponían Rem, Tom Jones y hasta Metallica!! Si es de éstos últimos, yo hasta hubiera pedido un bis. Seguro que alguna canción por la que me da de cuando en cuando, la he escuchado más que los prisioneros. Y de forma voluntaria!!! XD Eso si, debo reconocer que luego las acabo aborreciendo y durante una temporada no puedo volver a oirlas.

Eso si, me ponen la del dinosaurio rosa o los teletubbies y a los 5 minutos estoy cantando como un canario. Ni astillas en las uñas ni la gota en la cabeza. Eso si es crueldad.

Saludos.

Belknap dijo...

¡Hola, Mr. Borgo!, otra genial entrada. Jejejeje, ya conocia lo de Mana, mana, pero viene bien refrescar la memoria, en cuanto a lo del dinosaurio de marras, la verdad es que nunca vi el programas, de hecho ver ese traje de dinosaurio me producia cierto repeluz, y lo de: ¨ A Orange Clockwork ¨era una de las mejores partes de esta gran pelicula, ¡que sufrimiento verlo a McDowell verlo asi!; muy bueno el nuevo caso de Duralex y me apunte la nueva receta, por cierto, de verdad lamento no poder estar en la presentacion de su libro, le deseo que tenga una super velada,¡que venda mucho, mucho, mucho! Bueno, le dejo un gran saludo y nos estamos leyendo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sícoris! También lo tenían mis padres, fue un libro de un periodista italiano -Enrico Altavilla- que arrasó en las librerías de los años sesenta. Astutamente describía las tendencias sexuales suecas más desaforadas para concluir con un "No lo hagáis".
He leído un dato curioso: en Waterloo practicaron la tortura musical, los jaegers prusianos iban al campo de batalla con cuernos de caza que hacían sonar toda la noche para incordiar a los húsares franceses.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Melmoth? Recuerdo que en un momento muy inoportuno de mi vida yo tenía metida en la cabeza aquella tonta canción de: "Yo tenía un novio que tocaba en un conjunto beat..." que no pegaba nada con aquellos momentos tristes. Es algo que escapa a nuestro control. Odié a muerte la canción "Mambo Number 5" de Lou Vega al oirlo por todas partes aquel verano, y el "Bomba" de King Africa aunque ese ya lo odié desde el principio. Lo que me gusta de los centros comerciales es que suelen poner música relajante, dicen que eso te anima a pasear y comprar.
¡Estupendo! Me das una muy buena noticia, tengo muchas ganas de verte el jueves.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Pues ya ves el partido que le sacaron a la cancioncilla de los Muppets. Se hizo una versión francesa: "Mais non, Mais non" y sí, el cachondo de Benny Hill lo usaba de manera recurrente en sus sketchs.
Te lo agradezco mucho, Clementine! Cuánta más gente sepa lo de la presentación mejor. Yo no estoy en Twitter, ¿me lo recomiendas?
Gracias y muchos besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Charly! Pues vaya repertorio tienen en Guantánamo. He leído que también se practica esa tortura en la cárcel de Abu Grahib, el famoso centro de prisioneros iraquíes. Me gusta Metallica, pero estar oyendo sus temas durante horas en una celda a oscuras...
Los Teletubbies dan mucho yuyu. En ese mundo dónde corretean conejos, un sol con cara y un altavoz que les da consignas... ¡Es Orwell puro!!!
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr.Belknap! Mi peor pesadilla sería despertarme y ver a ese dinasaurio observándome a los pies de la cama cantando "I Love You".
Ahora recuerdo que esa Técnica Ludovico de "La naranja Mecánica" la practicaba el señor Burns con el perro de los Simpson -Ayudante de Santa Claus- con fines contrarios: convertirlo en agresivo.
Muchas gracias por sus buenos deseos, Mr.Belknap. A ver si llego entero a ese día porque estoy de un nervioso...
Saludos!
Borgo.

loquemeahorro dijo...

Sí, es una tortura y de las peores: a mí una tipa me tuvo escuchando "I wanna dance with somebody" gritada por Whitnney Huston en un viaje en bus, vuelta y vuelta, durante horas y te aseguro que una parte de mí murió en aquel viaje.

Claro que de ella también, en concreto gran parte de su audición, porque lo peor de todo es que llevaba los cascos, pero a tal volumen que lo oíamos desde un par de filas.

Ahora estará sorda: justicia poética.

A mí si me pusieran la de "Ipsi..." me matarían, porque se me ha hecho cuesta arriba una única audición (ya la conocía, pero había querido olvidarla), también con "Loosing my religion" que en tiempos sonó a nivel tortura en todas las radios y me parece cansina como pocas.

Sin embargo, creo que resistiría con una sonrisa en la boca muchas (pero que muchas) escuchas de "Manah-manah" mientras recordaba las imágenes (las de los muppets), de hecho en mi cabeza suena mucho.

El descubrimiento del origen en la película sueca me ha dejado ojiplática, ha removido los cimientos de mi existencia entera: jamás hubiera creído que la habían copiado de ninguna parte.

Es más no creía que la hubiera compuesto nadie, no sé, pensé que ese momento de genialidad que aún me hace reír provenía de una fuerza suprema, quizá un regalo de los dioses. En fin, el maná... maná, tuuuturitur, maná-maná tuturitú

loquemeahorro dijo...

Vaya, parece que decían "patipitipi"
https://www.youtube.com/watch?v=v2P68iML-VM

Otro desasosegante descubrimiento.

Clementine dijo...

Claro que te recomiendo Twitter... ¡aunque sea sólo para hablar conmigo! :P Y ahora con lo de tu libro mucho más... ¡para que te conozca todo el mundo, hombre!

Doctora dijo...

Hace tiempo escuché que no sé qué ejército utilizaba el Wannabe de las Spice Girls para este fin.

Ana Bohemia dijo...

La peor sin duda es la de Barney, sólo la he soportado 30 segundos y me ha entrado un tic en el ojo muy molesto...XD.
Me dio un poco de pena el prota de La naranja mecánica, aunque tenía esa tendencia a la maldad no se merecía esa tortura anuladora.
Tengo que reconocer que no he hecho nunca torrijas, de hecho sólo las he probado un par de veces y no estaban muy allá, estaban algo grasientas, puag.
Genial viñeta.
Saludos
;)

Edu Wallace dijo...

Madre mía con la del Barney, me han dado ganas de matar cabras por decir algo. Hay una canción por ahí que escucharla es motivo de genocidio. Como te tengo aprecio, escucha a partir del minuto 1 para sentir ese inquietante estribillo acompañado de ese sublime baile XD

https://www.youtube.com/watch?v=w8yReCD2pTA

Un abrazo Borgo!

karin rosenkranz dijo...

Me encantaría ir a la publicación de tu libro.... pasa por Palma, please..
gracias por contarme el origen de la canción. pero a mi me divierte y no me parece tortura escucharla...
saludos

León dijo...

Te has fusilado un bonito y tierno recuerdo infantil de un n plumazo. ..
Por lo demás, buenísima la entrada
Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, loquemeahorro! Puedes estar segura de que su hipoacústica habrá sido un justo castigo a su maquiavélica tortura musical con exceso de decibelios.
Esa canción que aquí se conoció como "La polka del bikini amarillo", cantada por Pili y Mili, era droga dura, y también algunas de REM, que tan machaconamente se oían en las emisoras de los primeros noventa...
La verdad es que el entrañable "Maná, Maná" no formó parte de una peli porno, "Suecia infierno y paraíso" podría emitirse ahora por tv en horario infantil. El autor de la canción es el italiano Piero Umilliani.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Ahora lo compruebo, loquemeahorro! Y gracias por el dato. ¡Promete esa versión de 1969!
Saludos.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Me has convencido. Aunque sea para hablar contigo vale la pena ponerme con las nuevas tecnologías, que me estoy quedando antiguo.
Besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora! Ostras, las Spice las 24 horas, en una celda de esas a oscuras o con una de esas potentes bombillas que no se pueden apagar... da miedo lo retorcida que puede ser la humanidad.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! No abuses de la canción de Barney, puede ocasionar efectos secundarios muy severos, hay que escucharlo con receta.
Esa terapia fue muy discutida por los especialistas de la época, parece que son muy difíciles de controlar los tratamientos de aversión bajo los efectos de las drogas.
Me alegra mucho que te guste el cómic de Duralex, y te aconsejo que pruebes las torrijas dejándolas sobre papel absorbente de cocina después de freírlas, así quedan más ligeras.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Edu! Ostras, menuda canción el "Triki, triki" de Demis Roussos que tantos recuerdos me traen de aquellas galas televisivas de sábado en blanco y negro. Si ahora me voy a dormir tendré pesadillas pero también me vienen ganas de hacerme una mousaka... ¿Qué hago?
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Karin! Pues quizás sí que me paso por Palma. Tengo muchas ganas de volver desde el verano pasado, lo conté en mi entrada miquel-zueras.blogspot.com/.../dibujos-veraniegos-y-una-chorradilla.ht...
Me encantaría presentar el libro en el tren de Soller. Tú podrías recitar unos haikus. Quedaría muy bien.
Maná, Maná, es y seguirá siendo entrañable. Eso no me lo quita nadie.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, León! En fin, a veces hay que revisar los contenidos infantiles pero me quedo con aquel simpático trío de muppets con Big Bippadotta y sus dos chicas teleñecas.
Saludos!
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

La canción se las trae, en su día creo que todos la tarareamos a todas horas, lo que desconocía era el resto del uso que se le dio en otras películas. Puede que como tortura sea eficaz,tanto esa como cualquier otra escuchada repetidas veces, en fin que todo en cantidad cansa.
Como dicen por ahí arriba, el triki, triki de Demis Rusos esa si que era una tortura.
Tomo nota de la receta de la torrijas, no se cuanto duraran en el plato cuando las ponga para comer, puede que sea visto y no visto.
Un gusto el pasar por aquí, siempre se aprovecha algo jjjj.
Besos Miquel.
Puri

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Dulcinea? Cuando trabajé de cajero en un supermercado en mi época de estudiante era una molestia oir los mismos temas en el hilo musical, pero lo que ya era de tortura para arriba eran los villancicos -que nunca me han gustado- cuando llegaron las Navidades. ¡Tendría que estar prohibido empezar a poner villancicos a finales de noviembre!
No soy muy goloso pero con las torrijas no tengo límite. Conviene dejarlas reposar pero a veces no espero tanto y la verdad es que calentitas también están muy buenas. Ahora quiero aprender a hacer pestiños como los hacía mi abuela andaluza.
Y para mí, un gusto que te pases por aquí, Puri!
Besos y buen finde.
Borgo.

Frodo dijo...

Excelente entrada, no se si alguien ya lo mencionó pero la canción de Reservoir Dogs (o Perros de la Calle para los latinoamericanos) es un buen ejemplo de canciones de tortura
https://www.youtube.com/watch?v=XIMg2Xw4_8s
Estoy e acuerdo en que fue muy bien utilizada la S del título
Lo de Duralex fue increíble
Y te vuelvo a felicitar por la tapa (o portada) de La Naranja, una síntesis perfecta

Abrazo!

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo! Qué buen tema el "Stuck in the Middle With You. Recuerdo que una vez fuímos a nuestro bar musical preferido, no recordábamos el nombre de la canción y le dijimos al "pincha" -Aquella de Reservoir Dogs que no es la del "Unga, Unga, Chaka, Chaka..." Tarantino dijo que al principio rodó la escena de la oreja amputada sin ocultar nada pero que luego se decidió por ese travelling circular que deja la secuencia en off.
Muchas gracias por el enlace y me alegra saber que te ha gustado la portada a pesar de mi pífia con el compositor. He de tomar más leche con Velloceta...
Saludos!
Borgo.

JLO dijo...

me imagino que vas a grabar esa presentación y después la colocarás en un youtube no? ojo si no lo hacés eh...

Mozart por Beethoven???!! imperdonable! solo por no ser fan de Kubrick ja....

sobre las canciones en esa cárcel (puede ser otra también) recuerdo que a los presos los castigaban con escuchar las 24 hs (para que hablen y digan todo) el Modern Love de Bowie!!! y si te acordás de la canción tiene un ritmo tan denso y rápido que siemrpe esta arriba y te puede cansar fácilmente ja....

en fin, comparé a Bowie con Barney je.... saludos y mucha suerte el 17!!!

abril en paris dijo...

¿La música arma de destrucción masiva? absolutamente.

No hay más que entrar en un centro comercial un sábado a la hora punta, compras todo a tu paso y huyes o puedes acabar confesando los crimenes del estrangulador de Boston.
Eso me lleva a preguntarme ¿qué tipo de música escucharan los asesinos en serie?:P

Lo del maná-maná me ha dejado K.O y tu inspector Duralex cada día más fino (jaja)

Lo curioso es esa capacidad de la música, o te levanta el ánimo o te destruye las neuronas.

Saludos, Miquel

miquel zueras dijo...

Hola, JLO! Bueno, no la grabamos pero pronto mostraré unas fotos. Una experiencia divertida, con nervios al principio y dedicatorias con dibujitos al final. Me ha dejado muy buen recuerdo ¡Lástima que no estuviste!
Ya ves, Mozart por Beethoven, podría haber sido peor y haber puesto a Palito Ortega, por ejemplo.
¿Modern Love? Yo recuerdo ese tema como una tortura por otro motivo. Bowie actuó en Barcelona por primera vez para promocionar su disco Let´s Dance. Era pleno verano, con un calor asfixiante, y había tanto público que mis pies no tocaban al suelo (estaba encajonado entre dos fans grandullones) y cuando cantó Modern Love faltó poco para desmayarme como otros muchos a los que sacaron del estadio en camilla.
Saludos y muchas gracias!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! El hilo musical de los centros comerciales puede ser un duro castigo para las neuronas, especialmente en Navidad. ¿Qué música escuchan los asesinos en serie? Interesante pregunta. Bret Easton Ellis escribió su "American Psycho" en los noventa y a Patrick Bateman, el psicópata protagonista, le gustan INXS, Talking Heads, U2 y Gun´s and Roses. Supongo que ahora preferiría otro repertorio.
Esta vez Duralex ha estado más sagaz que nunca al percatarse de que aquel hombre estaba de espaldas, no se le escapa una.
Saludos, Abril!
Borgo.

Mister Lombreeze dijo...

Mozart, Beethoven... qué más da?, suenan todos igual...
Me has dejado de piedra con lo de maná-maná. no tenia ni idea!.
Curiosísimo post, como siempre.

miquel zueras dijo...

Hola, Mister Lombreeze! Es que los dos son muy buenos y a mi edad uno se lía... a lo mejor les doy una idea a los de Hollywood y hacen un remake con música de Mozart y Ben Aflek en el papel de Alex.
Todos y todo tienen su lado oscuro, el Maná-Maná no podía ser una excepción.
Feliz Semana Santa! Yo la pasaré en tierras tarraconenses, ¿tú también?
Borgo.

Nury ruri dijo...

Pues sí hay música realmente torturante y que además se te mete en la cabeza durante días y que no hay manera (como los éxitos salseros de Marc Anthony por ejemplo, ja, ja) Con música clásica creo que no hay nada mejor para la tortura que Bruckner.
Las torrijas me resultan muy empalagosas, aunque no dudo de que tu receta sea fantástica.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! Dicen que lo mejor para quitarse un tema de la cabeza es... buscar otra canción que se te meta en las neuronas. ¿Bruckner? creo que no lo conozco, lo escucharé por casualidad. Pesadito se puso Anthony con "Vivir mi vida"... uf. Hay canciones que te gustan pero llegas a odiarlas de tantas veces que las ponen como aquel "Orinoco Falls" de Enya, hasta en el Caprabo lo ponían.
Por eso pongo limón a las torrijas, así no quedan dulzonas. ¡Pruébalo!
Saludos.
Borgo.

Licantropunk dijo...

¡Vaya! Pues de nada, encantado de haberte servido de algo. Eso sí, creo que quedaba mejor el dibujo con "Mozart": la "B" ya verás como hay alguno que piensa que se refiere a "biolencia", ja, ja.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk! Y yo te estoy agradecido de que me hayas señalado "el lapsus". Nadie de la editorial me lo había dicho, puede que ninguno de ellos haya visto la película. Has salvado al mundo editorial de publicar una portada con errata, esto me habría provocado el desprestigio, el ostracismo y el inevitable suicidio.
Saludos y gracias!
Borgo.